Renuncia a tu trabajo hoy mismo si no sientes estas 6 cosas

El trabajo es una parte fundamental de la vida de cualquier persona; este no solo te brinda un techo o un plato de comida, sino que te hace sentir parte de algo y se convierte en un propósito para tu vida.

Un trabajo te hace sentir productivo, activo y valioso. Y si bien hay días en que quisieras quedarte en tu casa y renunciar a tu trabajo, sabes que este es algo necesario para tu salud mental.

En pocas palabras, el trabajo es necesario porque le da sentido a nuestras vidas.

La mayor parte de nuestra vida la pasaremos trabajando, así que debes ser muy cuidadoso a la hora de emplearte: Un trabajo indicado puede hacerte sentir que tu vida es increíble, mientras que uno equivocado puede hacerte odiar el hecho de estar vivo.

Para escoger el trabajo indicado piensa qué te gustaría hacer con tu vida; tómate el tiempo de analizar y pensar cada alternativa que tengas, haz la tarea de conocerte bien para luego definir cuál es la huella que quieres dejar en este mundo.

Ahora, si no sientes estas 6 cosas deberías renunciar a tu trabajo hoy mismo, seguramente este te hará sentir que tu vida es miserable:

1. Debería hacerte sentir contento, satisfecho:

Tu trabajo debería despertarte una sonrisa y un sentimiento de que perteneces allí, aunque esto no significa que debas estar siempre contento en tu trabajo, es trabajo después de todo.

No obstante, deberías estar satisfecho con lo que estás haciendo por tu vida, quizás no sea tu trabajo ideal, quizás pueda ser un paso más en tu camino hacia algo mejor…pero esto no significa que debas estar en un trabajo que odias.

No siempre tienes que hacer algo que ames, pero por favor no hagas algo que odies. Si lo odias, renuncia a tu trabajo por favor.

2. Debería hacerte sentir curioso:

Las personas suelen olvidar la importancia de la curiosidad como una emoción beneficiosa, por no decir esencial.

¿Por qué es importante la curiosidad? La importancia de que algo te haga sentir curioso radica en que este tema te resulta interesante e intrigante. Es por esto que cada vez que no encuentras algo que te haga curioso, sueles aburrirte fácilmente.

Si tu empleo te aburre es una señal clara que indica que deberías renunciar a tu trabajo y salir a buscar uno nuevo, o porque no, a crear tu empresa.

Si encuentras un trabajo que te anime a estar constantemente aprendiendo, desde ese día dejarás de tener pereza de ir a tu trabajo.

3. Debería hacerte sentir retado:

Tener un trabajo fácil y que no te exija puede ser atractivo, especialmente cuando llegas a la oficina después de una larga fiesta o tan solo con tres horas de sueño. Pero un trabajo fácil también está en capacidad de hacerte sentir miserable.

Que algo sea fácil deja de ser grandioso cuando buscas mejorar tu vida, cuando estás buscando retos y un estilo de vida diferente, cuando te das cuenta que estás perdiendo 8 horas cada día pasándolos sin emociones.

Libros recomendados:

A menos que sientas que estás aprendiendo y creciendo en tu trabajo, empezarás a sentir que te estás quedando estancado en un lugar donde la jornada no avanza, y peor aun, que estás perdiendo la posibilidad de salir y buscar un trabajo donde sientas que puedes avanzar, un lugar que te rete y entienda tus objetivos de vida.

Los retos te invitarán a ser mejor persona, y tus logros te brindarán la confianza necesaria para luchar por lo que sueñas.

4. Debería hacerte sentir premiado:

Un trabajo gratificante es el único tipo de trabajo que deberías de tener. Simplemente revisa que tanto vale la pena la recompensa, ya que muchas veces los problemas, el estrés y el dinero no lo valen.

El dinero es grandioso. Todos amamos el dinero de hecho, pero no amamos los pedazos de papel verde como tal, amamos las libertades que este nos ofrece, el estilo de vida que no permite llevar y las experiencias que nos deja vivir.

El problema es que aquellos trabajos que mejor son remunerados, son normalmente aquellos que te hacen odiar lo que estás haciendo. Cuando esto te suceda, pregúntate: ¿Cuál es el sentido de ganarme la vida así, si la vida que estoy viviendo no vale la pena ser vivida?

5. Debería hacerte sentir motivado:

La motivación te recarga; gracias a la motivación eres capaz de hacer cualquier cosa que te propones. La motivación te da una razón para moverte, para hacer, para cambiar, para seguir viviendo…

En cambio, sin motivación la vida pierde su brillo. La vida se vuelve forzada y pierdes momento, y si bien estás en capacidad de motivarte para continuar, es necesario que crees una vida que te motive a buscar el éxito.

La verdad es que la vida que estás construyendo debería motivarte a buscar más, sin tener que convencerte que “lo mereces”. Encontrar un trabajo que te motive es esencial para construir un futuro lleno de abundancia, felicidad y prosperidad.

Si el lugar en el que estás no te hace sentir motivado llegó el momento de renunciar a tu trabajo.

6. Debería hacerte sentir positivo:

¿Cuántas horas de tu vida gastas en tu trabajo tratando de encajar o simplemente sobrevivir? Este tipo de experiencias lo único que están logrando es arrancarte tu vida poco a poco, día a día, cada 8 horas labores.

Existe una forma muy sencilla de descubrir si debes cambiar inmediatamente de trabajo. Y es cuando empiezas a sentir que estás perdiendo la fe, cuando te da terror el hecho de tener que madrugar al día siguiente.

Continuar leyendo: Por qué debes crear tu empresa luego de graduarte, y no buscar un trabajo

Fuente

Send this to a friend