10 Hábitos de personas demasiado carismáticas

Algunas personas simplemente nos hacen sentir importantes. Con su forma de ser y actuar hacen sentir especiales a las personas que tienen a su alrededor. Su presencia ilumina y entusiasma cualquier grupo.

Son personas demasiado carismáticas.

¿Qué tienen o qué hacen diferente al resto para lograr esto? Sus hábitos y carisma no tiene nada que ver con su nivel de éxito, por si estás pensando eso, sino con su comportamiento y con la manera cómo tratan a los demás personas.

Aquí tienes 10 hábitos de personas demasiado carismáticas que puedes practicar hoy mismo junto a 10 consejos prácticos:

1. Ellos escuchan más de lo hablan

Aquí tienes 5 hábitos sencillos que puedes practicar y que harán sentir a la otra persona importante y especial cada vez que hablas con ella:

  • Haz preguntas
  • Mantén un contacto visual
  • Sonríe
  • Asiente
  • Responde verbal y no verbalmente a sus palabras

Si quieres tener un comportamiento como las personas que son demasiado carismáticas deberás hacer sentir especial a la otra persona. Esto implica que cuando hables no des consejos que no te están pidiendo.

Que escuches y te asegures que la conversación gire en torno a las demás personas, a sus historias y anécdotas, y no a ti.

Consejo práctico: Únicamente habla cuando tienes algo importante para decir, y cuando hablamos de importancia, se refiere a la otra persona y no a ti.

2. No practican una escucha selectiva con las otras personas:

Las personas que son demasiado carismáticas prestan atención y escuchan activamente al 100% de personas con las cuales se relacionan. Ellos no son del tipo de personas que dependiendo del estatus o nivel de éxito, depende su nivel de atención.

Si eres de los que escucha dependiendo de quién y de qué ha hecho la persona, estás siendo demasiado arrogante, no carismático.

Consejo práctico: No escuches a las personas por su nivel de éxito, escúchalas porque son personas como tú, que tienen historias e ideas que te enriquecen, porque saben algo que tú no sabes.

Ver: Hábitos que le quitan potencial a nuestra vida

3. A la hora de conversar con alguien, dejan todos sus equipos aparte:

No hay nada más alejado de ser carismático que hablar con alguien que está pegado de su celular, pendiente de su pantalla o haciendo otras cosas mientras tú le hablas.

Si tú eres de las personas que hace esto, no creas que por decirle a la otra persona que “siga hablando que tú le estás poniendo atención…” resolverás tu falta de actitud y respeto.

Consejo práctico: Sin importar la notificación, correo, alerta o mensaje que estés recibiendo, este puede esperar. Entrega el mejor regalo que puedes darle a cualquier persona: tu tiempo y disposición.

Pregúntate, ¿te atreverías a guardar tu teléfono durante una semana?

4. Entregan antes de recibir, incluso, suelen no recibir nada a cambio:

Si basas tus relaciones con las demás personas dependiendo de lo que puedes obtener a cambio nunca construirás relaciones reales. Si tu amistad se basa en cómo aprovecharte, y no en lo que puedes brindar y apoyar a los demás, no esperes amigos a largo plazo.

Y mucho menos ser una persona demasiado carismática.

Consejo práctico: Entrega tu mejor versión, pregúntate todos los días qué puedes hacer por esas personas que realmente te importan.

5. No son egocéntricos ni se enfocan en sus logros:

Las únicas personas que quieren escuchar tu adulaciones, logros propios y reconocimientos son aquellos que son como tú, en cierta medida arrogantes. Así que si no quieres ser como ellos, deja de hablar de “todo lo que has logrado”

Consejo práctico: cuando la conversación gira en torno tuyo, las otras personas se cansarán de oírte, tendrán pereza de que llegues a una reunión y querrán pasar la menor cantidad de tiempo posible contigo.

6. Ellos entienden que los demás son más importantes:

¿Cuánto aprendiste cuando eras tú quien el que estaba hablando? Qué enseñanzas te dejó escuchar tus propias opiniones, logros y reconocimientos? En definitiva, escucharte repetir las mismas historias no te dejarán nuevas lecciones.

Escuchar a los demás sí. Asegúrate que la conversación se centre en tu compañía, no en ti.

Consejo práctico: Todo el mundo sabe algo que tú no sabes, no importa su nivel de éxito, profesionalismo o educación. Desde el detalle más simple hasta la explicación más compleja, todo el mundo tiene algo para enseñarte. Aprende lo que más puedas.

7. Prefieren regalarle el centro de atención a las personas que los rodean:

Ponte la tarea de averiguar qué han hecho tus compañeros de trabajo, tus amigos y familiares. Pregúntate cuáles han sido sus logros y objetivos cumplidos, y cuando se acerque una fecha especial, asegúrate que tú seas el primero en reconocer y felicitarlo.

Consejo práctico: Regálale el centro de atención a las personas que tienes a tu lado, hazlas sentir especiales y únicas, y diles, con frecuencia, lo bien que hacen sus trabajos y proyectos. Estos los hará sentir importantes, y con ganas de rodearte de personas como tú.

8. Escogen sabiamente sus palabras:

Las personas demasiado carismáticas saben que las palabras que utilizan impactan la actitud de los demás, su forma de expresarse puede impactar positiva (o negativamente) un espacio de trabajo, así que son cuidadosos con lo que piensan decir.

Consejo práctico: Deja de decir que tienes pereza de hacer cualquier cosa; deja de tener “obligaciones” y diles compromiso; deja de buscar un trabajador, escoge personas geniales para un puesto de trabajo.

Las palabras que utilizan demuestran tu forma de ver la vida; dicen qué tan feliz, carismático y mentalmente fuerte eres.

9. No se enfocan en los errores y fallas de los demás:

Todos hemos participado del chisme. Todos hemos hablado mal, escuchado hablar mal, o criticar a alguien que no está presente. El problema con esto es que no solo estás faltando al respeto del otro, sino que estás dando una muy mala impresión tuya.

Ver: 15 hábitos que incrementarán tus probabilidades de éxito

Las personas demasiado carismáticas no esperan ser más amigables hablando mal de los otros. Ellos prefieren ser honestos y pedir respeto cuando se habla de los demás.

Consejo práctico: Si tienes algo para decirle a alguien, bueno o malo, ten el coraje de decirlo de frente. Ser carismático no significa siempre estar sonriendo, significa que valoras tanto a las demás personas que prefieres decir lo que piensas con honestidad.

10. Sin embargo, tienen el coraje de admitir sus errores:

Las personas exitosas no son carismáticas por lo que han logrado, su carisma no se debe a sus logros sino a la manera cómo tratan a los demás. De hecho, hay muchas personas exitosas que tienen cero carisma, cero amigos y cero habilidad social.

Sé lo suficientemente humilde para admitir tus errores. Reconoce que tu camino hacia el éxito se está construyendo, y que si bien tienes muchas fallas, estás decidido a lograr tu objetivos.

Consejo práctico: Admite, ríete y corrige tus errores. Esto demuestra que eres mucho más grande que ellos y que eres lo suficientemente carismático para hablar de ellos y hasta para burlarte de ti mismo.

Libros recomendados:

Continuar leyendo: 10 cosas que las personas inteligentes jamás hacen

Fuente

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO.

REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend