5 Riesgos que puedes evitar y que te facilitarán la vida

A lo largo de la vida podrías enfrentar algunos riesgos importantes que atentarían contra tu seguridad personal, laboral o financiera.

Los choques automovilísticos, o los accidentes en tu zona de trabajo, son algunos de los riesgos más comunes que puedes enfrentar, y por ende, debes saber cómo actuar en estos casos.

Lo ideal es que estés preparado y sepas qué hacer ante ciertas situaciones que pudiesen afectarte en el corto, mediano, o largo plazo; bien sea en tu hogar, oficina, o mientras te movilizas en tu propio auto.

Principales riesgos que puedes evitar en la vida:

Los riesgos son inevitables en la vida, y difícilmente los puedes controlar. Ahora bien, lo que sí está en tus manos es la manera cómo los enfrentas y te preparas para ellos.

Por lo tanto, en este artículo primero te contaremos cuáles son los riesgos más comunes que pudiesen perjudicarte, y luego, cómo puedes superarlos o prepararte para ellos de manera inmediata.

El propósito de este artículo no es que solo conozcas dichos riesgos, sino que adquieras las herramientas, o los conocimientos necesarios, para minimizar sus daños.

1. Accidente laboral:

Los accidentes laborales son más comunes de lo que te imaginas. De hecho, según cifras de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, el promedio anual es de 3 siniestros por cada 100 trabajadores.

En su reporte anual del 2017 la cifra total de accidentes laborales superó el millón, donde los mayores afectados fueron los hispanos.

El grueso de los siniestros se concentra en el sector agrícola, industrial y de la construcción, puesto que son los que tienen las mayores tasas de ocupación.

Aunque otro factor importante a considerar es que los trabajadores usan maquinaria pesada y peligrosa con mucha frecuencia, es decir, que están expuestos al riesgo durante todas sus jornadas.

Sin embargo, hay que mencionar que si trabajas en una oficina también pudieses lesionarte al sufrir golpes, tropiezos, caídas, o resbalones. Paralelamente, es posible que sufras fatiga física que derive en lesiones como tendinitis, o en dolencias en la espalda, cuello, o brazos.

En algunos es casos, dependiendo de la gravedad y origen de tu accidente laboral, es probable que recibas una compensación por parte de la empresa en la que trabajas para cubrir gastos médicos o afines; aunque lo cierto es que no todo el tiempo esto procede oportunamente.

¿Qué debes hacer en estos casos?:

Si la compañía se niega a ofrecerte una indemnización deberás contactar a expertos en la materia para abordar este inconveniente con profesionalismo y eficacia.

Recibir la mejor ayuda profesional es vital en este tipo de situaciones tan complejas, de modo que debes contar con abogados laborales totalmente competitivos y preparados para llegar a un acuerdo que te beneficie al máximo.

Dichos profesionales están capacitados para defender tus derechos como trabajador, impedir abusos por parte de la empresa en la que trabajas, y lograr que obtengas las compensaciones o indemnizaciones que te correspondan si te lesionas en tu área de trabajo.

Básicamente atenderán tu caso, te indicarán cuál es el proceso a seguir (pudiese ser una mediación, una negociación, o un litigio), recolectarán información de valor para sustentar el caso a nivel legal, presentarán la demanda ante el organismo competente, y finalmente, le darán seguimiento a tu procedimiento legal hasta que logren resolverlo.

2. Choque automovilístico:

Si eres un conductor frecuente, o si sueles transitar por vías peligrosas o con mucho tráfico, existe la posibilidad de que sufras un accidente vial en algún momento.

Los choques o impactos con otros vehículos representan el riesgo más frecuente al conducir, y ante eso también debes estar preparado. En esencia, debes contratar una póliza de seguro que le ofrezca cobertura a tu coche en caso de:

  • Colisión accidental.
  • Robo.
  • Daños a terceros.

Las ventajas de contar con una póliza de vehículo:

En algunos países, como España, es obligatorio contar con una póliza de estas, lo cual corrobora su gran importancia. Algunas de sus ventajas son:

  • Tras sufrir un accidente no deberás pagar los repuestos, ni las reparaciones de tu auto con el dinero que ahorras cada mes.
  • Los seguros de autos te ofrecen una cobertura de responsabilidad civil, lo cual te protege si llegas a causarle daños a terceros.
  • Tienes la posibilidad de pedir asistencia vial, como una reparación mecánica, o un servicio de grúas, sin importar dónde te encuentres.
  • Tendrás la certeza de que tu auto será reparado en los mejores talleres, y por lo tanto, la calidad de los trabajos que se le realicen será excelente.

En resumen, debes asesorarte con un corredor de seguros para conocer cuáles son las pólizas que más te convienen según tus intereses y tu presupuesto.

3. Enfermedades o emergencias médicas:

Contar con un seguro médico es sumamente relevante, indistintamente de la edad que tengas.

Las pólizas de hospitalización, cirugía y maternidad, mejor conocidas como HCM, son tus mejores aliadas ya que te permitirán afrontar tus contratiempos de salud con una gran eficacia.

De esta manera podrás confiar en que la compañía aseguradora responderá con diligencia y rapidez al momento de requerir atención médica de alto nivel.

Principales ventajas de las pólizas de salud:

  • Cubren los gastos de hospitalización basándose en la suma contratada.
  • También puedes percibir los reembolsos de los gastos médicos que se vayan generando.
  • Las pólizas más completas te ofrecen acceso a consultas médicas preventivas, exámenes de laboratorio y servicio odontológico.
  • No tendrás que utilizar tus ahorros para hacerle frente a tus enfermedades.

Al estar asegurado te quitarás un gran peso de encima ya que no tendrás que improvisar al momento de enfermarte, por no saber a dónde acudir, o por no tener a quién pedirle asesoría médica profesional.

Además, puedes incluir al resto de tu familia en tu plan de seguro personal para garantizarles cuidados especiales ante cualquier imprevisto de salud.

Otro punto destacable es que hoy en día existen muchas compañías aseguradoras que funcionan tanto a nivel local como internacional, así que estarás cubierto incluso al estar de viaje, lo cual es muy favorecedor.

4. Daños a tu patrimonio:

Actualmente tienes la posibilidad de asegurar tus bienes, inversiones, negocios o patrimonios para que no lo pierdas todo si llegasen a sufrir años daños mayores.

Por ejemplo, en las zonas en donde suelen ocurrir desastres naturales con mucha frecuencia, tales como tornados o huracanes, las personas se aseguran de contratar un seguro para cubrir sus propiedades.

De esta manera pueden recibir una indemnización si su hogar resultase afectado tras este, u otro tipo de catástrofes naturales.

Por otra parte, pueden asegurar sus inmuebles para contar con un respaldo formal en caso de robos o hurtos, o inclusive, para recibir ayuda inmediata en aquellas situaciones en las que se presenten daños menores –como roturas de tuberías, vidrios, o averías en las cerraduras-.

Esta es una excelente medida preventiva para no quedarte sin un techo en caso de que enfrentes un riesgo de este tipo en algún momento de la vida, y por lo tanto, te recomendamos considerar esta opción.

 Ventajas de contar con una póliza patrimonial:

  • Recibirás una indemnización por las pérdidas materiales que sufran tus bienes o tu patrimonio.
  • No estarás a la deriva si llegas a perder tu casa, apartamento, etc.
  • Tanto tú, como el resto de tu familia, se sentirán tranquilos porque sus inmuebles estarán asegurados ante circunstancias fortuitas, o que simplemente se les escapen de las manos.

Generalmente los seguros patrimoniales los ofrecen las mismas compañías que manejan los seguros de responsabilidad civil, es decir, que no tendrás problemas al solicitar mayor información al respecto.

5. Enfermedades o percances al viajar:

Al salir de viaje también estás expuesto a una serie de riesgos importantes, y uno de los más destacados es el de sufrir enfermedades.

Sin embargo, puedes tomar las previsiones pertinentes antes de partir al contratar un seguro de viajes internacional que te ofrezca una cobertura médica razonable y de calidad.  La mayoría de ellos abarcan los siguientes aspectos:

  • Atención por enfermedades o accidentes.
  • Alojamiento por convalecencia de salud.
  • Servicios de traslados o repatriación sanitario.
  • Traslado de aquel viajero que se lesione o sufra un contratiempo mayor de salud.

Entonces, si eres un viajero frecuente, si eres de los que gana dinero viajando, o si viajas con tu familia y quieres que todos estén protegidos, no dudes en solicitarlo (puedes hacerlo sin problemas a través de las propias agencias de viaje, lo cual te resultará cómodo, práctico y confiable).

Toma tus previsiones:

En definitiva, lo mejor que puedes hacer es evitar estos riesgos al máximo al seguir las recomendaciones que acabamos de darte.

De esa forma podrás estar seguro de que superarás los contratiempos que se te presenten con prontitud y eficacia, lo cual será un gran alivio al salir de viaje, enfrentar desastres naturales, al sufrir un accidente automovilístico, o al cumplir con tu jornada de trabajo.

Continuar leyendo: Hábitos de 25 personas exitosas que triunfaron sin importar su edad

Recibe los mejores contenidos en tu correo. Es gratis.

SUSCRÍBETE A NUESTRO 

BOLETÍN SEMANAL

Send this to a friend