El principio 90/10 que afecta tu vida por completo

En su libro  Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, Stephen Covey argumenta que gran parte de las cosas que vivimos dependen de nosotros mismos, y que hay muy poco que dejamos al azar en nuestra vida.

Aquello que no podemos controlar solo representa el 10% de los eventos que ocurren en nuestra vida.  En otras palabras, no podemos controlar ciertas situaciones, pero sí la manera cómo reaccionamos ante ellas.

El 90% restante de los eventos que vivimos son producto de nuestras reacciones, o mejor dicho, lo que hacemos una vez nos “estresamos”.

A continuación tienes un ejemplo donde Stephen Covey explica el poder de este principio y cómo utilizarlo para conseguir lo que queramos en nuestras vidas:

“Estás en un desayuno familiar y tu hija accidentalmente ha regado café en tu camisa. Saltas, la regañas por el café, y luego le gritas a tu pareja por poner el café muy cerca del borde de la mesa.

Subes inmediatamente a cambiarte y cuando regresas ves a tu hija llorando, sin terminar su desayuno y sin empacar su maleta para la escuela. ¿El resultado? Tu hija pierde el transporte escolar.

Tu esposa tiene un compromiso en el trabajo, así que llevas a tu hija en tu carro. Como vas deprisa conduces de manera imprudente; y para rematar, recuerdas que dejaste unos papeles importantes en tu casa debido al afán en salir.

El comienzo de tu día fue pésimo y no ves la hora de que acabe. Cuando llegas en la noche, al saludar a tu esposa e hija, no están de buen humor y hay un ambiente pesado en tu casa.

Libros recomendados

Pregúntate con toda honestidad:

¿Has tenido un día difícil porque tu hija derramó tu café, porque perdió su bus al colegio, porque llegaste tarde a tu trabajo o porque reaccionaste de mala manera?

Seguramente ya sabes la respuesta: Una sola reacción negativa hizo que tu día fuera difícil. Si bien no pudiste controlar la situación del café, sí podías dominar tus emociones.

Si le hubieras dicho que no había problema y que pusiera más cuidado en una próxima ocasión, te hubieras cambiado y al regresar a la mesa tu hija estaría lista para ir a la escuela.

Es la misma situación, pero son dos reacciones totalmente distintas.  En la vida todo es producto de tus reacciones, o al menos, el 90%.

Tranquilamente puedes quejarte de los demás y responsabilizarlos por lo que ocurre en tu vida, pero crees que esto solucionará tus problemas?

La próxima vez que sientas que no puedes controlar una situación recuerda El Principio 90/10 y asume una postura congruente, te sorprenderán los resultados.

Continuar leyendo: La regla del minuto: Lograr grandes cosas en cuestión de segundos

Fuente

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

AHORA SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO. REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend