Cómo le dimos la vuelta al mundo para emprender nuestro negocio

Esta es nuestra historia. La historia de cómo decidimos renunciar a todo lo que éramos para dar la vuelta al mundo, convertirnos en emprendedores y fundar Lean Case.

Nuestros nombres: Catalina y Juan Pablo. Estamos casados desde hace 7 años. Catalina es abogada y ha trabajado en varias empresas grandes del país.

Juan Pablo es administrador de negocios y publicista. También pasó por el mundo corporativo trabajando en agencias de publicidad, bancos y empresas de consumo masivo.

Trabajamos durante más de 10 años en diferentes cargos hasta llegar a cargos de buen nivel en las jerarquías de la empresa de cada uno.

Teníamos un buen equipo de trabajo, un buen salario, grandes perspectivas de ascensos y crecimiento y vivíamos una vida muy cómoda.

Sin embargo, cada noche y cada mañana sentíamos el peso de tener que salir a trabajar. Sentíamos presión y estrés que nos llevaba incluso a enfermarnos.

Cada vez teníamos menos tiempo personal para hacer lo que nos gustaba, para perseguir nuestros sueños. Y lo peor de todo, sentíamos que no estábamos avanzando, que no aprendíamos nada nuevo, que estábamos desperdiciando nuestro tiempo.

Fue en ese momento cuando tomamos una decisión que nos cambiaría la vida.

Nos gustaba mucho viajar y conocer sitios nuevos, y gente diferente, así que una noche, en un día cualquiera dijimos “¡vámonos a darle la vuelta al mundo!”…

Esta idea quedó en nada. Hasta que un día…

Un día que estábamos bastante aburridos dijimos “hagámoslo una realidad: vámonos a dar la vuelta al mundo”. Y el viaje comenzó ese día. Tomamos la decisión en serio.

Le pusimos fecha al día en que renunciaríamos de nuestros trabajos (14/07/2014 un número con suerte). Definimos cómo le íbamos a decir a la familia y en qué momento lo haríamos.

También empezamos a planear el viaje. Queríamos darle literalmente la vuelta al mundo. Empezamos a plantear destinos y pensar qué nos interesaba conocer y qué tipo de experiencias queríamos vivir.

Pensamos dónde pasar el invierno y dónde pasar el verano. Pensábamos cómo aprender mucho durante el viaje y sacarle todo el provecho.

Ver: 10 Trabajos para ganar dinero desde cualquier rincón del planeta

Un día, estando en un congreso de mercadeo en Bogotá, alguien hizo una conferencia sobre los Innovation Kitchens: 12 ciudades del mundo donde ocurren el 80% de las innovaciones del mundo.

Una idea acababa de surgir: “visitemos esas ciudades y conozcamos lo que está pasando en el mundo”. Y así quedó listo el itinerario: Sydney, Tokyo, Seúl, Hong Kong, Bangkok, Estambúl, Nueva York, entre otras. Un mes en cada una de ellas.

El 14 de julio renunciamos, cada uno a su propio trabajo.

A principios de septiembre empezamos a vender todo lo que teníamos: el carro, la cama, el comedor, los muebles. Regalamos otras cosas y guardamos lo que quedó en un garaje en una finca.

Empacamos nuestra vida en una mochila y el 3 de octubre iniciamos el viaje que nos cambiaría la vida.

Deseos de emprender

En un momento, al comenzar el viaje, nos hicimos la pregunta sobre qué íbamos a hacer al regresar.

Decidimos darnos 6 meses para experimentar el mundo antes de pensar qué hacer. Queríamos montar nuestro propio negocio ya que nos habíamos retirado ya del mundo corporativo. Pero también queríamos disfrutar el viaje sin pensar todavía en la llegada.

Empezamos a buscar ideas en todas los sitios que visitamos. Fuimos a ferias de diseño, hicimos un blog del viaje, visitamos eventos de emprendimiento y arte, recorrimos los barrios hipster y zonas donde tenían negocios los creativos.

Ver: Cómo construir un blog del que puedas vivir

Estábamos absorbiendo todas las ideas posibles para llevar un negocio que nos pareciera apasionante. Al final, dos meses antes de regresar, decidimos la idea con la que queríamos emprender.

Escogimos crear un Juice Bar, un bar de jugos verdes naturales hechos con Cold Press, que hace los jugos súper nutritivos y saludables.

Lo vimos como tendencia en muchas partes del mundo y queríamos aprovechar nuestras frutas tropicales para hacer jugos que no solo fueran súper nutritivos sino que fueran deliciosos.

Llegamos a Colombia y montamos el negocio. Lo hicimos en un local pequeño y en un sitio de poco tráfico para poder validar las ideas. Y allí comenzó nuestro camino como emprendedores.

Ver: 20 Franquicias baratas para emprender tu negocio

Cometiendo errores para poder avanzar

Cuando recién llegamos del viaje estábamos un poco desubicados. Nos quedamos en la finca de la familia mientras buscábamos dónde vivir en Medellín, cómo transportarnos y re-organizarnos.

Empezamos a hacer experimentos de recetas para los jugos, pero no sabíamos bien cómo empezar.

Organizarse para poder empezar, sobretodo cuando se va a invertir dinero, capital personal para iniciar, es un momento difícil, porque uno no quiere arriesgar mucho sin saber si va a producir resultado.

Otro momento difícil fue cuando nos empezó a ir bien, que por fin estábamos empezando a cubrir los costos, que hay que tomar la decisión si crecer e invertir en el negocio, o empezar a recibir ingresos como emprendedor.

Uno quisiera poder crecer rápidamente y empezar a ganar dinero lo suficientemente rápido. Pero en realidad en un principio el dinero que genera el emprendimiento es para hacerlo crecer.

Así lo hicimos. Contratamos a nuestra primera empleada e hicimos mejoras en el local. Pero las ventas no crecieron. Pasaron algunos meses más, experimentamos con algunas ideas nuevas para hacer que el negocio fuera exitoso, pero no funcionaban.

Ver: Así emprendimos con 18 años y 200 dólares

Las ventas se habían estancado y no sabíamos qué hacer. Poco a poco, nuestra motivación fue bajando y el cansancio de trabajar más de 12 horas al día y fines de semana se iba acumulando.

A los 6 meses de empezar el negocio, llegamos a un punto de inflexión.

Una noche, era ya tarde, salió de la nada una idea “si hay tantos emprendedores que nos están visitando en la tienda de jugos, y que nos están contando los problemas legales de sus negocios… ¿por qué no los asesoramos?

¿Por qué no lo hacemos de una forma que sea más clara, sencilla, fácil y que lo puedan costear?”.

Y ese día nació Lean Case.

Al otro día, llamamos a un amigo vecino del local, lo invitamos a un jugo y validamos con él que la idea tenía potencial. Él fue nuestro primer cliente, y el que nos referenció al segundo.

En menos de un mes, cerramos el negocio, vendimos todos los muebles y empezamos Lean Case, el negocio con el que llevamos ya dos años y que está siendo muy exitoso.

Lean Case: Emprendedores apoyando a otros emprendedores

Hoy, dos años después, somos ya un equipo de 5 personas (con Andrés, Pedro Pablo y Cata) y nuestra misión cada vez nos apasiona más: ofrecer una asesoría clara, sin enredos, fácil y asequible.

Contamos con servicios contables que nos permite ofrecer un servicio más completo, pues uno de los temas donde más ayuda necesitan ayuda los emprendedores es el de los impuestos.

Trabajamos y hemos trabajado con más de 300 clientes, en diferentes ciudades del país e inclusive con emprendedores de otros países que quieren crear sus empresas en Colombia.

Creamos una revista digital donde escribimos sobre las dudas más frecuentes que nos hacen nuestros clientes. Vibramos con el emprendimiento y por eso vibramos con los emprendedores.

La metodología Lean Startup y Design Thinking

Nosotros hemos planteado desde el inicio, utilizar herramientas innovadoras para crear nuestro emprendimiento.

Entre ellas la metodología Lean Startup (de allí nuestro nombre) y Design Thinking, la que utilizamos para diseñar servicios que sean amigables con el usuario y que representen una buena experiencia.

Sin embargo, las técnicas más clave son las basadas en el Plain Language o Lenguaje Claro, con las que buscamos cambiar las palabras difíciles y complicadas de los abogados y contadores por otras que cualquier persona pueda entender.

Eso lo hacemos para nuestras asesorías, documentos y comunicaciones.

Nuestra meta es seguir creciendo el equipo de Lean Case para poder apoyar cada vez más emprendedores.

Nuestro trabajo se enfoca en facilitarle a los emprendedores crecer con sus negocios, y para eso estamos diseñando servicios y procesos que nos permitan lograrlo.

Libros recomendados

Por ejemplo, estamos validando una plataforma de cursos online de bajo costo para que los emprendedores puedan entender los temas básicos legales y contables (ver curso).

Así buscamos que los emprendedores puedan acceder a nuestra asesoría sin incurrir en un alto costo.

Aprendizajes de nuestros viajes

Uno de los consejos más importantes que le decimos a nuestros potenciales clientes es: antes de constituirse, de registrar su marca y comprar activos, deben validar sus productos.

Aprender y validar que el modelo de negocio funciona, que sí hay mercado para los productos o servicios, especialmente si son innovadores, puede ser la diferencia entre crear un gran negocio o morir en el intento.

Otros consejos importantes son:

– Cuenta la idea de tu negocio a todos los que puedas. No creas que te la van a robar, porque nadie lo hará.

– No te enamores de la marca o de la idea del negocio. Ambas cosas pueden cambiar rápidamente.

– Ten claro que ser emprendedor necesita mucha persistencia. No te rindas por problemas pequeños.

– Consigue un equipo de trabajo que te apoye. Especialmente cuando tengas baja la motivación y tengas problemas a los que no les encuentres solución.

– Y si quieren viajar por el mundo, ¡hazlo! No es tan costoso como parece y es una experiencia que te cambia en lo más profundo.

Ser emprendedor es un camino difícil, largo y que nos pone a prueba permanentemente. Por eso es un camino muy gratificante, que te hace crecer mucho, que te obliga a aprender, a ser humilde, a crecer y a abrir la mente, ser más inteligente.

Para nosotros, el viaje fue una experiencia de vida que nos cambió la forma en que vemos el mundo.

Emprender es otro viaje, posiblemente igual o más interesante con el que estamos permanentemente cambiando, explorando y conociendo. Especialmente a nosotros mismos.

Continuar leyendo: 15 Trabajos online que puedes iniciar hoy mismo sin dinero

Recibe los mejores contenidos en tu correo. Es gratis.

SUSCRÍBETE A NUESTRO 

Boletín Semanal

Send this to a friend