27 Cosas que los jefes excepcionalmente buenos hacen cada día

Hay muchos hábitos y acciones que los jefes pueden adoptar para ser cada vez mejores a la hora de liderar un grupo de trabajo, lo cual ayudará a que este se encamine en trabajar por los mismos objetivos.

Aquí podrás encontrar 27 de ellos que demuestran la calidad de los líderes y jefes excepcionalmente buenos: 

1. Dejan ver su sentido del humor

No, no tienen que hacer bromas y chistes todo el tiempo, pero los jefes buenos no son rígidos. Es muy importante esta cualidad porque ante las situaciones complicadas las cosas fluyen mucho más fácil. 

2. Comparten su visión

Compartir la visión significa hacerla accesible y clara para los miembros de sus equipos. De lo contrario, ¿cómo saben los empleados para qué están trabajando? 

Una de las claves del éxito de los equipos de trabajo es que sus miembros entiendan cuál es el propósito por el cual están trabajando.

3. Demuestran que la organización se constituye por muchas personas

Nadie quiere trabajar para alguien que piensa que la organización gira en torno al jefe. Los grandes jefes demuestran que valoran a otras personas y a la organización tanto como a sí mismos.

Nota importante: Algún día el jefe no estará, así que se necesita un plan de sucesión.

Ver: “Si quieres que tu vida sea sencilla, no seas un líder”: Jack Ma 

4. Entienden que la gente tiene una vida fuera del trabajo

Los jefes excepcionalmente buenos entienden cuando los empleados tienen compromisos externos: cuidar de los niños, citas con el dentista, vacaciones, etc.

Ellos esperan compromiso para trabajar, pero también entienden y esperan dedicación en otros aspectos importantes de la vida.

5. Crean más líderes

Los líderes pueden tener muchos seguidores, pero los grandes líderes demuestran su afán de ayudar a otras personas a ser mejores. Esto significa mostrar confianza, fe y entusiasmo en el desarrollo de los demás.

Ver: 10 Características para influir en las personas y convertirte en líder

6. Piensan muy bien a la hora de contratar personal

Los grandes líderes y jefes aprenden a delegar. Hacer eso cómodamente significa reclutar buenos empleados con los que te debes sentir bien a la hora de entregarles responsabilidades y actividades importantes. 

7. No se dan todo el crédito

Los grandes jefes entienden que todo el mundo necesita escuchar que sus contribuciones son valoradas y apreciadas, y buscan oportunidades para dar hacerlo saber.

8. Son eficaces cuando toman una mala decisión 

Una mala decisión de contratación es en parte culpa del jefe. Por eso, los grandes jefes remedian sus errores de forma ética y legal. Ser un jefe excepcionalmente bueno no significa que no te equivoques o tomes malas decisiones, significa que respondes de manera efectiva ante estas situaciones.

9. Aceptan la culpa

El fracaso no es necesariamente algo malo, siempre y cuando la gente aprenda de él. Sin embargo, es importante que un líder acepte que el fracaso por sí mismo tiene que caer sobre sus hombros.

Por ejemplo, aquí tienes 5 maneras como las personas exitosas superan el fracaso.

10. Celebra cuando las cosas van bien

Nadie quiere trabajar en un lugar donde la única recompensa por un buen trabajo es más trabajo. Además, ¿qué sentido tiene trabajar tanto cuando no se celebran y se reconocen los logros y objetivos alcanzados?

11. Toman decisiones

Las decisiones difíciles son a menudo las mejores decisiones, y un buen jefe sabe cómo proceder ante situaciones inesperadas. Él sabe qué es lo mejor para su grupo de trabajo y para la compañía.

12. Saben de qué hablan

Idealmente, un jefe debe tener en su equipo expertos con un conocimiento a profundidad de sus labores, y líderes subordinados que son más conocedores de campos específicos.

Esto no debe ser una limitación porque un buen jefe debe conocer cuáles son las tareas de los demás independientemente de su jerarquía.

En pocas palabras, un líder es un director de orquesta de personas excepcionales en lo que hacen. 

Libros recomendados

13. Demuestran confianza

Los jefes siempre deben demostrar confianza, no solo en sí mismos sino en su equipo. Esto llevará a que sus trabajadores se sientan motivados para cumplir metas y misiones conjuntas.

Ver: 8 fórmulas que te ayudarán a construir más confianza en ti mismo

14. Respetan el tiempo de la gente

Esto significa estar a tiempo, bien sea a reuniones o conferencias pero también traduce respetar los horarios laborales y tiempos de descanso de los demás.

15. Saben cuando presionar un poco más

Algunas veces la frase más motivacional que un jefe puede decir es “sé que puedes dar mucho más”.

16. Saben cuando ceder

Así como pueden exigirle a su grupo altos estándares, los buenos jefes tienen la inteligencia emocional para entender hasta cuándo hacerlo.

17. Establecen prioridades y las comparten

Si todo es una prioridad entonces no hay distinciones, por eso los grandes jefes dejan claro qué es lo más importante.

Practica la ley del 3:

Jerarquiza las tareas de esa forma porque es un número óptimo que le permite a tu equipo organizarse y centrar su atención para evacuar tareas efectivamente.

18. Comparten información

Los jefes inseguros se aferran a la información como una mercancía, la guardan cuidadosamente para hacerlos sentirse poderosos. Es cierto, -hay momentos en que es necesario mantener la información de cerca por razones estratégicas – pero los grandes jefes hacen de la transparencia una cualidad.

19. Son respetuosos y amables

Ser amable no cuesta nada, genera buenos sentimientos y eleva el compromiso del grupo. Sin embargo, no confundas la amabilidad con la falta de templanza, ambas pueden ir de la mano.

Lo contrario de la amabilidad es la grosería (no la debilidad).

20. Piensan en grande

Los buenos jefes reconocen que su gente pasa al menos un tercio del día trabajando por proyectos y objetivos conjuntos. Haz que las metas valgan la pena y sean ambiciosos pero alcanzables.

Ver: Cómo ser un líder que agregue valor sin importar tu título profesional

21. Actúan con ética y establecen estándares altos

Los empleados toman a menudo a su jefe como un ejemplo a seguir. Así que, si bien la ética significa cosas diferentes para todos, sé que cualquier ejemplo que establezcas es una guía para tus trabajadores.

22. Hacen preguntas inteligentes

La pregunta más inteligente es a veces la más básica, y es a la que la mayoría de la gente le teme porque creen que revelará una falta de inteligencia o de entendimiento.

23. Escuchan a su gente

Solo porque los jefes deben proyectar seguridad no quiere decir que se las saben todas las respuestas. 

Si eres un jefe recuerda lo siguiente: Si contrataste a alguien debes haber tenido una razón válida, por lo tanto es tu deber escuchar a cada miembro de tu equipo y no solo dar órdenes.

24. Al liderar dan ejemplo

Los buenos jefes trabajan duro y valoran el trabajo de su equipo. También cuando lideran dan ejemplo: tratan bien a sus clientes, y hacen de la eficiencia una prioridad.

25. Se preocupan por sí mismos

Los buenos jefes dejan claro el valor de su salud,  familia,  creencias y prioridades ante la vida. Es difícil para los demás actuar consecuentemente con esto si su jefe no se los permite.

26. Piensan antes de hablar

Los grandes jefes se dan cuenta de que no existen los comentarios inofensivos cuando estás a cargo. Debes tener un balance entre ser formal e informal, pero nunca dejando de ser amable y accesible.

Los jefes no deben equivocarse diciendo cosas que no quieren ser malinterpretadas solo por no pensar antes de hablar.

27. Empoderan y potencializan el desarrollo de los otros

Los grandes jefes fomentan la educación, la formación, la exploración y la creación de redes (networking). Los jefes mediocres se preocupan en cambio porque sus mejores empleados no los dejen brillar (o se vayan a otro puesto de trabajo).

Si eres jefe en una empresa, procura ser más a un líder que inspire a sus empleados a ser cada día mejores, lo más probable es que obtengas trabajadores excelentes y cada día más comprometidos.

Continuar leyendo: 50 Reglas para convertirte en un gran líder

Fuente

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

AHORA SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO. REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend