Cómo pasé de odiar la lectura a leerme un libro por semana sin esfuerzo

Siempre admiré a la gente que era capaz de ir a la playa a leer un libro por su capacidad de perderse la diversión que ofrece el mar.

No concebía comportamiento diferente a meterse al mar, sentarse a la sombra de una carpa con la silla enterrada en la arena, tomando cerveza y hablando con familiares o amigos.

Me preguntaba qué tan diferentes podían ser esas personas a mí, y las diferencias eran evidentes:

La más clara es que eran extranjeros, y a juzgar por el color de la piel y el cabello me atrevería a decir que eran Europeos o Australianos. Esto me puso a pensar un poco en las diferencias culturales entre Europa y Latinoamérica.

Mientras la media de lectura por año de un país como España –no muy diferente a nosotros en muchos aspectos– es de 10,3 libros al año, los colombianos leemos aproximadamente 2,9 libros al año.

¡Me di cuenta que no somos un país de lectores!

Pero bueno, el punto es que tampoco era un lector y quería cambiar eso.

Cómo empecé y cómo deberías tu también

Al principio me prometí adquirir el conocimiento de los libros a través de videos narrados en Youtube. No me fue bien porque lo hice en el teléfono móvil, y cualquier mensaje de WhatsApp me hacía perder concentración.

Al darme cuenta que esta estrategia no funcionaba, decidí lo siguiente:

1.Comprar mis propios libros

5 Consejos para leer un libro a la semana y sus beneficios

Cuando compras tus libros contraes el compromiso de leerlos, si no, estarías botando tu dinero.

Pero me preguntarás, ¿Qué libro es bueno para leer Juan? y la verdad es que no tengo la respuesta, pero sí la pregunta indicada:

¿Qué aspecto de tu vida necesitas mejorar o cambiar?

Ya sea inteligencia emocional, finanzas o el tema que sea, debes preguntarte: ¿Qué necesito mejorar en mi vida?

Yo empecé con el libro de Anthony Robbins llamado Poder sin Límites ya que me interesa mucho el tema del crecimiento personal y sabía que tenía que desarrollar mejor mi inteligencia emocional.

Leer un tema que te llame la atención es el mejor anclaje para adquirir el hábito.

Una vez selecciones un libro que te guste, debes…

2. Pasar de 0 a 1 y no de 0 a 10

Si estas buscando mentores, considera un libro.

Si llegaste hasta este punto del artículo seguro estás tomándote esto en serio, pero por favor: no intentes leerte la divina comedia en un día. Simplemente te cansarás y terminarás por odiar el hábito que aún vas a adquirir.

Es como si nunca has hecho ejercicio y te inscribes a una maratón. Puede que lo termines con mucha dificultad y dolor, pero seguramente nunca volverás a correr una en tu vida.

Por tal motivo, te recomiendo que empieces de a pocos. Cuanto más pequeño des el paso, más lejos llegarás.

Ver: Mejora 1% todos los días: El método Kaizen para tu crecimiento personal

Cuando empecé a leer el libro de Tony Robbins, el primer día leí media página. Nada más. Ese era el propósito, solo media página.

Y podrás decir, pero bueno, eso en realidad es muy poco, y seguramente lo es, pero no se trata de empezar corriendo sino caminando. Me sentí cómodo y terminé el primer día de lectura en menos de 2 minutos. Sentía que podía leer más pero ahí me detuve.

El segundo día aumenté a una página, el tercero a una hoja, y fui aumentando diariamente una página más a mi cuenta de páginas leídas diarias.

Libros recomendados

Cuando menos pensé ya me encontraba leyendo por una hora seguida, sin cansancio y muy entretenido.

Cuando terminé el libro, me prometí seguir comprando uno nuevo, antes de que el actual se me acabara. Es como la marihuana, no te puedes quedar sin tu porro.

Por ende, sigue buscando libros en la misma línea del primero que hayas leído, y cuando ya estés leyendo sin dificultad; sin mirar el reloj, completamente sumergido en la lectura, busca una nueva temática que te interese.

Una vez leer se vuelva fácil y entretenido, te recomiendo…

3. Destinar un hora al día para leer y llevar tu libro siempre en la maleta o el bolso

Invertir mi dinero en libros

Cuando separas un momento del día para dedicarlo a leer refuerzas el hábito nuevo, además de que la constancia diaria te permitirá ir leyendo a un ritmo más rápido, y por ende, leer más libros en menos tiempo.

También deberías cargar el libro siempre contigo ya que por lo general, en nuestra rutina diaria tenemos tiempos muertos como: ir al trabajo en metro o bus, esperar una cita o entrevista, la hora del almuerzo, entre otros.

Tal vez llegues al punto de leer más de un libro a la semana, y no se trata de acumular libros leídos, sino conocimiento. Como leí una vez:

El conocimiento siempre demanda más conocimiento, así como el fuego necesita más leña. Comparte en Twitter

Espero te sirva mi experiencia y pongas en práctica lo que consideres te pueda servir.

Continuar leyendo: Lo que pienso de emprender, dos años después de crear mi propia empresa

 

Escrito por Juan Felipe Gallego

Co-fundador de MilsMilk, empresa pionera en Colombia en la elaboración de Bebidas Vegetales. Nuestro propósito es crear un impacto positivo en el planeta y en nuestros consumidores a través de la conciencia en los recursos naturales y en un estilo de vida saludable.

 

*Este artículo fue publicado originalmente en el blog personal del autor

Recibe los mejores contenidos en tu correo. Es gratis.

SUSCRÍBETE A NUESTRO 

Boletín Semanal

Send this to a friend