fbpx

Si quieres que tu vida sea sencilla, no seas un líder: Jack Ma

Después de ser rechazado en un trabajo para KFC y más de 10 veces en la Universidad de Harvard, hasta convertirse en uno de los empresarios chinos más exitosos de todos los tiempo, Jack Ma tiene mucho para enseñarte, tanto profesional como en tu vida personal.

Si bien este es el consejo menos esperado de uno de los líderes más influyentes de China, y del mundo entero, cuando entiendes el trasfondo de su recomendación, empiezas a ver el rol de líder de manera diferente.

Por lo general, cuando queremos convertirnos en grandes líderes, lo primero que se viene a nuestra mente son todos los beneficios o ganancias de tener este rol.

No obstante, solemos pasar por alto aquellas responsabilidades que implica ser un líder. Así que, si sueñas convertirte en un gran líder, la recomendación es que tengas en cuenta estas realidades que plantea uno de los hombres más ricos del mundo.

Las realidades que debes tener presente al momento de liderar:

Si hay alguien que sabe de liderazgo es Jack Ma, pues con sus conglomerados ha estado a cargo de miles de decenas de personas.

Lo más particular es que, cuando escuchas a Jack Ma, más allá de aprender los principios básicos del liderazgo, adquieres una perspectiva mucho más humana para impactar la vida de las demás personas por medio de tu trabajo.

En un artículo para el medio Inc, se encuentran  tres grandes reflexiones de uno de los hombres más exitosos de China y el mundo entero.

Lo más curioso es que, cuando le preguntaron qué consejo le daría a alguien su respuesta fue que contundente: «si quieres que tu vida sea sencilla, no seas un líder»

1. Tienes que aprender a amar

Según Jack Ma, existen tres tipos de inteligencia que necesitas tener como líder: Las más conocidas IQ (coeficiente intelectual) y EQ (inteligencia emocional), pero también CA (el cociente del amor).

Tienes que amar genuinamente a tu equipo de trabajo y la que están realizando, porque a medida que vas creciendo, el mundo se va haciendo más intenso y necesitas tener un propósito más grande que simplemente ir a la oficina de 8 a 5 todos los días. 

Y en un sentido práctico, tendrás que amar a tu equipo porque como líder que eres, sus vidas están en tus manos.

Aquí es donde debes entender que el liderazgo no se trata de manejar tu tiempo y hacer lo que se te de la gana; es exactamente lo contrario:

Un líder debe ser un humilde servidor de aquellas personas talentosas, que se asegura que tengan lo que necesitan y entiende hacia dónde deben moverse.

2. Ser un director no es un trabajo divertido

Jack Ma fue el director ejecutivo de miles de empleados. Y si bien él hace ver su trabajo como algo fácil, su vida no lo es. Incluso confesó:

Si quieres que tu vida sea sencilla, no deberías ser un líder: Jack Ma Comparte en Twitter

No es el hecho de tener miles de personas a cargo. Una posición de líder exige estar siempre disponible, sin importar si es lunes, miércoles o domingo; las personas confían en ti y en tu capacidad de solucionar problemas.

Libros recomendados:

Tienes la presión de tener una visión optimista del futuro y hacer hasta lo imposible porque esta se vuelva realidad; además, tienes que ocuparte de los detalles más pequeños cuando apenas estás empezando.

Mejor dicho, tienes que disfrutar lo que estás haciendo porque de otra manera renunciarás ante la primera dificultad.

3. Deberás presionar a las personas

Cuando enfrentes una situación difícil recuerda la frase inspiradora de Jack Ma:

«Hoy será difícil y mañana será peor. Pero el día siguiente será hermoso»

Recuerda que como líder debes inspirar a las demás personas, y más cuando atraviesan un momento difícil. Y la mejor manera de lograrlo es por medio del ejemplo, superando los fracasos, los momentos de incertidumbre y tus propias dudas.

Cuando lideras con el ejemplo, podrás presionar a los demás a que entreguen su mejor versión, obligándolos a salir de su zona de confort y hacer cosas que solían pensar que eran imposibles.

En definitiva, no existe una fórmula precisa para convertirte en líder excepcional. Cada escenario tiene sus propias características y tu trabajo es identificarlas y saber adaptarte a ellas.

Ser un líder no es algo fácil, al igual que las grandes cosas en la vida requiere esfuerzo, sacrificio y mucha dedicación. Sin embargo, el resultado de inspirar a los demás, sacar su mejor versión e impactar la vida de otros con tus actos, es algo que vale la pena intentar.

Continuar leyendo: Si a los 35 años eres pobre, lo mereces: Jack Ma

Recibe nuestros últimos artículos y contenido exclusivo en tu correo electrónico.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

close

Suscríbete y recibe los mejores contenidos para emprender con éxito en tu correo.

¡Es gratis y no enviamos spam. Cuidamos tu privacidad!

encuestas formulario

GANA DINERO COMPARTIENDO TU OPINIÓN

Regístrate y llena tu primera encuesta en línea gratis.

Send this to a friend