10 Errores que debes evitar con tu tarjeta de crédito

No tienes que ser un experto para saber que si pagas tarde tus deudas (o simplemente no las pagas) en algún momento se vera afectada tu historia crediticia y finanzas personales.

Sin embargo, existen otros errores o malas prácticas que puedes estar cometiendo y que no conoces, y que tan solo con unos pequeños ajustes puedes corregir. Si estás buscando la riqueza debes cambiar estos hábitos, y aquí te contamos cuales son:

1. No tener una tarjeta de crédito

La edad de tu historia crediticia es un factor determinante a la hora de tomar un crédito, así que, entre más tiempo lleves haciendo parte del sistema bancario te irás convirtiendo en un opción más confiable a la hora de brindarte un crédito para vivienda, automóvil, o de libre inversión.

Si aun no tienes una historia crediticia empieza lo antes posible, una buena forma de comenzar es obteniendo una tarjeta de crédito y aprendiendo a manejarla.

2. Tener varias tarjetas inactivas

Una billetera llena de tarjetas de crédito de nada sirve. Por si no lo sabias, el hecho de tener varias tarjetas al mismo tiempo puede afectar tu calidad crediticia, ya que debido al cupo que tienes puedes endeudarte de una manera mucho más fácil y en mayor cantidad. La recomendación es tener máximo dos.

3. Cancelar una tarjeta luego de haberla pagado

Si bien tener un crédito repartido entre varias tarjetas de crédito puede afectarte, tal y como acabamos de explicarte, cancelarlas luego de pagar su totalidad no es la opción más recomendada.

Esto se debe a que tu porcentaje de utilización, que consiste en cuánto has consumido de tu línea de crédito, se va a incrementar, afectando tu calidad crediticia (ya que seguirás consumiendo lo mismo, pero contando con un cupo menor).

Lo mejor que puedes hacer es pagar dicha deuda y controlar tu deseo de gasto, con esto, lograrás mejorar tu utilización.

Adicionalmente tu calidad crediticia se ve influenciada por el tiempo que lleves con la tarjeta, así que si cancelas una tarjeta con buena trayectoria, tu calidad se verá castigada fuertemente.

4. Pagar únicamente el “Pago Mínimo”

Pagar cumplidamente tu cuota mensual no afectará tu calidad crediticia, no te preocupes, sin embargo, esto no te permitirá reducir tus niveles de endeudamiento. Intenta pagar una pequeña cantidad adicional a tu pago mínimo, este esfuerzo hará que tu balance negativo se reduzca y pagues menos intereses en el futuro.

Libros recomendados:

Imagina lo siguiente: Pretendamos que tienes una tarjeta de crédito con una deuda de 1.500 dólares con una tasa de interés anual del 18%. Con un pago mínimo mensual de 37 dólares, te tomaría 159 meses en pagar toda la deuda, con un costo o intereses totales, de 1.760 dólares.

Si llegaras a pagar 10 dólares adicionales mensualmente (47 dólares), te tomaría solo 44 meses (¡Casi 10 años menos!) y con unos intereses de 557 dólares, es decir, 1.203 dólares ahorrados. Si tienes 10 dólares que te sobren mensualmente, deberías invertirlos en tu tarjeta de crédito.

5. Engañarte con las tasas de interés introductoras

Que no vas a pagar intereses, o que vas a pagar unos muy bajos, son simples incentivos para que apliques a una nueva tarjeta; normalmente estas promociones duran seis meses, máximo un año, y desde ese momento la crisis llega cuando las tasas comienzan a subir.

Nadie te va a decir que no tomes una tarjeta con una tasa de interés menor a la que ya tienes, pero sí debes tener cuidado con las fechas y con las condiciones que viene, ya que la gente tiende a olvidar esta información y termina pagando tasas muchísimo más altas.

Ver: 50 consejos para ser millonario de forma rápida y fácil

Se recomienda que tengas un recordatorio en tu nevera, celular, escritorio…donde sea, pero que te recuerde que en tal fecha las tasas introductoras de tu nueva tarjeta vencen. De igual manera ten presente, antes de hacer grandes compras, si eres capaz de pagar la totalidad de la deuda antes de que venzan las tasas iniciales.

6. Caer en las promociones

Ganarte esas millas, que te devuelvan dinero, no pagar ciertos impuestos… sabemos que todas esas promociones pueden ser tentadoras y hasta valiosas. Lo importante es que leas y entiendas la letra menuda; si tienes una tarjeta con una tasa de interés elevada, puede que esa promoción deje de ser interesante.

Antes de adquirir una nueva tarjeta de crédito, investiga y analiza bien tus razones por las cuales estas obteniéndolas, y ojalá sean las indicadas y no una simple promoción.

7. Exceder el cupo de la tarjeta

No solamente es vergonzoso que te digan que los fondos son insuficientes, sino que las tasas que te puede cobrar el banco por ese sobregiro son astronómicas.

Revisa constantemente tus transacciones y estados de cuenta, así evitarás cometer este error y no tendrás que enfrentar esa incómoda situación cuando el mesero llega y te dice que la tarjeta no dispone de dinero suficiente.

8. Tomar cualquier tasa

Puede resultar extremadamente costoso no analizar las diferentes opciones que tienes antes de tomar una tarjeta de crédito. Si quieres tener una calidad crediticia y finanzas personales sanas debes buscar la mejor tasa de interés posible, debes revisar cómo te están cobrando, si es una tasa anual, anticipada, vencida, mensual, analizar todo.

Esas ofertas que te llegan al correo no son las más beneficiosas e interesantes. Compara todas tus opciones, y si solo tienes una, no la tomes.

9. Preferir el crédito por encima del efectivo

Si lo haces por la conveniencia del plástico utiliza las tarjetas débito para tus compras diarias como alimentación, gasolina, antojos…(simplemente no gastes más de lo que tienes en tu cuenta bancaria). Evita realizar estas compras con tu tarjeta de crédito ya que terminarás pagándolas por mucho tiempo y por un valor mayor debido a la tasa de interés.

Reserva la tarjeta de crédito para compras de grandes cuantías como muebles, televisores, y otros gastos que recuerdes fácilmente. Si te encuentras viviendo entre pago y pago, de tu tarjeta de crédito, es hora que revises tus gastos y empieces a cortarlos.

Ver: 20 hábitos que mejorarán inmediatamente tus finanzas personales

10. Tomar avances de tu tarjeta

Independientemente de lo que hagas por favor no hagas avances de tu tarjeta de crédito, a menos que sea realmente una emergencia. Los bancos suelen cobrarte estos avances con tasas muchísimo más altas, no te dan millas, y encima de todo te lo difieren al máximo de cuotas.

Si realmente estás en apuros, pídele a tu jefe un adelanto, o a un amigo o familiar que te preste dinero sin tener que incurrir en estos cargos.

Definición de Riqueza: “Número de días que puedes sobrevivir sin trabajar físicamente mientras mantienes tu estándar de vida”

Fuente

Suscríbete!

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

Gracias por suscribirte. 

"Hazlo, y si de ta miedo, hazlo con

miedo"

Send this to a friend