9 Maneras de apalancarte en tu trabajo para crear tu negocio

¿Cómo combinar tu trabajo con un negocio de medio tiempo? La mayoría de nosotros hemos soñado con abrir un negocio, sin embargo, tenemos la creencia de que podría ser algo muy difícil de lograr.

Primeramente porque no contamos con una buena cantidad de dinero ahorrado para invertir, esto en consecuencia, de nuestro malos hábitos de ahorro que tenemos cada quincena.

Después de considerar nuestra falta de capital pensamos en la siguiente excusa “Es que no tengo tiempo”, y algunos llegamos a pensar un poco más allá y buscamos alguna forma de combinar nuestro trabajo actual con la apertura de un negocio….

Pero tampoco conseguimos nada, porque inmediatamente pensamos, “tengo demasiado trabajo en mi empleo actual, la mayoría de las veces debo quedarme horas extra, cómo pretendo hacerle para administrar un negocio y al mismo tiempo conservar mi fuente de ingresos

Y sí, todas estas excusas o argumentos (si les queremos ver un lado lógico y razonable) son ciertas.

Porque es cierto que necesitamos dinero para invertir, es cierto que un negocio requiere tiempo, y también es cierto que es un suicidio financiero renunciar en tu empleo actual sin contar con un ahorro suficiente para costear la inversión de tu negocio.

Durante los primeros meses lo más probable es que no obtengas ninguna ganancia; puesto que todos tenemos gastos que pagar, nadie niega que ocupamos el dinero para la gasolina, para comer, para pagar los recibos, etc, etc.

Sin embargo quiero que sepas que es posible ahorrar un cantidad suficiente para invertir mientras conservas tu empleo actual.

Y para ello te comparto 9 recomendaciones que me han funcionado:

1. Si ya tienes un trabajo como empleado, ¡Excelente! Ya tienes tu primera fuente de ingresos para tu futuro negocio, ahora te toca ser el mejor para conservarlo.

2. Dado que ya cuentas con un salario fijo, ahora te invito a que elimines todas tus deudas de tarjetas de crédito, préstamos, etc. De tal manera que te quedes únicamente con los gastos que necesitas para vivir (comida, vivienda, ropa, transporte, servicios)

3. Después de que pagues todos tus gastos fijos debe sobrarte una cantidad. Si no te sobra es porque tus hábitos de consumo sobrepasan tus ingresos.

Ver: 12 gastos innecesarios que te empobrecen sin darte cuenta

Así que deberías de empezar entonces por incrementar tu fuente de ingresos y disminuir tus gastos fijos si quieres llegar a tener un negocio algún día. Ahorra la mitad o más para ese sueño que tienes en mente.

4. Una vez que tengas una cantidad de dinero ahorrada “Ajusta tu sueño al capital” y no al revés como todos quisiéramos.

Con esto me refiero a que si por ejemplo tu idea es abrir un restaurante de los años 80s y tienes en tu presupuesto que ocupas 1 o 2 millones, podrías ajustar ese sueño a tu capital actual e iniciar a lo mejor con una foodtruck con la misma temática.

Ver: 10 negocios que puedes empezar hoy mismo sin dinero

Inicialmente puedes permanecer ahí unos 3 años mientras ahorras las ganancias que te llevarán a conseguir posteriormente ese establecimiento con el que tanto sueñas.

Además que de esta forma lograrás tener un aprendizaje de lo que implica el manejo de tu negocio, conocer los retos a los que te vas a enfrentar y la manera en la que los vas a solucionar para que cuando ya tengas algo más grande, estés mejor preparado.

5. Ahora que ya tenemos resuelta la parte del capital, pensemos en el tiempo. Haz una lista con cada una de las horas que tiene el día y escribe lo que haces en cada una de ellas (sí, las 24 horas).

Ver: Cómo crear tu empresa un día a la semana

Revisa minuciosamente que actividades de tu día podrías eliminar y que otras no, por ejemplo, las horas de sueño, y las de trabajo no son tan negociables, pero el resto de las horas sí puedes hacer algo al respecto.

6. Enseguida, elige las horas de tu día que podrás dedicarle a tu negocio, no importa que solo tengas unas dos o tres horas al día, por algo se empieza, y actualmente no lo haces, por lo que estas “pocas” horas eventualmente te acercarán a tu sueño.

7. Otra cosa que probablemente nunca consideramos es que en nuestro trabajo, siempre podemos tener horas libres, las cuales podamos invertir en desarrollar ideas para nuestro negocio, sólo que tenemos que ser más eficientes.

Ver: Cómo crear tu empresa desde tu puesto de trabajo

Con esto me refiero a que si trabajas la jornada normal de 8 horas puedes terminar tus pendientes en 6 horas y dejar esas 2 horas restantes para trabajar en tu proyecto.

Pero por supuesto, esto implica un sacrificio, porque tendrás que platicar menos con tus compañeros, navegar menos tiempo en redes sociales, leer menos noticias, acortar tu hora de comida, ir por un café sin platicar por los pasillos, o cualquier cosa que te quite tiempo en tu trabajo, pero sé honesto (a), si tienes tiempo.

Libros recomendados:

8. Y lo más importante es que tu trabajo siempre tendrá que ser terminado en tus horas de trabajo.  Nunca te lleves trabajo a casa, porque ese tiempo extra, además de que nadie te lo paga, es tiempo que le robas a tu negocio.

Será muy pesado al inicio, creerás que no se puede, pero créeme, sí se puede, y es altamente satisfactorio (todas mis compañeras siempre se llevan trabajo a casa y yo tengo más de 4 años que nunca me llevo nada, y siempre cumplo a tiempo)

9. No te puedes dar el lujo de descuidar tu trabajo o de ser un mal elemento, precisamente porque tu negocio va iniciando y necesitas tener dinero, para vivir y para mantener tu negocio.

Sin embargo, te aseguro que llegará el momento en que podrás decirle adiós a tu empleo actual y gozar de las maravillas económicas que tu negocio te brindará, pero sin duda alguna, por ahora tendrás que esperar y poner en juego tu paciencia.

Esto te aseguro que al principio no será fácil, pero de que es posible, eso te lo garantizo.

Precisamente porque esa fue la manera en la que inicié mi negocio y la forma en la que he vivido 8 años.

Es más, ahora mismo mientras escribo este artículo, me encuentro en mi empleo, en uno de esos “momentos libres” en los que estoy renunciando a leer mis interesantes redes sociales o platicar sobre el fin de semana con alguna de mis compañeras.

Continuar leyendo: Por qué debes crear tu empresa luego de graduarte, y no buscar un trabajo

Escrito por Susy Uribe

Soy empleada de medio tiempo; por las mañanas  (7am a 2:15pm) donde trabajo para un colegio bilingüe como maestra de inglés en  primaria y por las tardes de 3 a 8pm me organizo para supervisar las 3 sucursales de Cepedi. Leo por lo menos un capítulo de un libro diariamente y algunos artículos ya que me ayudan demasiado a no perder la motivación y el enfoque en las épocas difíciles

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO.

REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend