12 Hábitos de ricos que los hacen diferentes y que tú podrías practicar

Los millonarios no tienen fórmulas mágicas ni condiciones especiales que aplican a su vida, simplemente han desarrollado una serie de hábitos de ricos que los diferencian de los demás.

Tal y como planteamos en nuestro ebook Rica Mente, la riqueza no es algo producto del azar, casualidades o cuestiones mágicas, sino que esta proviene de tus pensamientos y acciones que practicas a diario.

En otras palabras, los hábitos de ricos son la única diferencia entre una vida de abundancia y una con estrés financiero y problemas económicos.

Los millonarios tienen en menos problemas:

Luego de haber estudiado durante 12 años los hábitos de ricos (ver estudio), Thomas Corley encontró que cuando eres millonario se eliminan el 67% de los problemas que tienes en tu vida.

Desde problemas con tu salud, pasando por problemas con tu trabajo, familia y hasta con tus finanzas, cuando eres millonario se beneficia fuertemente tu calidad de vida.

En definitiva, más allá de comprarte un carro lujoso o tener un reloj de marca, desarrollar hábitos de ricos implica tener que preocuparte por menos problemas, tener una mejor calidad de vida y por ende ser más feliz.

Entonces, si quieres mejorar tu vida y de paso mejorar tus finanzas personales, en este artículo compartiremos algunos hábitos de ricos que puedes comenzar a practicar en tu día a día.

Los hábitos de ricos que mejorarán tu vida:

A continuación encontrarás los hábitos de ricos que comparten los hombres más adinerados del planeta.

En caso que quieras mejorar tu situación financiera, aquí te dejamos una guía para que aprendas cómo ser millonario sin importar tu situación actual.

1. Persigue un sueño o un propósito en tu vida:

De acuerdo a la investigación de Thomas Corley el 80% de los millonarios encuestados han perseguido, o viven, para alcanzar su propósito de vida.

No se trata de vivir el día a día cumpliendo compromisos, es cuestión de tener un propósito y todos los días trabajar en función de este.

Cada día es una oportunidad para acercarse a sus sueños, mientras que el resto de personas piensan que los días son compromisos, horarios y pendientes.

2. La curiosidad es fundamental:

Uno de los hábitos de ricos que puedes desarrollar en tu vida es la curiosidad, la cual resulta fundamental para aprender algo nuevo.

Los millonarios son personas curiosas que siempre quieren aprender algo nuevo. No importa que sea de la economía, de arte o tecnología, estas personas quieren estar a la vanguardia del conocimiento.

Esto, por ejemplo, se ve reflejado en la pasión por la lectura. El 88% de los encuestados revelaron que leen al menos 30 minutos diariamente. Ellos tienen claro que cuando leen, están abriendo sus mentes, su panorama y están adquiriendo nuevas formas de ganar dinero.

Y lo mejor de esto, es que no necesitas invertir dinero, pues existen páginas para descargar libros gratis de manera legal, y en diferentes formatos.

3. Superar los fracasos:

Ser millonario no significa ser perfecto. Es más, para llegar a ser millonario tendrás que haber fracasado más de una vez. Tanto así que dicen que los fracasos son el molde que le vamos dando a nuestro éxito.

En un entrevista publicado por CNBC, un millonario del comercio minorista planteo que «su actual modelo de negocio es el resultado de una serie de fracasos de los cuales aprendimos varias lecciones. Si nos hubiéramos quedado con nuestro modelo de negocio original, ya estaríamos quebrados».

Cuando entiendes que el fracaso es un proceso de aprendizaje, una simple etapa más en tu proceso de éxito, estarás dispuesto a correr riesgos, aprendes a vencer el miedo, a ejecutar tus ideas y finalmente a incrementar tus probabilidades de ser millonario.

4. Tener una carrera profesional:

Si bien muchas personas pensarán que este no es uno de esos hábitos de ricos que se requieren hoy en día para triunfar, la realidad nos muestra otra cosa.

Los casos de emprendedores exitosos que se retiraron de la universidad y construyeron grandes empresas son más excepciones a la regla, que algo común.

De acuerdo a un artículo publicado por el portal Business Insider de Indonesia, el 77% de los billonarios de este mundo tienen al menos una carrera universitaria.

Incluso, el mismo Richard Branson que llegó ser millonario sin ningún título universitario, recomienda que los emprendedores deberían ir a la universidad. No solo por cuestiones de conocimiento, sino por relacionamiento y recursos.

5. Estar dispuesto a trabajar:

Algunos dicen que si el éxito y el dinero se trataran de trabajar duro, los que cargan ladrillos ya serían millonarios. Sin embargo, si tú no estás dispuesto a hacer más de lo que hace el promedio de las personas, no podrás tener resultados distintos.

Muchas personas se miden por su tiempo: «Si son las 6 de la tarde dejo de trabajar…»; «Comienzo a las 8 de la mañana porque por eso es lo que me pagan…»

Es decir, hay personas que no están dispuestos a salir de su zona de confort y sacrificarse. Estos nunca serán millonarios.

Cuando sabes que lo que importa es el resultado, no importa si es hora de dormir, o si necesitas cargar ladrillos, tu compromiso es cumplir con la meta. Simple.

Trabaja inteligentemente:

Además de estar dispuesto a trabajar duro, también debes de estar dispuesto a ser más productivo, y trabajar de manera más inteligente y eficiente que los demás.

Medirte por resultados y no por tiempo es uno de los hábitos de ricos comunes. El estudio de Thomas Corley reveló que los millonarios trabajan 11 horas de más en promedio que el resto de personas.

6. Tomar riesgos:

Este es uno de los hábitos de ricos más comunes que comparten los millonarios, sin embargo, lo hacen de manera inteligente.

¿Qué significa tomar riesgos inteligentemente? Conocer tanto las consecuencias positivas como las negativas, tener las habilidades y conocimientos para asumir el riesgo, estar informado y siempre tener una alternativa.

Ahora, pregúntate qué hacen tus compañeros de oficina, qué hacen tus familiares que viven quejándose de su situación financiera, qué hábitos identificas en tus amigos que los hace vivir en un constante estrés económico?

Allí encontrarás lo que no tienes que hacer. Así que la invitación es que tomes el riesgo de hacer algo distinto. Y si bien las probabilidades de fracaso pueden aumentar, estás dispuesto a intentarlo ya que sabes que el resultado es bastante prometedor.

7. Invertir en tus relaciones:

Dicen que si quieres llegar más rápido debes caminar solo, pero si quieres llegar más lejos, deberás caminar acompañado.

Uno de los hábitos de ricos más comunes es su capacidad de rodearse de personas que les agregan valor. Por lo cual, las relaciones representan activos valiosos en los cuales los millonarios invierten a diario.

Si quieres crear hábitos millonarios, debes reconocer que tu tiempo es valioso y que este debe ser invertido en personas que te hacen mejorar y que te ayudan con tus objetivos.

De igual manera, los ricos tienen muy claro que para alcanzar sus metas deben trabajar en equipo, complementarse con personas que suplan sus debilidades, que tengan una mentalidad de grandeza y que están dispuestos a trabajar a trabajar igual de duro.

8. El poder de la ejecución:

Si quieres ser millonario no puedes tener miedo de salir a ejecutar tus ideas, de tomar acciones y convertir tus ideas en proyectos reales y negocios rentables.

Si bien las ideas son importantes, estas por sí solas no mejorarán tus finanzas personales ni reducirán tus problemas en la vida. Cuando actúas sobre ellas, sí.

Los hábitos de ricos demuestran que estos ejecutan sus ideas, y si bien podrán tener errores o defectos, estos están lejos de ser personas mediocres o conformistas.

9. El dinero como una herramienta:

En el libro, El millonario de la puerta de al lado, su autor Thomas J. Stanley demuestra después de años de trabajo y miles de entrevistas a millonarios, que la imagen que tenemos de ellos es totalmente alejada de la realidad.

En las mismas palabras de su autor:

«Los auténticos millonarios regatean el precio de los coches de segunda mano, pagan impuestos bajos, crían unos hijos que con frecuencia ignoran que pertenecen a una familia adinerada, y, sobre todo, rechazan llevar el estilo de vida de gran consumo que la mayoría asociamos a la gente rica.»

Los hábitos de ricos demuestran que una cosa es la riqueza, y otra muy diferente es la apariencia.

Ser millonario no se trata de tener el último iPhone si para comprarlo tuviste que endeudarte. No se trata de relojes ni cualquier lujo que te haga aparentar riqueza.

El dinero es una herramienta poderosa que te ayuda a generar un gran impacto en tu comunidad; este te permite crear negocios rentables, descubrir oportunidades de inversión y alcanzar tu independencia financiera.

Los millonarios tienen la mentalidad indicada para colocar a trabajar el dinero para ellos, no para demostrar que lo tienen, o peor aun, para crear una imagen irreal de lo que realmente tienen.

10. Tener objetivos demasiado claros:

Según el estudio publicado por Thomas Corley el 80% de los millonarios encuestados llevan un estilo de vida en función de sus objetivos.

Les gusta tener metas por las cuales levantarse cada mañana y trabajar por hacer realidad sus propósitos de vidas.

Ahora bien, la manera de lograrlo, y que representa uno de los hábitos de ricos, es convertir estos propósitos en pequeños objetivos alcanzables. Esto se conoce como el método Kaizen.

Planes de largo plazo:

Si quieres una vida abundante necesitas tener una mentalidad de largo plazo. Si quieres ganar dinero extra piensa en el mañana, pero si quieres construir riqueza tendrás que pensar en 10 años.

Ser millonario no es algo que sucede de la noche a la mañana, así que enfócate en trabajar hoy, en dar tu mejor esfuerzo y tener una mentalidad millonaria.

11. Una mentalidad de empresario:

Sin importar que estés emprendiendo, trabajando en una empresa o apenas empezando a estudiar, tener una mentalidad de emrpesario es clave para construir grandes cosas.

Esto se prueba en el estudio, donde el 91% de los encuestados que tienen hábitos de ricos, hacen parte de los procesos de decisión de su negocio.

Para cultivar tu mentalidad de empresario puedes empezar por ser consiente del valor e impacto de tus decisiones.

Únete a los equipos de trabajo y toma una posición activa, participa en el desarrollo de las estrategias de tu negocio, esto fomentará tu capacidad de tomar decisiones.

Libros recomendados:

 

12. Descansas productivamente:

Finalmente, descansar no significa quedarte en tu cama viendo televisión, se trata de hacer algo distinto. Y esto lo demuestran los hábitos de ricos.

Pregúntate qué haces en tus tiempos libres, y si la manera cómo los inviertes están contribuyendo a tener nuevos negocios, ideas o proyectos que te lleven a ganar más dinero.

Cuando haces cosas nuevas, cuando creas hábitos de ricos, estás exponiendo tu mente a nuevas oportunidades, a otros escenarios y personas que quizás antes no tenías en consideración, y de allí pueden surgir nuevas posibilidades para construir tu riqueza.

Continuar leyendo: Cómo atraer el dinero: 5 Leyes de la atracción para tener abundancia

Recibe los mejores contenidos en tu correo. Es gratis.

SUSCRÍBETE A NUESTRO 

Boletín Semanal

Send this to a friend