Cómo lograr la independencia financiera y ganar dinero en automático

¿Quieres alcanzar la independencia financiera y no tener que volver a trabajar?

Cuando se escucha el término libertad financiera, lo primero que imaginamos es generar ingresos sin importar en qué lugar del mundo estemos, durmiendo o no, y más importante aun, estemos trabajando o no.

No obstante, en este artículo quiero proponer algo diferente…

Voy a tomarme el atrevimiento de sugerir que alcanzar la independencia financiera no implica dejar de trabajar.

¿Por qué? Muy simple, porque yo no quiero dejar de trabajar. Y si estás preguntándote por qué no pienso dejar de hacerlo, quiero que pienses lo siguiente:

¿Por qué dejaría de trabajar en algo que me apasiona?
¿No se cansará uno de las vacaciones? ¿No se volverá rutina viajar por el mundo?

La libertad financiera para trabajar en lo que te apasiona:

Con esto no estoy diciendo que mi única fuente de ingresos sea mi trabajo, o peor aun, que no me interese generar ingresos pasivos mientras estoy trabajando, viajando o durmiendo.

De hecho, los tengo y quiero compartir contigo en este artículo algunos principios y técnicas para que alcances tu independencia financiera, no con el fin de no trabajar, sino para que tengas el tiempo y la tranquilidad de hacer algo que te apasione, y así descubrir tu propósito de vida.

Para empezar, definamos la libertad financiera como “la capacidad de generar los ingresos suficientes como para no tener que preocuparte más por el dinero”

Ahora, ¿realmente es posible alcanzar la independencia financiera? La respuesta corta es que sí, y la clave radica en los ingresos pasivos. Así que si quieres ser millonario deberás trabajar para crear activos que trabajen para ti.

Sin embargo para poder alcanzarla, primero debemos revisar aquellos comportamientos que te están impidiendo lograrlo.

Por qué no alcanzas tu libertad financiera:

A continuación te mostramos dos ejemplos de las malas decisiones que toman las personas al momento de administrar su dinero, los cuales evitan que alcancen independencia financiera.

Hipotecarte la vida:

Uno de los sueños más comunes de las personas es comprar su propia casa. La cuestión es que la mayoría lo hacen por medio de un crédito o una hipoteca de largo plazo. Lo cual, según estadísticas, en 30 años puedes llegar a pagar hasta el doble por una casa.

Para que te hagas una idea: Si tu hipoteca es de 137.000 dólares a una tasa de interés del 5%, al cabo de ese periodo habrás pagado al banco 290.640 dólares y 153.540 dólares serán sólo en intereses.

Así que antes de tomar una decisión financiera tan importante, como lo es incurrir en una hipoteca para toda tu vida, la cual te endeudará por mucho tiempo, considera otras posibilidades disponibles.

Tener mejor coche que tu vecino:

Pregúntate, ¿tu objetivo es alcanzar la independencia financiera o tener una apariencia de millonario?

Un error común que cometen muchas personas es que asumen que, cuando ganen más dinero comenzarán a ahorrar dinero, cuando la realidad muestra que a medida que la gente gana más, tiende a gastar más.

Esto se conoce como la trampa del gasto creciente: sistemáticamente adaptas tu gasto a tus ingresos y cuanto más tienes, más gastas.

Esto se hace evidente en el coche que manejan las personas, el cual busca demostrar un nivel de estatus triunfador o éxito económico.

Si realmente quieres alcanzar tu libertad financiera, deja de pensar en el resto y enfócate en la creación de activos. Ese Audi o BMW pueden esperar unos años, cuando tus ingresos pasivos lo paguen sin que te des cuenta.

Estos dos ejemplos demuestran que si realmente quieres ser financieramente independiente tendrás que tomar algunas decisiones difíciles.

Pasos para alcanzar la libertad financiera:

libertad financiera como alcanzarla

Una vez definida la mentalidad necesaria, se debe mirar los pasos y factores que influyen a la hora de alcanzar la libertad financiera.

1. Entiende la importancia del tiempo:

Para conseguir dinero es esencial el tiempo. Sobre todo si ahora eres joven, ya que podrás tener una infinidad de oportunidades de negocios por delante.

El poco dinero que tienes ahora se puede multiplicar mañana gracias al factor conocido como “fórmula de interés compuesto”; la cual básicamente consiste en que tu dinero se multiplique con poco esfuerzo tuyo.

En este artículo hablamos en qué consiste esta fórmula mágica del interés compuesto.

Básicamente, si quieres alcanzar la independencia financiera debes poner a trabajar el dinero para ti, de manera que los intereses o las utilidades que este genere se sumen a tu capital de inversión, convirtiéndolo en un ciclo que se repite, y las utilidades crecen exponencialmente.

Por ejemplo, si inviertes 1.000 dólares a una tasa de interés anual del 10%, dentro de un año tendrás 1.100 dólares. Para el siguiente año, con el interés compuesto, tu capital de inversión ya no será 1.000 dólares, sino 1.100 los cuales dentro de un año serán 1.210 dólares. Y así sucesivamente.

Lo que hace atractivo al interés compuesto, o efecto compuesto, es que tienes el tiempo a tu favor, el cual es un elemento clave para alcanzar tu libertad financiera.

Para que te hagas una idea, una inversión de 1.000 dólares, a un tipo de interés de 8% anual, después de 50 años son alrededor de 46 mil dólares.

2. Domina la ciencia de hacer dinero:

Crédito: Shutterstock

Puedes comenzar leyendo algunos libros de finanzas que te enseñen a invertir tu dinero.

Si bien no te convertirás en un experto con unos cuantos libros, estos sí te darán la claridad de entender cómo funciona el dinero, te dará una idea de qué tipo de activos existen y cuáles son algunas estrategias de inversión.

La independencia financiera requiere que tengas una mentalidad de principiante; que busques cursos, seminarios, talleres, eventos que te capaciten para aprender los fundamentos de las inversiones.

Bien dice Benjamin Franklin que una inversión en conocimiento paga el mejor interés, y en el mundo de las finanzas aplica todavía con mayor razón, ya que cuando aprendes a invertir tu dinero, podrás aumentar la rentabilidad y reducir los riesgos asociados.

Aquí te dejo nuestro ebook Rica Mente, para que revises las mejores consejos y estrategias para cambiar tu mentalidad respecto al dinero.

3. Invierte primero en ti, luego gasta:

Aquí viene uno de los temas menos atractivos, o sexys, dentro de las finanzas personales, pero fundamental para alcanzar la independencia financiera:

Ahorrar dinero. 

Para lograr tus metas financieras, primero deberás invertir en ti y luego asumir todos los gastos que tengas. Y cuando hablo de invertir en ti me refiero a que, cada vez que recibas un ingreso, lo primero que harás es ahorrar para tu futuro.

La mayoría de expertos financieros concuerdan en que el ahorro es la base de la libertad financiera, así que entre más rápido aprendas cómo ahorrar el dinero, será mucho mejor ya que tendrás el tiempo a tu favor.

¿Cuál es la realidad financiera de la mayoría de personas?

Creo firmemente que la cantidad de dinero que tienes en tu cuenta bancaria no es más que el resultado de tu mentalidad respecto al dinero.

Entonces, si no tienes una mentalidad de largo plazo, y a medida que ganas dinero comienzas a gastar, difícilmente alcanzarás la independencia financiera.

Si quieres vivir diferente a como vive la mayoría de personas, tendrás que cambiar el orden: primero te pagas a ti, y luego podrás gastar lo que te sobra.

Y lo mejor, es que puedes lograrlo sin mayor esfuerzo. Puedes crear una orden automática en tu banco para que se transfiera un porcentaje (idealmente un 10%) de tus ingresos a una cuenta de ahorro cada mes.

Un beneficio adicional de este método de ahorro, es que, debido a que el dinero no lo tienes en tu cuenta de uso diario, será más difícil que lo gastes, ya que no contarás con él.

Ahorrar dinero no es suficiente:

Ahora bien, el ahorro es solo uno de los pilares de la independencia financiera. La inversión de dichos ahorros es el segundo pilar que la mayoría de personas no aplica.

Para que entiendas la diferencia, piensa en lo siguiente: Si cada mes ahorras 250 dólares, en cuestión de 27 años tendrás alrededor de 81.000 dólares. Ahora, si inviertes este dinero a una tasa de interés del 5% anual, tendrás alrededor de 172.000 dólares. Una gran diferencia.

Esto demuestra la importancia de que el dinero trabaje para ti, ya que para ser financieramente libre, no solo tendrás que trabajar para ganar dinero, sino que una vez lo tengas, este comience a trabajar para ti.

Investiga en qué puedes invertir tu dinero, analiza qué posibilidades tienes para que tu dinero se mueva y no se quede estancado en una cuenta bancaria, donde cada año pierde su valor debido a la inflación.

4. Crea diferentes fuentes de ingresos:

como ganar dinero rapido y facil

Cuantos más flujos de efectivo tengas, mayor será tu independencia financiera y mayor libertad económica tendrás.

De hecho, esta es la razón que me motiva a generar diferentes fuentes de ingresos, de manera que pueda trabajar porque disfruto lo que hago, y no porque deba generar unos ingresos para cumplir con mis compromisos.

Además, tener una sola fuente de ingresos es bastante peligroso, ya que en el momento que esta desaparezca, se reduzca o se pierda, tu estabilidad económica se irá con ella.

Si eres un empleado, crea una nueva fuente de ingresos extras. Si eres un emprendedor, busca una nueva forma de crear ingresos con tu negocio. La idea es que no dependas de alguien que te quiera contratar o no, o que te pueda despedir.

Busca tus propias fuentes de ingreso, créalas tú y consigue que te aporten un efectivo constante y fluido. Por ejemplo, existen muchas maneras de ganar dinero desde casa con poca inversión y que puedes hacer en tu tiempo libre.

Utiliza el Internet para generar ingresos:

Internet es un estilo de vida hoy en día y puede ayudar a conseguir tu independencia financiera. Podrás hacer puntos de conexión que se expandan y eso te podrá dar un gran poder.

Dentro del mundo de posibilidades, existen muchas maneras viables de ganar dinero por Internet que antes no eran posibles. Algunas maneras de ganar dinero online son:

  • Crear una tienda online y vender tus productos y servicios.
  • Tener un sitio web y monetizarlo con publicidad de Google Adsense
  • Convertirse en anfitrión de Airbnb y ganar dinero con aquellos espacios de tu casa que no utilizas.
  • Ofrecer tus servicios en plataformas de freelance como Fiverr, Upwork, entre otras.

Como verás, la mayoría de estas ideas de negocio, no requieren de tu presencia física para generar dinero, lo cual representa nuestro siguiente punto en la búsqueda de la independencia financiera: crear ingresos pasivos.

5. Obtén ingresos pasivos:

Tal y como mencioné en el punto anterior, los ingresos pasivos son aquellos que se generan sin la necesidad de tu presencia física. Es decir, no dependen de tu trabajo y no dependen de que estés en un lugar determinado haciendo algo.

Requieren únicamente de la creación de algo, bien sea un producto o un servicio una única vez, y a partir de esto se obtienen ganancias.

Algunos ejemplos de ingresos pasivos son:

Aquí tienes una lista de ingresos pasivos que podrían convertirse en grandes negocios rentables que no solo te generan ingresos interesantes, sino que aseguran tu libertad financiera:

  • Un libro que escribes y que después podrá estar vendiéndose toda la vida
  • Participaciones en sociedades mercantiles o empresas
  • Invertir en la bolsa por medio de en acciones bursátiles y otros activos financieros
  • Rendimientos por intereses bancarios o dividendos en bolsa
  • Creación de aplicaciones, plantillas o programas online,

Es importante mencionar que los ingresos pasivos requieren de tu atención y trabajo. Por ejemplo en el caso del libro, si bien solo debes escribirlo una vez y este se puede vender a lo largo del tiempo; este requiere que lo promociones, recomiendes, hagas menciones del mismo y desarrolles estrategias para darle visibilidad.

Esto requiere trabajo, así que los ingresos pasivos donde no debes trabajar en absoluto no existen.

6. Ten un presupuesto personal:

como hacer un presupuesto personal pasos

¿Sabes cuánto dinero gastaste el último mes? Cuando le pregunto esto a la gente, la mayoría responde que no tiene tiempo de hacer un presupuesto personal.

La cuestión es lo siguiente: si no controlas tus finanzas personales no podrás disfrutar de la independencia financiera. Así que debes dedicar parte de tu tiempo para crear un presupuesto, saber cuánto dinero entra, sale, en qué gastas, cómo lo inviertes, entre otros criterios.

Crear un presupuesto es lo primero, pero no lo único:

Hacer un presupuesto es muy fácil, lo difícil es cumplirlo y convertirlo en parte de tu rutina. Así que al inicio de cada mes compara cuánto gastaste respecto al mes anterior y mira si te ajustaste al presupuesto que hiciste o no.

¿Cumpliste con el presupuesto que hiciste para las comidas en restaurantes, con el del supermercado y el de las salidas?

Si estás por debajo del presupuesto, toma este dinero y colócalo en tu cuenta de ahorros. Si no, revisa en qué fallaste y evita esas situaciones donde asumes gastos innecesarios que te empobrecen sin darte cuenta.

Cuando tienes un presupuesto, y lo actualizas según tus hábitos de consumo, tendrás un panorama claro respecto a tus finanzas personales; sabrás cuánto dinero ganas, cuánto gastas, cuánto ahorras y finalmente cuánto inviertes.

Así que podrás tomar decisiones que te encaminen hacia tu independencia financiera, tendrás información para tomar decisiones y sabrás, a ciencia cierta, cómo te encuentras económicamente.

Finalmente, uno de los principales beneficios de tener un presupuesto personal es que tienes un registro del progreso de tus deudas, las cuales representan un punto crítico a la hora de alcanzar la libertad financiera.

7. Debes salir de tus deudas:

Seamos francos: antes de pensar en tu independencia financiera, debes enfocarte en salir de todas tus deudas de la manera más rápida y efectiva posible.

Las deudas que no generan ingresos no solo afectan tu calidad de vida, sino que te alejan de tus objetivos financieros. Incluso contribuyen a la libertad financiera, pero de otra persona.

Existen varios métodos para salir de deudas, a continuación te dejamos dos, para conocer otras maneras te dejo una guía para que aprendas cómo salir de deudas sin morir en el intento.

  • Pagar aquellas deudas con un interés más caro: Organiza tus deudas según la tasa de interés y prioriza aquellas que tienen la tasa más alta. De esta manera evitarás pagar intereses caros.
  • Enfócate en pagar las deudas de menor cuantía: Esto te ayudará a generar una especie de bola de nieve emocional, donde te sentirás motivado cuando elimines la primera deuda y pases a la siguiente.

Una vez hayas pagado tus deudas, tendrás una mayor capacidad financiera para comenzar ahorrar dinero y encaminarte hacia tus metas.

Cuando estás en esta etapa, es cuando entiendes que muchas de las deudas se deben a que carecemos de cierta inteligencia emocional para manejar el dinero, así que tomamos decisiones como:

  • Comprar cosas asumiendo que te harán feliz,
  • Llevar un estilo de vida de apariencias o peor aun,
  • Gastar para impresionar a personas que ni siquiera le importamos.

Esto nos lleva al siguiente punto fundamental para alcanzar la independencia financiera.

8. Deber controlar tus emociones respecto al dinero:

Tus emociones influyen fuertemente en tu futuro financiero y, específicamente en tu meta de alcanzar la libertad financiera.

¿Alguna vez te ha pasado que cuando tienes poco dinero te sientes triste, poco útil y hasta decaído? Inclusive, ¿has fingido respecto a cuánto dinero realmente debes y prefieres que la gente no hable del tema?

Si esto te ha pasado, también es posible que, cuando estés pasando por una buena racha económica, asumas gastos innecesarios, asumas apariencias de millonario irracionales y te embarques en un estilo de vida que no es sostenible a largo plazo.

Debes aprender a controlar tus emociones respecto al dinero, esto se conoce como inteligencia emocional. De tal manera que estas situaciones no lleguen a tu cabeza y aprendas a tomar decisiones racionales y no basadas en tu emoción.

9. Establece un objetivo respecto a tu dinero:

Si piensas en tu independencia financiera como algo lejano es posible que termines olvidándola, o optando por hábitos que no contribuyan con este objetivo.

Más bien establece metas de corto plazo que contribuyan con tu búsqueda de libertad financiera, de esta manera, a medida que vayas cumpliendo con ellas, a largo plazo habrás acumulado una serie de pasos importantes por tu objetivo.

Aquí te dejo una serie de ejemplos de metas respecto al dinero:

  • Establece que invertirás en tu conocimiento financiero. Por ejemplo, tomarás un curso para aprender a generar ingresos pasivos.
  • Comprométete a ahorrar 100 dólares extras durante los próximos 30 días.
  • Haz un abono al capital de tu crédito hipotecario, o a la deuda más costosa que tengas.

Lo importante es que cumplas con estos objetivos de manera que sientas la satisfacción de estar trabajando por tus finanzas.

Libros recomendados:

10. Ten un balance en tu vida:

Finalmente, debes disfrutar de la búsqueda de tu independencia financiera. Más allá de buscar desenfrenadamente dinero, lujos, recursos y demás, busca un balance en todas las áreas de tu vida.

Lograr la libertad financiera implica que te rodees de personas que te hagan mejorar, que desarrolles hábitos sanos, que cada vez necesites menos para ser feliz, y por que no, hasta optar por un estilo de vida minimalista.

Cada uno de los objetivos importantes que tienen en tu vida, más allá de ser un lugar al que llegas, son un proceso. Es decir, no se trata de llegar a ellos, sino de la persona en la que te conviertes en el proceso.

Es por esto que al principio mencionaba que no te iba a explicar cómo alcanzar la independencia financiera para no tener que volver a trabajar.

No tiene sentido dejar de trabajar si disfrutas hacerlo, no tiene sentido vivir constantemente en vacaciones, sino tienes un propósito o no sabes cómo ser feliz. Así que define qué vida quieres llevar, cómo quieres vivir y define un plan que te permita hacer realidad esta meta.

Continuar leyendo: Cómo iniciar un negocio sin renunciar al puesto de trabajo en 10 pasos

RECIBE LOS MEJORES CONTENIDOS EN

TU CORREO. ES GRATIS.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Send this to a friend