Cómo manipular a las personas según Steve Jobs y conseguir lo que quieras

Aprender cómo manipular a las personas te puede servir para alcanzar tus objetivos. Bien sea desde conseguir un aumento en tu salario hasta encontrar el amor de tu vida.

Steve Jobs aprendió como manipular a las personas, y esto lo llevó no solo a ganar miles de millones de dólares, sino a cambiar, literalmente, el rumbo de la humanidad.

Desde fundar Apple hasta Pixar, Jobs no siempre siguió “el debido proceso” para crear empresas exitosas, valiosas y sumamente creativas.

Es más, en repetidas ocasiones hizo creer a las personas que sus creencias era hechos, y acompañó esta filosofía con técnicas manipuladoras para asegurarse sus victorias.

Cómo manipular a las personas: Las 11 técnicas de Steve Jobs

En definitiva, Steve Jobs era un genio y lo mejor es que puedes aprender cómo manipular a las personas, según sus técnicas, para conseguir lo que quieras en tu vida, en el trabajo y en tu negocio.

Si aplicas estas técnicas en tu vida profesional y personal comenzarás a obtener resultados que pensaste que eran imposibles al comienzo. Entenderás que si bien las otras personas juegan un papel fundamental en tus objetivos, es tu actitud y comportamiento respecto a ellos lo que define si logras tus metas o no.

Esta guía para aprender cómo manipular a las personas está basada en su biografía, uno de los libros recomendados para emprendedores que debes leer.

1. Demuestra tu pasión:

Las personas son influencias por muestras de emoción. La manera como hablaba Steve Jobs en sus presentaciones te hacía sentir parte del proceso.

Cuando lo escuchabas hablar con esa pasión te hacia necesitar lo que estuviera vendiendo; desde un computador hasta el nuevo iPhone.

En tu vida, no solo se trata de vender productos, se trata de vender tus ideas y habilidades.

Las personas exitosas saben cómo manipular a las personas porque son capaces de vender sus sueños al mundo y hacer que este trabaje para lograrlo.

Es por esto que los emprendedores exitosos son vendedores, no visionarios.

2. Sé brutalmente honesto:

“No estoy en contra de la gente, pero si algo apesta se los digo en su cara. Es mi trabajo ser honesto…”

Cuando Steve Jobs regresó a Apple en 1997, reunió a los empleados en el auditorio y les preguntó qué estaba mal en Apple.

Todos comenzaron a susurrar hasta que Jobs interrumpió diciendo que eran los productos; “los productos apestan, no hay nada sexy en ellos”

3. Trabaja duro y los demás te respetarán:

El respeto es un elemento clave para conseguir lo que quieres. Y en cuando a Steve Jobs, su ética laboral y compromiso eran intachables.

En una de las entrevistas para su biografía, Steve Jobs confesó que a su regreso a Apple en 1996 trabajaba desde las 7 de la mañana hasta las 9 de la noche, todos los días.

Incluso teniendo cálculos en sus riñones, este seguía presentándose en la oficina, motivando a sus empleados a dar más de si mismos, lo que lo hizo acreedor de ese respeto inmaculado.

Ver: 6 Pasos para entrenar tu mente como Steve Jobs

4. Desarma a las personas con seducción y halagos:

Sin importar que sean tus empleados o sean tus jefes, las personas están buscando constantemente la aprobación de los demás. Es por esto que la mayoría responde tan bien a las palabras de aliento y afecto.

Si conviertes esta técnica en una manera de relacionarte con los demás, y lo haces con sinceridad, aprenderás rápidamente cómo manipular a las personas, ya que estas van a querer estar a tu lado.

5. Las recuerdos del pasado pueden ser manipulados:

Steve Jobs no siempre tuvo la razón en todas sus ideas, pero era un maestro para convencer a los demás que siempre lo estaba.

¿Cómo logró esto? Él se atribuía todas las buenas ideas y respaldaba con todo su poder aquellas que le gustaban.

Cuando le demostraban que una idea era mejor que la suya, este adoptaría una posición como si fuera su propia idea hasta sacarla adelante.

Libros recomendados:

6. Decide rápido y definitivamente:

Decisiones que tardaban meses en tomarse, Steve Jobs lo hacía en media hora: Jony Ive Comparte en Twitter

Si las cosas no salen como lo esperabas, siempre podrán modificarse. En el caso de Steve Jobs, en Apple nunca realizaban estudios, entrevistas o investigaciones ya que tomaban mucho tiempo y Jobs confiaba en su instinto.

Y sin lugar a dudas, tener confianza en ti mismo es una de las armas más poderosas para saber cómo manipular a las personas.

7. No esperes para solucionar los problemas, hazlo ahora:

“Si algo no está bien, no puedes simplemente ignorarlo y decir que lo arreglas luego. Esto es lo que hacen la mayoría de empresas”

Cuando estaban trabajando en la creación de Toy Story en Pixar, los ejecutivos de Disney quisieron darle una transformación a Woody, su personaje personal, que lo hacía ver mal.

Al notar esto, Steve Jobs persistió hasta que Disney tuvo que ceder el control creativo, lo que permitió que Pixar creará uno de los mayores éxitos en las películas animadas.

Ver: 10 Lecciones de Steve Jobs que puedes aplicar en tu carrera 

8. Existen dos maneras de lidiar con personas tóxicas:

Steve Jobs solía ver el mundo en términos binarios: La persona era un héroe o un fracaso, un producto era increíble o un pedazo de basura.

Él quería que Apple fuera una empresa de trabajadores excepcionales, lo que llevó a que despidiera a trabajadores mediocres y a presionar a los comunes para que se convirtieran en verdaderos buenos líderes.

La segunda manera de saber cómo tratar con gente difícil era ignorándolas por completo:

“Steve Jobs podía quedarse en silencio e ignorar aquellas situaciones que lo hacían sentir incómodo” Walter Isaacson

Cuando algo no le gustaba o tenía que ceder en algo que no estaba de acuerdo, esto lo convertía en alguien distante.

La estrategia que utilizó para conseguir lo que quería era simplemente seguir la línea de menor participación y resistencia, incluso si esto implicaba grandes derrotas.

9. Cuando el hierro esté caliente, golpea. Y golpea duro:

El éxito suele engañar a las personas haciéndolas creer que pueden dejar de esforzarse, Steve Jobs pensaba diferente.

Cuando Pixar alcanzó la gloria con su película Toy Story, la primera decisión de Steve Jobs fue hacer su compañía pública. Si bien recibió muchos consejos de por qué no debía hacerlo, este siguió adelante con su idea.

Tomar esta decisión hizo que Pixar no dependiera de nadie, le permitió recoger dinero para financiar sus proyectos y finalmente hizo que Disney pagara 7.400 millones de dólares por ellos para adquirirlos.

10. Cuando tengas influencia, utilízala:

“Me trajeron para arreglar esto…Si no quieren hacerlo, no regreso el lunes”

La semana en que volvió Steve Jobs a Apple lo primero que hizo fue pedirle a la junta que redujeran el precio de la acción para hacerla más “comercial”.

Esto era legal en su momento, pero la junta no estaba de acuerdo. Luego de presionar con marcharse, la junta cedió.

A la siguiente semana, Jobs le pidió la renuncia a toda la junta directiva excepto a una persona; si no lo hacía él no regresaría el lunes. Ocurrió exactamente esto: todos renunciaron.

Una de las claves para aprender cómo manipular a las personas es utilizar tu poder de influencia para lograr objetivos específicos. 

11. Exige perfección y no te conformes con menos:

El objetivo de Steve Jobs no era simplemente vencer a sus competidores o ganar dinero. Era crear los mejores productos posibles. Como dijo el Larry Ellison, el cofundador de Oracle:

“Steve Jobs creó la única marca aspiracional en la industria de la tecnología. Existen carros que la gente se siente orgullosa de tener–Porsche, Ferrari, Prius–porque lo que manejas dice algo de ti. Las personas se sentían de la misma manera con un producto de Apple”.

Continuar leyendo: Por qué Steve Jobs tomaba largas caminatas, y por qué deberías hacerlo tú también

Fuente

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

AHORA SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO. REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend