¿Y si vuelvo a fracasar? Si te has preguntado esto, hazte el favor de leer

Seguro te parece conocida esta pregunta, o quizás unas similares como: ¿vale la pena volver a intentarlo?, ¿será que esto no es para mí?, ¿otra vez lo mismo?, etc.

Lo sé, no es para nada fácil fracasar, o mejor dicho es muy fácil fracasar, lo difícil es levantarse después de haber caído al suelo, golpeado, y con una sonrisa decir ¡Muy bien, esta vez sí lo voy a lograr!

Este paso es tan difícil, que nos hace sentir inseguros; sentimos la mirada de todos los que nos dijeron que no lo hiciéramos y claro, con el peso de esas miradas comienza a rodar un pensamiento en tu mente diciéndote ¡No lo hagas!

Seguramente te ha pasado, ¿verdad? Ahora bien, tenemos dos caminos delante de nosotros, ambos con finales muy distintos, con sus sabores característicos y hasta con una victoria a su manera (muy a lo Matrix pero a mi estilo)

¿Qué tal si te muestro los dos caminos y tú decides cual es el tuyo?, ¿listo? ¡Pues vamos!

Camino 1: La pastilla blanca

¿Qué pensarías si te digo que, cuando estás tirado en el piso sintiéndote fracasado, inseguro y con miedo, acabas de encontrar lo que necesitas para levantarte y ser exitoso? Seguro pensarás que estoy loco y que, quizás, de tanto fracasar estoy alucinando respecto al tema; pero no, lo que acabas de leer es la verdad y te explicaré por qué:

Sentirte fracasado:

Luego de que intentas alcanzar algo que deseas y no puedes lograrlo, esto representa una caída dolorosa y directa a conocer el suelo (algo que duele bastante), ¿pero sabes algo? Esa caída más allá del dolor y las preguntas con las que inicié este artículo, te enseñan a valorar tu esfuerzo, lo cual constituye tu primer paso para lograr levantarte con ganas y alcanzar tus objetivos.

Sentirte Inseguro:

Al sentirte inseguro tendrás que llenarte de sensatez y valor para tomar decisiones; decidir si te conviene ir hacia adelante o hacia atrás, derecha o izquierda, en fin, tendrás que decidir si te levantas o te quedas en el suelo ¿y quién sabe hasta cuándo?

Si logras levantarte seguro estarás un poco temeroso; y ahora debes nuevamente elegir el camino por el cual tendrás que andar, pero de forma tranquila, porque aunque no lo creas, ese miedo es lo último que necesitas para encaminarte hacia el éxito.

Sentir miedo:

El miedo es el motor por medio del cual se impulsa el éxito en tu vida; tener miedo es un reto personal donde nos proponemos hacer algo que deseamos, aun cuando hay miles de dudas que nos separan de decir: Sí puedo; tener miedo nos presenta un antes y un después, ya que superar el miedo nos convierte en una versión mejorada de nosotros mismos.

Una versión un poco más exitosa.

Libros recomendados:

Camino 2: La Pastilla Negra

Esta elección, por intuición, te puede parecer que es la equivocada; esa que no hay que elegir, esa que nos hará sentir atormentados de por vida (y sobretodo por aquellos que nos dijeron que no podríamos hacer lo que deseábamos), y en parte tienes razón, pero no del todo.

Esta es la opción que tiene dos variantes: La primera, decidir quedarse en el suelo porque no te importa, ya te da igual si lo logras o no; lo cual representa una de las decisiones más difíciles de tomar; o la segunda, decir “ya no quiero intentarlo más porque ahora mi objetivo es otro”, o  “de tanto intentarlo conseguí las herramientas para darme cuenta que no estaba equivocado en el método, mi error estaba en el objetivo…”

Aunque estoy seguro que esto no era lo que esperabas leer, es la verdad; muchas veces nos enfrascamos en algo sin darnos cuenta de que no tenemos la razón y queremos ser los fénix de la vida real, que aunque todo el mundo nos diga que estamos equivocados, les vamos a demostrar que no es así, renaciendo de nuestras cenizas.

Sin embargo, esto es una verdad a medias, puede que ellos estén equivocados, pero nosotros también. Debes aprender a detenerte, evaluar tú entorno y corregir lo que sea necesario. Esto forma parte de los tantos pasos que debes dar para conseguir el éxito.

La decisión es tuya. Independientemente de lo que escojas, debes tener dos cosas claras:

1. Si quieres ser exitoso y levantarte luego de caer caído, debes creer en ello. No permitas que nadie decida por donde debes caminar, se tú el dueño de tu destino; y si bien esto no significa que no debas escucharlos, siempre es bueno prestar atención a los detalles, aun cuando eso no defina tu dirección, al fin y al cabo, mientras estés en el camino hacia la meta, solo unos pocos creerán en ti.

2. Luego de llegar, irónicamente escucharás de cada persona ese unísono ¡Sabia que lo lograrías! Sonríe y disfruta el momento pues es tuyo, ¿Ya sabes qué camino tomar? Muy bien te espero en la meta.

Continuar leyendo: 8 razones por las cuales el fracaso es la mejor forma de alcanzar el éxito

Shauly EscalonaEscrito por Shauly Escalona
Locutor, Dirigente político, escritor, poeta,
creativo y motivador.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

AHORA SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO. REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend