Modelo Canvas: Qué es y cómo aplicarlo paso a paso en tu negocio

Si estás considerando la posibilidad de emprender un negocio, o quieres mejorar tu propia empresa, el Modelo Canvas te será de gran ayuda.

Cuando iniciamos o tenemos un negocio es importante definir el modelo bajo el cual se regirá, y qué lineamientos elegiremos para tener éxito en el mundo profesional.

El modelo Canvas es uno de los modelos de negocio más exitosos a nivel empresarial, y que, aplicado correctamente, puede llevar a tu compañía a triunfar sobre la competencia.

Inicios de Modelo Canvas

Este modelo fue creado en el 2011, e incluido en el libro Generación de Modelos de Negocio, publicado por Alexander Osterwalder e Yves Pigneur.

El libro profundiza sobre cómo, hoy en día, lo más adecuado para que un negocio conquiste el mercado es que se enfoque en la experiencia y valor para los clientes.

El objetivo de esta metodología es utilizarlo como herramienta para descubrir cuáles son las fortalezas y debilidades de un modelo de negocio.

Con el Modelo Canvas podrás conocer la visión general del negocio, enfocándose en las cuatro áreas principales:

  • Los clientes,
  • La oferta,
  • La infraestructura y,
  • La viabilidad económica.

Para que el modelo Canvas funcione es necesario cumplir con nueve bloques, en los cuales debemos explicar las características de la empresa, de forma que logremos definir cada uno de sus aspectos.

Si hay alguno que no puedas establecer de forma concreta significa que la estructura de esta no está bien fundada.

Ebook Cómo Emprender un Negocio

Paso a paso del modelo Canvas:

Para que el modelo Canvas funcione debemos llenar cada uno de sus módulos, a continuación, presentamos cada uno de ellos y qué se necesita para definirlos.

Segmento de mercado:

En este módulo debemos establecer quién es nuestro público meta, cuáles son las preferencias de nuestros clientes, sus gustos, y elecciones.

La idea es especificar a cuál mercado nos dirigimos para así saber cómo acercarnos a ellos, y cual será nuestra propuesta.

Es importante segmentarlos por sexo, edad, poder adquisitivos, intereses, etc. Mientras más específicos seamos mejor comprenderemos a nuestro público.

Propuesta de valor:

En este segmento debemos establecer lo que hará de nuestra empresa algo único, una cualidad que nos diferencie del resto de empresas similares en nuestro mercado, y que nos haga ser preferidos por el cliente.

El objetivo es definir algo que le de un valor agregado a la experiencia del público con nuestra marca, ya sea debido al costo, a las particularidades del producto o servicio en sí, o a la experiencia de compra que estos puedan tener.

Canal de distribución:

En este punto debemos especificar cómo, o a través de cuales medios, llegaremos al público, es decir, cómo pondremos nuestro producto o servicio a su alcance.

Debemos establecer si será a través de formas tradicionales como tiendas, mayoristas o puntos de venta propios, o si nos valdremos de herramientas modernas como vender por internet, portales virtuales o redes sociales.

También es importante especificar si el producto se entregará de forma directa o a través de canales de distribución diversos.

Relación con el cliente:

Una vez que tenemos claro a quién nos dirigimos y cuál es nuestro público objetivo es momento de decidir el tipo de relación que tendremos con ellos, por supuesto basándonos en las expectativas y deseos de este tipo de clientes.

Aquí es momento de definir si ofreceremos un servicio automatizado o cercano, cuál será el lenguaje que utilizaremos, y el tono, definiendo si deseamos ser estrictamente profesionales o más amigable.

Es importante que esto queda claro, de esa forma nos aseguramos de que todo el equipo que deba tener un trato específico con los clientes y que este sea el mismo a lo largo del tiempo.

Fuentes de ingreso:

Es el momento de diseñar las bases económicas de nuestra empresa. En este renglón debemos definir cuáles son los ingresos que percibe la compañía, la manera cómo invertimos el dinero y lo que ganamos.

Además, es importante que le pongas especial atención al precio que se le da a nuestro producto o servicio.

Para esto, no solo debes tener en cuenta el costo del producto, sino también lo que nuestros clientes o consumidores estarían dispuestos a pagar por eso.

La idea es que este análisis nos de una visión general de la rentabilidad de la compañía, a fin de hacer proyecciones a futuro con respecto a nuestra ganancia y crecimiento. Es importante ser justos con nosotros, pero también con el mercado.

Recursos clave:

En este espacio debemos identificar las necesidades físicas e intelectuales que tiene nuestra compañía para desarrollarse.

Esto quiere decir las máquinas, ingredientes o tecnología necesaria para crear nuestro producto o servicio, y también el personal y calidad humana que es fundamental para tener éxito en un negocio.

Actividades clave:

Aquí desarrollamos a profundidad las actividades necesarias para hacer que nuestro producto llegue a al cliente.

Es momento de decidir cómo llevaremos nuestra propuesta de valor al público, qué medios utilizaremos, cuál será nuestro plan de solución de problemas, las estrategias de producción, diseño, marketing o distribución.

Básicamente se trata de afinar los detalles necesarios para cumplir con nuestros objetivos.

Socios clave:

En este punto definiremos las estrategias a través de alianzas que utilizaremos para simplificar el crecimiento de nuestra empresa.

Debemos enfocarnos en los inversores, proveedores, publicistas, o cualquier otra sociedad que nos permita cumplir con nuestros objetivos y obtener beneficios en el proceso.

Estructura de costos:

Aquí definimos la estructura de costos completa, no solo nos enfocaremos en el valor del producto o dinero que obtendremos, sino además en los costos de producción, el pago de empleados, impuestos, la inversión en maquinaria o tecnología etc.

Gracias a este análisis seremos capaces de tener una idea clara de cuánto y cuándo podremos percibir las ganancias de la empresa, pero también en dónde será necesario que invirtamos para crecer.

Ver: Curso online completo del Modelo Canvas

El modelo Canvas en los negocios:

modelo canvas en los negocios

El objetivo principal del Modelo Canvas es definir la estructura completa y fundamental que debe tener cualquier compañía para desarrollarse.

Adicionalmente, busca que los procesos de producción, creación, y distribución vayan de la mano con los costos de inversión y el índice de ganancias.

Diferentes tipos de negocios rentables aplican este modelo, el cual puede aplicarse a cualquier idea de negocio. Desde empresas que se encarguen de producción, hasta emprendimientos, pasando por cualquier mercado, ya sea moda, alimentos, comunicación, tecnología, entre otras.

En un principio puedes sentir que, quizá, no existe una forma real de adaptarlo a lo que buscas o a tu negocio, te recomendamos que lo primero lo pruebes.

Con la práctica te darás cuenta de que todos los negocios necesitan de cada uno de los pilares que este modelo establece, y que además, el análisis de los mismos a través de esta herramienta te permitirá conocer mucho mejor tu negocio.

¿El Modelo Canvas te limita?

El modelo Canvas no pretende limitarte o imponerte estrategias específicas que debas aplicar.

Este modelo te permite explotar tu propia capacidad de análisis y de ingenio, así como la de tu equipo de trabajo, de forma que puedas sacar el mayor provecho posible a tu negocio, pero también a tus ideas.

Aplicando esta metodología no hay restricciones, sino que serás tu quien establezca la línea de acción.

Características únicas del modelo Canvas:

Si aún no estas muy convencido de que este es el modelo que necesitas para establecer tu compañía entonces hablemos de sus características, y la importancia que puede tener en tu compañía gracias sus beneficios.

Practicidad:

Este modelo es sumamente práctico, al utilizarlo puedes modificar cada uno de sus módulos a medida que avances, por lo que, si algo no te convence, es posible que vuelvas y lo perfecciones hasta quedar satisfecho con el conjunto.

Visualización:

Una de las grandes ventajas de esta herramienta es que puedes hacerte una idea general de cómo funcionará y se desarrollará tu negocio.

Te permite una capacidad de análisis sobre causas y consecuencias mucho mayor que otros modelos de negocios, y puedes generar hipótesis sobre diferentes escenarios, oportunidades de negocio y resultados.

Sencillo:

Este modelo es muy sencillo e intuitivos, existen diferentes herramientas que te permiten imprimir una hoja completa en la cual ir plasmando las ideas en post-its o notas, de forma que puedas agregar o retirar las que desees.

Puedes trabajar en equipo:

Un gran objetivo del modelo Canvas es que todas las personas involucradas en el proyecto participen en su elaboración.

De esta manera puedes, no solo afianzar las relaciones con los otros involucrados, sino además tener una lluvia de ideas de negocio constante, que te permita traer a la vida ese ideal de negocio que tienes.

Resultado global:

Una vez que hayas construido tu modelo Canvas tendrás una visión en 360 de lo que será la base para tu negocio, un lienzo en el cual podrás notar todas las debilidades y fortalezas de tu estructura, y que además te permitirá construir y perfeccionar esa obra maestra en la que se convertirá tu compañía.

Ejemplos y cómo ajustar a tu negocio el modelo Canvas

Ahora que conocemos a profundidad de qué se trata el modelo Canvas, cuáles son sus características, y tenemos una idea específica de lo que se busca con cada objetivo, es momento de ver ejemplos y conocer cómo puedes aplicarlo a tu propia empresa.

Para crear tu propio modelo Canvas es necesario que imprimas una hoja del tamaño más grande que puedas, la cual dividirás en diferentes secciones, como las que mostramos en las imágenes.

Puedes guardar la siguiente imagen: 

En la parte derecha se colocan los siguientes puntos: Segmento de mercado, Propuesta de valor, Canales, Relación con los clientes y Fuente de ingreso.

En la parte izquierda debemos incluir: Socios clave, Actividades y Recursos clave, y también Estructura de costos.

De esta manera segmentamos los factores externos e internos de la empresa.

Si estás buscando aplicaciones para realizar tu modelo Canvas, a continuación te dejamos dos que te pueden servir:

Canvanizer:

Está organizado en cuatro categorías que son negocios, diseño d servicios, gestión de proyectos y general. Adicionalmente, cuentas con otras metodologías más allá de Canvas, tales como SWOT, Kanban y Lean Canvas.

Enlace: Acceder a la aplicación

Strategyzer:

Consiste en una serie de herramientas que te permiten desarrollar el modelo de tu negocio. Cuentan con una versión para tablets.

Enlace: Acceder a la aplicación

Si bien existen varias aplicaciones en internet que te permiten diseñar el modelo Canvas de forma virtual, la recomendación es que lo hagas de manera física, ya que así todos los participantes podrán observar, analizar y opinar con respecto a la creación y diseño del plan de la empresa.

Recomendaciones para resolver tu Modelo Canvas:

Lo ideal es que tengas un lienzo con cada segmento, en el cual puedas incluir con post-its o notas las diferentes ideas que tengas para cada uno.

De esa manera podrás modificar fácilmente cada renglón, colocando y sumando las ideas o conceptos que tengas, o quitándolas cuando no cumplan con los objetivos.

Es importante que el Canvas se rellene en la numeración específica que hemos dado para cada bloque, de esa manera podremos crear la estructura de la empresa de una forma mucho más organizada.

Se debe llenar inicialmente la parte derecha del lienzo pues de esa forma conocerás a fondo el entorno en el que se desarrolla la empresa, y cuales son sus puntos débiles y fortalezas en ese sentido.

Una vez, analizado e identificado cada uno de estos módulos podemos proceder a la parte izquierda, una vez completado es momento de pasar a rellenar la segunda parte, en la que determinaremos cuales son las medidas que debemos tomar para erigir la empresa.

La importancia del modelo Canvas para las empresas

estructura de negocio renunciar a tu trabajo

Crédito: Shutterstock

Si bien puede parecer un paso intimidante el crear un Canvas, debes comprender que esta es la manera más sencilla de tener una visión general de tu empresa.

Con este modelo podrás crear las estrategias necesarias para traerla a la realidad, y para que todos los miembros de la empresa tengan claro cuáles son los pasos que deben seguir y los objetivos con los que deben cumplir.

Este modelo de negocios es básico para cualquier empresa, ya que aportará una visión general pero detallada de lo que deseas lograr, y te dará el poder de visualizar cuáles serán los resultados de cada una de tu acciones o estrategias.

Antes de decantarte por cualquier otro modelo de negocios, lo más recomendable es que creer un modelo Canvas en primera instancia.

Una vez que hayas analizados todos los puntos de la empresa, internos y externos, entonces es momento de moverte más allá, y determinar si hay algún otro modelo de negocio, entre los millones existentes, que se ajuste a tus necesidades y mejore las debilidades de la empresa mientras que explote todo el potencial de desarrollo y crecimiento.

Libros recomendados:

Anímate a probar este modelo, recuerda que no existe un tiempo específico o limitado para hacerlo, es un proceso que puede durar unas horas o también varios días, y del cual puedes ir agregando o substrayendo ideas a medida que se te ocurran o que te muevas adelante en tus objetivos.

No pierdas más tiempo y continúa adelante creando un modelo Canvas de tu empresa, junto con todas las personas involucradas, sin duda alguna verás los resultados de esa decisión.

Continuar leyendo: Los 30 errores de un emprendedor que debes evitar en tu negocio

Send this to a friend