Las 34 cosas que más te dolerán arrepentirte cuando seas viejo

Esta lista no requiere introducción. Lo único que se puede decir es: Arriésgate y hazlo antes de que sea demasiado tarde. 

El portal Educate Inspire Change recopiló la lista de cosas que la gente se arrepiente cuando se llega a la vejez, así que toma esta lista y utiliza como fuente de inspiración para comenzar a hacer las cosas que más te apasionan, que te hacen ver la vida diferente y te permitirán contar una buena historia.

¿De qué te arrepentirás cuando seas viejo?

1. No haber viajado cuando tenías la oportunidad: Viajar por el mundo se vuelve muchísimo más difícil cuando te vuelves viejo, especialmente cuando tienes una familia y te toca pagar 3 o 4 veces más.

2. No haber aprendido otro idioma: ¡No puede darte pereza! Aprender otro idioma te abre puertas y te da un sinnúmero de oportunidades.

3. Haber gastado tu tiempo en una relación que no valía la pena: Todos los que han terminado una mala relación se arrepienten de no haberlo hecho rápido, no pierdas tu tiempo con alguien que no te ayuda a crecer o que no te valora.

4. No haber usado protector solar: Arrugas, lunares o cáncer de piel, ¿no quieres eso, verdad? Desarrolla hábitos que te brinden bienestar, salud y tranquilidad.

5. Haber perdido la oportunidad de ver a tu músico o banda favorita: No sabes cuándo van a volver a tu país o si van a seguir cantando los años que vienen. Los conciertos no son algo que pasa todos los días.

6. Tener miedo de arriesgarte: Mirando hacia el pasado pensarás ¿qué era lo que me daba tanto miedo? Así que comienza hoy, sal de tu zona de confort.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Emprendiendo Historias (@emprendiendohistorias) on

7. No haber hecho suficiente ejercicio: Párate del sofá y corre, muévete. Haz ejercicio, porque cuando llegues a las 40 (o más) soñarás con haber dedicado tiempo a tu cuerpo y por consiguiente a tu vitalidad.

Ver: Haz este simple cambio y terminarás haciendo más ejercicio

8. Haber dejado que tu género definiera tus capacidades: No hay nada más triste que una persona diciendo “bueno, es que así era en los tiempos de antes”. Tanto mujeres como hombres tenemos las mismas capacidades.

9. No haber renunciado a un trabajo terrible: Sabemos que tienes que pagar tus cuentas, pero si no haces un plan para mejorar tu situación terminarás despertándote un día después de 40 años en el mismo trabajo que te parece más a un infierno.

Aquí te dejamos 15 trabajos online que puedes iniciar hoy mismo sin dinero

10. No haber dado lo mejor de ti en la universidad: No se trata del hecho de que tus notas determinen dónde vas a llegar en tu vida, pero te darás cuenta lo bueno que era pasarte todo un día aprendiendo.

11. No haberte dado cuenta de lo/la lindo/a que eras: Muchos de nosotros gastamos nuestra juventud criticándonos sin darnos cuenta de que era en esa época cuando mejor nos veíamos.

12. Haber tenido miedo de decir “te amo”: Cuando seas viejo no te va a importar si el amor que diste fue retribuido, lo único que importará es saber que dejaste saber lo que sentías.

13. No haber escuchado el consejo de tus padres: No querías escuchar sus consejos cuando eras joven, pero la cruda verdad es que la mayoría de las cosas que te decían tus padres sobre la vida son ciertas, y en definitiva, te guían en el proceso de cómo ser exitoso.

14. Haberte preocupado demasiado por lo que los demás pensaran: En 20 años te va a importar un carajo lo que esos personajes pensaban.

15. Haber apoyado los sueños de otros en vez de los tuyos: Apoyar a los otros es algo bueno y ejemplar, pero no cuando nunca tuviste la oportunidad de brillar por ti mismo y de cumplir tus aspiraciones en la vida

16. No haber sido una persona con determinación: Cuando la gente vieja mira hacia atrás, se arrepiente de no haber tomado decisiones difíciles en los momentos indicados.

17. Haber guardado rencores con gente que amas: ¿Cuál es el punto de revivir sentimientos o problemas del pasado una y otra vez? La vida es demasiado corta como para malgastarla acumulando rabias y dolores.

18. No haberte realizado como persona: Encuentra el camino y lucha por tus objetivos, a la gente vieja le importa muy poco lo que piensen los otros y así debes ser tú, así que encuentra el propósito de tu vida y llévalo a cabo.

19. No haber sido voluntario por una buena causa: Llegando al final de la vida y no haber ayudado a gente que lo necesitaba, o haber aportado tu granito de arena, es una razón por la que mucha gente se siente arrepentida.

20. No haber cuidado de tus dientes: Cepillos de dientes, seda dental, haber ido al odontólogo… Te parecerá facilísimo cuando tengas que usar dentadura.

21. Haber perdido la oportunidad de hacerle preguntas a tus abuelos después de haber fallecido: Muchos de nosotros nos damos cuenta demasiado tarde de la gran fuente de información que pueden ser los abuelos. Pueden explicarte muchas cosas sobre tu vida y del lugar de donde vienes.

Haber trabajado demasiado: Nadie mira hacia atrás desde su lecho de muerte deseando haber pasado más tiempo en la oficina pero sí con la familia y amigos.

23. No haber aprendido a cocinar: Comer es algo vital, ¿cómo puedes dejar esa gran responsabilidad en las manos de otros? Es más fácil de lo que crees.

24. No haber aprovechado momentos importantes: La gente joven siempre está de afán, deténte y disfruta los momentos que te brinda la vida. Se van más rápido de lo que crees.

25. No haber terminado lo que algún día empezaste:Yo soñaba con convertirme en pintora, incluso empecé a tomar clases pero después…” Estas excusas no te ayudará en tu búsqueda de cómo ser más feliz.

26. Definirte a ti mismo por lo que los demás esperan: Nunca dejes que te digan “aquí no somos o pensamos así”.

27. No haber jugado con tus hijos lo suficiente: Cuando eres viejo te darás cuenta que tu hijo pasó en un abrir y cerrar de ojos a querer jugar contigo todo el tiempo a pedirte que te salgas de su cuarto.

28. No haber tomado un gran riesgo (especialmente en el amor): Haber tomado ese riesgo loco por lo menos una vez en la vida, incluso sabiendo que no hubiera podido funcionar será una gran experiencia cuando estés viejo.

29. No haberte tomado el tiempo de conocer personas y hacer redes: Tener contactos es algo muy importante especialmente cuando te das cuenta que muchos trabajos pueden conseguirse así. No pierdas el tiempo y pon a trabajar tu red, haz contactos.

30. Haberte preocupado demasiado: Muchas cosas de las que te preocupas puede que ni siquiera pasen.

31. Haber sido dramático: Por favor déjaselo a las películas. Disfruta más y déjate de fijar tanto en las pequeñas dificultades que enfrentas, más bien enfócate en todo lo que tienes por agradecer.

32. No haber pasado tiempo suficiente con los que amas: Nuestro tiempo con los seres que más amamos es limitado, hazlo rendir.

33. No haberte parado en un escenario: No es algo de lo que todos se arrepienten pero mucha gente vieja siempre deseó –una vez- saber qué se hubiera sentido pararse al frente de una multitud y mostrar cualquiera de sus habilidades.

34. No haber sido agradecido: Es difícil verlo pero eventualmente pasará que todos los momentos en la tierra, desde lo más mundano hasta lo más increíble es un regalo del que somos demasiado afortunados de compartir.

Libros recomendados:

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO.

REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend