7 Lecciones para jóvenes emprendedores de la película de McDonald’s

Si existe una película que todos los jóvenes emprendedores deberían de ver al menos una vez en su vida es The Founder, ya que La historia de Ray Kroc y McDonald’s está llena de lecciones para todos aquellos que quieren emprender su propio negocio.

Si eres un emprendedor, o estás creando tu empresa, y quieres aprender a crecer a gran escala, de franquicias y cómo construir un marca, deberás revisar la historia de McDonald’s, y todo lo que hizo Ray Kroc para llevarla al éxito.

Si bien los fundadores de McDonald’s fueron los hermanos Richard y Maurice McDonald; Ray Kroc, siendo un vendedor ambulante de máquinas de batidos, se otorga el título de haber construido lo que es hoy la marca de comidas rápidas más exitosas del planeta.

Esta película está llena de valiosas lecciones para los jóvenes emprendedores: Ray Kroc tuvo que superar innumerables rechazos, fracasos, dificultades, pérdidas, problemas familiares y muchas otras situaciones difíciles a punta de persistencia.

Y tal como dijo Pablo Picasso, “cuando llegue la inspiración que me encuentre trabajando”, exactamente fue lo que le sucedió a este vendedor ambulante cuando un pequeño negocio llamado McDonald’s le hizo un gran pedido.

Esto no se trata de resumir la película, así que si quieres conocer el trama completo puedes verla en Netflix.

No obstante, la película de McDonald’s está llena de valiosos consejos para emprendedores, como por ejemplo, que los hermanos de McDonald’s no tenían el impulso y la visión para lograr lo que Ray Kroc alcanzó con la marca.

7 lecciones para jóvenes emprendedores por Ray Kroc y su historia con McDonald’s

1. Ray Kroc, el vendedor de máquinas para batidos, nunca se rindió. Este seguía vendiendo, vendiendo y vendiendo, recibiendo cientos de “No” hasta que encontró un sí. Este nunca aceptó un no por una respuesta.

Ver: 9 Estrategias para decir No de manera fácil y elegante

2. Constantemente innovaba. Cada vez que se enfrentaba a un “No es posible” este pensaba en alguna manera distinta de hacer las cosas. Ray Kroc siempre llevaba sus propuestas al límite.

3. Un consejo importantísimo para los jóvenes emprendedores que dejó Ray Kroc fue saber rodearse de las personas indicadas. Por ejemplo, Kroc vio el potencial y carisma de uno de sus cocineros, el cual posteriormente llegó a ocupar un cargo directivo.

De igual manera, Ray entendió que el mejor lugar para encontrar personas interesadas y apasionadas por el negocio no era en clubs ni restaurantes elegantes, así que comenzó a acudir a otros lugares que él sabía que habían posibilidades de negocio.

4. La persona que tengas a tu lado será fundamental para alcanzar tus objetivos. En varias ocasiones durante la película Ray se sentía incómodo con la falta de espíritu emprendedor de su esposa.

Así que si quieres ser un emprendedor exitoso, escoger tu pareja es un paso crucial.

5. Desde el principio era evidente la visión, ideas e impulso que tenía Ray Kroc con el negocio.

Por ejemplo, tuvo la idea de hacer los batidos en polvo para ahorrar los elevados costos de energía por almacenamiento; quería que Coca Cola patrocinara los menús para ganar dinero, entre otras ideas.

En tu caso, siendo un joven emprendedor, puedes estar pensando que no tienes el capital suficiente para hacer realidad tus ideas. No obstante, no permitas que la falta de dinero sea un techo para tu visión.

Es la falta de persistencia y no de capital, lo que impide a las personas tener éxito. Comparte en Twitter

Ahora bien, las lecciones para los jóvenes emprendedores se aprenden por imitación y también por oposición, es decir, identificando qué no te gusta de alguien para no aplicarlo en tu vida. Aquí tienes dos estas lecciones:

6. Las relaciones son importantes, y Ray, cuando tuvo la mayoría del negoció comenzó a tratar de mala manera a los hermanos McDonald’s.

Si bien existe una manera correcta de hacer las cosas, no se puede olvidar que al final del día, con quien haces negocios, es una persona con sueños, aspiraciones, errores y con una historia como tú.

7. No puedes olvidarte de las personas que estuvieron desde el comienzo contigo. Si bien las relaciones cambian, el amor se acaba y las amistades se alejan, no puedes olvidar lo que estos hicieron por ti desde un comienzo.

Siempre sé agradecido con las personas que te acompañaron, y en la medida de lo posible, retribuye con parte de tus logros y resultados, su presencia en los momentos difíciles.

Finalmente, recuerda que el emprendimiento requiere de trabajo duro, esfuerzo y persistencia.

No obstante también importan otros factores como las relaciones, tus principios y valores. Si logras tenerlos presentes en tu vida de negocios, esta será la mayor lección que puedes recibir siendo un joven emprendedor.

Continuar leyendo: 50 Hábitos que prueban que naciste para ser emprendedor

Fuente

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

AHORA SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO. REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend