El emprendedor que quiere facilitarle la vida a los emprendedores

Lamentablemente muchas de las ideas de negocio fracasan por cosas que poco, o nada, tienen que ver con el emprendimiento. O dicho de otra manera, muchos emprendedores se encuentran de frente con el fracaso debido a razones “técnicas” que si bien son importantes, nada tienen que ver con el negocio como tal.

Hoy queremos presentarte la historia de Diego Peñuela, un emprendedor que quiere facilitarle la vida a los emprendedores, ocupándose con su emprendimiento, de todos esos aspectos que tanta pereza le producen al emprendedor pero que son sumamente importantes.

Su historia como emprendedor es bastante inspiradora, ya que ha quebrado varias veces, y luego de salir del país y asesorar a varios emprendedores, decidió intentarlo una vez más y emprender nuevamente.

Cuéntanos un poco de tu historia, ¿quién eres y qué haces?

Soy un curioso compulsivo, esposo enamorado, triatleta wannabe y diseñador frustrado que luego de pasar por Ingeniería Industrial y Electrónica, finalmente me gradué como Ingeniero de Sistemas y Computación con una opción en emprendimiento de la Universidad de los Andes.

Soy un apasionado por la tecnología y los negocios, lo que me ha dado la oportunidad de participar y liderar proyectos de la mano de multinacionales, grandes y medianas empresas en diferentes países, y aprender a las malas sobre la creación de empresas.

Decides emprender cuando tomas la opción en emprendimiento, o cuál fue ese momento específico?

Antes de terminar de estudiar, tuve la oportunidad de ser parte del SWAT Team de Microsoft Colombia y la región andina. En este grupo especial de jóvenes básicamente nos pagaban por experimentar y probar las últimas tecnologías de esta multinacional para facilitar su incubación y adopción en grandes y medianas empresas de la región.

Gracias al conocimiento técnico y de negocios que adquirí en esa increíble experiencia, me sentí listo para conquistar el mundo con mi propia empresa, la cual lancé en 2007 con otros colegas ex-SWAT.

Cómo era de esperarse para un grupo de geeks, luego de crear el plan de negocios, registrar la empresa en Cámara de Comercio, diseñar el logo, mandar a hacer las tarjetas de presentación y tener múltiples problemas con nuestra contadora, quebramos lenta y dolorosamente al no tener un negocio claro entre manos y cometer todos los errores posibles en el manual del emprendedor.

Aunque fue una experiencia difícil, desde ese momento se profundizó mi curiosidad por el desarrollo de nuevos negocios y me resistí a pensar que montar empresa era tan complicado.

En los siguientes años, tuve la oportunidad de crear un par de Joint Ventures, los cuales comprobaron que es más fácil desarrollar nuevos negocios desde empresas ya constituidas.

Sin embargo, aunque esta estrategia probó ser efectiva para generar ingresos rápidamente, fue un experimento que reveló muchos retos en aspectos de cultura emprendedora y la relación con los socios en organizaciones tradicionales.

Estuviste viviendo fuera del país, ¿qué aprendiste estando lejos de casa?

Más adelante y viviendo fuera del país, tuve la oportunidad de participar en el primer Venture Lab de Stanford University e involucrarme en comunidades como Startup Weekend, donde aprendí sobre Lean Startup, Business Model Canvas, las nuevas metodologías de emprendimiento y por supuesto, las emergentes comunidades de emprendedores alrededor del mundo.

Así fue como decidí regresar a Colombia para contribuir en la construcción del ecosistema de emprendimiento local, y me involucré como organizador de Startup Weekend, mentor de Apps.co, mentor de Lean Startup Machine y desarrollador de negocios innovadores en Connect Bogotá Región.

Desde este último rol construimos múltiples programas para conectar grandes empresas y el gobierno local con la comunidad de emprendedores, y así desarrollar oportunidades de negocio innovadoras.

¿Cuáles han sido los momentos más difíciles que has vivido como emprendedor?

En el 2007 las herramientas que me enseñaron en la universidad para crear empresa no eran las apropiadas, lo cuál me llevo a perder mucho tiempo, dinero y energía en el proceso.

Todos los emprendedores deberían sacar provecho de las nuevas metodologías y herramientas actuales para lanzar y validar sus ideas de negocio.

Segundo, encontrar buenos socios no es nada fácil. Estas relaciones de negocios son como un matrimonio y es una decisión que no debe ser tomada a la ligera y que incluso necesita algo de suerte. En mi caso tuve rupturas difíciles con algunos socios, perdí amigos e incluso todavía hoy me deben dinero.

Tercero, se puede emprender en cualquier momento de la vida y siempre hay que tomar riesgos, pero hay que hacerlo de forma responsable. Hay que evitar arriesgar el patrimonio o la tranquilidad financiera personal o de la familia.

Una cosa es apretarse y emprender con escasez, otra muy diferente y estúpida es emprender con hambre.

Cuarto, hay que entender que los fundadores inician el negocio pero no necesariamente lo van a escalar. Esta es una lección que es difícil de procesar, pero que todos los emprendedores deberíamos tener presente desde el principio.

En algún momento las compañías van a necesitar de talento humano con otras habilidades para liderar el equipo y llevar la empresa al siguiente nivel.

Bueno, y cómo llegaste a tu idea de negocio BackStartup?

Capitalizando mi experiencia personal y luego de trabajar con cientos de emprendimientos en varias iniciativas de Connect Bogotá Región, descubrí que el crecimiento de los startups se puede ver seriamente afectado por aspectos que no tienen nada que ver con su idea de negocio, sus clientes o las ventas.

La verdad es que los emprendedores se ven en frecuentes dificultades para llevar internamente muchos otros procesos incluyendo: los legales, contables e impuestos, lo cual convierte a estás tareas aparentemente irrelevantes en un gran freno del negocio.

Para atender esta necesidad, decidimos buscar proveedores de servicios administrativos, legales y contables para nuestros emprendedores beneficiarios, y los resultados fueron tal desalentadores que era evidente la gran brecha que el mercado tradicional de contadores y abogados no estaba atendiendo.

Así fue como surgió la idea de BackStartup (back office + startup), la cual hemos materializado desde el 2014 con mis socios para convertirnos el back office legal y contable para pequeñas empresas con grandes ambiciones.

¿En qué consiste BackStartup?

Liberamos a los emprendedores de las tareas legales y contables durante el inicio y crecimiento de sus startups, permitiéndoles concentrar toda su atención en el desarrollo y evolución de su negocio, cumpliendo con la regulación nacional y evitando tanto dolores de cabeza como sanciones millonarias.

Somos un outsourcing que combina talento especializado con nuevas tecnologías para administrar las obligaciones contables y legales de forma virtual a precio razonable para emprendedores.

Empezaron en el 2014, cómo van hoy en día, cuáles son sus objetivos?

historia de BackStartupIniciamos operación en septiembre de 2014 y estamos facturando desde el primer mes. Durante nuestro primer año el crecimiento en facturación mes contra mes fue del 23% y esperamos cerrar el 2016 triplicando nuestra base de clientes.

A la fecha hemos ayudado a crear cerca de 20 nuevas compañías y en total hemos atendido más de 70 empresas a nivel nacional. Pasamos de tener una persona al principio de la operación a contar con 16 empleados de planta, donde el 70% del equipo son mujeres y el promedio global de edad es de 28 años.

Nos hemos vuelto muy buenos como back office de empresas de alto potencial, incluyendo compañías como Mercadoni, Job and Talent, OhMyfi, LoEnvio y otras startups colombianas y extranjeras aceleradas por Wayra, Startup Chile y Y-Combinator.

Ver: La historia de la emprendedora que ha levantado medio millón de dólares

Nuestro objetivo de largo plazo es ser el back office de miles de startups no solo a nivel nacional, sino internacional. Estamos desarrollando soluciones tecnológicas que faciliten a nuestros clientes la comprensión y administración de sus empresas.

Adicionalmente, estamos en proceso de abrir una nueva sucursal de BackStartup en México y esperamos tener presencia en al menos 10 países en el 2024.

En resumen, nuestro objetivo es revolucionar la forma como los servicios legales y contables tradicionales usan las nuevas tecnologías, mientras generamos cientos de empleos de calidad a nivel regional.

Libros recomendados:

Para terminar, qué consejos le darías a las personas que quieren emprender

Sabemos que para los emprendedores los temas contables y legales son normalmente muy confusos y aburridos, y de hecho solo les prestan atención cuando es demasiado tarde y tienen un gran problema. Nuestra misión es hacerlo simple y previendo riesgos.

Danos algunos ejemplos…

Una contabilidad mal atendida puede implicar sanciones de $300.000 a $1.500.000 (pesos colombianos) por mes (dependiendo de cuantos impuestos haya por pagar en dicho mes), lo cual para un emprendimiento que está empezando puede significar la diferencia entre continuar operaciones o renunciar a sus sueños.

Del mismo modo, un mal manejo de temas legales eventualmente tiene varias repercusiones, por ejemplo, no acatar las normas de protección al consumidor o protección de datos conlleva sanciones de hasta 2.000 salarios mínimos mensuales vigentes.

Una demanda laboral puede implicar costos astronómicos para su empresa y no registrar una marca en el momento apropiado le podría acarrear múltiples pérdidas provocadas por el abuso de ésta por parte de terceros.

Continuar leyendo: LoEnvío, la historia del francés emprendiendo en Colombia

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

AHORA SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO. REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend