Los sueños se hacen realidad si sigues estos 10 pasos decididamente

No es ningún secreto, los sueños se hacen realidad si trabajas por ellos de manera inteligente, tienes dedicación y te enfocas en lo que quieres.

Si bien la grandeza nunca será fácil ni ocurrirá rápidamente, la mayoría de las personas que han alcanzado el éxito comparten una serie de “pasos y procesos” que aumentan las probabilidades de hacer realidad sus metas y demuestran que los sueños se hacen realidad.

Así que si tienes un sueño que parece imposible, que es demasiado grande y que dudas de tus capacidades para hacerlo realidad, en este artículo te compartiremos los pasos que te permitirán volver realidad esa meta en tu vida.

Los sueños se hacen realidad si sigues estos pasos:

Todos podemos llegar a cumplir nuestros sueños si tenemos la determinación necesaria para trabajar en ellos. Si quieres mejorar tu calidad de vida, y así alcanzar el éxito, debes seguir una serie de pasos o recomendaciones.

En este artículo compartiremos contigo una serie de claves que te demostrarán que los sueños son posibles. Para esto deberás trabajar en tu mentalidad, tu actitud frente a lo que quieres lograr y comenzar a trabajar de inmediato.

Antes de compartirte los pasos, lo primero que deberás hacer es convertir tus sueños en objetivos, y para esto debes establecer una fecha para cuando lo piensas lograr, debes tener una meta que se pueda medir, que sea alcanzable y finalmente, que exija tu mejor versión.

1. Enfrenta tus miedos:

No existe ninguna duda que los sueños se hacen realidad, sin embargo, para que esto suceda deberás salir de tu zona de confort, lo cual implica que enfrentes situaciones y tomes decisiones que te pueden asustar.

A continuación, te mencionamos algunas de las razones por las cuales te da miedo seguir tus sueños.

La buena noticia es que una vez los superes tendrás la confianza en ti mismo para vivir nuevas realidades, elevar tus estándares y vivir esa vida que tanto llevas soñando.

No todo el mundo confía en ti:

Cuando decides dar el salto y tomar la decisión de seguir tus sueños, van a ver muchas personas que no te tendrán confianza.

El hecho que debas alejarte y trabajar por tus metas, le desagradará a más de uno, así que tendrás que encontrar la fe en ti mismo para seguir en la búsqueda de tu sueño.

Las dudas que tengas de ti mismo se harán evidentes:

Cuando no hay una persona guiándote o indicándote lo que debes hacer, esa voz interior que se cuestiona absolutamente todo, tiende a aparecer.

Te dirá que no lo lograrás o que no tienes ni idea de lo que estás haciendo, cuando ocurra esto, toma la decisión de seguir tus instintos, tus creencias y sueños.

Siempre existirá una voz dentro de ti preguntándose si tomaste la decisión correcta; la mejor forma de solucionar esto es actuar con base a lo que sientas que es correcto, tomar esta decisión te acercará profundamente a tus objetivos y sueños.

Para calmar esta voz en tu interior, puedes aprender a meditar lo cual te dará mucha paz y tranquilidad mental.

Habrá envidiosos:

Muchos suelen envidiar a quienes alcanzaron el éxito. Entre más exitoso seas, más personas van a criticarte y hablarán mal de ti.

Y si bien es difícil ignorar lo que dicen, deberás enfocarte en aquellas personas que confían en ti y que siempre están cuando tú los necesitas, al igual que evitar aquellas personas tóxicas que no suman en tu vida.

Los sueños se hacen realidad, pero pueden tomar tiempo:

En la mayoría de los casos, los sueños que tienes en mente requieren que trabajes, persistas y te dediques en lo que quieres lograr. Este proceso puede tomar meses, e incluso años, para comenzar a mostrar los resultados.

Esta realidad no debe tenerte, pues cuando tienes claro cuál es el propósito de tu vida, y trabajas por este; el mundo, las energías y vibraciones harán que todo se de la manera indicada para que tú sueño se haga realidad.

Tus habilidades se fortalecen:

No conocerás tus habilidades hasta que estas no sean puestas a prueba. Es por esto que, cuando sigues tus sueños y decides recorrer tu propio camino, descubres todo lo que eres capaz de hacer.

Cuando le haces caso a tus instintos, tú te conviertes en la fuente de información más aterradora que tengas. Y esto se debe a que descubres que estás en capacidad de hacer lo que todo el mundo te dijo, y esto es lo que más asusta; cuando descubres que tus posibilidades son infinitas.

2. Ejercita tu fuerza de voluntad para cambiar tu camino:

Los sueños se hacen realidad siempre y cuando trabajes de manera inteligente en ellos. Si estás intentando algo, y luego de un tiempo ves que esto no te está llevando a ninguna parte, es momento de cambiar.

La fuerza de voluntad no solo se necesita para perdurar en tus proyectos, sino para evaluar si tus metas actuales están siendo coherentes con lo que quieres para tu vida. Esta voluntad se necesita para renunciar a ciertas actividades, cambiar tu vida y optar por destino que esté alienado con tus objetivos.

3. Si quieres hacer realidad tus sueños, comienza hoy:

En su libro El Estilo Virgin, Richard Branson comparte grandes enseñanzas acerca de cómo ser un emprendedor exitoso.

Este libro no solo es una fuente de aprendizaje y conocimiento en temas de liderazgo, dirección y estrategia, sino que combina una dosis de inspiración necesaria para aquellos que están convencidos de que los sueños se hacen realidad.

En un apartado de este libro de emprendimiento, Richard Branson comparte uno de los mejores consejos que recibió en su vida, por parte de su mamá:

“Es importante que te des la oportunidad de batear. No te quedes pensándolo durante otros dos o tres años, como hace mucha gente. Simplemente lánzate.

No te dejes enredar en las garras de la “parálisis por culpa del análisis”, si tu instinto es positivo, déjate llevar por él…

Aprenderás muchas más lecciones haciendo cosas que pensando sobre ellas sin parar.

Si la música te ayuda, pon música…. Confía en el proceso, confía en tus instintos y confía en tu equipo. No te critiques a ti mismo anticipadamente, ni empieces a preocuparte por los errores que cometerás en el camino: estos te servirán para aprender.

Lo importante es que no cometas los mismos errores una y otra vez… Eso sí sería motivo de preocupación”

¿Conclusiones? La única manera de que los sueños se hacen realidad es si tomas la decisión de trabajar por ellos hoy, no mañana. Comienza hoy y recogerás los frutos en un futuro cercano.

4. Trabaja duro y de manera inteligente:

No hay sustituto para el trabajo duro. Muchas personas se cuestionan por qué sus sueños no se hacen realidad y se sienten insatisfechos con su vida, mientras ven televisión, revisan su teléfono, o están acostados en su cama.

A diferencia de ellos, hay otras personas que se dedican a trabajar de manera inteligente. Estos se cuestionan cómo trabajar de mejor manera, cómo ser más productivos y cómo pueden utilizar sus días para acercarse a la vida que sueñan.

Lo puedes ver de la siguiente manera: el número de actividades pequeñas que logras multiplicado por el tiempo que le inviertes, deja como resultado tus logros de largo plazo.

Los pequeños logros que alcanzan en tu día a día, terminará convirtiéndose en los sueños hechos realidad. Así que confía en el proceso, y aplica el método Kaizen.

5. Confía en ti mismo:

Tienes que creer que sí se puede, que los sueños se hacen realidad. Tienes que creer que cada día es una nueva oportunidad para lograr todo lo que te propongas.

Cree en ti mismo. No existe una habilidad que no puedas aprender, una disciplina que no puedas lograr o una meta a la que no puedas llegar.

Sí, tus sueños necesitan ser grandes, deben exigirte y representar algo que es mucho más grande que tú. Y si bien parecerán imposibles en un comienzo, debes tener el poder mental para creer que lo puedes lograr.

No se trata de trazar metas imposibles, sino de soñar en grande, planear sencillo y comenzar de inmediato.

6. Lo limites el tamaño de tus sueños:

Los sueños se hacen realidad, sin importar su tamaño o tu condición actual. Todo comienza en tu mente y corazón.

Todos los grandes logros de la humanidad comenzaron siendo ideas en la imaginación de algún valiente que tuvo el coraje de hacerlas realidad. Para tener sueños grandes y comprometerte con ellos, ten presente lo siguiente:

Visualiza tus sueños:

Las personas que alcanzan sus sueños tienen el hábito de imaginarse las cosas. Pregúntate, ¿alguna vez has dedicado parte de tu día a simplemente imaginar cómo será tu vida en un futuro, cuando todo lo que has sembrado comience a dar sus frutos?

Gran parte del éxito inicia en la conversación e imagen mental que tienes contigo mismo, así que asegúrate que esté en línea con tus objetivos y no en contra.

Cuéntale a los demás:

Una de las razones por las cuales los sueños no se hacen realidad se debe a que la persona que los tiene siente demasiado miedo por compartir sus aspiraciones.

No obstante, una vez cuentas lo que harás, le estás mandando un mensaje al universo de lo que tú quieres. Ten el coraje de contarle a las demás personas cuáles son tus planes, es posible que te puedan ayudar, aconsejar o impulsarte.

Ahora bien, puede pasar que en el proceso de cómo hacer tus sueños realidad, caigas en la trampa de sentir satisfacción hablando de tus metas, alejándote de la acción, que es realmente lo único que las volverá realidad.

Planea cómo piensas lograrlo:

Los sueños se hacen realidad siempre y cuando tengas un plan concreto que te permita tener ciertos lineamientos y actividades que te lleven a conseguirlos.

La única manera de convertir un sueño en un objetivo alcanzable es definiendo los pasos, actividades y estrategias que debes llevar a cabo para cumplir con tu meta.

Soñar que quieres ser millonario no es suficiente. Establecer que este año vas a ganar X dinero, por medio de estas actividades y fuentes de ingresos es una manera muy distinta de planear tus sueños.

7. Cuida tu tiempo viviendo intensamente:

Solo vives una vez. Haz de tu vida un ejemplo, una fuente de inspiración. Aprende nuevas cosas todos los días, conoce nuevas personas, viaja, ejercítate, trabaja duro por cumplir tus sueños.

Para vivir la vida de tus sueños, esa que te gustaría recordar con alegría y satisfacción, necesitas ser disciplinado con tu disfrute.

Tienes que obligarte a salirte de esa zona cómoda y presionarte para hacer aquellas cosas que se ven tan agradables en tu mente, pero que requieren esfuerzo para hacerse realidad.

8. Sé disciplinado:

La disciplina te llevará lejos, te permitirá ser más productivo. Establece un plan a corto y largo plazo que te dará la posibilidad de cumplir tus sueños, porque si hallas un conjunto de hábitos infalibles tus objetivos serán posibles.

Recuerda que la motivación personal es como esa chispa que inicia el fuego, pero que no es capaz de mantenerlo. ¿Cómo lograr mantener el fuego de tus sueños, proyectos y metas? Con disciplina.

Esta te hará trabajar cuando no quieras, te levantará cuando prefieras seguir durmiendo y destruirá tus excusas a punta de trabajo. En otras palabras, los sueños se hacen realidad cuando tienes la disciplina de trabajar por ellos.

Ver: Cómo ser disciplinado y dejar de postergar lo importante en 12 pasos

9. Rodéate de las personas indicadas:

El ambiente en el que te encuentras determinará en gran parte si los sueños se hacen realidad o no. Esto se debe a que las personas que tienes a tu lado, tu entorno cercano, tu familia y el ambiente en general influye fuertemente en tu estado de ánimo, tu actitud y tus proyectos.

Si realmente quieres hacer realidad tus sueños pregúntate de qué tipo de personas te tienes que rodear para que estos sean posibles. No es una cuestión de interés, sino de rodearte de personas que te hagan mejor, que saquen tu mejor versión y te exijan.

Tus sueños deberían exigirte, tú debes convertirte en algo que no eres todavía para poder hacerlos realidad. Recuerda que si bien cumplir tus sueños es clave, en lo que te conviertes en ese proceso, es lo verdaderamente importante.

Libros recomendados:

10. Disfruta cada día del proceso

Finalmente, trabajar por tus sueños es un proceso que debes disfrutar cada día. Desde el momento que comienzas hasta el día en el que sientes que lo has logrado.

Disfruta de tus pequeños logros, aquellos que para ti no son tan “importantes” pero que los demás sí aprecian.

Por último, ayuda y sé generoso con el valor que entregas a las demás personas. Emplea tu sueño para mejorar la vida de los otros y cuando sientas que lo has logrado, regresa al punto número uno de esta lista y comienza de nuevo con un sueño muchísimo más grande.

Continuar leyendo: 10 Técnicas de motivación para lograr fácilmente tus objetivos

Recibe los mejores contenidos en tu correo. Es gratis.

SUSCRÍBETE A NUESTRO 

Boletín Semanal

Send this to a friend