10 Señales que indican que estás convirtiéndote en la persona que estás destinado a ser

Si has vivido alguna de las siguientes situaciones o señales, es porque estás madurando. Estás creciendo, algo que no es para nada fácil, pero necesario para encontrar tu lugar en el mundo.

La experiencia suele llegar en la vida en forma de fracasos, dolores, errores y situaciones difíciles, así que si sientes que estás pasando por algo de lo que leerás a continuación, significa que estás convirtiéndote en la persona que estás destinado a ser.

10 situaciones que demuestran que estás madurando:

1. Haces todo por ti mismo y te sientes aislado de los demás.

Cuanto más maduro eres, más cosas puedes manejar por ti mismo y sientes como si no quisieras ser la carga de nadie.

Siempre has dicho, “yo me encargo”, a aquellos que están dispuestos a ayudarte. A menudo te sientes solo y aislado, pero al mismo tiempo te sientes orgulloso por ser fuerte e independiente.

2. Te das cuenta de que tienes algunos problemas contigo mismo

Sabes que tienes problemas que superar, bien sea tu ansiedad, cambios de humor, problemas de confianza o problemas que perturban tu bienestar.

Reconocerás cuándo, cómo y en qué condiciones aparecerán esos problemas y darás lo mejor de ti para superarlos.

3. Deseas cortar algunas relaciones innecesarias

A medida que pasa el tiempo sentirás que tienes un montón de conocidos, pero pocos amigos. Comienzas a cuestionar tus relaciones con otras personas, empiezas a darte cuenta de quién es real y quién no, quién quiere quedarse y quien quiere irse.

Te sentirás decepcionado, culpable y triste por perder a algunos amigos que amaste, pero eres lo suficientemente valiente como para dejar las relaciones que son tóxicas y que abusaron emocionalmente de tu ser interior.

4. Es difícil para ti confiar en la gente

No sólo porque estás siendo selectivo con tus amigos, también porque no vas a creer fácilmente en las historias de los demás.

Has sido decepcionado muchas veces por traiciones y promesas rotas, sabes exactamente cómo funciona el mundo real. Pero cuando confías en las personas, serás leal y harás cualquier cosa para mantener esa relación.

5. Sientes que hay muchas cosas por lograr en tu vida

Es difícil para ti sentirse satisfecho con tu vida, siempre hay algo más que te gustaría lograr. No quieres conformarte con las mismas rutinas y trabajos, así que constantemente vives preguntándote qué sigue.

Por otra parte, tu vida es “aburrida” porque tienes menos drama innecesario en tu vida, que es algo de lo que deberías estar orgulloso.

6. Estás muy familiarizado con el sentimiento de tristeza

Para ti la vida no siempre es color de rosa. Hay días en que te sientes esperanzado, pero también hay momentos en que te sientes como si estuvieras en el punto más bajo de tu vida.

Eres capaz de lidiar con los corazones rotos, los fracasos, la decepción y la tristeza. Reconoces que la vida no siempre será fácil, pero a pesar de que sientes el dolor, eres capaz de recuperarte de nuevo y darte cuenta de que puedes aprender de todo lo que te pasa.

Ver: 15 Cosas que tus amigos exitosos dejaron de hacer

7. Sientes que te estás quedando sin tiempo

Es muy común que sientas que las 24 horas del día no son suficientes. Apenas tienes suficiente tiempo para dormir y siempre estas ocupado. Es una lucha por dividir el tiempo entre ti mismo y tus seres queridos.

Siempre habrá algo que tienes que hacer y a veces eres demasiado duro contigo mismo para hacer las cosas. Esto significa que tienes una fuerte determinación para tener éxito.

Ver: 5 Señales que indican que estás listo para ser exitoso

8. Te arrepientes de los errores que cometiste

Es fácil para ti culparte de los errores que tuviste en el pasado. Sabes que has tomado algunas malas decisiones y a veces quieres que todo vuelva a ser como antes.

Sin embargo, te das cuenta de que el arrepentimiento no te llevará a ninguna parte y lo único que puedes hacer es no repetir los mismos errores del pasado.

9. Siempre extrañas tu infancia, tu familia y tus seres queridos

Crecer es difícil y sueles recordar tu vieja vida cuando todo era “perfecto”. Vives por tu cuenta y estar separado con tu familia y tus seres queridos no es fácil en absoluto.

Pero, en el fondo, no quieres renunciar, eres plenamente consciente de que todas las luchas que tienes que dar para alcanzar tu mejor regalo: el éxito.

10. Te sientes perdido, confundido, y ansioso sobre de su futuro

Pareces ser audaz y fuerte, pero la mayoría de las veces te sientes muy inseguro acerca de tu propia vida. Siempre te has cuestionado acerca de lo que realmente necesitas y cuál es tu propósito en la vida.

No sabes exactamente cómo se supone que la vida debería ser, simplemente porque suceden muchas cosas inesperadas. Pero, a pesar de todas las confusiones y miedos, puedes controlarte para terminar siempre tus responsabilidades y trabajo.

Al final del día, siempre tomas las cosas con calma y entiendes plenamente que todo sucederá de acuerdo a tu propio ritmo.

Continuar leyendo: 10 señales que indican que estas malgastando tu vida

Fuente

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

AHORA SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO. REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend