10 Lecciones de Steve Jobs que puedes aplicar en tu carrera

Es considerado por muchos como el padre de la revolución digital, un maestro de la innovación y un perfeccionista del diseño. Para el año 2010 estaba reportando un patrimonio neto de más de 8 mil millones de dólares.

Sin duda alguna es uno de los mejores emprendedores de toda la historia.

Estamos hablando de Steve Jobs, fundador de Apple. Estas son las 10 cosas que puedes aprender de él para darle un giro positivo a tu carrera:

1. No tengas una vida limitada

Steve Jobs dice que mientras creces sueles creer que el mundo debe funcionar exactamente cómo te lo enseñan.

Es decir, que solo deberías preocuparte en ir por la vida sin tropezarte mucho; enfocándote únicamente en tener una vida familiar normal, divertirte, ahorrar un poco de dinero para tu retiro y no tener mayores inquietudes.

Sin embargo la vida es algo mucho más grande que eso.

Una vez descubres que todo lo que te rodea está creado por gente que no es superior a ti, ni más inteligente, es cuando te verás capaz de cambiar todo; construir algo propio que los demás puedan usar, hacer una gran influencia en el mundo y moldear la vida a tu manera.

Y eso es lo más importante que te puede pasar como persona.

Debes eliminar esa percepción errónea de que la vida existe de esa forma tan genérica y que solo está ahí para que tú la vivas como te la ofrecen. Una vez que aprendas esto, jamás volverás a ser el mismo.

2. Ten pasión

ganar-dinero-con-tu-comunidad-digital

Muchos dicen que debes tener pasión por lo que haces, algo completamente cierto. Steve Jobs utilizó su pasión para ubicar su empresa entre las más grandes del mundo, una meta sumamente complicada.

Todos debemos saber que alcanzar la cima es difícil y debes invertir demasiado tiempo para lograrlo. Así que si no amas el recorrido, no te divertirás y vas a rendirte. Cuando no hay pasión, cualquier persona racional se rendiría.

Eso es algo que le pasa a la mayoría de las personas. Si te fijas en aquellos que terminaron siendo exitosos a los ojos de la sociedad, se debe mayormente a que realmente amaban lo que hacían y por eso pudieron perseverar cuando las cosas se ponían difíciles.

Ver: 4 Maneras de encontrar tu pasión y la carrera que amas

Ahora, quien no puede amar lo que hace, renuncia. Estas personas tienen toda la razón, ya que quién se sometería a sí mismo a pasar su vida haciendo algo que no le gusta?

Lograr el éxito implica trabajo duro y preocupaciones, así que si no tienes pasión, vas a fracasar.

3. No vendas basura

Mark Parker, Presidente y CEO de Nike, tuvo una llamada telefónica de Steve Jobs donde recibió un peculiar consejo. Ellos estuvieron trabajando en un proyecto donde sus marcas se juntarían para lanzar un producto llamado Nike+ (Nike Plus) que resultó en una tecnología bastante innovadora.

Jobs felicitó al CEO de Nike por su grandioso trabajo. Parker aprovechó el momento para pedirle algún consejo final, a lo que contestó que lo que estaba haciendo con su marca era excelente, luego hizo una pausa y dijo que tenía un consejo para él:

“Nike hace uno de los mejores productos del mundo, son de la más óptima calidad en el mercado, son cómodos, agradables y mucho más, pero también venden mucha basura, así que deberían deshacerse de la basura y enfocarse solo en los productos de alta calidad”

Parker esperaba una pausa y una pequeña risa para amenizar el tono del consejo, pero Jobs estaba hablando totalmente en serio. Ahí es cuando logró ver la realidad.

Si eres capaz de hacer creaciones de la más alta calidad, solo enfócate en eso y no pongas esfuerzo en sacar productos o servicios poco funcionales para el público.

Ver: El secreto para mejorar tu vida en un 3600% cada año

4. No lo hagas solo por dinero

Para Steve Jobs el dinero era un recurso maravilloso, porque te permite y te facilita muchas cosas, como invertir en grandiosas ideas.

Sin embargo, para el tiempo en que empezó Apple el dinero no era la prioridad. Lo más importante era la compañía, la gente, los productos que estaban haciendo y cómo se les ofrecía la oportunidad a estas personas de hacer creaciones tan únicas.

Jobs sabía que la empresa lograría el éxito, pero únicamente a largo plazo, porque lo fundamental para él era cambiar el mundo a través de la innovación.

Ver: Cómo crear tu empresa un día a la semana

5. El mercadeo se trata de valores

El mundo del marketing es muy complicado. Hay mucho ruido y competencia, por eso si tienes la oportunidad de hacer que la gente te recuerde, no será por mucho tiempo. Así que debes ser muy claro en lo que quieres comunicarle al público.

Afortunadamente para Steve Jobs, su marca llegó a estar entre las mejores del mundo junto a Coca Cola, Disney, Sony, entre otras. No solo en Estados Unidos, sino en el mundo.

Pero hasta las empresas más nombradas necesitan inversión y cuidado si quieren mantener su relevancia y vitalidad. Ni siquiera una empresa de la magnitud de Apple se salva de tener poca visibilidad entre la audiencia, por eso deben estar trabajando constantemente en ello.

Libros recomendados:

La forma de lograr atención a través del marketing no es hablar sobre la velocidad, los precios, la cantidad de bits o de mega Hertz; y mucho menos decir por qué son mejor que Windows (su competencia directa).

Para Steve Jobs, el mejor ejemplo para mostrar cómo se hace mercadeo efectivo es la empresa que usamos en el tercer punto: Nike.

Recuerda, Nike vende comodidades tan básicas como los zapatos, pero aun así todos pensamos que esa marca va mucho más allá de eso. En sus publicidades, como sabes, nunca hablan del producto directamente. No te cuentan historias sobre ellos ni te dicen por qué son mejores que Adidas.

¿Qué hace Nike en su publicidad? Les dan honor a los grandes atletas y valoran ampliamente el deporte. Esa es su identidad y es lo que hacen.

Conoce la historia detrás de Nike y su fundador, una historia que te inspirará a que Nunca Te Pares

La primera pregunta que debe hacerse una empresa para darse a conocer es: ¿cuál es nuestro lugar en el mundo? Apple es una empresa que hace computadoras para facilitar las tareas de las personas, pero quieren ser una marca que vaya mucho más allá.

Hay que establecer un valor principal, y el de ellos es creer que la gente con pasión puede cambiar el mundo.

Steve Jobs tiene una frase muy famosa indicando que “las personas que están lo suficientemente locas como para pensar que pueden cambiar el mundo, son quienes en verdad lo cambian”.

Apegándose a ese valor principal, nace el famoso slogan Think Different (Piensa Diferente).

6. Debes estar orgulloso de tus productos

La meta de Steve Jobs era fabricar las mejores computadoras personales del mundo y crear productos que estuviera orgulloso de vender. Todo lo que sacaba al mercado, estaba hecho para que la gente se sintiera en necesidad de recomendarlo a su familia y amigos.

Recuerda, si lo que vendes es realmente bueno, el dinero vendrá solo. Asegúrate de que a todos les encante usar tu producto.

7. Sé el que piensa y el que hace

5 Maneras para nunca dejar escapar tus ideas innovadoras

Steve Jobs dijo que las personas que ejecutan acciones concretas son los principales creadores de ideas. Quienes están detrás las grandes creaciones que revolucionan la industria suelen ser tanto los que piensan, como los que hacen.

Jobs nos pone un ejemplo:

Leonardo Da Vinci no tenía una persona detrás de él pensando qué pintaría 5 años más adelante, ni estudiando los recursos que usaría para pintar. Da Vinci hacía sus pinturas, pensaba las formas de plasmar su arte y las vías para hacerlo. Él era quien sabía sobre pigmentos y anatomía humana, combinando sus habilidades para el arte y la ciencia, es decir, el pensar y el hacer.

Esto es lo que crean los resultados excepcionales, sin que haya una diferencia en la industria de la tecnología, ni en otros ramos. Para cualquiera es muy fácil otorgarse a sí mismo el crédito por pensar.

Siempre alguien puede decir “yo pensé en eso hace 3 años” pero en realidad, quien ejecutó la idea es quien aplicó el trabajo fuerte y también se tuvo que enfrentar a los problemas intelectuales.

Ver: Las grandes ideas no van a cambiar el mundo, y las tuyas tampoco

8. Cuestiona todo

Durante años en su negocio, Steve Jobs descubrió algo: Debes preguntarte siempre por qué haces las cosas, las respuestas que obtengas de esas interrogantes te dirán la forma en que debes hacerlas.

En realidad nadie sabe por qué hace lo que hace. Nadie se detiene a pensar con cuidado sus acciones en los negocios.

Para poner un ejemplo, cuando Apple estaba empezando en una cochera, ellos sabían exactamente cuánto costaban los equipos que fabricaban. Cuando se expandieron, el equipo de finanzas tenía un costo estimado sin saber con exactitud el monto. Al preguntarse por qué, simplemente se decía que “esa era la forma de hacerlo”.

Hay que cuestionar este tipo de casos. Cuando se dieron cuenta de la verdadera razón, vieron que los sistemas de información no estaban arrojando información precisa, solo que nadie lo admitía de esa forma.

Cuestionario: 100 preguntas que te harán más exitoso

Ese es el momento perfecto para empezar a deshacerse de conceptos anticuados y empezar a modernizar los procesos, de esa forma se puede saber cuánto es el precio de costo de un producto en segundos.

En conclusión, en los negocios suceden todo tipo de cosas, así que si te mantienes haciendo preguntas y cuestionando todo, podrás aprender más rápido. Esta no es la ciencia más avanzada del mundo, así que tú la puedes aprender fácilmente.

9. Reitera tu visión

La gente necesita realmente insistir en su visión y su meta final. Steve Jobs dejó muy claro que para llegar al éxito hay que avanzar miles de kilómetros en un camino de arduo trabajo, es por esto que cuando das tu primer paso te da la impresión de que la vía es infinita.

Esta aventura se hace más amena cuando hay alguien que dice “estamos un paso más cerca de llegar”, porque la meta existe, no se trata solo de un espejismo. Por eso es que usando miles de formas, sean pequeñas o grandes, la visión debe ser reiterada para mantener el sueño vivo.

10. Stay hungry, stay foolish

Esta es una frase perfectamente creada por Steve Jobs y descrita en un célebre discurso en la Universidad de Stanford, cuyo significado se aproxima a algo como “mantente insaciable, mantente alocado”.

La palabra “hungry” significa literalmente “hambriento”, pero para Jobs tenía un significado más profundo.

Al fabricar la primera computadora Apple junto a Steve Wozniak, sabían que tenían una pieza fundamental para el futuro. Ambos hicieron que este invento se convirtiera en una enorme empresa que hasta hoy ofrece soluciones excelentes y productos impresionantes, que posiblemente ni siquiera hubieran imaginado cuando estaban empezando.

Esto lo lograron por mantener sus ganas de crear. Cuando alguien está hambriento, no está satisfecho y quiere saciar una necesidad. La idea es nunca acomodarse, nunca estar conforme y siempre ir por más.

Por otro lado, la palabra foolish significa comportarse de una forma tonta e infantil.

Con esto, Jobs quiere invitarnos a mantener un espíritu de un niño que no deja de hacer cosas bobas sin tener temor a lo que digan los demás. Siempre mantenernos diciendo la verdad, siendo auténticos, sin tener que gastar tiempo y esfuerzo pensando si vamos a molestar a alguien.

La idea de comportarnos de esta forma es tener atrevimiento para probar suerte, aventurarnos, tomar cualquier oportunidad que se nos presente y no hacer lo mismo que los demás.

Con “Stay hungry, stay foolish” Steve Jobs nos pidió que no seamos conformistas y que vayamos por más, siendo nosotros mismos, haciendo lo que queremos sin que nos importe el qué dirán. Que así sea.

Continuar leyendo: La revolución de lo vintage, el éxito de las peonzas modernas

 

Escrito por Rubén García

Redactor de Inspiración Emprendedor, te contamos las mejores historias sobre emprendedores, cursos, eventos y financiación.

Send this to a friend