En 10 años se han entrenado a miles de líderes con esta técnica para superar el estrés

Al final de mis veintes me diagnosticaron cáncer de estómago. Me operaron y los doctores me dijeron que me mantuviera positivo. Regresé a Japón, donde estaba trabajando, e intenté olvidarlo.

Los tumores regresaron un año después, esta vez en mi hígado. Después de una larga búsqueda, los cirujanos encontraron la forma de removerlos, pero sabía que esto era, de nuevo, una solución temporal. Estuve deprimido los seis meses siguientes.

La parte más difícil de mi enfermedad fue mi constante ansiedad por su regreso.

Entonces conocí a un hombre que cambió mi perspectiva. El Dr. Derek Roger había pasado 30 años investigando por qué algunas personas en situaciones difíciles se agobian, mientras que otras perseveran.

Él me enseñó todo lo que había aprendido, y cuando comencé a aplicarlo, mi ansiedad disminuyó sin que mi situación hubiera cambiado. De hecho, el cáncer regresó hace unos cinco años y se mantiene relativamente estable en mi hígado. Pero ya no me preocupo por ello.

Derek se convirtió en mi mentor, y durante los últimos 10 años hemos entrenado a miles de líderes para superar su estrés.

La presión no se debe convertir en estrés

Razones por las cuales no eres exitoso

El proceso comienza cuando se entiende que el estrés no es causado por personas o eventos externos, sino por su reacción a ellos.

En el lugar de trabajo, muchas personas culpan a su jefe, las tareas que deben realizar o a los plazos establecidos, por sus altos niveles de ansiedad. Sin embargo, existen otras personas que enfrentan los mismos desafíos y lo hacen sin estrés.

Ver: 10 Razones por las cuales no has alcanzado el 100% de tu potencial

Derek y yo a menudo nos encontramos con ejecutivos que tienen altos niveles de presión pero bajos niveles de estrés, y viceversa.

La presión y el estrés son dos estados distintos, pero lo primero se convierte en lo último cuando tienes la tendencia a seguir repensando y reflexionando los acontecimientos pasados ​​o futuros uniéndolos con razonamientos negativos.

Por supuesto, los líderes deben practicar la reflexión –planificar para el futuro y aprender con las lecciones del pasado – pero este es un proceso analítico, de corto plazo, con consecuencias positivas.

Pensar excesivamente en “qué puede suceder si..” puede llegar a disminuir tu salud, productividad y bienestar, y puede convertirse hasta en problemas coronarios o un funcionamiento inmune deficiente.

Vivir en el pasado o en el futuro también nos aleja del presente, haciendo que no podamos completar nuestras labores actuales. Si le preguntas a este tipo de personas cómo se sienten, nadie te dirá “feliz”. La mayoría se sienten miserables.

Para romper este hábito, de convertir la presión en estrés, Derek y yo recomendamos cuatro pasos:

1. Despiértate

powerpoint hace estupidos los estudiantes

Las personas pasan la mayor parte de su día en un estado llamado “dormir despierto“:

Un ejemplo de esto es cuando se parquean en el estacionamiento de la oficina, pero no pueden recordar su trayecto hasta allí; o cuando alguien en una reunión pide su opinión, pero se han perdido los últimos minutos de conversación.

Puesto que el pensar excesivamente sucede durante este estado debes ser más consciente y detenerte.

¿Cómo lograrlo?

Puedes hacerlo físicamente: Párate o siéntate, aplaude, mueve tu cuerpo.

O mentalmente: Conéctate con tus sentidos notando lo que puedes oír, ver, oler, saborear y sentir. La idea es volver a conectarte con el mundo.

2. Controla tu atención

Como reducir tu ansiedad

Cuando no estás enfocado, tu atención está encapsulada en un círculo vicioso inútil, como una rueda de un hámster.

Tienes que redireccionar tu atención para que puedas aprovechar su potencial al máximo. Aquí hay un ejercicio que le recomendamos a nuestros clientes:

Dibuja un círculo en una hoja, y escribe dentro de él todo lo que puedes controlar  y por fuera lo que no. Recuerda que puedes ocuparte exitosamente de tu trabajo, tu equipo y  tu familia sin recaer en el estrés.

3. Mantén una perspectiva positiva

La clave para ser feliz en el trabajo

Quienes piensan demasiado tienden a hacer de todo, una catástrofe, mientras que los líderes positivos optan por mirar el lado bueno de las cosas.

Le decimos a la gente que pruebe tres técnicas:

Contrastar:

Comparar un hecho estresante del pasado con el que está causando el sentimiento actual, por ejemplo, una enfermedad grave versus una venta perdida.

Cuestionar:

Hacerse preguntas del tipo: ¿Cuán importante va a ser esto en tres años. ¿Qué es lo peor que podría pasar? y ¿Cómo voy a sobrevivir?

Replantear:

Mirando su desafío desde un nuevo ángulo, ¿cuál es la oportunidad que me brinda esta situación que no he visto todavía? o incluso ¿qué es lo chistoso de este suceso

Libros recomendados

4. Dejar ir

Saber renunciar, Lo que hace grandes empresarios

Si la situación que estás pasando es complicada y no se sale de tu mente es obvio que no es fácil olvidar y dejarla ir, por lo que encontramos que tres técnicas pueden ayudarte.

La primera es la aceptación: reconoce que te guste o no la situación, así es fue como te fue dada, punto.

La segunda es aprender la lección: tu cerebro revisará los eventos hasta que sienta que ha aprendido algo de ellos, así que pregúntate: “¿qué he aprendido de esta experiencia?”

La tercera es la acción: A veces la solución real no es relajarse, sino hacer algo para cambiar lo que ocurre. Pregúntate: “¿qué debo hacer?”

75 claves para enfrentar una situación difícil en tu vida

Mientras luchaba contra el cáncer, me tomó un par de años entrenarme para seguir estos pasos. Pero al final funcionó. Mis niveles de estrés disminuyeron, mi salud mejoró y mi carrera despegó. Pero lo más emocionante fue que descubrí que todo lo que Derek me había enseñado podía ser dado a otros, con resultados similares.

Escrito por Nicholas Petrie

Fuente

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

AHORA SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO. REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend