Quiero poner un negocio pero no sé de qué: La respuesta en 10 pasos

Quiero poner un negocio pero no sé de qué…

Esta es una de las frases más comunes que se escuchan entre quienes quieren montar un negocio, pero no tienen ni idea de cómo empezar.

Haz el siguiente ejercicio:

Si pudieras hacerle una pregunta a los emprendedores más exitosos de este planeta, ¿cuál sería? 

A muchos nos gustaría saber, por ejemplo, cómo empezaron en el mundo del emprendimiento, qué hicieron, qué los inspiró y que miedos tenían…

Y siendo un poco arriesgados, nos atreveríamos a decir que la gran mayoría de empresarios exitosos, esos que tanto admiras, pensaron lo mismo que tú:

Quiero poner un negocio pero no sé de qué…

Que negocio puedo poner

La razón por la cual creemos esto se debe a que, el emprendimiento más allá de crear una empresa, consiste en un estilo de vida que se caracteriza por personas que no se conforman con el status quo, con los paradigmas y mucho menos con los miedos.

Los emprendedores constantemente están buscando hacer algo diferente con sus vidas, se viven cuestionando cuál será su próximo paso, y cómo marcar la diferencia, aun con su duda de, quiero poner un negocio pero no sé de qué.

Y más probable es que lo mismo esté pasando por tu mente, vives con esa pregunta a diario de quiero poner un negocio pero no sé de qué.

Independientemente de tu razón para emprender o crear empresa; bien sea ser tu propio jefe, trabajar en tus propios términos, ganar dinero extra en tu tiempo libre, no tener que cumplir un horario, o impactar positivamente a las personas a tu alrededor, no sabes cómo empezar.

Vuelves y te repites lo mismo, quiero poner un negocio pero no sé de qué. 

En lo personal, a mí me pasó igual. Yo quería ser emprendedor, pero cuando me preguntaban qué negocio iba a montar, me quedaba mirando hacia el horizonte buscando respuestas que aun no tenía.

Era muy frustrante, como seguramente te está pasando a ti, así que para ayudarte, hemos creado una guía con 10 pasos explicándote qué es lo que debes hacer para responder esta pregunta tan “filosófica y trascendental” para tu vida.

¿Qué no vas a encontrar en esta guía?

No esperes un artículo diciéndote, ve y busca tu pasión (cómo lo hacen la mayoría). Tampoco encontrarás esa “fórmula secreta” para emprender exitosamente y aprender cómo ser millonario de la noche a la mañana. P.d: No existe.

Esta guía de 10 pasos busca ayudarte a salir de ese estado donde estás lleno de energía, donde quieres sentirte útil, con un propósito de vida, y que te repites casi todos los días: Quiero poner un negocio pero no sé de qué

Empecemos.

1. No dejes que la presión y el miedo te lleven a tomar malas decisiones

cambio de vida decisiones

Esto es lo primero que tienes que tener claro. Tienes que dejar de tomar decisiones con base al miedo, a la presión y al que dirán, y comenzar a tomarlas con base en tu proyección de futuro y de lo que quieres lograr.

La mayoría de decisiones que hemos tomado a lo largo de nuestra vida han buscado complacer la imagen que tienen los demás de nosotros, y no complacer esos sueños “reprimidos” que tanto nos dicen que de nada sirven.

Nota: La decisión de emprender viene con muchas contraindicaciones, así que debes de estar preparado para la presión, el miedo y el rechazo de muchas personas que piensan que estás tomando malas decisiones.

Ver: 85 Frases emprendedoras para triunfar en los negocios

2. Piensa en lo que te gusta, en lo que eres bueno y que los demás reconocen

Pasos para aprender mas rapido

Para crear un negocio exitoso no solo debes pensar en lo que te gusta hacer, sino en lo que eres bueno haciendo y los demás reconocen.

Es decir, tu cuestión de quiero poner un negocio pero no sé de qué no es suficiente, necesitas complementar con otros factores.

¿De qué te sirve un gusto por la guitarra si no tienes la más mínima idea de cómo tocarla o como interpretar una partitura? Enfócate en aquellas cosas que te gustan, que eres bueno haciendo y que posiblemente pueden monetizarse.

30 Ideas para ganar dinero por Internet

Cuando hablamos que los demás reconozcan, nos referimos a la capacidad de monetizar ese gusto o pasión que tienes. Por ejemplo, si te resulta fácil escribir, podrías aprender cómo ganar dinero escribiendo desde tu casa.

Piensa en aquellas habilidades que tienes y que podrían resolver un problema, o que podrían satisfacer una necesidad a alguien en el mundo.

Para llegar a este propósito, te recomiendo el siguiente ejercicio. Eres bienvenido de hacerlo, o puedes quedarte en lo mismo de siempre:

Haz una lista con 10 cosas que te gusta hacer:

Para definir cuál será tu oportunidad de negocio, vas a empezar por la parte más “sencilla”. Vas a enumerar 10 cosas que tú disfrutas hacer, que te interesan o que te llaman la atención.

Por favor descarta todas aquellas que no te gustan, suficiente tienes con un trabajo, con los informes que poco disfrutas y con lo que “se supone” que debes hacer con tu vida.

Además, recuerda que para poder causar un impacto positivo tienes que disfrutar lo que haces; tienes que ponerle tu empeño y creatividad, y la única forma de hacer esto es disfrutando tu propósito.

Dentro de esa lista escoge 5 cosas que te llaman bastante la atención y que hablarías de ellas todo el día:

Ahora bien, una vez completas tu lista de 10 cosas interesantes, vas a crear una lista nueva donde vas a buscar cuáles de estas actividades se pueden agrupar, que se parecen y que podrían tener un mismo cliente.

Siempre ten presente los tres factores fundamentales: que te guste, que seas bueno y que los demás lo reconozcan. Recuerda, quiero poner un negocio pero no sé de qué, no es suficiente.

Esta agrupación te debe dejar con 4 o 5 grupos de actividades que más allá de disfrutar de hacer, te despiertan un fuerte interés.

Escoge 3 actividades que harías sin que te pagarán y escoge aquella con la cual vibras:

De los 5 grupos tendrás que descartar dos, puede ser difícil pero dentro de ti tendrás la respuesta a esa actividad que definitivamente harías el resto de tus días, sin incluir ningún tipo de pago, y que disfrutas hacer.

Una buena forma de llegar a esta actividad o pasión es descartando el componente económico y el social, es decir, dejando el dinero y el “qué dirán” de lado.

Puede que este proceso te tome tiempo, puede que llegues a tu pasión de una manera totalmente distinta y que sin buscarla, ella llegue a ti. Bien dice Jeff Bezos, fundador de Amazon que,

“Uno de los grandes errores que comete la gente es tratar de forzar su interés. Tú no eliges tus pasiones; tus pasiones te eligen a ti”

No te afanes ni te presiones, esto lo único que te llevará es a tomar decisiones equivocadas. Recuerda el primer punto de esta guía.

Ver: 111 Frases de éxito para motivarte cuando más lo necesitas

3. Tu empleo actual es la manera de apalancar tu sueños:

Habilidades que debes aprender

Suele pasar que las personas sienten que su trabajo se ha convertido en esa piedra en el zapato que les impide alcanzar sus sueños.

Esto se debe al hecho que el trabajo que escogiste viene como resultado del miedo y no de una decisión a conciencia.

Si este es tu caso no pienses que tu trabajo te está impidiendo emprender tu idea de negocio, todo lo contrario, este puede ser la herramienta necesaria para apalancar tu emprendimiento.

Aquí tienes cómo crear tu empresa desde tu puesto de trabajo. o considerar algunos de estos trabajos online que puedes realizar desde tu casa.

Ahora, si tu caso es que te encuentras en la universidad, recuerda que no debes esperar a graduarte para empezar. Aprovecha todo el conocimiento, herramientas y recursos que tienes a tu disposición para apalancar tu emprendimiento.

La “inexperiencia” que tienes te permite ver las cosas de una manera distinta, sin temores y sin vicios de quienes, supuestamente, saben más que tú.

Pregúntate qué recursos podrías utilizar para tu idea de negocio

Existen muchos recursos que podrías utilizar dentro de tu trabajo o universidad para emprender tu idea de negocio.

Aquí tienes algunos ejemplos de recursos que podrías utilizar en tu trabajo:

  • Tus compañeros de trabajo podrían ser socios o compañeros en tu negocio.
  • Tu empresa actual podría ser tu proveedor o cliente.
  • Tus jefes podrían convertirse en socios o inversionistas.
  • Tus clientes actuales pueden convertirse en clientes de tu emprendimiento.

En el caso de estar en la universidad cuentas con las siguientes ventajas:

  • Tus profesores tienen un conocimiento invaluable que puedes aplicar a tu negocio.
  • Las universidades cuentan con incubadoras de negocio.
  • Tienes concursos y competencias que premian a los ganadores con recursos.
  • Cuentas con diversidad de profesiones o carreras profesionales, donde podrás encontrar tu equipo de trabajo
  • Eres joven y en la universidad tienes mucho tiempo para emprender.
  • Muchas otras más…ademas, ¿qué tienes para perder?

Ver: 7 Lecciones para jóvenes emprendedores de la película de McDonald’s

4. Inscríbete en cursos, conoce personas relacionadas con tu idea de negocio

Cosas que puedes aprender en 10 minutos

Los cursos, talleres o diplomados no solo te darán conocimiento teórico que puedes aplicar a tu idea de negocio, sino que te permiten conocer personas que están interesadas en los mismos temas o industrias que tú.

Por ejemplo aquí tienes 42 Cursos online gratuitos para tu formación profesional.

Cuando te inscribes a un curso de marketing digital para tu negocio digital por ejemplo, podrás conocer posibles clientes, proveedores o aliados con los cuales podrás trabajar.

Adicionalmente, tendrás una perspectiva diferente y conocerás cuáles son las nuevas tendencias en tu industria. La invitación es que nunca dejes de aprender, actualízate y rodéate de personas que sean mejores que tú.

Ver: Cómo ser más inteligente: 40 Hábitos comprobados por la ciencia

5. Busca un equipo de trabajo (aunque esto no sea un requisito para empezar)

como emprender un negocio desde cero

Si bien te encuentras en la fase de quiero poner un negocio pero no sé de qué, y crear un equipo de trabajo no es un requisito para empezar, sí es importante que trabajes en ello.

La mayoría de emprendedores exitosos te recomiendan tener un equipo de trabajo interdisciplinario para ejecutar tu idea de negocio. No podemos negarlo, esto es importante si tu objetivo es crecer y hacer escalable tu negocio.

Sin embargo, si piensas utilizar esto como excusa para no emprender, déjame decirte que podrías ir buscando una nueva, ya que existen muchos casos de éxito donde los emprendedores comenzaron solos.

Dicho en otras palabras, sí necesitas un equipo interdisciplinario para escalar tu negocio, pero esto no es una excusa válida para no empezar.

Comienza hoy así estés solo, esto demuestra que tienes agallas, que estás comprometido y que quieres hacer algo diferente con tu duda de quiero poner un negocio pero no sé de qué

Si estás considerando emprender con tus amigos, aquí tienes 5 consejos antes de montar un negocio con ellos.

6. ¿Lo más importante? Enfócate en agregarle valor a tu cliente

Piensa en las marcas que más te gustan, en las publicaciones digitales y blogs (aprende cómo crear un blog desde cero) que más disfrutas… ¿Qué tienen todos estos en común? Por qué te gustan tanto? Por qué los prefieres a ellos y no a los demás?

Respuesta: Por el valor que te agregan, no solo sus productos sino la manera cómo te hacen sentir. El valor es aquello que te diferencia de los demás, es lo que sientes cuando consumes tus productos favoritos.

Libros recomendados:

Es aquí donde enlazas tus propósitos y tu inquietud por emprender, con el servicio que vayas a ofrecer.

Cuando conectas estas tres cosas eres capaz de pensar en la satisfacción y en cómo hacer feliz a tu cliente. Esto te permite pensar todos los días en cómo harás para agregarle valor, cómo hacerlo sentir especial.

Ten la seguridad que si estás haciendo algo que no te interesa, no pensarás en el valor, pensaras en cuando dinero puedes sacarle…

¿Cómo crees que será su reacción en el largo plazo?

Así que piensa todos los días cómo agregarle valor a tu público. Ellos te lo agradecerán no sólo comprando, sino hablando bien de ti.

7. Desarrolla un plan de negocio de 2 páginas máximo:

Quiero poner un negocio pero no se de que

No pienses en un plan de negocios con 20 páginas. Define tu producto y mide tu audiencia, incluso, aprende cómo hacer un estudio de mercado para tu nueva idea.

¿Por qué pensar en un plan de negocio de dos páginas y no uno de veinte? Porque necesitas ejecutar, necesitas evitar al máximo los compromisos que no le agregan valor a tu idea y enfocarte en tu negocio, en vender. En resolver tu duda de quiero poner un negocio pero no sé de qué.

No estoy diciendo que un plan de negocios sea innecesario, estoy diciendo que un plan de veinte páginas, con estudios, investigaciones, proyecciones y escenarios es la excusa perfecta para aplazar tu decisión de emprender.

Así que enfócate en uno conciso, algo básico para comenzar y a medida que ejecutas vas editándolo.

De igual manera estás empezando, seguramente tu idea se irá transformando con el tiempo. No desperdicies tiempo ni dinero en una “plan estratégico”. Ejecuta.

8. Debes ser un vendedor, no un visionario:

frases de Bill gates de la vida y negocios

La visión que tienen muchas personas de los emprendedores es que son unas personas mágicas y visionarias. Personajes que visualizan el futuro de la humanidad y la tecnología.

La imagen de Steve Jobs, Bill Gates, entre otros empresarios exitosos llegan a nuestra mente…

Todo esto puede ser cierto, siempre y cuando aprendas a vender tu ideas al mundo. Así que antes de ser visionario, un emprendedor exitoso es un vendedor. Nunca olvides esto.

Esto sucede mucho con los emprendedores de base tecnológica o software; que piensan que su producto es genial, se enfocan en la parte técnica y no saben si están resolviendo una necesidad y peor aun, no saben cómo monetizar su negocio.

Por eso, antes de pensar en aspectos técnicos o de diseño, piensa dónde vas a vender tu producto y qué necesidad estás resolviendo.

No solo se trata de resolver tu duda de quiero poner un negocio pero no sé de qué, sino encontrar la manera de generar ingresos a partir de tus ideas innovadoras.

Ver: Cómo vender un producto: 6 Pasos si no tienes experiencia en ventas

9. Cuando quieras renunciar, piensa que esa persona exitosa que admiras también quiso hacerlo:

Todos tenemos miedo. Todos queremos renunciar y dejar nuestro proyecto abandonado cuando las cosas no salen como uno espera.

Quizás tu proyección de ventas era muy optimista, la necesidad que identificaste no fue como lo esperabas, o sientes que la cuestión de quiero poner un negocio pero no sé de qué, aun sigue sin resolverse.

Independientemente de la razón por la cual estés considerando abandonar, piensa que esas personas exitosas que admiras…

como manipular a las personas segun steve jobs

Crédito: Shutterstock

Esos personajes que está facturando miles de dólares, que desarrollaron franquicias baratas cómo tú quieres, o emprendieron y están impactando positivamente sobre la sociedad.

Recuerda que ellos también quisieron renunciar, tomar el camino fácil y buscar otras metas… ellos quisieron, pero no lo hicieron. Siguieron intentándolo.

Adicionalmente, en esos momentos cuando uno se pregunta o se dice “quiero poner un negocio pero no sé de qué”, lo mejor es no escuchar los consejos o críticas “constructivas” de personas que no han construido nada.

Muchos te dirán que busques otro trabajo, que no pierdas el tiempo, que “tú no estudiaste una carrera profesional para dedicarte a vender…”

No escuches. Son los mismos que en el futuro te preguntarán cómo hiciste para lograrlo.

No obstante, ten presente que difícilmente aprenderás cómo ser exitoso en tu primer intento, lo cual no puede ser motivo para renunciar a tus sueños y propósitos.

Cuando estés pasando por estos momentos difíciles, cambia tu manera de hacer las cosas, pero nunca tu objetivo de emprender.

10. Finalmente…la respuesta luego de leer esto, empieza hoy: Hazlo.

7 ensenanzas del libro Originales

¿Cómo resolver la cuestión de quiero poner un negocio pero no sé de qué? Muy sencillo:

Pregúntate qué harás mañana para llevar ese estilo de vida emprendedor que tanto llevas soñando. 

Personalmente me hubiera gustado escuchar algo parecido hace un par de años, cuando no tenía ni idea que hacer con mis ganas de emprender y la presión de ser alguien en la vida me llevaba a la decisión que otros esperaban.

Por tu parte tienes dos alternativas:

1. Seguir pensando que quieres emprender, seguir viendo tu trabajo como un martirio y no como un medio, y pensando que algún día tomarás la decisión.

Esto es lo que hará la mayoría lamentablemente.

2. La segunda opción es la más difícil, y para ejecutarla tendrás que hacerte la siguiente pregunta:

¿Qué vas a hacer hoy, no mañana ni la semana que viene, hoy; para emprender tu idea de negocio? Comparte en Twitter

No tiene que ser algo complejo, solo tienes que dar el primer paso. Utiliza este conocimiento y júntalo con ese deseo de emprender pero no sabes en qué y comienza.

Tienes el día de mañana para comenzar. Tienes dudas al igual que todos los que empezaron, tienes miedo y ganas.

Ver: Cómo ser mejor persona: 35 Decisiones que te harán mejorar cada día

El tiempo pasará de igual manera, así que utilízalo como desees, aquí tienes dos alternativas igual de válidas para el estilo de vida que escojas. Espero que sea el emprendimiento.

Si eres de los que vive diciéndose: quiero poner un negocio pero no sé de qué, la primera solución es a que comiences hoy.

Pensarlo de vez en cuando no te ayudará de mucho, tener un plan o actividad para ejecutar mañana, a las 8 de la mañana, sí lo hará. Y esta guía te explica exactamente lo que debes hacer.

Continuar leyendo: Los 30 errores de un emprendedor que debes evitar en tu negocio

Send this to a friend