El cambio mental que necesitas para ser exitoso

Vivimos en una sociedad que añora el éxito. Queremos tener dinero, tener buenos trabajos y una calidad de vida enviable.

Y si bien este propósito puede “vestirse” con diferentes atuendos o visiones, al final, termina siendo lo mismo: queremos ser exitosos.

La pregunta que surge entonces es, ¿por qué si tantos queremos ser exitosos, muy pocos logran sentir la satisfacción de que lo han logrado? 

La respuesta se encuentra en el primer párrafo de este artículo: Añoramos el éxito. Estamos mirando las cosas como no son; y necesitamos un cambio mental y de perspectiva para verdaderamente lograrlo.

Lo primero que necesitas para ser exitoso es emprender. 

Sí, necesitas emprender para ser exitoso. No necesariamente tienes que crear tu empresa, si estás pensando que se trata de esto. Por emprender nos referimos a un estilo de vida, que si bien puede referirse a montar tu negocio, este va más allá.

Emprender es preguntarte todos los días cómo puedes mejorar tu vida. Comparte en Twitter

Se trata de cerrar esa brecha que existe entre tus sueños y la realidad.

La experiencia de emprender es un proceso lleno de aprendizajes que vienen en forma de fracasos, errores y malas decisiones. Estos muchas veces nos hacen sentir que no somos lo suficientemente buenos, o que “no estamos preparados” para emprender este estilo de vida.

Pensamos que no tenemos “madera” para ser exitosos como lo fueron Steve Jobs o Mark Zuckerberg, o para no ir muy lejos, para ser exitosos como nuestros casos más cercanos… Creemos que no somos lo suficientemente “raros y excéntricos” para lograrlo.

El cambio mental que necesitas para ser exitoso implica que entiendas que nadie está preparado para emprender.

No existen cursos suficientes que te enseñen a tener el coraje para afrontar estas dificultades. No hay fórmulas probadas que eviten esa sensación de renuncia con la cual se convive a diario. Tus profesores llenos de sabiduría no tienen la respuesta a tus dudas de si eres lo suficientemente bueno o no.

En pocas palabras, el maestro y las respuestas que buscan están en el camino. El éxito está en el camino.

El proceso de emprender te va enseñando empíricamente cómo lograrlo. Y si bien la universidad, cursos, maestros y “mentores” pueden ser buenos acompañantes, al final del día son tus decisiones, tus aciertos, tu aprendizaje y tu experiencia lo que cuenta.

Libros recomendados:

 

¿Cuál es el problema con la mayoría que quiere ser exitoso y no lo logra?

El principal problema es que se quedan esperando el momento perfecto. Llevan años esperando ese momento, fueron a la universidad, consiguieron un buen trabajo y siguen exigiéndole al universo esa “maravillosa” alineación de las estrellas para tomar una decisión de vida.

Este tipo de personas son quienes miran el emprendimiento como una decisión externa. Es decir, esperan que situaciones del entorno les den la señal para tomarla. Si este es tu caso, difícilmente encontrarás ese momento adecuado.

Ver: Ser exitoso en la vida es una decisión tomada por ti

Por otro lado están quienes miran el emprendimiento como una decisión existencial. Ellos no necesitan señales, consejos o la certeza de que es un buen momento para emprender.

Ellos simplemente toman la decisión y se aventuran. Encuentran el valor en la experiencia, aprendizaje y buenos momentos. No tanto en el resultado, el cual es una condición especial del primer grupo (quienes emprenderán cuando sepan que serán exitosos)

Puede que este artículo no sea más que montón de críticas a quienes se quedan esperando toda su vida un momento perfecto. No solo para crear empresa, sino para llevar el emprendimiento como estilo de vida.

De tomar la decisión de cambiar de trabajo, de hacer ese viaje soñando o de simplemente decirle lo mucho que te gusta esa persona. Creo firmemente que la orientación al logro es un componente esencial para tener éxito en la vida, pero este no puede quitarle el gusto al día a día.

Creo que el éxito es algo que se mira hacia atrás y no hacia adelante. Si te preocupas por vivir al máximo tu día a día, disfrutando lo que haces, llegará el momento que mires tu vida y te des cuenta de lo exitoso que has sido.

Si disfrutas el proceso de lograr tus objetivos, cuando llegues al final te darás cuenta lo exitoso que fuiste en esta vida. Y ese es el cambio mental que necesitas para ser exitoso.

Dejar de esperar algo que no va a suceder y toma decisiones que necesitas, sin la garantía de que sean las indicadas, pero con la certeza que te dejarán una enseñanza.

Continuar leyendo: Por qué se habla tanto de ser exitoso y por qué es tan difícil

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

AHORA SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO. REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend