fbpx

Así evitas las compras compulsivas siguiendo estos 10 trucos

Cuando adquieres muchas cosas que son innecesarias, o que se salen de tu presupuesto mensual, estás haciendo compras compulsivas.

Desafortunadamente, por muy apasionado que seas con las compras, si se te salen de control estarás en serios problemas financieros. 

La clave del éxito consiste en hacer compras racionales, y no de manera emocional, compulsiva, o sin un objetivo específico. 

Controla tus finanzas y haz compras con sentido:

Controlar tus gastos no solo tendrá efectos positivos en tu economía personal, sino también en tu salud mental. 

Hoy en día, existen muchas personas que ven las compras compulsivas como algo “inocente” o divertido. 

Pero lo cierto es que este estilo de vida puede generarles un trastorno de compra capaz de desequilibrar su vida y sus finanzas de manera dramática. 

Dicho trastorno consiste en adquirir productos o servicios sin ningún tipo de propósito, o sin un beneficio real. 

Con el pasar del tiempo las compras repetitivas, constantes y desenfrenadas pueden causar estragos en tu vida personal y también en tus cuentas. 

Básicamente, si gastas más de lo que tienes durante períodos prolongados incurrirás en endeudamientos costosos, desfalcos y crisis financieras. 

Perfil de un comprador compulsivo

Estos son algunos rasgos de los compradores compulsivos que te ayudarán a identificarlos con mayor facilidad:

1. Compran para sentir satisfacción, en lugar de hacerlo para cubrir una necesidad real.

2. Siempre justifican sus compras innecesarias.

3. No definen un presupuesto personal, y por ende, no llevan un control de gastos. 

4. La alegría que sienten cuando compran se equipara a la que experimentan los tomadores crónicos. En otras palabras, las compras les resultan adictivas.

5. Después de comprar compulsivamente sienten remordimiento (sobre todo si se enfrentan a algún reclamo de sus parejas o familiares).

6. Las compras les generan un bienestar inmediato. Pero al poco tiempo sienten depresión y ansiedad, e  intentan apaciguarlas con otra ronda de compras ¡Es un círculo vicioso del que no saben escapar!

7. Por lo general, suelen comprar cosas que no son importantes, urgentes o indispensables.

Tipos de compradores compulsivos

como evitar las compras compulsivas

Aunque los compradores compulsivos suelen tener un perfil bien definido, es importante que sepas que existen distintos tipos. Estos son algunos de los patrones más destacados:

1. Emocional:

Los compradores compulsivos que se apegan a un patrón emocional tienden a hacer compras basándose en su estado de ánimo. 

En consecuencia, si se sienten tristes incurren en compras nerviosas para dejar de sentirse mal, y si están alegres, las convierten en una especie de premio instantáneo.

2. Básico:

Son personas que adquieren artículos de primera necesidad, todos los días, y de forma dramática o exagerada.

3. Social:

Estos compradores compulsivos sienten una profunda necesidad de hacer compras cuando están rodeados de otras personas, o cuando realizan actividades de carácter social.

4. Patrón de auto compra:

Son individuos que compran exageradamente y sin alguna razón aparente. Además, suelen hacerlo de forma inconsciente. 

Esto significa que no se dan cuenta de que están realizando compras en exceso; pero a final de cuentas lo hacen para elevar su autoestima

Estar al tanto de esta información es crucial, ya que te ayudará a identificar patrones similares en amigos o familiares, e inclusive, en ti mismo. 

También te permitirá ayudar a otros, o buscar recursos de auto ayuda, para superar esta situación con éxito. 

Cómo evitar las compras exageradas y repetitivas

como salir de deudas tarjetas de creditoA continuación te compartiremos algunas recomendaciones importantes para evitar las compras compulsivas

Lo más aconsejable es que las pongas en práctica a la brevedad posible si consideras que tus finanzas están en peligro, o si eres adicto a gastar. 

1. Haz listas de compras con anticipación

Antes de salir a comprar haz una lista con lo que realmente necesitas, indistintamente de adonde irás. 

Puedes hacer listas de supermercado, tiendas, zapaterías, librerías, talleres, etc. Lo ideal es que identifiques los artículos, alimentos o prendas que debes adquirir con anterioridad.

De esa forma evitarás la improvisación a la hora de hacer las compras, te sentirás menos ansioso o abrumado y ahorrarás dinero

2. Define un presupuesto de compra

Si sales a hacer compras sin un presupuesto previo te podría ir muy mal. Es necesario que establezcas un control de gastos para que sepas hasta dónde puedes gastar. 

Es simple, si no conoces tus límites te resultará muy fácil sobrepasarte con tus gastos, especialmente si sueles hacer compras compulsivas a cada rato. 

Saber cuánto es lo máximo que puedes gastar en una determinada salida, o compra, te mantendrá más consciente y enfocado. 

3. Evita las compras emocionales

Hacer compras cuando te sientes triste, desmotivado, frustrado, o inclusive, extasiado, es un error garrafal. 

No es sano usar las compras como un refugio, ni mucho menos utilizarlas para apaciguar tus cambios de humor o tus transiciones emocionales. 

Salir de compras te dará un confort inmediato, pero al poco tiempo regresarás a la realidad y volverás a sentirte mal. 

Si estás atravesando un momento difícil, o tus emociones te están superando, lo más recomendable es que pidas ayuda profesional. 

4. No hagas compras en solitario

Si te cuesta limitarte a la hora de gastar, intenta salir acompañado y hazle saber a esa otra persona que necesitas su ayuda. 

Pídele que esté a tu lado mientras estás de compras, no para vigilarte, sino para evitarte tentaciones innecesarias. 

La idea es que tu acompañante se convierta en un bastión de ayuda, y no en una carga emocional. (Además, si eliges a alguien de confianza podrías obtener mejores resultados).

5. Conoce tus finanzas

Antes de salir de compras revisa tus estados de cuenta. Es fundamental que sepas cuánto dinero tienes disponible y cuáles son tus gastos frecuentes (aquellos de los que no puedes prescindir). 

Si tienes esta información financiera a la mano podrías controlarte más y evitar compras compulsivas que solo te ahoguen en deudas.

Libros recomendados:

6. Haz pagos en efectivo

Aunque no lo creas, dejar la tarjeta de crédito en casa podría ahorrarte muchos problemas personales y económicos.

Por eso algunos especialistas recomiendan hacer pagos en efectivo (especialmente si las personas han desarrollado el Síndrome de las Compras Compulsivas).

Muchas veces las tarjetas de crédito se convierten en nuestras grandes enemigas porque no tenemos un contacto real con el dinero. 

Pero al hacer pagos en efectivo estamos más conscientes de cuánto dinero tenemos en el bolsillo y de cuánto hemos gastado.

7. Cuida tus compras por Internet

Las compras compulsivas por Internet se dispararon durante la pandemia, según lo reseñaron grandes medios, revistas y canales de noticias. 

De acuerdo a un reporte de Forbes, durante los últimos dos años se han exacerbado algunos comportamientos de compra “potencialmente peligrosos”.

Tanto así que algunas personas desarrollaron patrones desadaptativos de consumo. En otras palabras, perdieron su capacidad de autocontrol al momento de comprar. 

Aunque las compras online son muy cómodas y rápidas, es muy fácil dejarse llevar y exceder los límites de gastos. 

Por eso lo más idóneo es que hagas las compras grandes por ti mismo y solo hagas compras pequeñas y puntuales en la web. 

8. Analiza tus comportamientos de compra

Antes de hacer una compra pregúntate si esta es absolutamente necesaria. Por ejemplo, gastar dinero en frutas, alimentos o vegetales es algo básico, o invertir en tus hábitos saludables es elemental para mantenerte vivo. 

Pero comprar ropa y zapatos todas las semanas es absolutamente innecesario. Por eso debes sincerarte y analizar tus patrones y comportamientos de compra si no quieres convertirte en un comprador compulsivo.

9. Busca ayuda profesional

Si durante tus jornadas de autoanálisis consideras que tienes un problema, o que eres adicto a las compras, es momento de buscar ayuda. 

Puedes acudir a un psicólogo o terapeuta para que te oriente, ayude y acompañe de manera ética y profesional durante esta fase que estás atravesando.

Es cierto que tus familiares y amigos pueden darte apoyo, pero si has desarrollado un trastorno de compras compulsivas necesitas acompañamiento profesional. 

10. Haz ejercicio

Mantener tu mente y cuerpo ocupado en otras actividades, como leer, correr, meditar, pintar o hacer ejercicio, podría servirte de terapia. 

En lugar de invertir tu tiempo en comprar compulsivamente, puedes realizar otras tareas que te generen placer y bienestar, y sobre todo, que no golpeen tus finanzas.

Además, la práctica deportiva te ayuda a liberar más serotonina (también conocida como la hormona de la felicidad). 

Entonces, en lugar de apoyarte en las compras para sentirte bien momentáneamente, o elevar tu estado de ánimo, intenta moverte y mantenerte activo para alcanzar un máximo grado de bienestar físico y emocional.

Controla tus gastos y fortalece tus finanzas:

Controlar tus gastos es crucial si quieres construir tu patrimonio, o mantener tus finanzas con saldo positivo. 

Las compras compulsivas atentan contra tu independencia financiera, y a la larga pueden causarte altos niveles de ansiedad, estrés y depresión. 

Si eres un comprador compulsivo te invitamos a buscar ayuda de inmediato. Ten en cuenta que tus finanzas y tu salud mental te lo agradecerán.

Continuar leyendo: 10 Acciones inmediatas para mejorar tus finanzas en 2022

RECIBE LOS 12 HÁBITOS SECRETOS PARA DUPLICAR TUS INGRESOS EN 2022 EN TU CORREO.

close

RECIBE LOS 12 HÁBITOS SECRETOS PARA DUPLICAR TUS INGRESOS EN 2022 EN TU CORREO.

Banner Crehana nativo amariillo
opinion banner

GANA DINERO COMPARTIENDO TU OPINIÓN

Regístrate y llena tu primera encuesta en línea gratis.

Send this to a friend