16 Claves para crear la felicidad en el trabajo sin importar tu cargo

Seamos sinceros, el trabajo y la felicidad no parecieran encajar en una misma frase. Inclusive, según un estudio realizado por Gallup a más de 180 millones de personas, encontró que solo el 13% de estos encuentra felicidad en el trabajo.

El resultado de sentir felicidad en el trabajo se traduce en que estos se encuentran 36% más motivados, 6 veces con mayor energía y el doble de productivos en comparación con las personas que dicen estar infelices.

No obstante, aprender cómo ser feliz no solo es importante en el ámbito laboral, sino que es algo que debemos buscar cada día, en cada decisión que tomamos.

Es por esto que no hay duda de que, bien sea la felicidad en el trabajo, en tu vida personal o profesional, ser feliz es una decisión personal. Es más, se dice que la felicidad es influenciada 50% por tu genética, y el resto depende de tus decisiones.

¿Alguna vez te has preguntado qué te hace feliz? Tomar la decisión de serlo implica que entiendes qué te motiva y qué no; requiere que aprendas a decir no a las expectativas de los demás y busques aquello que para ti es una prioridad.

Cómo crear la felicidad en el trabajo:

Entonces, ¿por qué crear la felicidad en el trabajo? Recuerda que esta no solo te hará más productivo sino que mejorará también tu salud.

Y como ves, en este artículo hablamos de crear la felicidad en el trabajo, no de encontrarla o de esperar que todas las circunstancias se alineen para que puedas disfrutar tu trabajo.

A continuación te dejamos 16 formas de crear tu felicidad en el trabajo.

1. Recuerda que estás a cargo de tu felicidad: 

Si actualmente te encuentras en un trabajo que no te gusta, tienes dos opciones:

  • Puedes buscar un nuevo trabajo o,
  • Sacarle el máximo provecho a este tiempo que inviertes allí, sin sentir que estás atrapado.

Cualquiera que sea la decisión, ten presente que la felicidad en el trabajo es tu responsabilidad, y esta no depende de nadie más. Nadie va a venir con la misión de que sientas feliz de 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde.

Recuerda esto cada vez que te sientes “estancado” en un puesto de trabajo.

2. No te obsesiones con cosas que no puedes controlar:

Las personas que han aprendido cómo ser fuertes en la vida saben que no pueden gastar su energía mental en las cosas que no pueden controlar.

Está bien que entiendas que el dólar y el precio del barril de petróleo pueda afectar tu empresa y que esta tenga que hacer recortes de personal, pero existe una gran diferencia entre entender dicha situación económica, y preocuparte por ella sin poder hacer algo al respecto.

Curso online: Psicología de la felicidad: 5 Consejos demostrados

Las personas felices en el trabajo, y en la vida en general, están preparadas y se informan, pero no permiten que factores incontrolables les afecte su rendimiento.

Ellos prefieren enfocarse en lo que sí pueden controlar: su estado de ánimo, su rendimiento y su capacidad de superar obstáculos.

3. Deja de compararte con los demás: 

Cuando tu sensación de placer y satisfacción se derivan de compararte con los demás, has dejado de ser el responsable de tu felicidad.

Cuando haces algo que te brinda alegría, no permitas que los comentarios y opiniones de los demás te quiten “tu momento”.

La felicidad es influenciada 50% por tu genética, el resto depende de tus decisiones. Comparte en Twitter

Si bien es imposible anular tus reacciones frente a lo que opinen los demás, no tienes porqué compararte con lo que han hecho los demás y siempre debes tomar con cautela las opiniones y “aportes” que te hacen.

En pocas palabras, blinda tu tranquilidad y paz interior de las opiniones, expectativas y circunstancias de los demás. Esto sin dudas, te ayudará a crear tu felicidad en el trabajo.

4. Recompénsate:

Está claro que trabajar duro y esforzarse es importante, pero negarte un descanso va más allá del sentido lógico.

Un estudio realizado a radiólogos encontró que ellos acertaban de mejor manera en sus diagnósticos cuando recibían previamente una recompensa.

Un estudio realizado por Cornell encontró que las pequeñas recompensas hacen las personas más generosas, amistosas y felices. Estas pequeños incentivos hacen más productivos y eficientes a las personas en sus trabajos.

Las recompensas activan el “camino” del placer en tu cerebro, sin importar que sea inducido por uno mismo. Algunos efectivos pueden ser comerte un dulce que te guste, o dar un paseo caminando.

5. Haz ejercicio durante tu semana laboral:

Poner tu cuerpo en movimiento, así sean tan solo 10 minutos, libera GABA, un neurotransmisor que también limita tu impulsividad.

Un estudio realizado por la universidad de Bristol, encontró que las personas que hacían ejercicio durante los días que trabajaban reportaron mejoramiento en el manejo de su tiempo, en su estado mental y productividad.

Los beneficios del ejercicio superan el esfuerzo y tiempo dedicado a practicarlo. Así que empieza hoy, no solo crearás felicidad en el trabajo sino que tu estado de ánimo mejorará, te sentirás mejor contigo mismo y hasta mejorará tu autoestima.

6. No juzgues ni hables de los demás:

Juzgar a los demás, criticar y hablar mal de ellos puede hacerte sentir bien al principio, mientras lo estás haciendo, pero con el tiempo te empiezas a sentir culpable y mal contigo mismo.

Además, ¿te has preguntado cómo contribuye el acto de hablar de los demás en la construcción de tu felicidad en el trabajo?

Cada vez que te sientas tentado a hablar mal de alguien más, pregúntate si te gustaría que hubiera alguien más hablando mal de ti. Y si sientes que es necesario decirlo, pues ten el coraje de ir donde la persona y se lo dices de frente, no a sus espaldas.

7. Escoge tus batallas inteligentemente

Las personas que son con inteligencia emocional saben lo importante que es vivir un día más y poder enfrentar una nueva batalla.

Cuando no logras controlar tus emociones y sentimientos, puedes caer en batallas que pueden herirte y dejarte con una sensación amarga por algún tiempo.

Cuando lees tus emociones y respondes racionalmente, podrás escoger qué batallas tomar y cuáles no…y mejor aun, podrás triunfar.

Recuerda que la felicidad en el trabajo o en cualquier otro ámbito de tu vida es una decisión propia.

8. Mantente fiel a ti mismo

Querer aprender cómo ser exitoso en la vida no puede ser una justificación válida para renunciar a tus principios y valores. Cuando lo haces, estarás garantizando falta de motivación, te sentirás insatisfecho y hasta arrepentido.

Así que conoce tus límites y exprésate en contra cuando alguien te pida algo con lo cual tú no estás de acuerdo. Si te sientes confundido, tómate el tiempo de escribir tus principios y valores, esto te ayudará a clarificar si algo te conviene o no.

9. Limpia el desorden de tu puesto de trabajo:

Tu ambiente laboral debe ser un lugar propenso para trabajar, y esto implica a tener un lugar que te provoque ser más productivo, que te motive y que te inspire.

El objetivo con tener un puesto de trabajo organizado y con elementos que te recuerden cuál es tu propósito de vida creará parte de tu felicidad en el trabajo, y te hará sentir parte de algo más grande que tú.

Curso online: Duplica tu tiempo y mejora tu productividad

Alternativas como una fotografía de tu familia, una planta o cualquier cosa que te haga sentir orgulloso, son elementos que mantendrán tu mente enfocada en lo que quieres lograr.

Adicionalmente elimina toda la basura que no le agrega valor a tu mente, o que no representa nada positivo para tu ambiente laboral.

10. Ofrece tu ayuda a los demás:

Tomarte el tiempo para ayudarle a un compañero no solo lo hará feliz a él, sino que también te servirá para crear tu felicidad en el trabajo.

Cuando ayudas a los demás produces oxitocina, serotonina y dopamina, que son químicos orgánicos que te producen felicidad.

Asegúrate de ayudarle a los demás, hacerlo tendrá un efecto positivo sobre tu felicidad. Comparte en Twitter

En un estudio de la Universidad de Harvard se encontró que los empleados que ayudaban a los demás eran 10 veces más propensos de enfocarse en su trabajo y un 40% más de probabilidades de recibir un ascenso.

El mismo estudio encontró que las personas que apoyaban a los demás, tenían más probabilidades de estar felices en momentos de alto estrés.

11. Permite que tus fortalezas fluyan

Un estudio de la Universidad de Chicago de máximo rendimiento encontró que las personas que eran capaces de alcanzar un alto grado de concentración lograban beneficios increíbles.

Este punto mental de concentración absoluta se produce cuando estás tan enfocado en una actividad o proyecto, que el tiempo deja de sentirse y omites todo tipo de distracciones.

Este enfoque mental es capaz de producir un sentimiento de euforia y dominio al mismo tiempo.

El resultado no solamente te brindará felicidad en el trabajo ni ser más productivo, sino que te permitirá desarrollar nuevas habilidades ya que entrarás en un estado de aprendizaje. Es decir, estarás aprendiendo cómo ser más inteligente.

¿Cómo alcanzar este estado mental?

La clave para alcanzar este estado de concentración es organizar tus compromisos y pendientes de tal forma que tengas objetivos claros que sean alcanzables inmediatamente y que desarrollen tus fortalezas.

Cuando empiezas a trabajar en este tipo de actividades, tu concentración aumenta al igual que el sentimiento de seguridad y confianza en ti mismo. Llega un momento en que lo alcanzas, y es cuando tu productividad y felicidad florecen.

Establece objetivos cada día y desarrolla actividades que te permitan llegar a este nivel, prontamente encontrarás la combinación perfecta que te haga alcanzarlo.

12. Sonríe y ríete con más frecuencia:

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Mannheim ubicada en Alemania encontró que es posible manipular nuestras emociones al cambiar nuestras expresiones faciales. 

El estudio consistió en que un grupo de participantes debía sostener un lapicero en la boca horizontalmente, lo cual los forzaba a sonreír.

Cuando les pidieron que midieran qué tan gracioso era una caricatura, aquellos participantes con el lapicero en la boca lo encontraron mucho más gracioso en comparación con aquellos que no tenían.

Libros recomendados:

Como lo indica el estudio, no importa si tu sonrisa es geniuna o no, ya que tu expresión facial antecede el sentimiento. Si te encuentras en un espiral negativo en tu trabajo, relájate y sonríe, o mira un video gracioso en Youtube.

Esta actividad tan sencilla puede potencializar todo tu día y ayudarte a crear felicidad en el trabajo.

13. Aléjate de personas negativas

Toma distancia de las personas tóxicas que viven quejándose, o que tienen una mentalidad negativa. Este tipo de personas prefieren hundirse en sus problemas y no enfocarse en posibles soluciones.

¿Qué tienen ellos para ofrecerte? Su invitación es que hagas parte del problema, así ellos no se sentirán tan mal consigo mismos.

Ver: 50 Pensamientos positivos de las personas exitosas

Por lo general, las personas suelen escuchar a este tipo de personas quejarse porque no quieren parecer mal educados. Sin embargo, existe una línea muy delgada entre escuchar decentemente a una persona y convertirte en parte de la negatividad del otro.

La mejor que puedes hacer para evitar esta situación es entender cuando debes distanciarte y establecer límites cuando sea necesario.

Míralo de la siguiente manera: si una persona estuviera fumando, ¿te sentarías toda la tarde a su lado para convertirte en un fumador pasivo?

14. Ríete de ti mismo

Cuando te tomas demasiado en serio en el trabajo, tu rendimiento y felicidad pueden verse afectados.

No tengas miedo de mostrar tus debilidades y temores. El simple hecho de reírte de ti mismo atrae una buena energía, ya que demuestras ser humilde y abierto.

Las personas que sienten felicidad en el trabajo saben combinar la confianza que tienen en sí mismos con un poco de humor.

15. Cultiva una actitud de agradecimiento

En el trabajo, y en la vida general, tendrás que enfrentar momentos difíciles que no salen como lo esperabas. La solución fácil será lamentarte, o puedes, optar por una más compleja pero que te garantizará plenitud a largo plazo.

¿En qué consiste? La mejor manera que tienes de alejar esta negatividad de tu vida laboral es separarte un poco de la situación, y con un poco de perspectiva, pensar en todas las cosas por las cuales te sientes agradecido.

Sacar el tiempo para pensar en todas las cosas buenas que tienes puede mejorar tu estado mental, ya que reduce un 23% la hormona del estrés cortisol.

Un estudio conducido por la Universidad de California encontró que las personas que cultivaban a diario una actitud de agradecimiento, experimentaban un mejor humor, energía y bienestar físico.

16. Confía en que lo mejor está por venir

No solamente digas que lo mejor está por venir, cree firmemente en ello. Tener una mentalidad positiva frente al futuro no solo te hace más feliz sino que aumenta tu rendimiento al mejorar tu sentido de eficacia.

Nuestra mente tiende a recordar el pasado como algo que siempre fue bueno, quitándole poder y sentido al presente. Este fenómeno puede hacerte perder la fe que tienes del futuro.

Así que no permitas que el recuerdo de un pasado te limite de disfrutar las grandes cosas que están por venir en tu vida, trabaja por ellas.

Si implementas estas estrategias, tu felicidad en el trabajo aumentará y desarrollarás la inteligencia emocional, una característica esencial de las personas que son mentalmente fuertes. Así que diviértete mientras lo haces.

Continuar leyendo: 15 Trabajos online que puedes iniciar hoy mismo sin dinero

Fuente

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO.

REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend