Growth Hacking, el propulsor para el crecimiento de tu negocio

Es probable que te haya resonado el término: Growth Hacking

Es probable que no te suene mucho, desde luego, el término de Growth Hacking es relativamente nuevo.

La primera mención fue por el 2010, cuando Sean Ellis, que dicho sea de paso fue la primera persona a cargo del crecimiento de Dropbox, escribió un artículo titulado “Find a Growth Hacker four your Startup” (“encuentra a un Growth Hacker para tu startup”).

No hay, todavía, un término que sea equivalente en español para explicar su significado, pero a lo largo de este artículo te lo iremos explicando.

¿Sabías que marcas exitosas con gran crecimiento como Facebook, Twitter, Youtube, Dropbox, Uber y Airbnb o Spotify lo usan como herramienta de marketing?

¿De dónde surge el término Growth Hacking?

Cuando hace algunos años, Joe Gebbia, Brian Chesky y Nathan Blecharczyk estaban en el proceso de creación de Airbnb, tuvieron algunas dificultades.

Fue entonces cuando implementaron su famoso Growth Hacking de Craigslist que les ayudó a despegar aumentando en gran medida el número de usuarios.

Ahora bien, ¿sabes qué es exactamente el Growth Hacking y cómo puedes debes aplicarlo a tu negocio?

Pues bien, en este artículo te explicaremos de qué se trata.

¿Qué es el Growth Hacking?

El Growth Hacking es una técnica de marketing que ha sido desarrollada enfocándose en las empresas emergentes apoyadas por las nuevas tecnologías.

Usando la creatividad, técnicas del marketing, el análisis de lo que el público desea o necesita y las métricas sociales, lo cual lleva a crear o presentar un producto o servicio que pueda ser muy atractivo.

Esto con el fin de tener márgenes mayores de ganancias en ventas de productos y servicios, ganar reconocimiento de la empresa en el mercado y captar más clientes.

En pocas palabras te podemos decir que el Growth Hacking es una herramienta que sustituye o aumenta las estrategias del marketing tradicional, con el objetivo de dar publicidad de manera efectiva.

Es un híbrido entre desarrollo web y marketing digital, para generar estrategias que sean creativas, atractivas y económicas, para crear curiosidad y fidelidad en los clientes o usuarios, para generar ingresos de la manera más rápida y eficaz que se pueda.

Esta sustitución se basa en que el marketing más tradicional trata de vender un producto a través de campañas, mientras que Growth Hacking parte de la creación del producto para aprovechar al máximo el coeficiente de viralidad.

O dicho de otro modo, el Growth Hacking es el compendio de estrategias con el fin de aumentar en el menor tiempo posible la cantidad de usuarios o clientes, con la menor inversión de recursos económicos y de esfuerzos, aumentando, a la vez, la productividad.

El Growth Hacking deja a un lado las herramientas marketing tradicional para reemplazarlas con sólo lo que es comprobable, rastreable y escalable.

Usando plataformas como los correos electrónicos, creando un blog, los pagos por clic en anuncios, las redes sociales, y otros instrumentos gratuitos que nos podría dar muchas ventajas para a conocer el producto o servicio.

¿Quién es un Growth Hacker?

que es un growth hacker

Muchos han querido definir a los Growth Hackers, es decir los profesionales del Growth Hacking, como magos o maestros de las nuevas tecnologías y el crecimiento online.

Y para ser Growth Hacker se necesita básicamente tres cosas: ser muy creativo, muy curioso y ser muy analítico.

Esto nos lleva a que el perfil de un Growth Hacker es de una persona que sabe muchas cosas de muchas áreas. No se especializa en la programación, ni en el diseño web, tampoco es especialista en ventas o en marketing.

Sino que conoce un poco de todo y sabe cómo combinar y aplicar todos esos conocimientos para que tu empresa sea la más exitosa.

Los Growth Hackers son cada vez más necesarios, ya que el número de startups está creciendo exponencialmente.

Las pequeñas empresas, por lo general, no tienen suficientes recursos para estar haciendo costosas campañas de marketing, de modo que los Growth Hacker son los ideales para crear estrategias que el negocio prospere sin necesidad de gastar todo el presupuesto.

Ver: 10 Gastos innecesarios al momento de crear tu empresa

Los objetivos del Growth Hacking

Los objetivos más básicos del Growth Hacking son, aparte de conseguir un mayor número de clientes, crear fidelidad en la clientela.

Que esta interactúe con la marca y monetizar esas interacciones, resultando con ello que se consiga un crecimiento exponencial en nuestra empresa.

De hecho, cada decisión, estrategia, táctica e iniciativa que se toma con el Growth Hacking está enfocada directamente con el crecimiento.

Crecer, crecer y crecer es el único objetivo, es el sol en el que gira alrededor un growth hacker.

Obviamente los profesionales del marketing tradicional también buscan eso, pero no en la misma medida.

Lo que destaca al Growth Hacking es que su objetivo básico es el crecimiento. Y es gracias a este objetivo es que han surgido una gran cantidad de nuevas técnicas, herramientas y métodos, que hasta hace relativamente poco tiempo no existían.

Es decir, básicamente el objetivo del Growth Hacking es cómo conseguir más clientes, hacer que más personas se inscriban, que compren y que permanezcan.

Y esto se logra con un solo enfoque: hacer, u ofrecer, lo que la gente quiere. Es decir, es vez de hacer estrategias de marketing, debemos ofrecer lo que realmente quiere la gente, y ellos harán el marketing por nosotros.

Conseguir más, con menos recursos:

Otro objetivo básico del Growth Hacking que con menos podamos conseguir más.

¿A quién le gusta invertir mucho dinero en algo que no es seguro, tiene muchos riesgos, como es la publicidad?  Y menos a alguien que tenga una pequeña empresa, que tiene poco tiempo de estar funcionando.

De modo que el Growth Hacking, con muy poco riesgo, de una manera muy segura, y gastando muy poco, o incluso nada, podamos tener éxito en nuestra empresa, usando herramientas digitales básicas.

El Growth Hacking en las redes sociales:

Cada cosa que hagamos en las redes sociales, bien sea cambiando las imágenes o con el envío de correos electrónicos, el Growth Hacker testea y experimenta, usando su creatividad, para mejorar las relaciones.

El asunto básico es mejorar los clientes que ya tienes, en vez de tratar de tener más clientes, lo primero es muy económico, lo segundo es muy costoso.

El punto es ofrecer productos o servicios que la gente ame, pero no es suficiente. La ganancia es “tocar” a los clientes con los correos electrónicos las notificaciones de Facebook o notificaciones push, que hacen que los usuarios vuelva al producto.

Amazon te envía recordatorios de “date un capricho”, o te envía sugerencias de productos que ellos creen podrías estar interesado.

El ejemplo de Growth Hacking de Twitter:

Twitter tiene la modalidad de “sugerir usuarios”, ya que se dieron cuenta que cuando los usuarios siguen a otros usuarios el servicio les es más agradable.

Para el Growth Hacking es muy poco importante que tu producto sea presentado en los medios de comunicación.  Este busca los clientes que ya te conocen estén constantemente en contacto con tu producto.

Un buen ejemplo de Growth Hacking es la estrategia usada por Twitter para crecer en usuarios.

Twitter no gasta en publicidad para atraer a quienes no conocían a la red sino que se enfoca en su plataforma.

Da la opción a cada perfil de seguir a más gente que la plataforma recomienda, animando a personas de afuera apuntarse, y de ese modo crece exponencialmente la actividad en el sitio, sin apenas hacer marketing.

Y hay más ejemplos…

Si un usuario de Dropbox seguía a su perfil en Twitter o conectaba su cuenta con Microblogging o Facebook, el sitio le ofrecía 125 MB adicionales de almacenamiento.

Marcas de celulares, como iPhone y Blackberry, incluyeron ‘Enviado desde mi’ en todos los emails que se enviaban desde los dispositivos.

De ese modo muchos querían tener un iPhone o un Blackberry cada vez que recibía un correo con esa frase al final del correo electrónico.

La publicidad tradicional vs. Growth HackingLa publicidad tradicional vs. Growth Hacking

Te habrás dado cuenta que al momento de querer darle publicidad a tu empresa, los métodos tradicionales de publicidad como las cuñas en televisión o anuncios en la prensa suelen ser muy costosos.

Y es obvio que no queremos gastar mucho dinero, y que últimamente esas técnicas se están estancando.

Las acciones con el Growth Hacking son muy sencillas y aún así son muy efectivas para que incrementes de forma rápida y notoria el volumen de clientes, los ingresos y el crecimiento de tu empresa.

Y lo mejor de todo es que lo logras con un gasto y esfuerzo mínimo, logrando que los resultados sean mejores que insertando publicidad en las páginas web.

VerCómo ganar dinero por internet: 30 ideas que requieren poca inversión

El Growth Hacking precisa de varias herramientas, la más básica es la creatividad, que la más necesaria para poder encontrar soluciones distintas a los problemas nuevos y los que siempre están.

A los retos más comunes le buscamos soluciones originales, es el fundamento del Growth Hacking. Comparte en Twitter

Una necesidad común es promocionarse, dentro del marketing tradicional la estrategia sería usar más publicidad, que seguramente será muy costoso.

Pero dentro del Growth Hacking las posibilidades son mucho mayores.

La otra herramienta más necesaria es el análisis, ya que hay que estar atento a los comportamientos de los usuarios y del mercado para poder hacer estrategias efectivas.

Y no olvidemos de mencionar otra herramienta fundamental: la habilidad de desarrollar, es decir, de alcanzar el crecimiento de una startup.

Cómo lograr que el Growth Hacking tenga éxito:

Growth Hacking tenga exito

Ahora bien, para que el Growth Hacking funcione muy bien, lo primero que hay que tomar en cuenta es que nuestro producto valga la pena.

Es decir, hay que crear un producto tan bueno, que la gente quiera no solo consumirlo, sino que también no duden en compartir.

Hasta hace relativamente poco tiempo todos los productos se podían tocar, como una pelota, o la salsa de tomate, pero ahora hay muchos productos intangibles, como Facebook, por ejemplo, que no te lo puedes llevar debajo de tu abrigo.

¿Te habías imaginado hace unos años que un producto pudiera hacerse publicidad a sí mismo?

Cuando Facebook te sugiere “personas que quizá conozcas” es una manera de promover su producto, y además completamente gratis.

La salsa de tomate no podría hacer eso.

Otro de los aspectos que hay que tomar en cuenta es definir los objetivos.

Es importante establecer metas definidas, con un límite de tiempo reducido, de modo que podamos cumplir más resueltamente, en vez de proponernos objetivos demasiado generales.

Eso implicaría dedicar más tiempo en tareas dispersas y no avanzamos. Tienes que concretar, por ejemplo, cuántos clientes quieres por semana o cuántas reuniones debes hacer.

Algo muy importante, permite a los usuarios que puedan compartir tu producto, y que sea lo más sencillo posible, eso permite que pueda ser difundido en las redes sociales, sin necesidad de hacer nada, los usuarios harán el marketing por ti.

Ver: 31 Libros para emprendedores que debes tener en tu biblioteca

Ahora bien, debes incentivar que la gente comparta tu producto, ya que si no le das un empujoncito no lo hará. Una manera es que restrinjas parte del contenido de tu producto y que sólo se puede ver si es compartido por el usuario.

Esa fue una estrategia de Dropbox, animaba a sus usuarios a compartir contenidos y a cambio aumentaba su la capacidad de almacenamiento de sus cuentas sin pagar nada.

El Growth Hacking requiere que tengas una mente abierta:

Lo fundamental que debes recordar es que debes tener una mente abierta a los cambios, a que se modifiquen las maneras de trabajar y a todo lo que creías que controlabas y que estaba bien.

La creatividad es la garantía para esto, generar ideas innovadoras, hasta quizá disparatadas, y también la actitud del ahorro. No sólo ahorrar tiempo y dinero deben ser tus preocupaciones, sino que deben ser tus metas.

Entonces, si ves que tu negocio se está estancando y que por más que has hecho esfuerzos de marketing para que salga del atolladero, es hora que vayas pensando en modificar tus estrategias y darle un vuelco a lo que haces en vez de insistir sobre lo mismo.

Así que si optas por usar las herramientas del Growth Hacking te aseguramos que tu negocio se desbloqueará y tendrá una explosión de crecimiento.

En resumen, un negocio exitoso se logra gracias a una creciente base de usuarios y al constante incremento de ingresos, que en ocasiones son el resultado del trabajo de growth hackers y algunas herramientas.

Para terminar…

No me quiero despedir sin antes mencionar una startup Latinoamericana que haciendo uso de algunas técnicas del growth hacking ha evidenciado un crecimiento en sus usuarios.

Se trata de FreeMalloc,, una startup que adoptó el concepto de servicios freelancer desde 5 dólares.

¿En qué consiste? Un concepto que pretende ofrecer servicios económicos propuestos por freelancer de todo el mundo especializados en un tema. subiendo de precio de acuerdo a las especificaciones que requiera el usuario.

Adicionalmente, a diferencia de otras plataformas, ofrecerá servicios de clases personalizadas o tutorías de freelancer a través de videoconferencia en diversos temas.

Escrito por Diover Alexis Vera Rojo

Director de la Comunidad de FreeMalloc, consciente de todas las dificultades que los emprendedores y las empresas tienen tanto al iniciar como en su día cotidiano, debido a muchos factores que llevan eventualmente a que se tengan que optimizar los recursos.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

AHORA SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO. REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend