Cómo salir de deudas: 10 Claves para salir rápido de ellas

Antes de aprender cómo salir de deudas, debes entender una serie de realidades que no solo evitarán que vuelvas a endeudaderte, sino que te darán un entendimiento de la nueva realidad económica en la que vivimos.

Aunque no lo creas existen deudas buenas. Son aquellas que si bien te generan un costo (es decir, tienes que pagar intereses por ese dinero), este capital lo tienes invertido en algún activo el cual genera una rentabilidad mayor al costo que debes pagar, o en palabras sencillas, el interés que definió el prestamista.

En este artículo no vamos a explicarte cómo salir de deudas buenas, ya que estas te sirven como apalancamiento para un nuevo negocio, una inversión en propiedad raíz o para crear una nueva fuente de ingreso.

En esta guía no solo vamos a explicarte cómo salir de deudas que has adquirido para mantener tu estilo de vida, comprando cosas que ya no recuerdas, viajando en momentos inoportunos, y otros gastos innecesarios que te empobrecen sin darte cuenta.

También vamos a abordar una serie de consejos que evitarán, en primer lugar, que adquieras deudas.

Estas van desde las tarjetas de crédito, préstamos personales que no necesitas, créditos bancarios a tasas elevadas o en últimos casos, financiamiento por parte de familiares y amigos.

Antes de aprender cómo salir de deudas, ten presente los siguientes datos:

Hoy en día los adultos jóvenes, esos entre los 18 y 24 años, están graduándose más tarde, iniciando sus carreras profesionales más tarde, casándose más tarde, teniendo hijos más tarde…

Empezando a ahorrar su dinero más tarde.

En el 2009, tan solo el 20% de las personas entre 18 y 24 años se encontraban desempleadas o subempleadas. No obstante, con el paso de los años, esta cifra ha venido aumentando hasta llegar a un 50% en la actualidad.

Si agregas unos 5 años para obtener un título universitario, además de los miles de dólares de préstamo que necesitas para poder costear la universidad, con seguridad y tendrás un problema.

Esta realidad ha puesto la madurez de los jóvenes adultos en el punto más bajo de todos los tiempos y sus deudas en el punto más alto de la historia.

Con base en este nuevo escenario, no solo es indispensable que aprendas cómo salir de deudas, sino que decidas llevar una vida libre de deudas en primer lugar.

Y si bien es una decisión que implica asumir grandes sacrificios, valdrá la pena en el futuro, cuando puedas disfrutar de tu libertad financiera, independientemente del dinero que estés facturando.

Cómo salir de deudas de manera rápida sin afectar tu estilo de vida:

Como salir de deudas rapido

Crédito: Shutterstock

Si te encuentras endeudado, lo primero que deberás hacer es salir del hueco financiero en el que te encuentras antes de pensar en gastos que no te generan ingresos o en tratar de aparentar que llevas un estilo de vida envidiable.

Aquí tienes 10 pasos para aprender cómo salir de deudas fácilmente.

1. Destina el 30% de tus ingresos para cubrir tus deudas:

Si bien puedes destinar un mayor porcentaje, no tiene sentido que dejes de vivir mientras pagas tus deudas.

Es verdad que puede tomar un poco más de tiempo cuando solo destinas un 30%, pero recuerda que tienes otros gastos de mantenimiento como vivienda, comida, familia, entre otros.

Es fundamental que aprendas cómo administrar tu dinero si quieres salir de tus deudas.

2. Organiza tus deudas en orden de tasas de interés:

Si quieres aprender cómo salir de deudas rápidamente, paga aquellos compromisos que impliquen un mayor costo.

¿Cómo así? Paga las deudas que tienen un interés más alto primero, de esta manera evitarás que los intereses se sigan acumulando, y tu deuda parezca que nunca fuera a terminar.

Lo que debes hacer es clasificar tus deudas en una hoja de excel, o papel en blanco, y según la tasa de interés anual, o mensual, vas a clasificar tus deudas de mayor a menor.

En primer lugar irá la que tiene una tasa de interés más alta y esta se convertirá en tu prioridad número uno. Una vez termines de pagar, sigue con la siguiente y así consecutivamente.

3. No solo pagues intereses, haz abonos a capital

Los intereses son la manifestación, pero no son la raíz de tus problemas financieros. El problema es que no estás reduciendo la base sobre la cual te cobran los intereses.

Es decir, si debes $100 dólares y te cobran un interés de $5 dólares mensuales, y lo único que haces, mes a mes, es sacar los $5 dólares de tu billetera, nunca pagarás tu deuda.

Los abonos al capital es ese dinero extra que das para que la base, o el capital, es decir los $100 dólares del ejemplo, se reduzca y por ende, los intereses también.

En el caso que decidas hacer un aporte a capital a tu deuda con el banco, tienes dos opciones:

La primera es que se reduzca el monto de la cuota, es decir que pagues menos; o reducir el tiempo del préstamo, lo que implica que sigas pagando lo mismo pero durante menos tiempo.

4. Devuelve tus tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito son una increíble herramienta de financiamiento, siempre y cuando aprendas cómo utilizarlas. Si utilizas tu tarjeta de crédito para mantener tu estilo de vida, ten la certeza que jamás aprenderás cómo salir de deudas.

¿Por qué? Las tarjetas de crédito tienen una de las tasas de interés más caras en el mercado.

Dependiendo del país en el que te encuentres esta tasa puede variar. Según el el diario El Financiero, las tasas en América Latina se encuentran entre 25% y 40%, exceptuando Brasil, cuya tasa ha alcanzado hasta el 400% efectivo anual.

Cómo salir de deudas si tienes tarjetas de crédito

como salir de deudas tarjetas de credito

Crédito: Shutterstock

Si tienes varias tarjetas de crédito, lo primero que debes hacer es devolver aquellas con las tasas de interés más caras; no tiene ningún sentido estar pagando intereses altos cuando puedes conseguir el mismo dinero por un “precio”mucho menor.

Si no quieres perder el “dinero disponible” que tenías en esa tarjeta de crédito, y son del mismo banco, puedes pedir que te transfieran el cupo a otra.

No obstante, recuerda que ese cupo de tu tarjeta afecta tu cupo de endeudamiento en general.

Lo que esto quiere decir es que si más adelante deseas obtener un crédito de vivienda, y tienes varias tarjetas con cupos significativos, es posible que te rechacen; ya que el banco interpreta que tu capacidad de pago ya se está viendo afectada por esas tarjetas de crédito.

Si tu objetivo es aprender cómo ser millonario, debes darte a la tarea de tener máximo una o dos tarjetas de crédito.

Gastos silenciosos: Las cuotas de manejo

Las cuotas de manejo es lo que te cobra el banco por darte una tarjeta de crédito. Este valor va a depender de tu capacidad de negociación como cliente y los beneficios que tiene tu tarjeta.

Si tienes cinco tarjetas de crédito estarás pagando cinco cuotas de manejo. Sinceramente este dinero podría estar mucho mejor invertido si lo utilizas para pagar alguna deuda.

Entonces a la hora de escoger qué tarjeta de crédito devolver considera la cuota de manejo. Aunque no lo creas, así es cómo se aprende cómo salir de deudas de una manera fácil.

Cómo utilizar inteligentemente una tarjeta de crédito

como salir de deudas utilizando tarjeta de credito

Crédito: Shutterstock

Como dijimos al principio, las tarjetas de crédito son una increíble herramienta de financiamiento si sabemos cómo utilizarlas.

Entonces una vez devueltas las tarjetas innecesarias que tengas de más, es momento de darle un uso inteligente a la que tienes. Aquí están unos consejos prácticos:

1. Haz todas tus compras a una sola cuota, o en su defecto, paga tus compras dentro del primer mes. Lo que esto hace es que no pagas intereses, ya que estos comienzan a correr a partir del segundo es.

En palabras sencillas, cuando compras a una sola cuota estás consiguiendo dinero prestado de manera gratuita.

2. El cupo de las tarjetas de crédito no son un “dinero extra” con el que cuentas una vez se te acaban los ingresos. Así que no compres cosas que no tienes con qué pagar durante el próximo mes.

Si lo haces, significa que no has aprendido cómo salir de deudas y quieres seguir manteniendo un estilo costoso con dinero plástico demasiado costoso.

3. En la medida de lo posible, utiliza la tarjeta de crédito para hacer compras costosas. Cuando te acostumbras a pagar todo con tu tarjeta, y sigues con el efectivo en tu billetera, te da la impresión que no has gastado casi así que sientes que te puedes relajar.

El problema viene cuando llega la cuenta de cobro a fin de mes y no tienes con qué pagar.

4. Si estás utilizando las tarjetas de crédito y no estás aprovechando los beneficios que estas ofrecen, estás regalando tu dinero en cada cuota de manejo. 

Desde los puntos o millas que estas ofrecen y que puedes redimir por viajes, productos o experiencias; hasta seguros médicos, seguros de vehículos, compras, cerrajeros, protección a tus compras, entre muchos otros beneficios, tus tarjetas son más que un simple plástico.

5. Por último, pero no menos importante, conoce dos fechas importantes: La fecha de pago y la fecha de corte. 

La primera es la fecha hasta cuando tienes plazo para pagar lo que debes en tu tarjeta. La fecha de corte es hasta el día del mes que se cobrará tu tarjeta de crédito.

¿Cómo así? Si tu fecha de corte son los días 15 de cada mes, las compras que hagas después de este día no te llegarán en la siguiente factura, si no en la próxima que sigue.

Por ejemplo: Si tu fecha de corte es el 15, y decides comprar un televisor el día 14 de octubre, el pago del mismo deberás hacerlo en noviembre.

Ahora, si decides comprarlo después de tu fecha de corte, es decir del 16 en adelante, el pago del mismo no lo harás en noviembre si no en Diciembre.

5. Evita los intereses en mora pagando a tiempo

Ya estás pagando unos intereses considerables por tus deudas, ¿sabías que si te atrasas en las fechas de pago de tus deudas, los intereses son mucho más caros?

Esto se conoce como tasa de interés de mora, y consiste en una penalidad por demorarte pagando tus deudas; sin importar que sean deudas de tu tarjeta de crédito, deudas hipotecarias o préstamos de libre inversión.

¿Cómo es posible aprender cómo salir de deudas si no las estás pagando a tiempo?

Puedes colocar un recordatorio en tu celular o calendario, o aplicar el punto numero 6 de esta lista para aprender cómo salir de deudas.

Si crees que este tipo de cosas no te ayuda a salir de deudas rápidamente, solo piensa que si olvidas varias veces en un mismo año pagar a tiempo, lo que pagarás extra equivale a dos o tres cuotas de más.

6. Consulta las compras de cartera:

Las compras de cartera constituyen una alternativa bastante interesante a la hora de aprender cómo salir de deudas de manera rápida.

¿Por qué? Es posible que tengas varias deudas con distintas entidades, bancos o intermediarios.

Entonces esta consiste en ir a un banco, o entidad financiera, y preguntar si están interesados en agrupar toda tu deuda y que ellos compren tu cartera.

Es decir, que ellos paguen todas tus deudas y tú te comprometas a pagarles a ellos por una determinada tasa de interés.

Esto te facilita la vida porque no solo estarás pagando una única cuota por todas tus deudas, sino porque puedes negociar la tasa de interés que te están ofreciendo y pagar menos de lo que estás haciendo actualmente.

La peor diligencia es aquella que no haces. Lo primero que debería hacer antes de buscar una compra de tu cartera es ir al banco y renegociar tu deuda, en caso de que digan que no, puedes proceder a otras entidades.

7. Automatiza el pago de tus deudas:

como salir de deudas automatizando los pagos

Crédito: Shutterstock

Muchas veces no pagamos a tiempo, incurrimos en intereses en mora, o hasta quedamos reportados en centrales de riesgo no porque no tengamos con qué pagar, sino porque olvidamos hacerlo.

¿Qué mejor manera de cómo salir de deudas rápido y fácil que automatizando el pago de las mismas?

El pago mensual de tu tarjeta de crédito se puede automatizar, la cuota del apartamento y el carro se pueden programar de manera tal que recibas una notificación mensual cada vez que se debite la plata de tu cuenta.

No obstante debes revisar constantemente tus pagos, el saldo actual de tu deuda y la cantidad de dinero que mensualmente estás destinando a tu endeudamiento.

Normalmente la programación de pagos tiene una fecha de finalización, así que debes revisar constantemente para que no vayas a incumplir con tus compromisos.

8. Deja de ser fiador de deudas de tus amigos:

¿Sabes qué sucede cuando alguien incumple con el pago de su deuda? El banco acude a sus fiadores para que se hagan responsable del pago.

Nadie está poniendo en duda que eres un buen amigo, y que eres del tipo de amistades que uno debe rodearse, pero por favor, busca otra manera de demostrar tu amistad que no sea siendo fiador de deudas de alguien más.

Se han visto muchos casos en los que, esos que llamas amigos dejan de pagar sus deudas y les tiene sin cuidado el hecho de que eres tú quien tiene que salir a pagar algo que nunca has utilizado o disfrutado.

9. Deja de endeudarte más

¿Cómo salir de deudas rápido? Deja de seguir adquiriendo deudas que abren nuevos huecos en tu bolsillo.

Como cualquier cosa en la vida, el poder de los hábitos, juega un papel fundamental en al consecución de tus objetivos. ¿Quieres dejar de gastar tanto, endeudarte inútilmente y prosperar económicamente?

No dejes toda esta responsabilidad a tu fuerza de voluntad, más bien crea hábitos que te ayuden a lograrlo.

Por ejemplo en tu próxima ida a un centro comercial deja las tarjetas de crédito en tu casa. Si vas a comprar algo que supera cierto monto económico ponte una regla que te haga pensarlo 12 horas antes de tomar la decisión.

Este tipo de acciones, o pequeños hábitos, sin lugar a dudas te ayudarán en tu pregunta de cómo salir de deudas de manera rápida.

10. También existen las deudas buenas:

Es importante que no olvides que existen las deudas buenas, aquellas que mencionamos al comienzo de este artículo y que te pueden ayudar a generar ingresos.

Son deudas que te permiten comenzar, por ejemplo, un negocio de franquicias baratas, o invertir en alguno de tus proyectos para ganar dinero por internet.

¿Cuál es la diferencia entre una deuda buena y una deuda mala? Que la primera te genera los ingresos suficientes para cubrir su costo, es decir la tasa de interés, y te deja un excedente.

Mientras que la segunda la utilizas para comprar objetos que no te generan ingresos extras, y que incluso representan un nuevo gasto ya que debes mantenerlos.

Los ricos se apalacan para invertir, los pobres se endeudan para aparentar. Comparte en Twitter

Es por esto que si tienes alguna idea de negocio, plan de inversión, un emprendimiento que quieres desarrollar y no tienes el capital; deberías considerar alguna alternativa de financiamiento.

No puedes limitar tu capacidad de generar ingresos y mentalidad ganadora a la situación actual de tu bolsillo, y más cuando existen tantas alternativas para obtener crédito en línea, préstamos para negocios, entre otros.

Si este es tu caso, a continuación te dejamos una guía para conseguir un préstamo online para tus proyectos.

prestamos online conseguir credito

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

AHORA SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO. REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend