5 Consejos para leer un libro a la semana y sus beneficios

Leer es un hábito subvalorado por la mayoría de personas hoy en día. O dicho en otras palabras, a la gente le da pereza leer. Les da pereza tener que asumir la responsabilidad de leerse un libro de 100, 200 o hasta 300 páginas.

Entre tantos títulos, temáticas y gustos de libros, se podría decir que estos se dividen en dos grupos principalmente: los libros de ficción y no ficción. Incluso, así son diferenciados entre las listas de libros más vendidos y recomendados a nivel mundial.

¿Cuál es su diferencia?

Los libros de ficción son aquellos en los que necesitas entrar al mundo del autor, en su experiencia para poder entender el libro.

Ahora los libros de no ficción, aquellos que utilizas para apoyar tu trabajo y que fortalecen tu conocimiento profesional, sus autores buscan llegar a una conclusión y esperan que aprendamos de él en este proceso.

En este artículo nos ocuparemos de cómo leer un libro a la semana de no ficción. Sucede que entre más leemos este tipo de libros, más rápido entendemos los diferentes puntos de visa de los autores, más informados estaremos y podremos aplicar todo este conocimiento en nuestro trabajo o vida.

Entre más libros leemos, más rápido aprendemos Comparte en Twitter

Ahora bien, estos no son los únicos beneficios de leerte un libro a la semana, o de leer en general. Aquí tienes algunos beneficios únicos de practicar este hábito:

1. Cuando lees estás accediendo a la mente de personas que son más inteligentes que tú. Cuando lees un libro estás interpretando las ideas, pensamiento y razones de personas expertas en algún tema en específico.

2. Te puedes volver rico, ¿por qué? En el hábito que te pondrá por encima de todos haciendo dinero, te mostramos porqué leer te puede hacerte millonario en pocos años.

3. Adquieres mayor conocimiento ya que constantemente estás leyendo los diferentes puntos de vista, estás corroborando ideas y definiendo argumentos.

4. Puedes tomar mayor riesgos si aplicas lo que has aprendido. La mayoría de riesgos que debes asumir se debe al desconocimiento que tienes; una vez aprendes algo nuevo, los riesgos irán disminuyendo.

5. Mayor confianza a la hora de opinar o tomar una opinión. Cuando tienes en tu mente diferentes puntos de opinión y perspectivas puedes emitir opiniones de una manera más confiada, tienes argumentos y posiciones claras.

6. Tienes un mayor contexto, puedes entender y analizar mejor a otras personas.

Entonces, ¿cómo poder leer un libro a la semana, cuando no tienes tiempo para terminar tu trabajo? Cuando no tienes tiempo para hacer otras cosas importantes?

La clave está en que no necesitas leer los libros, necesitas entenderlos, al menos los libros no ficción.

El profesor Michael Jimenez del departamento de historia en la universidad de Pittsburg tiene una estrategia que consiste en 5 pasos para lograr tu objetivo de leer un libro a la semana.

Comencemos.

1. Comienza investigando el autor

Pregúntate quién escribió el libro, qué hace y cuál es su objetivo. Investigar te va a brindar una perspectiva diferente, entenderás sus logros y el mensaje que quiere transmitir con el libro.

2. Lee el título, la descripción, la contraportada y la lista de contenidos:

¿Cuál es el argumento u objetivo del autor con su libro? Cómo piensa tratar los diferentes temas? Una vez definas esto podrías explicar de qué se trata el libro a una persona que nunca lo ha leído.

3. Leer la introducción y conclusión:

Los autores suelen plantear su caso al comiendo y al final del libro, así que debes leer estas dos secciones palabra a palabra.

4. Lee/inspecciona cada capítulo:

Lee el título del capítulo y los primeros párrafos para darte una idea y entender el punto de vista, o lo que quiere decir el autor específicamente en este capítulo. Es decir, debes encontrar el argumento.

Lo segundo es inspeccionar los títulos y subtítulo del capítulo para entender cuál es la secuencia que quiere darle el autor a su argumento.

Para lograr esto debes leer la primera y última oración de cada párrafo. Una vez entiendas el argumento y su secuencia podrás inspeccionar hojas completas, el mensaje ya es claro para ti y el autor puede resultar repetitivo o utilizar muchos ejemplos para explicar algo que ya entendiste.

5. Termina leyendo la tabla de contenidos nuevamente:

Una vez termines el libro, vuelve a la tabla de contenidos y haz un resumen en tu cabeza. Toma un momento para recordar la esencia del libro, cada argumento, las historias y el recorrido del autor para explicarte el argumento más importante.

Aquí tienes algunos consejos que puedes aplicar para que esta metodología de leer un libro a la semana sea mucho más eficiente:

  • Toma notas respecto a los temas en los que estás de acuerdo y en desacuerdo con el autor.
  • También anota aquellos temas que te gustaría discutir con tus compañeros y amigos.
  • Apunta los temas más importantes del libro y déjalas dentro del mismo, así podrás recurrir a ellas cuando quieras recordar los argumentos del autor.

Este método de lectura de un libro a la semana, sumado con las notas y apuntes, no solo te permitirá leer más rápido un libro (entre 4 y 5 horas), sino que tendrás una interacción y un vínculo activo con el libro. Esta metodología tiene tres grandes beneficios:

1. Tendrás la mente más activa a cada detalle que encuentres en el libro.

2. Tendrás una visión mucho más amplia y sistemática del libro.

3. No solo estás leyendo un libro, lo estás entendiendo y analizando.

Continuar leyendo: Si estás buscando los mejores mentores, considera un libro

Recibe los mejores contenidos en tu correo. Es gratis.

SUSCRÍBETE A NUESTRO 

Boletín Semanal

Send this to a friend