Cómo iniciar un negocio sin renunciar al puesto de trabajo en 10 pasos

Es posible que lleves algún tiempo pensándolo. Quieres aprender cómo iniciar un negocio, pero el hecho de tener que renunciar a la seguridad de tu empleo te produce pánico.

En un mundo ideal tendrías el dinero suficiente para aprender cómo iniciar un negocio sin preocupaciones, podrías renunciar a tu trabajo y enfocarte 100% a tu idea de negocio…

No obstante, la realidad es totalmente distinta. Necesitas una fuente de ingreso, necesitas tu trabajo actual aun cuando mentores, gurús y sitios en internet te sugieran que renuncies a tu trabajo y sigas tus sueños.

Te surgen preguntas como, ¿quién pondrá la comida sobre mi mesa cuando renuncie? ¿quién pagará mis créditos hipotecarios? ¿mi préstamo estudiantil?

O simplemente, si bien quieres aprender cómo iniciar un negocio, por el momento estás muy cómodo con todos los beneficios que te ofrecen en tu trabajo, y no quieres renunciar a estos.

Entonces, ¿es posible iniciar un negocio sin renunciar a tu empleo?

La buena noticia es que sí es posible (al menos por algún tiempo) de iniciar un negocio y mantener tu trabajo.

De hecho, conservar tu trabajo y crear tu empresa al mismo tiempo no es un milagro, más bien se trata de ser eficiente y productivo.

El objetivo de esta guía es compartir contigo 10 pasos para que puedas emprender tu negocio sin renunciar a los ingresos que ofrece tu trabajo. De igual manera te explicaremos de dónde sacar el tiempo para lograrlo, además de cómo invertir tu tiempo para que esta transición sea lo más fácil y rápida posible.

Ahora bien, antes de explicarte paso a paso cómo iniciar un negocio desde tu puesto de trabajo queremos invitarte a que tengas una mentalidad positiva frente tu trabajo actual.

Analiza tu trabajo con la luz adecuada:

Sin importar qué tipo de trabajo tengas, asegúrate de considerarlo una bendición y no un castigo para tu vida.

Tu trabajo actual no está deteniendo tus sueños, te está manteniendo a flote. Tú necesitas ese cheque, de lo contrario no tendrías dinero suficiente para mantenerte mientras aprendes cómo iniciar un negocio.

Así que en lugar de quejarte de tu trabajo actual, considéralo de la siguiente manera:

Eres afortunado de recibir el capital para tu empresa cada quince días por parte de tu trabajo. La mayoría de inversionistas les gusta ver que los emprendedores primero inviertan en ellos mismos, y tú necesitas de ese cheque y de tus ahorros para hacerlo realidad.

Cómo iniciar un negocio sin renunciar a tu empleo:

como iniciar un negocio sin renunciar

Muchas personas quieren iniciar un negocio sin tener que renunciar a la seguridad de un empleo, o por lo menos, en un comienzo, donde hay tanta incertidumbre en tu idea de negocio. Aquí encontrarás cómo lograrlo exitosamente.

1. Encuentra tu idea de negocio en tu puesto de trabajo:

Lo más importante es que esta primera idea que pienses, parta desde tu pasión. Es decir, que tu idea de negocio surja de aquello que sabes más que otros, de lo que te gusta y disfrutas hacer, y de las necesidades que ves a tu alrededor.

Si no se te ocurre nada, piensa qué herramientas puedes aprender y experimentar para luego enseñarlo a otros que lo necesitan. La oficina, o tu puesto de trabajo, es un buen lugar para encontrar oportunidades de negocio basándose en las necesidades de tus compañeros.

Aquí te explicamos cómo:

Haz preguntas en tu oficina:

Para esto debes estar atento y tener una disposición para observar, hacer preguntas, escuchar activamente y así ir detectando posibles problemas para resolver.

Cuando un grupo de personas tiene un problema y tú tienes una solución de valor para ellos, allí puedes crear un negocio, un intercambio de valor.

Debes tener claro, aunque no es definitivo para siempre, un problema específico y una solución puntual que ofrecerás a ese problema, y a quién. Esto es, tu cliente ideal.

Ofrécete para ayudarlos:

Puedes tener tus primeros clientes sin que estos te paguen con dinero. Con esto quiero decir que pueden pagarte de diferentes formas, buscando un intercambio de valor.

Por ejemplo cuando estás comenzando, para ti es mucho más importante los testimonios y retroalimentación de tus primeros clientes, que el dinero de por sí.

Lo primero te genera credibilidad, algo fundamental para abrir puertas y posibilidades con nuevos clientes. Así que ofrece tu servicio a otros y pídeles un testimonio a cambio.

Esto será como subir el primer escalón de la escalera, y para conseguir tus siguientes clientes ya estarás un poco más avanzado, tendrás constructores de credibilidad y experiencia brindando ese servicio que ofreces.

Evalúa todo lo que vaya sucediendo:

Anota cómo se dan las conversaciones, cómo se comporta tu producto o servicio, qué cosas que aconsejas les sirve y qué cosas no.

Cuando estás aprendiendo cómo iniciar un negocio mientras trabajas, este es el momento clave en el que hay que documentar todo, registrar todo para poder mejorar rápidamente y crecer.

Escribe cada crítica que te hagan, cada comentario y sugerencia, y define un momento en el que te sentarás a revisar esas notas y hacer algo al respecto. Las notas por sí solas no sirven, deben llevarte a la acción, a mejorar algo, a cambiar algo.

Y sobre todo, pide críticas. Cuando converses con alguien, o trabajes con alguien, pídele críticas, pídele que sea completamente sincero y te diga todo lo que piensa. Esta es la única manera de mejorar.

Trabaja en cómo transmitirás (venderás) lo que haces:

Finalmente dedica tiempo a pensar, a partir de la experiencia que adquiriste trabajando con estas personas, tus primeros clientes, cómo harás para comunicar al universo de potenciales clientes qué es lo que haces, cuál es el beneficio de trabajar contigo, etc.

Este es el principal beneficio de ofrecer tu trabajo de manera “gratuita”, ya que por medio de un intercambio de valor, estarás afinando tu propuesta gracias a la retroalimentación que recibes; conocerás los puntos sensibles, lo que verdaderamente le interesa a tu cliente y la mejor manera de explotar esta información.

2. Ten en cuenta la parte legal:

Cuando hablamos de la parte legal, nos referimos a que no existan conflictos de interés entre tu idea de negocio y la empresa actual en la que estés trabajando.

En el caso de que tu negocio forme parte del mismo mercado que tu empleo actual, necesitas tratarlo con mucho cuidado. Aspectos como los clientes de la empresa donde trabajas, los procedimientos y la propiedad intelectual no deberían utilizarse para tus intereses particulares.

Dependiendo del cargo que ocupes, es posible que hayas firmado contratos de exclusividad, así que debes estar prevenido de no trabajar para un competidor o contra tu empresa actual por cierto tiempo.

Debes conocer exactamente cuáles son tus derechos, compromisos, lo qué puedes y no puedes hacer. Esto te dará la tranquilidad de obrar correctamente, y en el caso de dudar, contáctate con un abogado que te asesore.

3. Respeta tu horario de oficina y planifica bien tus días:

Debes tener claro, y respetar, el hecho de que tu trabajo actual es la principal y más importante fuente de ingresos, así que debes planificar bien tus días para que, en el proceso de aprender cómo iniciar un negocio, no se vea afectada tu productividad.

Hasta que estés listo para renunciar y hacer de tu negocio una nueva prioridad, debes poner tu trabajo de oficina por delante. Así que haz tu mejor esfuerzo para ser el mejor en tu trabajo actual. Trabaja para estar enfocado y hacer las cosas bien.

No se trata de trabajar más horas, sino de hacerlo de manera inteligente:

Tienes las mismas 24 horas que tienen los emprendedores más exitosos de la historia. Puede que, para ti, trabajar horas y horas seguidas sea sinónimo de respeto, productividad y eficiencia. Sin embargo, lo que esto realmente demuestra es tu incapacidad para planificar y gestionar tu tiempo, y con el tiempo, tu salud.

La clave para aprender cómo iniciar un negocio sin renunciar a tu trabajo radica en las pequeñas cosas estratégicas que haces cada día y de manera constante.

Allí se encuentra la clave para construir negocios exitosos. Así que deja el trabajo excesivo, aléjate de las distracciones y dale a tu trabajo y a tu idea de negocio la atención y enfoque que ellos demandan.

Nota importante: Seguramente te estarás preguntando cómo trabajar en tu negocio mientras estás en el trabajo; para esto, encontrarás al final del artículo una guía con espacios de tiempo (24 horas semanales) para trabajar en tu negocio de manera estratégica, enfocándote en lo importante sin olvidar tus prioridades actuales.

4. Invierte en los recursos necesarios para poner en marcha tu negocio:

Mientras tengas un trabajo seguro, es una buena idea que hagas la mayor cantidad de trabajo fundacional que puedas. Diseña tu modelo de negocio, asegura licencias o certificados que necesitarás y establece el tipo de organización que tendrás.

También es buena idea hacer las inversiones necesarias, tales como comprar equipos que puedas necesitar y pagar cualquier trámite legal asociado con tu rubro.

Tal vez sentirás que es un desperdicio gastar este dinero por adelantado antes de empezar a ver ganancias, pero vale la pena al momento de aprender cómo iniciar un negocio.

Mientras más cosas hagas antes de empezar tu negocio, más ganancias tendrás y menos capital necesitarás para entrar al mercado. En definitiva, esta es una variable fundamental para crear negocios rentables.

De la misma manera, puedes aprovechar para trabajar en el desarrollo de tu marca y de una buena estrategia de mercado. Es más fácil salir de todo esto antes de que empieces a hacer negocios.

5. Crea una página en donde puedas plasmar tu propuesta de valor:

¿Recuerdas el intercambio de valor que se ofreció en un comienzo con tus compañeros de trabajo? Una vez que hayas ofrecido tu servicio o producto, pídele a tus “primeros clientes” un testimonio de su experiencia.

Para dar a conocer estas opiniones, sumado a tu propuesta de valor, servicios y productos debes de crear una página web con toda esta información. Esto es sumamente importante ya que hoy en día existen grandes posibilidades de ganar dinero por Internet, así que tu presencia allí es clave.

¿Qué debe tener tu página web?

En nuestra sección de recursos compartimos contigo una serie de herramientas que te ayudarán a crear una página web.

Básicamente tu sitio web debe incluir el trabajo que hiciste hasta ahora y todos los elementos que te dan credibilidad hacia afuera, para captar nuevos clientes y mostrarles que sabes de lo que hablas. Esta página debe ser simple y honesta.

Libros recomendados:

6. La importancia de tercerizar actividades del negocio:

¿Alguna vez te has preguntado cuánto vale una hora de tu tiempo? Cuando tienes clara esta cifra en tu cabeza es muchísimo más fácil decidir si contratas a alguien que haga un trabajo específico de una manera mucho más rápida y mejor.

Cuando se está aprendiendo cómo iniciar un negocio surgirán muchas actividades, tareas y compromisos que demanden tu tiempo de manera poco óptima; es decir, que te quitan el recurso más importante para trabajar en actividades que realmente marcan la diferencia.

Así que debes tener una mentalidad emprendedora para tercerizar actividades necesarias en tu negocio, pero que son de poco valor, de manera que puedas hacer aquello que realmente necesitas hacer.

Cuando vayas a tercerizar tienes dos posibilidades: La primera es que contrates a alguien para que realice una actividad específica que no sea tu fuerte, o bien puedes conseguir un socio para el negocio que te complemente.

Este es el siguiente punto de cómo iniciar un negocio sin renunciar a tu empleo actual.

7. Considera conseguir un socio para tu negocio:

Asociarte con alguien es una buena forma de reducir el riesgo, obtener acceso a recursos adicionales y dividir la carga laboral.

Cuando se piensa en esta posibilidad, las primeros candidatos suelen ser tus amigos, así que debes tener en cuenta un par de consejos para no arruinar tu amistad en el proceso de aprender cómo iniciar un negocio.

Pregúntate qué tipo de socio necesitas:

El primer paso al buscar un socio es definir las necesidades y funciones que esta persona debe cumplir. ¿Necesitas ayuda con ideas, mercadeo, contabilidad o recursos? ¿O lo que necesitas es un socio que sólo aporte dinero y no participe demasiado?

Define el porcentaje de participación del socio en el negocio:

Establecer límites de capital, participación y funciones desde temprano es esencial. Mientras más esperes, más se mezclarán distintos asuntos y más difícil será determinar quién es el dueño de qué.

Este es uno de los errores más comunes que cometen los emprendedores en las etapas iniciales del negocio. Así que establece por adelantado quién está a cargo, las participaciones y establece un contrato por escrito que contenga esta información.

Alguien debe tomar las decisiones:

Si bien los socios pueden tener una misma participación en el negocio, alguien debe tomar las decisiones. Y definir quien lo hace debe establecerse desde un comienzo.

¿Cómo evitar inconvenientes futuros? Establece roles y áreas de responsabilidad. Tu socio sabrá claramente su alcance y los límites estarán bien definidos al momento de saber cómo iniciar un negocio.

8. La importancia de generar ingresos rápidamente:

Si tienes alguna forma de hacerlo, comienza a generar ganancias mientras aún estás en tu trabajo. Prueba tu producto prototipo, ve cuánto se vende o cuáles servicios puedes ofrecer a menor escala antes de que entres por completo al mercado.

Esta práctica te permitirá probar el mercado, hacer mejores proyecciones y medir tu negocio adecuadamente antes de empezar. Para esto es fundamental para aprender cómo vender así no tengas experiencia.

Adicionalmente ganar dinero rápido antes de entrar oficialmente al mercado es crucial si necesitas inversionistas. Necesitas demostrar las ganancias potenciales de tu negocio para incentivar a las personas a invertir y la mejor forma de hacerlo es haciendo dinero incluso antes de empezar.

9. Establece una fecha para renunciar a tu trabajo:

Si bien puedes aprender cómo iniciar un negocio sin renunciar a tu trabajo, eso solo es sostenible en un comienzo. Llegará el momento donde debas tomar la decisión de seguir con tu trabajo o actual o aventurarte y emprender tu negocio.

Para esto debes fijar una fecha en la que renunciarás a tu trabajo para dedicarte completamente a tu negocio y trabajar decididamente en crecer tu proyecto.

La importancia de fijar una fecha de renuncia radica que deberás estructurar tu vida para lograrlo. Es decir que debes prepararte financieramente, recortar gastos, aprender cómo ahorrar dinero y estabilizar tus ingresos mientras cambias de negocio.

Otra posibilidad menos drástica es proponerle a tu empresa o jefe trabajar de medio tiempo antes de renunciar, así podrás equilibrar cargas sin desenfocarte del negocio. En el caso que estos no estén de acuerdo, aquí te dejamos 35 trabajos de medio tiempo para ganar dinero los fines de semana.

10. Estudia, fórmate y aprende todo lo que sea necesario:

Uno de los aspectos más importantes a la hora de saber cómo iniciar un negocio es tu capacidad de aprendizaje.

Antes de renunciar a tu trabajo, debes conocer a fondo cómo funciona la industria a la que deseas entrar, debes tener presente la cantidad de negocios innovadores que se abren cada día en tu ramo, conocer tus competidores, las técnicas, las metodologías y prácticas que se desarrollan en tu campo.

Para esto, puedes invertir tiempo y recursos en libros que te enseñen desde cómo emprender un negocio, hasta las técnicas de facturación, crecimiento y estrategias de marketing digital para dar a conocer tu empresa.

De igual manera puedes asistir a cursos, eventos presenciales o seminarios online donde se hable de algún tema importante para tu campo. Recuerda que tu capacidad de aprendizaje define en gran medida el éxito de tu negocio.

Finalmente te recomendamos nuestro ebook Cómo Emprender un Negocio donde compartimos contigo 30 consejos prácticos para que aprendas cómo iniciar un negocio desde cero y sin experiencia.ebook como emprender un negocio landing

Guía: Un plan de 24 horas para iniciar un negocio desde tu empleo

Cómo has podido ver la decisión de aprender cómo iniciar un negocio requiere que administres muy bien tu tiempo. Y más cuando, en un comienzo, tendrás «dos proyectos» muy demandantes.

Deberás aprender cómo ser más productivo y usar tu tiempo de forma eficiente. Los días libres de tu trabajo de oficina se convierten en días para trabajar en tu negocio. También tendrás que aprender a madrugar, y utilizar tu tiempo libre para trabajar en tu idea de negocio.

Para muchas personas esta posibilidad de iniciar un negocio sin renunciar es descabellada, sin embargo, el éxito tiene un costo y este requiere de tu esfuerzo, un poco de sacrificio y muy buena administración de tu tiempo.

A continuación te proponemos un plan de 7 espacios durante tu día, que equivalen a 24 horas semanales, es decir, un día a la semana, y que van a permitirte responder a la pregunta de cómo crear tu empresa contando con poco tiempo.

Utiliza estas horas para dedicarte exclusivamente a tu idea de negocio:

1. Levántate a las 5 de la mañana:

Tiempo: 1 hora

Todo comienza con la hora a la que te levantas. Si quieres aprender cómo iniciar un negocio tendrás que resolver primero tu relación con tu alarma. Hay dos cosas importantes que debes entender:

  1. No puedes confiar en ti a esta hora del día, tu lograrás de alguna forma convencerte para postergar la alarma hasta que se te haga tarde para ir al trabajo.
  2. Segundo, la clave está en establecer una relación a distancia con tu alarma, esto quiere decir que ubiques tu teléfono o alarma lo más lejos de ti posible, así tendrás que levantarte y hacer algo al respecto.

Una vez te hayas levantado a apagar tu alarma, habrás completado la parte más importante de tu primer espacio: alejarte de la cama.

Debido a la hora (5 de la mañana) no podrás llamar a posibles clientes o contactar proveedores, pero si tendrás tiempo para trabajar en la planificación, en el desarrollo de tu idea de negocio, o diseñando tu propuesta de valor.

Esta hora del día se caracteriza por ser tranquila, tus vecinos están durmiendo y no hay mucho ruido, así que tendrás el silencio necesario para pensar y planificar. Puedes acompañar esta hora del día con un café, te aseguro que tendrás un muy buen inicio de día.

Nota importante: la hora utilizada en este primer espacio es ilustrativa, muchas personas se levantan a esta hora para ir a trabajar, así que, dependiendo de tu horario, organízate para levantarte una hora antes.

2. Utiliza el recorrido a tu lugar de trabajo y de regreso a casa:

Tiempo: 1 hora (30 minutos ida y 30 minutos vuelta)

Ese tiempo que gastas yendo a tu trabajo en la mañana, y en la tarde regresando a tu casa, lo puedes utilizar para capacitarte e informarte en cómo iniciar un negocio.

Independientemente de la forma cómo te transportes, bien sea en tu automóvil, en transporte público o caminando, en vez de escuchar tus canciones o emisoras favoritas, descárgate un audio libro o podcast que esté relacionado con tu industria.

Si utilizas estos tiempos muertos para capacitarte por medio de algún audio, más allá de tu canción favorita, podrás en cuestión de meses convertirte en un experto de tu industria.

Recuerda que los negocios y emprendedores exitosos no sólo se dedican a hacer, también necesitan aprender y formarse. El conocimiento teórico es un complemento perfecto para tu experiencia.

3. Separa un espacio de tu hora de almuerzo:

Tiempo: 30 minutos

Hasta ahora has venido trabajando en aspectos de planificación y aprendizaje; llegó el momento de sacarle máximo provecho a los 30 minutos libres en tu hora de almuerzo.

Normalmente tienes una hora de almuerzo, así que tienes que ser muy práctico con tu comida para que este espacio te rinda.

Este tiempo deberás utilizarlo para llamar a posibles clientes o proveedores, para conversar con tus compañeros de trabajo y escuchar lo que tienen para decirte respecto a tu idea de negocio.

Es importante que maximices estos minutos relacionándote, es decir, conocer personas que pueden ayudarte en tu negocio, que tienen algo para ofrecerte, competidores, clientes, y muchos otros más.

Dicen que es mejor tener amigos que dinero: Las personas exitosas por lo general están muy bien relacionadas.

4. Reserva el espacio que tienes en la noche luego de comer:

Tiempo: 1 hora

Quizás este sea uno de los espacios más difíciles del día; acabas de llegar de tu trabajo, acabas de comer y quizás hiciste algo de ejercicio; y para ser sinceros, lo único que provoca es acostarse en la cama, ver televisión y descansar.

Estos momentos, como lo son las madrugadas, son lo que diferencian a las personas exitosas del resto de personas. Para ellos también es difícil levantarse temprano, ellos también están cansados luego de llegar del trabajo, ellos también quieren acostarse…

¿Sabes cuál es la única diferencia? Que ellos están dispuestos a pasar por encima de sus excusas. Su deseo de aprender cómo iniciar un negocio y hacer algo diferente es muchísimo más fuerte que cualquier cosa.

¿Qué puedes hacer durante esta hora de la noche?

Recapitula todo lo lograste en este día, evalúa si cumpliste con tu cronograma, avanza en él y empieza a definir lo que harás mañana.

Dependiendo del tipo de negocio que tengas, bien sea un negocio online; como tener un blog, un sitio especializado, o cualquier otro negocio físico, piensa cómo puedes utilizar esta hora para trabajar en pro de ello.

Por ejemplo, si quieres aprender cómo crear un blog desde cero, podrás utilizar esta hora para generar contenido, escribir artículos, hacer videos o audios. Puedes programar tus redes sociales para el día de mañana.

Si tu caso es crear una tienda física, busca proveedores en diferentes partes del mundo, personas en tu comunidad con las cuales puedas trabajar, posibles clientes y competencia.

Básicamente, utiliza estos 60 minutos para hacer trabajo productivo, ya tuviste tiempo para planear y aprender, ahora ejecuta. Descubre si esa idea que tienes si tendrá mercado, empieza una investigación de mercados y competencia, desarrolla un plan de negocios.

5. Levántate a las 6 de la mañana los sábados:

Tiempo: entre 2 y 3 horas

Luego de avanzar en tu idea de negocio durante tu semana laboral, y haber demostrado que sí es posible iniciar un negocio mientras estás trabajando, deberás darle la estocada final a tu esfuerzo durante los fines de semana.

Tienes dos opciones:

La primera es la que posiblemente has venido practicando los últimos meses de tu vida. Te levantas a las 9-10 de la mañana, desayunas, ves algo de televisión, te levantas y almuerzas, buscas planes para tu noche y finalmente sales de fiesta.

Este plan es perfecto si no quieres salir de tu zona de confort y esperas quedarte allí indefinidamente. Ahora, si tu objetivo es distinto y lo que buscas es estar por encima del promedio, tendrás que buscar una opción nueva:

Esta alternativa consiste en levantarte a las 6 de la mañana, aprovechar el silencio en tu casa y ponerte a trabajar en cómo iniciar un negocio.

Esta opción implica que sin importar lo que hiciste el viernes en la noche, fiesta o no, tendrás que levantarte a trabajar por tus objetivos.

Te recomiendo utilizar las mismas estrategias de las 5 de la mañana para lograrlo de manera exitosa. Si tienes socios, este puede ser un buen momento para reunirte con ellos y trabajar, para salir y reunirte con diferentes personas interesadas en el negocio.

Si tu caso es abrir un local comercial, por ejemplo, este tiempo puede ser utilizado para salir y ver puntos de venta; si vas a abrir un negocio de comercialización puedes buscar proveedores o socios de tu operación, si es un negocio digital, como crear una tienda online, puedes reunirte para desarrollar estrategias comerciales.

Hay que tener algo claro: Lo que haces en cada uno de estos espacios va a depender del estado en el que se encuentre tu idea de negocio. Si apenas estás comenzando es normal que debas primero trabajar en planificación y concepción del negocio.

Si por el contrario ya llevas algún tiempo trabajando en ella, lo más normal será que te encuentres es una etapa de ejecución.

Nota: si tienes que trabajar el sábado simplemente abre un espacio de tres horas en la tarde o noche.

6. Levántate a las 7 de la mañana los domingos:

Tiempo: entre 2 y 3 horas

Seguramente estarás cansado de madrugar todos los días de la semana, así que el domingo puedes ser un poco más flexible y comenzar tu jornada emprendedora a las 7 de la mañana.

Una de las cosas para hacer un domingo es evaluar tu proceso y hacer los ajustes necesarios. Recuerda que difícilmente lograrás un progreso si no te das a la tarea de monitorear todo lo que has hecho.

La evaluación es igual de importante que la ejecución, así que no caigas en la trampa de ejecutar y ejecutar para sentirte ocupado, cuando realmente lo que necesitas es revisar tu proceso.

Evalúate junto a tu idea de negocio, qué tanto progreso has tenido esta semana; si te has dado cuenta de otra alternativa totalmente distinta a como concebiste tu negocio, ¿la estás considerando dentro del mismo? Este tipo de preguntas son fundamentales para progresar.

Vuelve a reunirte con tus socios y definan planes de acción y los roles de cada uno. Es importante que cada socio esté igual de comprometido con sacar este proyecto adelante, y madrugar un domingo para reunirse es prueba de ello.

Estos espacios compartidos con tus socios son un buen momento para tomar decisiones importantes, ya que se encuentran todos reunidos y tienen tiempo para debatir cada posibilidad o decisión.

7. Destina un tiempo de tu noche del domingo:

Tiempo: 30 minutos

Este último momento de la semana y del domingo utilízalo para evaluar tu progreso personal. No me refiero a tu progreso con relación a tu idea de negocio, sino a tu proceso como emprendedor. Hazte las siguientes preguntas:

¿Qué has aprendido esta semana?
¿Qué hiciste diferente estos días?
¿Conociste otros emprendedores como tú?
¿Cuáles son tus objetivos personales y cómo piensas alcanzarlos?

Eres una parte esencial del éxito que pueda tener tu negocio, tu capacidad como emprendedor se pone a prueba todos los días, así que es importante que seas consciente de tus debilidades y fortalezas y trabajes en ellas.

Este espacio puede ser complementado por libros para emprendedores que te motiven. Utiliza este tiempo que puede ser más de 30 minutos para motivarte y volver a recargarte de energías.

Finalmente planifica cómo vas a trabajar en tu idea de negocio la semana que empieza, qué debes hacer para acercarte a tu objetivo emprendedor.

Conclusiones

En definitiva, el tiempo no es una excusa válida para no iniciar un negocio. Tu empleo y lo demandante que este sea tampoco lo es.

Probablemente estas 24 horas semanales sean mucho o sean poco, esto dependerá de ti; lo clave es reconocer que sí se puede, que sí tienes tiempo, y que la razón para no hacerlo se encuentra en tu mente y no en los recursos.

Si te has preguntado cómo iniciar un negocio y tienes un empleo, esta guía con 10 pasos para empezar a trabajar en tu empresa desde tu puesto de trabajo, sumado a los 7 espacios de 24 horas semanales te garantizará hacerlo exitosamente.

Continuar leyendo: Qué negocio montar: 10 Ideas para emprender por menos de 100 USD

RECIBE LOS MEJORES CONTENIDOS EN

TU CORREO. ES GRATIS.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Send this to a friend