10 Gastos innecesarios al momento de crear tu empresa

Existen muchas maneras de botar tu dinero al momento de emprender.

Tantos gastos innecesarios al momento de crear tu empresa, sumado a tu falta de experiencia y a la cantidad de ofertas que recibes a diario que te ofrecen la fórmula del éxito, se convierten en la mezcla perfecta que podría llevarte al fracaso sin antes haberlo intentado.

«Con este software tu ventas incrementarán en tanto por ciento…Con esta publicidad miles de clientes te conocerán…Necesitas una oficina para tu empresa, y esta puede servirte…»

Bien sea un negocio físico o digital, la impaciencia por tener un aspecto profesional, y las ganas de triunfar te pueden llevar a incurrir en gastos innecesarios al momento de crear tu empresa.

Por ejemplo yo cometí estos errores con mi publicación digital, en mi afán de que pareciera un negocio exitoso asumí gastos innecesarios, tomé decisiones sin antes haberme asesorado, y finalmente terminaron siendo errores con implicaciones económicas.

Yo aprendí de la manera difícil cuales son los gastos innecesarios al momento de crear tu empresa (perdiendo dinero). Espero que tú, que estás empezando a emprender, aprendas de mis errores. Recuerda lo que dijo Arturo Adasme Vasquez:

«El hombre inteligente aprende de sus propios errores, el sabio aprende de los errores de los demás»

Empecemos, aquí tienes 10 gastos innecesarios al momento de crear tu empresa y una solución para cada uno de ellos:

1. Invertir en un logo:

Empiezo con el error que más dinero me ha costado. No estoy diciendo que tener un logo sea un gasto innecesario, estoy diciendo que invertir cientos o miles de dólares en un diseño tipográfico, para un negocio que no sabes si será rentable o no y que apenas estás empezando, sea la decisión más acertada.

Yo no escuche este sabio consejo, e invertí, no solo una, ni dos, sino tres veces en el diseño de un logo buscando tener una apariencia más profesional.

Entre más ligeros sean tus costos al principio será mejor. Tu idea aún no está facturando, y si lo está haciendo, seguramente no has llegado al punto de equilibrio, así que no hagas una gran inversión en este aspecto todavía.

Además, lamento decirte que las grandes empresas o posibles clientes no cerrarán negocios contigo porque tengas un logo bonito o una identidad de marca muy bien definida, así que enfócate en lo importante.

Solución:

Puedes utilizar plataformas con Fiverr y 99design que por un costo razonable diseñarán un logo para tu negocio.

2. Oficinas y espacios costosos:

Todos tenemos el sueño y la imagen mental de nuestro negocio puesto en marcha. Nos imaginamos oficinas bonitas, llenas de MacBooks y espacios creativos.

No hay nada de malo soñar, aspirar a lograrlo y trabajar por ello, pero por el momento céntrate en lo más importante que es facturar, mover tu caja registradora.

Una oficina bonita no es sinónimo de éxito empresarial. Una oficina bonita puede impresionar a tus clientes, pero no cerrará negocios.

Además, comenzando esta no debe ser tu prioridad ya que hay otros aspectos más importantes a la hora de crear tu empresa que la decoración de tu lugar de trabajo. O dime de qué te sirve un espacio bonito que no genera ingresos para sostenerse por sí solo?

Si estas emprendiendo solo, como es mi caso, menos todavía. No hay necesidad de una oficina espaciosa y lujosa que satisfaga tu buen gusto, si no estás facturando y generando ingresos que sostengan esto. Si tienes un equipo de trabajo busca un espacio modesto que tenga las condiciones mínimas para trabajar cómodamente.

Ver: Los emprendedores exitosos son vendedores, no visionarios

Solución:

Puedes trabajar en la casa de uno de los socios, en un garaje o alquilando un espacio de coworking donde hay varios negocios en un solo lugar. En muchas ciudades, los gobiernos locales ofrecen espacios muy económicos para emprendedores en etapas iniciales, esta es otra opción viable.

3. Contratando empleados innecesarios:

Contratar personas que no necesitas, porque quieres sentir que tu negocio está creciendo, es un grave error. Esto no sólo le quitara flexibilidad a tu negocio, sino que te responsabiliza de pagar un salario con todas sus prestaciones a una persona mes a mes, cuando apenas estás comenzando a facturar.

Ver: Los 30 errores que no debes cometer como emprendedor

Si estas emprendiendo solo te resultará más difícil, pero no imposible. Si son un equipo deben buscar que este sea interdisciplinario, es decir, que cada uno de los socios aporte un valor único al negocio.

De esta manera podrán ahorrarse al comienzo una serie de empleados ya que cada uno cubre una función dentro de la compañía.

Solución:

En caso de que sea obligatorio contratar una persona, trata de hacerlo socio del negocio, ofrécele un porcentaje, siempre y cuando sus capacidades le ofrezcan algo nuevo a la empresa. Esto ayudará a que el salario no sea tan alto y su nivel de involucramiento sea mayor.

Finalmente tienes plataformas como Fiverr y Upwork que son una comunidad de freelancers que pueden hacer el trabajo que necesitas por un precio razonable.

4. Diseño y creación de página web

En la actualidad todos los negocios, por no decir que la mayoría, necesitan tener una presencia en la web. Una presencia digital. Esto incluye un sitio web, blog y algunas redes sociales.

Hasta ahí todo va muy bien, como emprendedores entendemos esta necesidad y sabemos que es algo que debemos hacer.

Entonces, ¿cuál es el problema?

Cuando pagamos miles de dólares a una agencia digital o persona particular para que te diseñen y pongan en funcionamiento tu presencia digital. ¿Por qué es un problema?

Primero porque es mucho dinero, y si bien estos servicios lo valen, esto no significa que tú tengas esos recursos para invertirlos de esta manera.

Segundo porque no estás aprendiendo, y si no sabes cómo editar o publicar en tu sitio web es lo mismo como si no lo tuvieras.

Solución:

No necesitas nada complejo y mucho menos con todas esas especificaciones que te imaginas. Para empezar necesitas que te encuentren, una información de contacto dependiendo de tu negocio, o un blog para comenzar.

Aquí te explico cómo puedes crear un blog del que puedas vivir, o crear un sitio web básico para tu negocio.

No necesitas ser un experto, y con herramientas tan sencillas como Bluehost que te regalan el domino por la compra de un servicio de hosting bastante económico, y encima te ofrecen todo el servicio de soporte y asistencia 24 horas de los 7 días de la semana, estarás listo para empezar.

5. Gurús o programas de éxito

En serio crees que lo emprendedores exitosos y seriales gastaron su dinero en gurús o programas que enseñan ”la fórmula secreta del éxito»? No pierdas tu dinero, y mucho menos tu tiempo, en cosas que te garantizan el éxito.

Primero porque no hay una fórmula secreta para lograrlo, segundo porque no tienes tiempo para perder, y tercero porque si existiera no creería que alguien fuera a regalarla así de fácil.

Ahora, para colmo de males, las personas que te ofrecen esto rara vez son exitosos empresarios. Es muy diferente que te ofrezca una mentoria Bill Gates a que lo haga una cuenta en Instagram con unos cuantos seguidores que te promete la libertad financiera (aunque más adelante hablaremos de esto).

La fórmula para lograr el éxito de la noche a la mañana se ha convertido en un producto muy rentable para esas personas que lo ofrecen, no para quienes lo compran.

Te hago la siguiente pregunta, ¿crees que Mark Zuckerberg se suscribió a un curso de éxito o le pagó a un gurú “sabelotodo” para tener éxito en su compañía? Te parece que eso también lo hizo Steve Jobs, Elon Musk y Walt Disney? Lo dudo mucho, y espero que tú también.

Ver: Los hábitos de 5 personas extremadamente exitosas

Lo que sí hicieron las personas exitosas fue trabajar duro, esforzarse, pensar diferente y tener una perspectiva amplia del problema que resolvieron. Así que no gastes tu dinero en fórmulas secretas para llegar a la cima, esta no existe.

6. Siguiendo cuentas en Instagram que te muestran el paraíso

Está bien querer algo de motivación e inspiración cuando ingresas a esta red social, y más cuando estás emprendiendo y sientes las dificultades de crear tu empresa. De hecho, en nuestra cuenta @emprendiendohistorias encontrarás frases motivacionales e historias de personas cómo tú, que están emprendiendo.

Ahora bien, una cosa es motivarte y otra muy distinta son esos cursos y programas que te enseñan “por tan solo $100 dólares” como ser un empresario independiente.

¿Quién te lo está diciendo? ¿Qué ha hecho en la vida esa persona para tener la autoridad de enseñarte a ser un empresario exitoso?

No estoy diciendo que esté mal seguir cuentas que te llenan el espíritu de ganas de ser exitoso, pero pasar de ahí a pagarle a una cuenta que publica imágenes bonitas de carros lujosos y joyas, es una alerta clara que indica que estás apunto de perder tu dinero.

Lo más indignante, a mi modo de ver, es que te pintan un mundo muy parcializado, con unos cuantos ferraris, playas en el caribe y un reloj de 20.000 mil dólares…esto no es el emprendimiento.

O al menos, no es el emprendimiento visto bajo un panorama completo. Aquellos que están emprendiendo, que están viviendo la creación de su empresa en carne propia saben a lo que me refiero.

Ver: 7 Mentiras que te han impedido montar un negocio

En mi caso, no tengo tiempo para perder viendo imágenes que me enseñan el poder de los ingresos pasivos ya que tengo que enfocarme en generar contenido y emprender con mi publicación digital.

Mi invitación es a que utilices sabiamente tu tiempo, a que destines una o dos horas al día, máximo, para inspirarte y luego seguir haciendo lo que verdaderamente importa.

7. Planeando indefinidamente

Lo que leerás a continuación es muy grave, a muchos emprendedores les ha tocado pasar por esto, y si no lo sabes manejar puede que tu negocio fracase y nunca salga a la luz pública. Esto se llama la parálisis por tanto análisis y yo lo sufrí.

Aquí tienes unos síntomas que indican que tú también lo estás sufriendo y que necesitas ayuda:

  • Te la pasas todo el día considerando posibles escenarios en tu negocio
  • Quieres tener todo bajo control para poder empezar
  • No confías en las aptitudes de los demás y quieres hacerlo todo
  • Llevas meses planeando tu idea de negocio
  • Estás esperando el momento perfecto para ejecutar.

La gran mayoría lo hemos vivido: queremos que todo marche a la perfección para emprender y ser exitosos, ¿sabes lo qué es eso? Perder el tiempo, dinero y oportunidades.

Nunca será el momento indicado, las estrellas nunca se alinearán para que puedas ejecutar tu idea. Si dejas que esto se apodere de ti, te la pasarás pensando y esperando, dejando pasar oportunidades únicas y dejando envejecer el tiempo, que es lo único que realmente tienes hoy en el presente.

Solución:

Empieza hoy. No importa qué tan madura este tu idea de negocio. Es más, en algunos meses o años miraras hacia atrás y te sentirás avergonzado de tu producto de hoy. Eso está bien, eso indica que empezaste a tiempo.

Recuerda que la palabra clave en el emprendimiento no es soñar, es ejecutar.

8. Endeudándote para comprar maquinaria

No has empezado a facturar y ya estás pensando en buscar dinero, que no tienes, para comprar maquinaria que no necesitas.

Las maquinarias sin ventas solo sirven para una cosa: depreciarse.

Lastimosamente también pensamos que por tener una empresa con maquinaria y equipos de última generación estamos creciendo, cuando en realidad la caja registradora apenas se mueve para cubrir los intereses de ese préstamo innecesario.

Solución:

Practica la siguiente regla: A menos de que sea estrictamente necesario el uso de una maquinaria para empezar a producir tu negocio, y esta incremente tu nivel de ventas, podrás endeudarte para hacerlo.

Si es el caso, busca si existe la alternativa de negociar con tu proveedor para pagarle con tus productos, intenta que la tasa de interés no sea muy alta y finalmente que gran parte de tus ingresos no vayan destinados a cubrir una deuda costosa.

Existe un concepto de deuda buena y deuda mala, en nuestro artículo de 50 formas de convertirte en millonario de forma rápida y fácil, podrás aprender del tema.

9. Pagar publicidad en medios que no puedes medir

¿De qué te sirve promocionar tu negocio por cientos de dólares en lugares que no puedes medir el impacto de tu campaña?

Específicamente me refiero a la mal llamada publicidad que ofrecen cuentas en Instagram. ¿A qué me refiero?

Es muy sencillo, cuando pagas por que te publiquen una imagen del negocio es una cuenta de Instagram con 2 millones de seguidores, y lo que estás buscando es llegar a tus clientes ideales, prácticamente estás tirando a la basura tu dinero.

¿Por qué? La respuesta la encontrarás en la siguiente pregunta:

Si te tomaste el trabajo de definir un cliente ideal, con ciertas características y hábitos de consumo, ¿por qué pagarías para que le llegaran a cientos de personas que no conoces, que no sabes cómo son, que no tienes idea de dónde vienen o si consumirían tu producto, y peor aun, que no sabes si son personas o no?

A eso me refiero, la publicidad tiene un valor agregado cuando puede desarrollarse de manera particular y específica. Es decir, cuando puedes llegarle a tu cliente con cierto contenido único y que agrega valor. Nada de esto lo consigues cuando exponen tu marca una base que no conoces.

Ahora bien, hay que reconocer que esto va a depender de los objetivos de tu campaña, ya que si estás buscando una exposición de tu marca, y esta táctica hace parte de una estrategia global de tu marca, esto podría funcionar.

Sin embargo, la mayoría de pequeños negocios no funcionan con esta estrategia.

Solución:

Si quieres invertir en publicidad para llegar a tus clientes potenciales y consecuentemente aumentar tus ventas, puedes utilizar la publicidad de Facebook, Instagram y Twitter. Adicionalmente tienes Google Adwords, las cuales más allá de ser económicas son bastantes efectivas.

10. Por último, comprar seguidores para tus redes sociales

Este podría ser uno de los peores errores que puedes cometer con tu idea de negocio. Comprar seguidores no solo refleja tu necesidad de ser reconocido, también refleja el poco conocimiento que tienes de las redes sociales y de la manera como estas funcionan.

Aquí tienes una teoría de por qué sucede esto:

Siempre te han dicho que entre más seguidores y lectores tengas, más exitoso eres. Falso. De nada te sirve tener cien mil seguidores en tus redes, si estos no están involucrados con tu marca, si no los conoces y peor aun, si no te compran tus productos.

Así que no gastes dinero comprando seguidores que esto no va hacer que tu caja registradora se mueva.

Solución:

Trabaja por construir una comunidad que, independientemente del tamaño, le sea fiel a tu marca y a tu producto.

A continuación te presentamos 25 consejos para ganar miles de seguidores en Instagram, los cuales parten del hecho de que necesitas entender que las redes sociales se tratan de personas, y que además, buscan más allá de tener seguidores, construir clientes.

Espero que te sea util esta información, aplícala y comparte en la sección de comentarios qué otros gastos innecesarios al momento de crear tu empresa conoces.

Continuar leyendo: 11 errores que arruinan tu negocio por internet y cómo evitarlos

Recibe los mejores contenidos en tu correo. Es gratis.

SUSCRÍBETE A NUESTRO 

BOLETÍN SEMANAL

Send this to a friend