15 Cosas que debes saber antes de cumplir 30 años

Llegar a los 30 años implica grandes cambios en la vida de cualquier persona. Realidades que antes no eran importantes, bien sea por la inmadurez o por la misma falta de experiencia, hoy te parecen indispensables.

Así que hoy, con los 30 años encima, debes tener en cuenta estos consejos s si quieres construir una vida para recordar, sin remordimientos y viviendo según tus principios.

Lo mejor de todo es que se trata de buenos hábitos que puedes implementar en tu vida. Y si bien pueden ser algo complejos al principio, una vez los incorporas a tu rutina, pondrás tu búsqueda del éxito en piloto automático.

Así que pon atención y lee cuidadosamente estas 15 realidades.

1. Puedes lograr lo que te propongas:

Existen formas de alcanzar un objetivo; si alguien ya lo ha hecho, utilízalo como mentor virtual y sigue sus pasos.

Para esto puedes utilizar libros para emprendedores donde se comparten las lecciones, procesos y retos que asumieron estas personas que te pueden inspirar.

Si intentas algo que nadie ha hecho anteriormente, puede que resulte más complicado, sin embargo implementa aquellas estrategias que te han funcionado antes. Para algo tienen qué servir.

2. Siempre puedes aprender algo nuevo:

¿Quieres ver algo triste? Mira a una persona que cree saberlo todo. Podrás verlo equivocarse una y otra vez, y con toda seguridad, tendrá las razones que justifican sus errores.

Lo más lamentable es que no te escuchará, ya que presume que sabe mucho para aprender algo nuevo, para ser más inteligente.

Así que sé un hambriento de conocimiento y experiencias. Esta es la mejor manera de permanecer siempre joven.

3. Si quieres ser exitoso rodéate de gente exitosa:

Son tus pensamientos, ideas y acciones los que le dan forma a tu realidad, es decir, vives tu ideas. Así que si quieres una vida pobre, llénate de excusas y pensamientos para no progresar en tu vida.

Ahora bien, si quieres alcanzar grandes cosas rodéate de personas exitosas, pensamientos y circunstancias que aumente la probabilidad de conseguir aquello que quieras, y luego, agrégale persistencia y constancia.

4. No hay una forma mágica de ganarse la vida:

Aprender cómo ser millonario no ocurre de la noche a la mañana; el dinero no es mágico, éste no cae del cielo o nace en los árboles. Así de simple. Aquellas personas que tienen dinero lo han conseguido por su trabajo, sus inversiones y trabajo.

Si quieres construir tu libertad financiera deberás tomar decisiones que la mayoría gente no quiere o que tiene miedo; tendrás que tomar riesgos, generar nuevas fuentes de ingreso e invertir en activos en lugar de gastar tu dinero en cosas que no producen ingresos.

5. Sacrificarte, simplemente, no vale la pena:

Muchas veces te pedirán algo más que compromiso y responsabilidad (en tu trabajo). Te exigirán más de la cuenta, muchas veces por encima de tus responsabilidades, bajo el pretexto del sacrificio que todos debemos asumir.

Y si bien, algunas veces tocará hacerlo, esto no puede ser algo constante: tu jefe debe entender tus límites, siempre y cuando tú los dejes claro.

Con esto no estamos diciendo que no debes trabajar duro, ni comprometerte con tu trabajo; más bien es una invitación a reflexionar acerca de lo que estás sacrificando en tu vida personal por generar unos cuántos ingresos extras, y de preguntarte si realmente vale la pena.

6. Eres responsable por las condiciones en las que se encuentra tu vida:

Es difícil aceptarlo, pero ¿quién es la persona más motivada e interesada para que tu vida funcione de la manera que tú deseas? Siguiente pregunta, ¿quién se hará responsable para que esto ocurra, para que esta vida soñada se haga realidad?

Así digas que tu familia, pareja y amigos deseen lo mejor para ti, solo tú eres el responsable por tu realidad, solo tú debes aprender cómo ser exitoso en la vida.

7. No todo se aprende en la universidad:

Todos llegamos a imaginar que luego de la universidad tendríamos nuestro futuro garantizado, que no habría necesidad de seguir aprendiendo.

Sin embargo, una vez salimos, la experiencia brilla por su ausencia; hace falta el conocimiento práctico que se adquiere en la calle, en el trabajo, en el día a día.

Es por esto que debes ser un aprendiz; buscar libros para leer, cursos online para tomar más allá de tu carrera universitaria, asistir a seminarios, y adquirir todo el conocimiento que sea posible.

8. La universidad no es para todos:

El estudio es información. Te han preparado para resolver exámenes no realidades; o ¿te ha servido mucho saber la fecha exacta cuando comenzó la Revolución Francesa?

La información es para usarla y no para memorizarla, pregúntate para qué te puede servir y cómo la utilizarás, no si ganarás el examen.

Si sientes que nada te va a servir no hay ninguna razón para quedarte allí, existen muchas otras formas de prepararte para la vida.

Obtener un título universitario y conseguir un buen empleo es solo uno de los caminos para obtener lo que deseas. Esto no significa que sea el único, por lo cual debes revisar cuál es tu proyecto de vida y cuál es mejor camino para lograrlo.

9. No todos lo que tienen autoridad tienen razón:

En esta era de la información y los datos, deberías tener la costumbre de por lo menos revisar si lo que te dicen es verídico o no.

Con toda seguridad hay más mentiras que verdades en la calle, así que haz bien tu tarea si no quieres dar una primera impresión errónea que nunca olvidarán.

10. La vida fluye:

La vida cambia en cada segundo que pasa. Dicho de otra manera, la vida se nos pasa de instante en instante, así que si tienes planes de controlar cada situación, estás camino a una vida sin sentido.

La vida se vive y sabe mejor cuando nos dejamos sorprender por ella. Así que deja fluir, tu resistencia no cambiará los momentos difíciles que estás enfrentando, en cambio, si aceptas lo que es, aprendes la lección y comprendes por qué estás viviendo esta circunstancia, tendrás todo a tu favor para seguir creciendo.

11. Aférrate a lo que crees que es correcto:

Existirán momentos en la vida en los cuales vas a estar en desacuerdo con todo el mundo. Esto no significa que estés equivocado, de hecho, muchas personas juntas pueden estarlo.

Ser la voz racional puede no gustar, pero es el camino seguro para aprender cómo ser feliz. El hecho de que pienses distinto a la mayoría de personas, implica que tienes una visión diferente a los demás, lo cual es normal.

Esto tampoco significa que seas terco, y llevado de tu parecer con algo que sabes que no tienes la razón. Debes aprender a escuchar las opiniones de los demás, entender sus puntos de vista, respetarlos, y con base en esto, definir un criterio propio basado en tus creencias y principios.

12. La integridad y la verdad son los activos más valiosos que se puede tener:

Creer en tus valores y tomar decisiones con base en ello no puede variar porque a otra persona no le parezca, o no esté de acuerdo contigo.

Quitarle valor a tus ideas para estar bien con alguien más no significa que estés bien, ya que no tendrás paz interior si dejas de lado tu integridad y lo que consideras correcto.

Si existen personas tóxicas que te piden dejar tu valores, o que simplemente no los tengas en cuenta, es momento que revises con qué tipo de personas te estás rodeando.

13. La vida algunas veces es incómoda:

Es imposible evitar la cruda realidad de que, a veces, la vida no saldrá como tú lo esperas, que no será justa y tendrás que enfrentar situaciones incómodas. No obstante, si aprendes a gestionarlas tu futuro tendrá muchísimo menos drama.

¿Qué puedes hacer? Lo primero es dejar de temer la posibilidad de que las cosas no resulten como lo esperabas, lo segundo es asumir cada una de estas situación, y por último, en la medida de lo posible, convertirlas en oportunidades para seguir aprendiendo esas lecciones de vida que tanto necesitamos.

14. No busques aprobación en los demás por hacer lo correcto:

Cuando vives según tus principios, y no buscas aprobación en los demás, te quita el peso de encima de tener que cumplir las expectativas que los demás tienen de ti.

No hay mayor tranquilidad que vivir según tus valores, de tener claro tu propósito de vida y la paz interior para actuar cómo sientas que es correcto, viviendo sin lastimar a los demás y trabajando cada día por cumplir tus objetivos y metas de vida.

Libros recomendados:

15. Las personas que te rodean es lo más importante que hay:

¿Qué sería de tu vida sin aquellas personas que le dan sentido? Cuando no tienes con quien compartir, puedes tener mucho, y a la misma vez, sentir que no tienes absolutamente nada.

Centrar tu vida en acumular bienes materiales, dejando de lado a las personas que más amas es el camino correcto a una vida que no es necesariamente infeliz, sino miserable. Así que dale la importancia que se merece a cada elemento en tu vida.

En conclusión, si sientes que son correctas, estas son cosas que debes saber una vez llegues a tus 30 años, sin duda alguna comenzarás a vivir mejor.

Continuar leyendo: Cómo ser mejor persona: 35 Decisiones que te harán mejorar cada día

Recibe los mejores contenidos en tu correo. Es gratis.

SUSCRÍBETE A NUESTRO 

BOLETÍN SEMANAL

Send this to a friend