No es un secreto que las personas emocionalmente inteligentes son mucho más consciente de sus realidades, trabajan bien con los demás y hasta tienen un crecimiento profesional mucho más rápido.

Desde que surgió el término EQ, diferentes estudios han demostrado que sin importar tu coeficiente intelectual, si tienes algunos de los rasgos de la inteligencia emocional, tienes muy buenas probabilidades de ser exitoso en la vida.

A continuación tienes 5 señales que probarían que eres emocionalmente inteligente, lo cual, en consecuencia, revelaría que tienes muy buenas chances de ser exitoso en lo que te propongas hacer.

1. Manejas tus emociones muchísimo mejor que los demás:

El autocontrol es una habilidad personal que desarrollamos interiormente. Esta resuelve la pregunta: ¿cómo puedo manejar mis emociones y comportamientos con el fin de tener resultados positivos?

Daniel Goleman, autor del libro Inteligencia Emocional plantea lo siguiente respecto a las personas con autocontrol:

“Las personas razonables–las que mantienen el control sobre sus emociones– son quienes pueden mantener un ambiente seguro y justo. Ellos logran mantener muy bajo el drama y la productividad muy alta”

El autocontrol, sumado con la disciplina mental, son habilidades que necesitan tener los líderes para mantenerse calmados y enfocados en momentos de estrés. Es una habilidad que tiene su recompensa en el largo plazo.

2. Te conoces a profundidad:

Aquellos que no se conocen, fácilmente se ven afectados por lo que ocurre en el exterior. No obstante, cuando entiendes qué te afecta, te emociona, te lastima o incomoda, podrás identificar qué escenarios te hacen mejorar y cuales no, y de esta manera ponerte en una posición que te beneficie.

3. Mientras que la gran mayoría reacciona, tú respondes:

Una reacción viene cargada de emociones y carente de razones; y en situaciones difíciles, esto se combina con una posición defensiva debido al temor de que alguien más nos lastime.

Las personas emocionalmente inteligentes conocen la razón de sus reacciones negativas, así que las enfrentan con autocontrol y confianza. Esto va desde el tono de tu respuesta hasta tu lenguaje corporal.

Esto requiere práctica, pero con el tiempo dejarás de reaccionar al instante y comenzarás a evaluar qué es lo que te incomoda, entiendes cada elemento de la ecuación y posteriormente darás una respuesta acorde.

4. Te pones en los pies de los demás:

La empatía es una cualidad indispensable para construir relaciones exitosas tanto en tu trabajo como en la vida personal. Es más, hay estudios que demuestran que la empatía es una de las principales responsables del rendimiento de una organización.

La mejor manera de desarrollar la empatía en tu vida es pensando en las demás personas, entendiendo que cada quien vive sus propias luchas y que su realidad no es muy distinta a la tuya.

Cuando eres capaz de ponerte en los zapatos de los demás te conviertes en una persona mucho más abierta y que escucha a los otros, lo que lleva a un sentimiento de gratitud hacia ti.

5. No permites que el resentimiento afecte una relación valiosa:

Siempre habrán argumentos, discusiones y puntos de vista encontrados. Sin embargo, las personas emocionalmente inteligentes no permiten que una discusión afecte una relación valiosa.

Si eres de los que no tiene problema en disculparte, sin esperar que la otra persona también lo haga, tienes inteligencia emocional.

Las habilidades sociales son un componente esencial de la inteligencia emocional, así que el coraje, la humildad y la perspectiva para no permitir que una buena relación termine, te llevará a cosechar buenas conexiones y consecuentemente rodearte de las personas indicadas para alcanzar tu éxito.

Continuar leyendo: Inteligencia emocional: Los 15 rasgos que tienen el 90% de los exitosos

Libros recomendados:

Fuente