Cómo validé 3 ideas de negocio en menos de un año

En este artículo quiero contar mi historia como emprendedor en el último año. De cómo validé tres ideas de negocio.

Es un camino de mucho sube y baja, así que ajústense el cinturón. Es la historia de mi último año como emprendedor digital: tanto mis triunfos como mis fracasos

En julio del año pasado, después de mi último día como director ejecutivo de una asociación gremial, había decidido arrancar un nuevo negocio.

Desde que tengo uso de razón he querido ser empresario; lo he intentado, he fallado, pero ninguno de los fracasos ha disminuido mis deseos de sacarla del estadio. Por eso pensé que había un problema interesante por resolver:

Enseñar a las personas el camino para iniciar un negocio exitoso.

Entonces hice una publicación en Facebook, en la cual, ofrecía una guía de emprendimiento para aquellos interesados en crear un negocio en algo que les apasionara.

La idea era hacer una guía lo más detallada posible, desde la generación de ideas de negocios, hasta conseguir los primeros clientes. ¿El gancho? Validar la idea de negocio sin necesidad de gastar tiempo y dinero.

Hice la publicación el 18 de julio de 2016. Los resultados: 11 personas interesadas, 4 personas compartieron la publicación y 6 guías vendidas.

Lo más interesante: no tenía ninguna guía creada y todas las ventas fueron online. Logré validar una idea de negocio en línea y esto dio paso al nacimiento de mi primer blog, Empieza Donde Estás. Severo, ¿no?

También me puso a pensar que, sin saberlo, en el pasado había validado ideas de negocio sin necesidad de invertir dinero…

La idea del blog era mostrar a las personas como iniciar un negocio, incluso si no tenían una idea clara, conocimientos especiales o grandes sumas de capital. Yo lo había logrado y quería enseñarle a los demás cómo hacerlo.

Ver: Cómo construir un blog del que puedas vivir

El primer artículo salió el 1 de diciembre de 2016 y tuvo buena acogida.

Una persona me escribió: “Excelente blog. Un texto que quita miedos a la hora de emprender”.

Otra: “Me encanto! Qué bueno ver blog donde no solo nos llenan de información técnica, sino que por medio de experiencias podamos hacer nuestra introspección respecto a nuestro proyecto de vida”.

Esto me demostró que estaba logrando lo que quería. En ese momento tenía 112 suscriptores en mi boletín y estaba creando contenido una vez a la semana.

Sin embargo también sentía que estaba echando mucha lora y poca práctica. Se vinieron encima las vacaciones de fin de año y decidí dar una pausa hasta después del puente de reyes.

Ver: Cómo crear tu blog en menos de 10 minutos

Con el nuevo año llegan nuevos objetivos

emprendedores latinoamericanos

Quise darle un giro al blog y mostrar experimentos y estrategias que la gente realmente pudiera implementar para iniciar el negocio que quisieran.

También tenía que enfocarme en generar ingresos extras, así que enfoque mis energías en conseguir clientes de marketing digital (específicamente: diseño de páginas web que conviertan).

No tenía experiencia, pero siempre he sido autodidacta y sabía que podía hacerlo a punta de prueba y error.

Todo es cuestión de intentarlo

Pasó algo muy bueno. Nunca había hecho una página web en mi vida. No tenía ni idea lo que era HTML o CSS.

El hecho es que le preparé a Juan Sebastián Acuña, fundador/gerente de una empresa ubicada en Miami que presta el servicio de casillero internacional, una propuesta que no pudiera rechazar (este es el video con la propuesta que le hice).

Al final no hicimos todo lo que sugería la propuesta, pero sí rediseñamos la página web de su empresa y este fue el resultado.

Les repito, no tenía experiencia en diseñar o programar páginas web (es la primera página que hago para alguien más), solo ganas de hacer algo de gran valor para mi cliente.

Este fue primer cliente como freelance y logré validar nuevamente una idea de negocio.

Bueno, este proyecto me hizo recordar la historia que me contó el mismo Juan Sebastian, sobre cómo hizo para arrancar su empresa y todas las dificultades que tuvo que enfrentar para sacarla adelante.

Un duro… ese tipo de historias, y más cuando es de alguien cercano, siempre me han servido de inspiración y motivación.

Llego la hora de una nueva validación

no-permitas-que-se-acabe-tu-dia-sin-haber-esto-estas-8-cosas

Juan Sebastián, como muchos otros emprendedores cercanos que conozco, evoca una historia personal de esperanza y cómo alguien es capaz de lograr lo improbable.

De ahí surgió una nueva idea relacionada con el emprendimiento. Una conferencia enfocada en fundadores de empresas que empezaron de la nada y construyeron negocios exitosos.

Mejor dicho, emprendedores hechos a pulso. Aquellos que se atreven a ir contra la corriente y a punta de determinación logran lo que se proponen.

Ingredientes que me han hecho falta a mí.

Antes de hacer una gran conferencia, quería validar la idea haciendo un evento mucho más pequeño (aproximadamente 100 personas).

Mi hipótesis era que si lograba vender 20 boletas a $23.900 en una semana, tendría validada la conferencia y podría seguir adelante para buscar los 100 asistentes al evento.

Libros recomendados

Los resultados: envíe 50 correos electrónicos contando a varias personas sobre lo que tenía pensado hacer, 38 personas respondieron dándome alguna clase de retroalimentación y 25 personas compraron boleta.

Lo que paso después me puso los pies en la tierra

Una vez validada la idea de la conferencia, tenía que encontrar la forma de vender 75 boletas más, en menos de 4 semanas.

Publiqué en varios grupos de Facebook, envíe un correo a los suscriptores del blog, realice una campaña con Facebook Ads, seguí contactando manualmente a posibles asistentes, pero nada funcionó. Me estanque en las 25 boletas.

Por fin acepte una cruda realidad: no tenía una audiencia (a parte de mis familiares y amigos) que pudiera depositar su confianza en mí, para comprar una boleta para el evento.

Esto tenía que cambiar, como también tengo que aprender cuáles son los ingredientes necesarios para alcanzar lo que me propongo y no rendirme tan fácil.

Verán, a pesar de hablar de emprendimiento con naturalidad, de empezar más de 5 negocios con ventas reales y validar estas tres ideas de negocio, siempre me rindo a mitad de camino.

Ver: 50 Señales que indican que tienes un perfil emprendedor

Hablando en serio, no soy experto, aún no considero que haya alcanzado el éxito profesional y como persona, todos los días lucho para mejorar en cada una de las facetas de mi vida.

Pero tuve la oportunidad de descubrir algo en el camino: amo conocer historias de cómo otros han emprendido proyectos exitosos ya sea personal o profesionalmente.

Además disfruto experimentar, es decir, aplicar el método científico para aprender nuevas cosas tanto en la vida como en los negocios.

La mejor escuela de todas es la experiencia. A la hora de ganar dinero por internet, todo el mundo habla como si fuera experto o gurú en algo.

Páginas web para vender en internet

Todo el mundo dice lo que dice porque lo ha escuchado de otros. Nadie se atreve a contar abiertamente las cosas como son.

Así que llegué a la conclusión de que no iba a crear más contenido, no voy a hablar como experto sobre algo que aún no domino.

Y por eso decidí dedicarme a documentar mi proceso y hablar con la mayor cantidad posible de personas exitosas, para aprender a pensar y actuar como ellos. Mi propósito es compartir abiertamente con todos los que pueda.

Las enseñanzas que me ha dejado este último año

1.Más acción, menos planeación

La verdad es que siempre he vivido obsesionado con los planes de negocio. Y aunque esta herramienta para emprendedores puede ser muy útil, siento que debería llamarse mejor: “el plan de supuestos”.

Nadie puede anticiparse al futuro, ni el mejor experto en economía puede predecir con exactitud lo que va a pasar el próximo año, y mucho menos, en cinco.

Eso me distraía de lo realmente importante:

Ejecutar, buscar clientes, escribir contenido, etc. No tenemos que preocuparnos por lo que vamos a hacer dentro de diez años, mejor pregúntense que van a hacer este mismo mes, esta semana, mañana mismo.

2. No se trata de lo que haga, sino lo que soy

Tenía la convicción, de que, para triunfar en el mundo de los negocios, se necesitaba una idea totalmente innovadora o un producto que pudiera patentar.

Me he dado cuenta que, a la hora de emprender un negocio, la idea puede ayudar, pero quien está detrás de la idea es el ingrediente secreto. El ingrediente fundamental.

De nada sirve tener la idea de crear el próximo Facebook o Uber, lo importante es primero trabajar en nuestra mente. En qué persona debemos convertirnos, para enfrentar todos los desafíos y problemas que vienen con un nuevo negocio.

Antes de trabajar en una idea de negocio, asegúrense de consumir material (videos, libros, blogs, podcast) sobre cómo pensar y actuar cómo empresarios exitosos.

Antes del tener y hacer, está el ser.

3. Trabajar en nuestras relaciones personal

Creí que, por tratarse de un negocio online, no iba a necesitar de otras personas. Nada más lejos de la realidad. El mundo de los negocios se basa en las relaciones personales.

Se requiere de una tribu y una red para crear una empresa de verdad. Nadie lo logra solo. Todos necesitamos clientes, proveedores, socios, colegas, amigos, para que salga adelante.

Así que, a trabajar en sus relaciones personales. Asistan a seminarios, envíen correos a las personas que admiran, dejen comentarios en sus redes sociales, asistan a eventos de networking y relacionados con su industria.

El nacimiento de Litro & Pizza

Hace un mes decidí seguir adelante con el evento de emprendimiento que quería hacer.

La idea es aprender a pensar como emprendedores exitosos, así que decidí mejorar el concepto del evento y generar una experiencia diferente y enriquecedora a los asistentes.

El próximo 23 de agosto Litro & Pizza estará al aire en el Deluchi de Cedritos en Bogotá. 

En el evento, presentaremos 4 interesantes fundadores de empresas, les damos el escenario y un litro de cerveza para que puedan relajarse y compartirnos tácticas, hábitos, secretos, fracasos y lecciones que les ayudaron a llegar a donde se encuentran hoy.

La idea es que al final del evento, un asistente sepa cómo validar su idea de negocio, hacer sus primeras ventas, y entender cómo los expositores lograron escalar sus negocios.

Los fundadores son jóvenes (millennials) y tiene empresas exitosas.

Aquí podrás ver más acerca del evento

Escrito por Mauricio Sanabria

Mi propósito es infectar la vida de las personas de pasión por los negocios. Creo firmemente que todas las personas pueden adquirir el coraje para empezar un negocio de la nada. Soy parte de la generación que se rehúsa a vivir una vida monótona y aburrida, y que dedicarnos a lo que nos apasiona es obligatorio, no algo adicional que por suerte obtenemos.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

AHORA SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO. REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend