El emprendedor, médico y chef que decidió apostarlo todo por su negocio

Este tipo de historias, como la que verás a continuación, te demostrará que cuando haces las cosas desde el corazón, con una fuerte convicción, podrás enfrentar todas las dificultades que se interponen en tu búsqueda de éxito.

Hoy queremos presentarte a Aldo Gómez, un emprendedor, médico y chef que decidió apostarlo todo por su idea de negocio: hacer las mejores costillas de todo México.

Recuerda que no necesitas que todo esté perfecto para empezar, simplemente debes tomar lo que tienes a la mano y comenzar a construir tu negocio.

Para empezar cuéntanos, ¿Quién es Aldo Gómez?

Soy un mexicano, soñador. Una persona común que decidió apostarle a sus instintos, fundador de Micka’s Barbecue, La Hermandad & Barbecue Mafia.

Estudiaba el 4 año de la carrera de medicina; entre prácticas, libros y clases prácticamente mi tiempo libre eran unas cuantas horas para descansar. La verdad jamás me pasaba por la cabeza el iniciar cualquier otro proyecto, más que terminar la carrera.

Sin embargo, descubrí que no hay mejor forma de emprender que cuando se hace del corazón, haciendo algo que te gusta y de la manera en que te gustaría ser tratado.

Ahora, a casi año y medio de terminar la carrera, siento que he aprendido muchas cosas, una de ellas fue que para generar impacto en las personas tienes que empezar hoy, ahora y con pequeños pasos.

Realmente no me imaginaba viajando más de 6 horas, cada 5 días desde mi residencia actual en Monterrey hasta mi ciudad natal Nuevo Laredo, para terminar tratando a más de 20 personas al día.

¿Por qué termina un estudiante de medicina fundando un negocio de costillas?

Decidí aventurarme en lo que hoy es Micka’s barbecue hace un año. Sabía que me adentraba en un mundo completamente nuevo y diferente para mí, es más, tenía cero conocimientos en los negocios, marketing, networking, etc.

El ser una persona de mente abierta me ha dejado muchas cosas; de hecho gracias a eso continuamente actualizaba mis redes sociales con platillos culinarios (algo que sigo haciendo), donde poco a poco fui haciéndome de una reputación de cocinero, y sin yo siquiera saberlo, la gente comenzaba a llamarme chef.

Libros recomendados:

Tengo la suerte de haber nacido en la frontera de México con Estados Unidos, donde me vi influenciado para intentar con la comida ahumada como lo es el barbecue. Y fue justo en el 2015 cuando motivado por mi novia y mis amigos, bajo el nombre de MICKA’S (mi apodo de más joven) que me animé a tratar de comercializar.

Y  más que eso, el intentar algo nuevo, el salir de mi zona de confort, el poder darle la oportunidad a otras personas de que probaran la comida que realizaba, el tener la oportunidad de que me conocieran un poco más a través de la gastronomía.

Pienso que el trato con las personas es lo que diferencia un lugar de otro, así que aposté por la mejor calidad que pudiera encontrar, los mejores ingredientes, los mejores cortes, los mejores proveedores, prácticamente, como me gustaría ser tratado.

Mi propia experiencia me hizo ver que no solo quería ofrecer un servicio, ni siquiera quería vender un producto, muy en el fondo sabía que quería ofrecer una experiencia, conectar con las personas y unirlos por lo que une a todo el mundo: la comida.

¿Cuál dirías que ha sido el momento más difícil por el cual has pasado?

 

Lo más difícil fue empezar desde cero: sin dinero y costearte todo. Al principio como marca independiente nadie apuesta por ti, pero si tú confías en tu proyecto y le agregas valor a tu marca, la gente querrá conocerte.

Siempre nos enfrentamos a momentos difíciles; cuando los proveedores nos quedan mal, cuando no podemos transportarnos a otra ciudad, incluso nos hemos topado con gente que ha robado nuestra idea, con personas que quieren tomar el camino fácil y tomar el trabajo de otros.

Ver: 10 gastos innecesarios al momento de crear tu empresa

No obstante me ha ayudado mucho el hacerme la idea de no verlo así y más bien como una oportunidad de conocer personas, de acercarnos a la gente, de conectar, de aprender a tolerar y salir adelante a pesar de todo, de poder enmendar nuestras fallas y salir más fuertes.

Recuerdo una vez que Micka’s Barbecue participo como patrocinadores de un evento para TED Talks, los muchachos de TEDx querían un catering para 200 y tantas personas y nosotros asumimos el reto. Preparar más de 200 costillas nos mostró de qué estábamos hechos. Si podíamos con algo de esa magnitud sabíamos que éramos capaces de cualquier cosa.

Después de un inicio difícil, ¿cómo van hoy en día?

La marca ha crecido un 200% en los últimos meses y no solo en la ciudad, si no en los alrededores. Hoy en día nos encontramos entre los 10 mejores servicios de comida en la ciudad de Nuevo Laredo.

Una meta que me he puesto a corto plazo es escribir mi primer libro, donde relataremos detalladamente lo que existe detrás de la hermandad de Micka’s, sobre cómo se creó la marca y todo el proceso creativo. Será nuestro primer libro con experiencias de nuestros clientes, colaboradores y recetario a la vez.

Para terminar, ¿qué le aconsejarías a alguien que quiere emprender y aun no se decide? 

El principal consejo que puedo darles y que ha sido fundamental en el éxito de Micka’s Barbecue es:

“Hagas lo que hagas, hazlo con el corazón” deja todo en cada producto, deja todo en cada junta, cada interacción con tus clientes.

Siempre hemos dicho que nosotros no tenemos clientes, tenemos amigos y muchos. Y en definitiva, esto es lo que nos diferencia de cualquier otro emprendimiento: tratar a las personas como a ti te gusta que te traten, haz todo por qué quieres hacerlo y permanece firme a tus creencias.

Otro consejo que nos gustaría compartir es que empiecen hoy, donde sea que se encuentren, con quien sea que estén y con las capacidades que poseen.

Un gran error en los negocios es que muchas personas no empiezan lo que podría ser el proyecto de sus vidas por que no se sienten capaces, pero si esperamos el momento en que dominemos todo para poder empezar, probablemente pasemos mucho tiempo solo esperando antes de actuar.

Recuerda siempre:

El mejor momento para emprender algo fue ayer, el segundo momento es, ahora. Comparte en Twitter

Rodéate de gente que comparta tus creencias. No hablo de ideas ni gustos, hablo de personas que compartan tus valores, quienes estén dispuestos a apoyarte y a quienes estés dispuesto a ayudar.

Continuar leyendo: La historia de dos diseñadores que están conquistando sus sueños

*Foto por Alan Silerio

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

AHORA SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO. REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend