11 Señales que indican que careces de inteligencia emocional

Cuando la inteligencia emocional apareció por primera vez en las masas, sirvió como un complemento: las personas con un coeficiente intelectual promedio superaron a aquellos con los CI más altos el 70% de las veces.

Esta anomalía dejó cierta confusión en lo que se venía asumiendo globalmente: el coeficiente intelectual era la única fuente de éxito.

Décadas de estudio ahora señalan que la inteligencia emocional es el factor crítico que separa a las “estrellas” del resto. La conexión es tan fuerte que el 90% de las personas que mejor rendimiento tienen gozan de una alta inteligencia emocional.

La inteligencia emocional es el “algo” en cada uno de nosotros que es un poco intangible. Afecta la forma en que gestionamos nuestro comportamiento, navegamos complejidades sociales, y tomamos decisiones personales para lograr resultados positivos.

A pesar de la importancia de la inteligencia emocional, su naturaleza intangible hace que sea muy difícil conocer cuánta tienes.

Desafortunadamente, los exámenes (científicamente validos) de calidad de coeficiente intelectual no son gratis.

Se han analizado los datos de millones, y se han hecho pruebas que identifican los comportamientos característicos de personas con un bajo CI.

Estos son los comportamientos que quieres eliminar de tu repertorio.

1. Te estresas muy fácilmente

Cuando obstruyes tus sentimientos, estos se transforman rápidamente en una sensación de tensión, estrés y ansiedad, lo que puede resultar en una presión para la mente y el cuerpo.

Tus habilidades de inteligencia emocional te ayudan a que puedas manejar de mejor manera el estrés ya que te permiten identificar y deshacerte de situaciones difíciles antes de que estas empeoren.

Las personas que no saben usar estas habilidades son más propensas a usar otros medios menos efectivos para lidiar con su humor.

Son mucho más propensos a experimentar ansiedad, depresión, abuso sustancial e incluso pensamientos suicidas.

2. Te resulta una odisea valorarte

Las personas con un CI alto equilibran los buenos modales, la empatía y la amabilidad con la habilidad de hacerse valer a sí mismos y establecer límites. Esta combinación sutil es ideal para lidiar con momentos de conflicto.

Cuando la gente supera los límites, estos cambian de comportamiento.

Las personas con inteligencia emocional permanecen balanceadas y asertivas, ya que se alejan a sí mismos de reacciones emocionales infiltradas. Esto les permite neutralizar personas tóxicas y difíciles sin crear enemigos.

3. Tienes un vocabulario emocional limitado

carencia de inteligencia emocional

Crédito: Shutterstock

Todas las personas experimentan emociones, pero solo un pequeño grupo puede identificarlas con precisión mientras ocurren.

Un estudio muestra que solo el 36% de las personas puede hacer esto, el cual es problemático porque muchas veces se mal interpretan las emociones, lo cual puede resultar en decisiones irracionales y acciones contraproducentes.

Las personas con un CI alto controlan sus emociones porque las entienden, y usan un vocabulario extensivo de sentimientos para lograrlo.

Mientras muchas personas pueden decir que simplemente se sienten “mal”, las personas con inteligencia emocional alta pueden decir con precisión si se sienten “irritados, frustrados, ansiosos u oprimidos”.

Mientras más específica sea tu palabra, mejor visión tendrás de lo que sientes exactamente, su causa y qué deberías hacer al respecto.

4. Asumes cosas apresuradamente y las defiendes con vehemencia

Las personas que carecen de inteligencia emocional forman una opinión rápida y luego sucumben a la parcialidad, lo que significa que juntan evidencia de lo que soporta su opinión e ignoran cualquier evidencia que diga lo contrario.

Incluso discuten, hasta la saciedad, para soportarlo. Esto es especialmente dañino para los líderes, ya que sus pensamientos intrínsecos se vuelven parte de la estrategia del equipo.

Las personas emocionalmente inteligentes dejan que sus pensamientos marinen, porque saben que las reacciones iniciales son conducidas por emociones.

Ellos dejan que sus pensamientos se desarrollen y consideran las posibles consecuencias y contra-argumentos. Luego, comunican sus ideas de la forma más efectiva posible, tomando en cuenta las necesidades y opiniones de su audiencia.

Ver: Cómo ser más inteligente: 40 Hábitos comprobados por la ciencia

5. Te cargas de resentimientos

Las emociones negativas que provienen de resentimientos son de hecho una respuesta de estrés.

Solo pensar en el evento, hace que tu cuerpo entre en modo de “lucha o huida”, el cual es un mecanismo de supervivencia que te fuerza a permanecer y luchar o a huir cuando tienes una amenaza en frente.

Libros recomendados

Cuando una amenaza es inminente, esta reacción es esencial para tu supervivencia, pero cuando la amenaza es vieja, cargarse de ese estrés causa estragos en tu cuerpo y puede tener consecuencia devastadoras sobre tu salud.

De hecho, investigadores de la Universidad de Emory han demostrado que cargarse de estrés contribuye a un aumento en la presión sanguínea y a enfermedades del corazón.

Cargar resentimientos significa que estas cargando estrés, y las personas mentalmente fuertes saben evitar esto.

6. No superas los errores

carecer de inteligencia emocional

Crédito: Shutterstock

Las personas emocionalmente inteligentes se alejan de sus errores, pero lo hacen sin olvidarlos.

Al mantener sus errores a una distancia prudente, se les hace más fácil adaptarse y ajustarse para éxitos futuros. Esto requiere fuerza y consciencia.

Concentrarse mucho en tus errores te pone ansioso y temeroso, y olvidarlos por completo te hace propenso a que lo vuelvas a cometer.

La clave del equilibrio y tu crecimiento personal yace en tu capacidad de transformar errores en oportunidades de aprendizaje.

7. A menudo sientes que no te entienden

Cuando careces de inteligencia emocional, es difícil entender cómo te puedes acercar a las demás personas.

Sientes que no te entienden porque no entregas tu mensaje de una forma entendible para la gente. Incluso con práctica, las personas emocionalmente inteligentes saben que no comunican cada idea de la mejor manera.

Ellos se dan cuenta cuando la gente no entiende lo que están diciendo, ajustan su mensaje y comunican nuevamente su idea de una forma que pueda ser entendida.

8. No conoces tus puntos débiles

Todas las personas tienen puntos débiles – situaciones y personas que presionan sus botones y causan acciones impulsivas.

Las personas emocionalmente inteligentes estudian sus puntos débiles y usan este conocimiento para esquivar situaciones y personas antes de que sea muy tarde.

Conocer tus puntos débiles es clave para aprender cómo salir de tu zona de confort.

9. No te molestas

La inteligencia emocional no se trata solamente de ser agradable; se refiere a gestionar tus emociones para lograr los mejores resultados posibles.

Algunas veces esto significa que tienes que mostrar a las personas tus molestias, desagrados y frustraciones.

No es productivo que constantemente ocultes tus emociones con felicidad y positivismo. Las personas emocionalmente inteligentes emplean emociones negativas y positivas intencionalmente según requiera la situación.

10. Culpas a los demás por cómo te hacen sentir

Las emociones vienen de adentro. Es tentador atribuir cómo te sientes a las acciones de los demás, pero tienes que ser responsable por tus emociones.

Nadie te puede hacer sentir nada que no quieras sentir. Pensar lo contrario solo te hace dar un paso atrás.

11. Te ofendes fácilmente

Si eres firme y tienes una idea clara de quien eres, es difícil que alguien diga o haga algo que te saque de tus casillas.

Las personas emocionalmente inteligentes son seguras de sí mismas y abiertos de mente, lo cual crea una defensa suficientemente fuerte.

Incluso puedes bromear de ti mismo o dejar que otras personas hagan bromas de ti porque eres capaz de trazar mentalmente la línea entre el humor y la degradación.

En conclusión.

Aparte de tu coeficiente intelectual, tu inteligencia emocional es altamente maleable. Si entrenas tu cerebro practicando nuevas emociones emocionalmente inteligentes, puedes construir las vías necesarias para convertirlas en hábitos.

Mientras tu cerebro refuerza el uso de estos nuevos comportamientos, las conexiones que soportan los comportamientos viejos y destructivos van muriendo.

En poco tiempo, comienzas a responder de una forma emocionalmente inteligente incluso sin pensarlo.

Continuar leyendo: 2 Técnicas para aumentar la confianza en ti mismo al instante

Edith Gómez BenítezEscrito por Edith Gómezeditora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

 

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

AHORA SOLO FALTA QUE CONFIRMES TU CORREO. REVISA TU BANDEJA DE ENTRADA.

 

SI NO APARECE, REVISA EL SPAM O PROMOCIONES

Send this to a friend