Uno de los mayores errores que puedes cometer luego de salir de la universidad es financiar tu estilo de vida por medio de deudas. Esto es, endeudarte para darte un vida que aun no puedes sostener.

Este es el peor error financiero que puedes cometer. Simple.

Las deudas mal utilizadas son un grave error. Te endeudaste para comprar un carro que ya no tienes, para comprar aparatos electrónicos que hoy en día no utilizas.

Te endeudas para ir a restaurantes y comer comidas que ya no recuerdas, para comprar libros que ya no tienes…para practicar hobbies costosos que ya dejaste en el olvido.

 

En pocas palabras, toda esta deuda se fue en nada. Decidiste financiar tu estilo de vida de corto plazo, la cual poco recuerdas mientras tu deuda se queda. Y una posible razón por la cual dejaste que esto pasara fue porque pensaste que para llevar un estilo de vida moderno, lujoso y cómodo, tenías que endeudarte sí o sí.

Esencialmente, esto ocurrió porque compraste la idea que necesitabas un montón de cosas en tu vida para no sentirte pobre, y estas cosas las necesitabas de inmediato.

Hoy te darás cuenta que todas esas ideas son ridículas, y que no necesitas de la deuda para llevar un estilo de vida acorde con tus sueños. Si decides seguir los siguientes consejos, con seguridad reducirás varios años a tu edad para pensionarte como sueñas:

1. Deja de comprar cosas que no recordarás en una semana:

5-claves-para-promocionar-tu-idea-de-negocio

Esta es, quizás, la mayor lección que aprenderás acerca de tus finanzas personales. Si vas a comprar algo que no vas a recordar dentro de 8 días, no deberías gastar tu dinero en él. Si lo haces y lo olvidas por completo, estarás básicamente botando tu dinero al olvido.

Las únicas cosas que se olvidarán por completo, y en las que deberías gastar tu dinero, son tu necesidades básicas–comida, ropa y un techo donde dormir.

Pongamos un ejemplo: Las personas suelen tener un evento que disfrutan, recuerdan y que les resulta memorable–como tomar un delicioso café con un amigo–y comienzan a repetirlo y repetirlo hasta que deja de ser memorable.

Se convierte en algo normal y en algo que olvidarás, y resulta que cuando tienes un gasto extra y lo conviertes en algo recurrente, estás, literalmente, desperdiciando tu dinero.

Ver: 12 gastos innecesarios que te empobrecen sin darte cuenta

Incluso, las compras “especiales” se pueden olvidar fácilmente: tu primer libro de este año puede ser memorable, pero el número 30? Ya ni sabes en qué parte de tu biblioteca está.

Utiliza los extractos de tu tarjeta de crédito, informes bancarios y recibos para reducir estos gastos:

El truco con estos gastos que “olvidas” es que no los recuerdas unos días después. La solución que tienes es indagar tus gastos de la tarjeta de crédito, recibos y extractos bancarios de forma recurrente y llevar un registro de este tipo de compras.

¿Qué compras hiciste que apenas puedes recordar, o que olvidaste por completo?

Reconoce en qué lugares hiciste esas compras, e identifícalos como lugares donde olvidas para siempre tu dinero. No tiene ningún sentido regresar al lugar donde estas botándolo.

Ver: 11 Errores que puedes estar cometiendo con tu tarjeta de crédito

Evita salidas a comer:

No lo mal interpretes–no hay nada de malo en salir a un restaurante siempre y cuando sea una comida memorable. Si saldrás a comer con unos amigos que no ves hace algún tiempo, o con tu enamorada celebrando una fecha especial, deberías (estás en la obligación) de ir.

El problema ocurre cuando comes en restaurantes todo los fines de semana, y a los días ni recuerdas dónde o qué comiste. La comida rápida, comida china y las hamburguesas suelen caer en esta categoría.

Estos ejemplos los vas a olvidar, son relativamente costosos, malos para tu salud y no te ayudan a “ahorrar mucho tiempo”.

Ver: ¿Quieres ahorrar dinero? Aquí tienes 42 formas de hacerlo

2. Arrienda, y no compres, tu lugar de vivienda:

Sí, el sueño de muchos incluye comprar una casa o apartamento propio. El problema es que muchas personas tienen que hipotecar sus vidas para vivir su sueño.

Estas personas toman la decisión de endeudarse con cuotas que limitan sus estilos de vida, limitan su margen de maniobra y el rango de decisiones que pueden tomar.

Adicionalmente, estas cuotas vienen acompañadas del pago de impuestos, seguros, gastos de administración y demás.

El resultado es que muchos dueños de casa terminan arrinconados; teniendo una casa que aman y muy poco dinero para vivir o para ahorrar para el futuro. Y la “solución” que tienen para esto es embarcarse en nuevas deudas para comprar un carro y amoblar su sueño.

Definitivamente es una alternativa complicada: las personas se ven obligadas a llevar una vida muy apretada, donde deben mantener su empleo, o todo lo demás en su vida se cae a pedazos.

Una alternativa mucho más atractiva y liviana es arrendar en lugar de comprar, y arrendar barato. Analiza el lugar donde vives con base a las actividades que realizas allí; preparar tu comida, comer, dormir, limpiarte, necesidades básicas y olvídate de esos “eventos ocasionales” como una fiesta con tus amigos.

Aquí tienes dos consejos: 

Escoge un lugar pequeño, con lo esencial en la cocina:

Si basas tu búsqueda de vivienda para satisfacer tus necesidades básicas–como espacio para preparar tu comida, donde comer, tu higiene, para relajarte y dormir–no necesitarás mucho espacio para esto, así que no pages por un espacio más grande, ya que esto implicaría tener que amoblarlo con cosas que no necesitas.

La solución es optar por algo pequeño, algo eficiente. Hacerlo reduce drásticamente tus cuentas de la casa, ya que no tienes que gastar dinero en espacios que no necesitas, con muebles que no necesitas y con dinero que te puede servir para otra cosa.

Ver: Cuánto dinero tienes que ahorrar cada día para convertirte en millonario a los 65 años

Tener lo esencial en la cocina implica que puedes preparar tus comidas en casa, ahorrándote todos los gastos implícitos de salir a un restaurante. Esta opción es mucho más económica que arrendar un lugar más grande o meterte en una hipoteca.

Literalmente estarás ahorrando cientos–incluso miles–de dólares si escoges esta ruta; la cual en un futuro podrán ser destinados para comprar una casa más grande, o para cumplir el sueño que sea que tengas.

Enfócate en la ubicación:

La cuestión es la siguiente, la mayoría de las cosas que te toca hacer en la casa, que te gustaría hacer en la calle, serían mucho más fáciles si tuvieras acceso rápido a los lugares para hacerlo. Por ejemplo, no necesitas mucho espacio en tu casa para reunirte con tus amigos si tienes un lugar cercano en el cual pueden pasar el rato.

La recomendación es encontrar un lugar donde quedes cerca de tu trabajo y donde te quede fácil llevar tu vida social y amistades, además de ser un lugar cercano al transporte público.

Lo que debes buscar con esto es que la mayoría de cosas que tienes que hacer en la casa, lo puedas hacer en la calle, y de esta forma, reducir los gastos “caseros”.

3. Considera otros medios de transporte:

Mentalmente fuerte, fortaleza mentalEsto no significa que debas olvidarte de tener un carro; cada persona vive situaciones especiales, y para algunos, un auto es una herramienta obligatoria.

Si vives en una zona rural, por ejemplo, es realmente complicado vivir sin tener este medio de transporte.

Sin embargo, y en la medida que sea posible, tu primer medio de transporte debería ser algo menos costoso que un vehículo. Tu carro debería de ser un apoyo, un soporte.

¿Qué otras opciones? Tienes el transporte público, una bicicleta, tus pies…en muchas ciudades del mundo esto es más que suficiente.

La razón para optar por estas, se debe a que los carros son muy costosos así sean pagados de contado, ya que tienes gastos implícitos como impuestos, seguros, gasolina y mantenimientos. Así que si puedes vivir sin estos gastos, ahorrarás grandes cantidades de dinero.

Ver: Cómo salir de todas las deudas antes de los 30 años

En el caso que necesites un carro, no compres uno nuevo. Escoge uno de segunda y manéjalo hasta que se haga pedazos, y cuando esto ocurra, escoge otro carro de segunda. Continúa este ciclo y ahorra $100 dólares mensuales para tu próximo cambio, esto te permitirá tener siempre el dinero suficiente para comprar tu siguiente carro.

4. Utiliza las bibliotecas para entretenerte:

Muchas personas suelen imaginarse las bibliotecas como lugares desérticos, tristes y con una bibliotecaria amargada gritando a todo el mundo pidiendo silencio….estas personas hace mucho, mucho rato no visitan una biblioteca.

Las bibliotecas actuales tienen diferentes tipos de libros para todo tipo de lectores, desde niños hasta adultos mayores, desde libros de historia hasta ciencia ficción, cualquier libro que imagines se encuentra en este espacio de conocimiento.

Libros recomendados:

Igualmente tienen películas, videos y materiales didácticos que pueden ayudarte a conocer nuevos temas de una manera más entretenida. ¿La mejor parte? Todos estos recursos son gratuitos, no tienes que pagar un centavo por ellos.

La próxima vez que vayas a comprar una película, libro, revista o audio, considera la biblioteca de tu ciudad–si ellos lo tienen gratuitamente, ¿por qué gastar tu dinero?

Ver: 10 Libros que debes leer si quieres ser un emprendedor exitoso

5. Encuentra hobbies fuera de tu casa:

Un hobby por fuera de tu casa tiene múltiples propósitos. Por un lado, este te saca de tu casa y te sirve para tu salud física; te sentirás mejor, tendrás más energía y mantendrás las condiciones médicas en control.

Por otro lado, la mayoría de estos pasatiempos (no todos) no son tan costosos; algunos solo requieren de unos zapatos y tiempo, o quizás uno o dos equipamientos, como el fútbol.

Inclusive, los hobbies por fuera de tu casa son inherentemente actividades sociales; es muy fácil participar en ellas de forma grupal: un equipo de fútbol, baloncesto o voleibol jugando en un parque es una actividad puramente social.

Si no sabes por donde empezar en este del hobby, piensa en actividades que te gusta hacer en la calle y simplemente ve y hazlo, invita algunos amigos, te resultará más divertido.

Prueba con los grupos de tu comunidad:

Es muy probable que tu comunidad tenga un número de organizaciones, clubs o grupos que nunca hayas escuchado y que pueden interesarte. La clave es encontrarlos y dejar la pereza en tu casa.

La mayoría de estos eventos no tienen ningún costo, y tienen muchos beneficios como ampliar tu círculo social y añadir nuevos gustos a tus actividades por fuera de casa.

6. Ten algo de sentido con tu armario:

Uno de los mayores retos es la ropa. Muchos jóvenes profesionales tienen la expectativa de “vestirse muy bien” lo cual termina traduciéndose en unos gastos significativos para tu tarjeta de crédito.

Menos mal existe una solución inteligente para esto…

Tener un armario inteligente:

En lo único que te tienes que concentrar en tu clóset es en la cantidad de “conjuntos” o “pintas” que pueden funcionar.

Por ejemplo, si dices “este pantalón solo se ve bien con esta camisa”, entonces ambas prendas representan un solo conjunto con el que puedes ir a trabajar. Si le añades otra camisa, este seguirá siendo solo uno.

Distinto sería si dijeras que “este pantalón se ve bien con estas cinco camisas”, lo que implica que tienes 5 posibles “conjuntos” para ir a trabajar. Si añades otra camisa, tendrás 6 conjuntos.

Podrías ir un poco más lejos y decir “cada uno de estos 5 pantalones se ven bien con cada una de estas 5 camisas”, lo que significa que tienes 25 conjuntos potenciales para ir a tu trabajo. Incluso, si añades una camisa más, tendrás 30 conjuntos.

En pocas palabras un armario inteligente es aquel donde casi todas sus prendas combinan las unas con las otras.

Si tienes uno de esto, el dinero que tienes que gastar comprando nuevas prendas sería muy poco; de hecho, sería demasiado poco: seis pantalones, 6 camisas, 6 corbatas, y 2 chaquetas (en el caso de los hombres) y puedes crear una cantidad enorme de conjuntos, utilizando un pequeño espacio para tu clóset.

No obstante, debes tener en cuenta varias cosas:

  • Este sistema requiere que laves tu ropa regularmente.
  • No puedes escaparte de tu día para lavar ropa, aunque esto tampoco implica mucho tiempo (1-2 tandas)
  • Este sistema requiere de ropa que sea de calidad.
  • Si bien es ropa más costosa, como es menos cantidad, terminarás ahorrando dinero.

7. Busca primero opciones de segunda:

Es una regla bastante simple, y aun así, la gente no la sigue:

En cualquier momento que vayas a comprar algo, invierte un poco de tu tiempo buscando si está disponible un ítem usado antes de pagar por uno nuevo.

¿Estás apunto de comprar un televisor? Antes de ir a Amazon y hundir “Comprar Ahora”, busca alternativas de segunda que te puedan servir, busca en tu ciudad un lugar donde vendan cosas usadas, un amigo puede estar vendiendo uno…existen muchas alternativas que pueden ayudarte a ahorrar unos cuantos dólares.

Ver: 50 Consejos para ser millonario de forma rápida y fácil

La misma historia ocurre con cualquier cosa que quieras comprar, desde muebles, platos hasta electrodomésticos; es muy probable que estén vendiendo algo de segunda que pueda acomodarse a tu necesidades.

La cuestión es que nunca encontrarás si no haces la tarea de buscar, así que antes de comprar cualquier cosa haz la tarea de investigar un poco. Y sí, quizás no sea lo mismo que comprar algo nuevo, pero con seguridad que te sentirás feliz de no haber sacado esos billetes de más de tu bolsillo.

Conclusión:

Todos estos cambios que acabas de leer, los puedes hacer sin afectar la calidad, o estilo de vida que deseas llevar: seguirás viviendo momentos memorables y viviendo la vida que quieres recordar.

Lo único que tienes que hacer es vivirla de manera inteligente, evitando caer en ese ciclo de deudas de nunca acabar que terminarán amarrándote de por vida a un empleo.

Elige un estilo de vida que maximice tu libertad, no que maximice las cosas que tienes. Elige vivir momentos memorables, no experiencias que no recordarás y se llevarán tu dinero con ellas.

Todo eso lo puedes lograr de una manera libre de deudas. Y esta es la manera de tener una vida grandiosa.

Fuente

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO.

REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend