En este resumen de «Los 4 acuerdos», de Miguel Ruiz, subyace una información que podría cambiarte la vida; especialmente si consideras que hemos sido programados para pensar, sentir y actuar de una forma determinada (con base en nuestras creencias o en función de numerosas reglas que rigen la sociedad).

Muchos viven en piloto automático, o sacrifican su felicidad por temor a ser rechazados o excluidos a nivel individual, humano, social o existencial. 

Si consideras que eres víctima de las creencias negativas, o sientes que te asfixian y te impiden llevar una vida plena, deberías leer el libro “Los cuatro acuerdos”, del reconocido autor Miguel Ruiz. 

Una gran guía de crecimiento personal

Aunque es bastante breve, no todas las personas tienen tiempo de sentarse a leer este libro de superación personal de forma exclusiva y detenida. 

Si tú eres una de ellas, te invitamos a leer este resumen práctico con algunas ideas del libro de Los 4 acuerdos, ya que su contenido podría acercarte a esa independencia personal con la que tanto sueñas. 

Miguel Ruiz parte de una idea reveladora: y es que cuando somos niños no tenemos la posibilidad de escoger nuestras propias creencias. 

En consecuencia, las creencias que forjan nuestro ser son impuestas por nuestros padres o cuidadores. Esto es lo que el autor denomina como “domesticación”. 

¿A qué se refiere con ese término? Básicamente, alude a una verdad inminente: las mayores fuentes de aprendizaje de los niños son sus hogares, las escuelas y los medios de comunicación.

Los castigos y las recompensas

A medida que van creciendo, los niños se enfrentan a la figura del castigo, ya que a juicio de sus padres, es crucial para evitar los malos comportamientos. 

En contraparte, también se familiarizan con la figura de las recompensas, en aras de reforzar esas acciones que consideran apropiadas o correctas. 

Y aunque a simple vista eso pareciera ser normal, lo cierto es que Miguel Ruiz considera que es totalmente contraproducente. 

¿Por qué? Él explica que las acciones de los niños están basadas en la complacencia, ya que sienten temor de recibir un castigo si no actúan de esa manera. ¡Y literalmente crecen con esa creencia limitante!

Entonces, una vez que maduran y son capaces de tomar sus propias decisiones, las mismas suelen basarse en un sistema de creencias que es mezquino, así como en algunas reglas de su entorno que podrían ser incorrectas (y todo esto atiende a la “domesticación”). 

Por lo tanto, Miguel Ruiz señala que las personas deben buscar dentro de sí mismas y superar ese miedo con el que han crecido, si realmente desean experimentar una verdadera felicidad.

Resumen con ideas prácticas de “Los 4 acuerdos”

Hoy nos gustaría presentarte un resumen de “Los 4 acuerdos”; los mismos que podrían direccionarte hacia una felicidad plena y verdadera. 

La Universidad de York ha reseñado que este puede ser “un libro útil para el manejo del estrés y el crecimiento personal”.

Si te gustaría trascender, sentirte libre y construir la vida de tus sueños, te invitamos a leer hasta el final. 

1. Sé impecable con tus palabras

Sin importar el idioma en el que se expresen, las palabras indican nuestras intenciones y nuestra forma de ser. Por lo tanto, este acuerdo nos exhorta a ser impecables con lo que decimos. 

La palabra tiene un poder increíble. Literalmente, tiene la capacidad de herir y sanar. Al mismo tiempo puede ser edificante o lapidaria, y por eso debemos hablar con sumo cuidado. 

Por si fuese poco, puedes influir en la vida de otros solamente con lo que hablas: para bien o para mal, y eso implica una responsabilidad muy grande. 

En esta primera parte del resumen de “Los 4 acuerdos”, aprenderás a ser impecable con lo que dices.

¿Cómo? No uses tus palabras contra ti mismo y enfócate en darles una connotación positiva.

Haz que tus palabras broten del amor propio y te ayuden a despojarte de esos miedos que te han infundido desde niño. Cambia la programación del miedo por la del amor. 

Aunque no lo creas, el amor que expresas con tus palabras se vuelve recíproco, y en consecuencia, los comentarios de los demás empiezan a perder relevancia. 

Además, si comienzas a ser impecable con tus palabras, serás capaz de asumir la responsabilidad de tus actos, y hasta pensarás dos veces antes de ofender a alguien más.

La palabra es poderosa

Pongamos el ejemplo de un padre que llega a casa, cansado, después de un largo día de trabajo. 

Supongamos que tan pronto abre la puerta se le acerca su hijo con dibujo en mano, pero él en medio de su cansancio, le responde con una palabra de desgano, irritación o desinterés. 

En esencia, si la reacción es negativa, y sus palabras no son impecables en ese momento, se podrían romper los sueños de ese pequeño artista. 

Si internalizas el gran poder que tiene este primer acuerdo, podrías empezar a cambiar tus pensamientos y a esforzarte porque tus palabras sean edificantes y no destructivas.

De este acuerdo derivan los demás; así que esto debería darte una idea de su importancia.

2. No te tomes nada personal

Este acuerdo te ayudará a dejar de prestarle atención a la opinión de los demás. Si dejas de tomarte las cosas de forma personal, empezarás a vibrar en una mejor sintonía. 

Miguel Ruiz considera que la opinión de terceros no tiene nada que ver contigo, ya que están arraigas en sus propias creencias. 

Además, las palabras que recibimos, son solo eso, palabras. Queda de nuestra parte darles el significado que queremos, con la finalidad de que no nos afecten, derriben o perjudiquen.

Ruiz argumenta que tomarse las cosas de forma personal equivale a creer que todo gira en torno nuestro, y eso es una gran expresión de egoísmo

El primer acuerdo nos protege de nosotros mismos, (al tener cuidado con nuestras palabras), mientras que este segundo acuerdo nos protege de las palabras de los demás. 

Por ejemplo, si una persona hace un comentario negativo sobre tu físico, su opinión estará basada en sus propias creencias y no en tu apariencia actual. 

Evita tomarte ese comentario a título personal, incluso si te lo dicen de forma insultante o cara a cara. 

Si logras que la opinión de terceros no te cause malestar, y conviertes este acuerdo en un hábito de vida, la confianza en ti mismo dependerá únicamente de ti y no de tu entorno. 

Cuando descubres lo que eres y vales, la validación externa se vuelve irrelevante. Además, rompes con esa «domesticación» de la que hablábamos al inicio del resumen de “Los 4 acuerdos”. 

3. No hagas suposiciones

Las suposiciones suelen ser la base de los problemas o dramas que nosotros mismos nos creamos en la mente

Cuando suponemos algo, asumimos que es totalmente cierto, y justo allí se descontrola todo. ¡No caigas en eso!

Miguel Ruiz lo plantea claramente: las suposiciones vienen de nuestras creencias. 

Asumir que los demás actúan, o piensan como tú mismo, te causará muchas decepciones; sobre todo cuando las cosas no salgan como las esperabas.

La clave para romper con este patrón es muy sencilla: deja a un lado tus suposiciones y empieza a hacer las preguntas correctas.

Al preguntar conocerás las verdaderas intenciones de los demás. Por lo tanto, no habrá cabida para los conflictos o malos entendidos. 

Este punto suele causar muchas discusiones de pareja, ya que suponemos que la otra persona nos conoce por completo, o sabe cómo nos sentimos en todo momento. 

Pero como esto no es cierto, solemos sentirnos heridos cuando sus reacciones no están alineadas a lo que nosotros teníamos en mente. 

Por ejemplo, si para el día de San Valentín estás esperando un gran regalo de tu pareja, una cena romántica o muchas otras atenciones, y tu pareja no cumple con esas expectativas, te sentirás decepcionado.

Lo mejor es preguntarle qué planes tiene para ese día y comunicarle lo que esperas recibir; así como preguntarle qué espera recibir de tu parte. De esta forma quedará todo claro y evitarás las suposiciones innecesarias. 

Y no, no se trata de matar el romanticismo y que no haya sorpresas en la relación. Realmente se trata de tener una comunicación asertiva y dejar a un lado las suposiciones que tanto daño nos causan.

4.  Haz siempre tu máximo esfuerzo

Hemos llegado a la última parte de este resumen de “Los 4 acuerdos”, y según el autor, este es idóneo para poner en práctica los tres anteriores.

Es cierto que no todos los días tenemos la misma motivación para cumplir con todo lo que nos proponemos, pero aun así debes dar tu mayor esfuerzo en todo lo que hagas. 

Sin embargo, hay que enfrentarse a esto con mucho cuidado para no caer en excesos que puedan llegar a perjudicarte.

Dar tu mayor esfuerzo podría ser muy desafiante. Si un día te sientes muy cansado, o incluso enfermo, e intentas sobre exigirte, agotarás tu energía y tardarás más en alcanzar tus objetivos. Y si, por el contrario, haces menos, estarás desaprovechando tu potencial.

Pero en líneas generales, si das lo mejor de ti en las diferentes situaciones que se te presenten en la vida, no le darás cabida al remordimiento o a la culpa. 

Sencillamente, tendrás la certeza de que hiciste lo mejor que pudiste en ese momento y te sentirás satisfecho por haber dado lo mejor de ti sin esperar nada a cambio.

Y este punto tiene que ver, nuevamente, con la “domesticación” que mencionamos en la primera parte del resumen de “Los 4 acuerdos”. 

Encuentra un balance

Muchas personas trabajan únicamente por la recompensa del salario; pero al ser esta su única motivación, terminan desarrollando una resistencia al trabajo. 

Estas personas no dan su máximo esfuerzo, puesto que solo se enfocan en hacer lo mínimo que esté a su alcance, siempre y cuando esto les permita percibir un pago quincenal o mensual.

En cambio, las personas que se esfuerzan más, y ven su sueldo como un extra, terminan logrando más de lo que pensaban. La idea es disfrutar lo que haces para vivir una vida plena y feliz.

Este es el acuerdo más difícil de lograr porque debes encontrar un equilibrio. Si excedes tu potencial, gastarás mucha energía y te sentirás drenado, y si vives al mínimo, es probable que experimentes un continuo sentimiento de culpa.  

En pocas palabras, debes dar lo mejor de ti en cada situación de tu vida, y trabajar porque ese estilo de vida te hace feliz, en lugar de hacerlo por recibir algo a cambio. 

Libros recomendados

  • Save
  • Save
  • Save
  • Save
  • Save

Cómo ser totalmente libre según Miguel Ruiz

Miguel Ruiz también hace énfasis en la libertad del ser. Él considera que debes romper con la “domesticación” para acabar con esos miedos que sumergen a tu niño interno en la obscuridad. 

Para lograr esa meta recomienda seguir estos pasos:

  1. Reconoce los miedos que hay en tu mente para que empieces a vivir tu vida con nuevas creencias.
  2. Perdona a quienes te hicieron daño para liberarte de esos sentimientos. El perdón a ti mismo y a los demás es parte del camino de sanación.
  3. Prepárate para la muerte. Cuando tomas conciencia de que ese día llegará, empiezas a vivir cada aspecto de tu vida con una plenitud absoluta.

¿Te estás preguntando quién es Miguel Ruiz?

Miguel Ruiz es un autor mexicano que se inspira en textos espiritualistas para escribir guías transformadoras, sanadoras y liberadoras.

Aunque nació en el seno de una familia de curanderos, él se fue a la ciudad y logró graduarse de cirujano.

Sin embargo, tras vivir una experiencia cercana a la muerte, se dedicó a la auto indagación y a estudiar la antigua sabiduría ancestral.

En 1997 publicó el libro de sabiduría tolteca“Los 4 acuerdos” y el resto es historia. Al día de hoy, ha sido traducido a 40 idiomas y se han vendido más de 140 millones de ejemplares.

¿Estás dispuesto a poner en práctica estos acuerdos?

Aunque te hemos compartido un gran resumen de “Los 4 acuerdos”, nos gustaría que intentes leer todo el libro al menos una vez en la vida. 

Para muchos se ha convertido en una gran herramienta de crecimiento personal; mientras que otras personas han aprendido a gestionar sus emociones gracias a la sabiduría que contienen esas páginas.

Si te cuesta controlar tus impulsos, te agobias por lo que dicen los demás, estás ahogado en creencias negativas o consideras que has sido víctima de la “domesticación”, es momento de conocer a fondo “Los 4 acuerdos” de Miguel Ruiz. ¿Estás dispuesto?

Continuar leyendo: 31 Creencias personales poderosas que van a cambiar tu vida

RECIBE LOS 12 HÁBITOS SECRETOS PARA DUPLICAR TUS INGRESOS EN 2024 EN TU CORREO.

Recibe los 12 Hábitos Secretos para Duplicar tus Ingresos en 2024 en tu Correo.

  • Save
0 Shares
banner-domina-finanzas-home
empieza online banner

Deja tu comentario