5 Errores que te impiden ahorrar tu dinero exitosamente

Existen errores que te impiden ahorrar tu dinero de manera exitosa. Errores que van desde no saber qué hacer con el dinero ahorrado hasta invertirlo en cosas que definitivamente no mejorarán sustancialmente tus finanzas personales.

Aquí tienes 5 errores bastante graves que te impiden ahorrar tu dinero, no conocerlos es igual que no ahorrar, así que presta atención y corrígelos lo más pronto posible:

1. Confundir tus ahorros con un fondo de emergencia:

Existen tres cosas totalmente distintas: un ahorro para invertir, un fondo de emergencia y un fondo para gastar. La mayoría de personas piensan que estos tres fondos tienen la misma finalidad. Algo totalmente erróneo.

Es normal ver que las personas ahorren durante todo el año de manera responsable, llega diciembre y ante el primer antojo o gasto innecesario, acuden a sus ahorros para darse un “placer que todos merecemos”

No hay nada de malo con estos placeres, siempre y cuando no se financien con nuestro fondo de ahorro que debe ser utilizado exclusivamente para ser invertido.

Lo mismo sucede con las emergencias, en la medida que sea posible no utilices tus ahorros para cubrir emergencias como la pérdida de un empleo, una enfermedad o algo inesperado. Crea un fondo para esto.

Ahorrar implica invertir. Punto. No gastos en diciembre ni emergencias. 

2. Darte la oportunidad de gastar tu dinero antes de ahorrarlo:

En lo que se refiere al ahorro de dinero no puedes confiar ni en ti mismo. Siempre te la ingeniarás para gastarte cada centavo que tienes en cosas que no necesitas, o en promociones irresistibles, todo con la excusa que el próximo mes sí comienzas a ahorrar.

Para solucionar esto aleja lo más que puedas el dinero de ti; automatiza tu ahorro, ten una cuenta que no puedes tocar los fines de semana, que difiera tanta cantidad de dinero cada determinada fecha.

De tal forma que cuando tu salario o ingresos mensuales lleguen a ti, estos ya tengan debitado el ahorro mensual. De esta manera es imposible gastártelo.

El error radica en que primera gastas y luego ahorras, cuando el proceso debería ser al contrario. 

3. No sacarle provecho a las aplicaciones para controlar tus gastos:

Existen aplicaciones que hacen el trabajo sucio por ti, te dicen cuando te pasaste del presupuesto, cuánto dinero te gastaste en cada categoría de consumo como ropa, comida o fiestas.

Seamos sinceros, a todos nos da pereza llevar un registro en excel de nuestro gastos, o tener que guardar cada factura de lo que compramos para llegar en la noche y apuntarla en un cuaderno. Sin embargo, esto ya no puede ser una excusa, existen aplicaciones que hacen el trabajo por ti. Así que busca una nueva excusa.

Lo único que tienes que hacer es vincular tu tarjeta de crédito y listo, automáticamente estos reportes se crean para ti.

Aquí tienes 4 aplicaciones de finanzas personales: 

4. No tener claro cuáles son tus objetivos y metas para ahorrar:

Cuando no sabes para dónde vas, cualquier bus te sirve. Lo mismo sucede con tus ahorros, cuando no sabes cuáles son tus objetivos rápidamente le pierdes el sentido a privarte de un porcentaje de tu salario.

Para tenerlo claro establecer una fecha y un monto para ahorrar. Define cuáles serán las etapas, es decir, en qué momento lo invertirás y en qué lo invertirás (25 cosas básicas que debes saber acerca de invertir tu dinero).

Cuando tienes esta claridad en tu cabeza sabes lo que tienes que hacer, entiendes que privarte de esas cosas que te quieres comprar con tus ahorros se verán compensadas en un futuro cuando puedas vivir de la renta, de los ingresos que generan tus activos.

Libros recomendados:

5. Comenzar a ahorrar sin pagar tus deudas:

Finalmente, ahorrar teniendo deudas no tiene sentido. Es preferible que primero pagues tus deudas ya que te evitarás pagar intereses más altos y cuotas más prolongadas.

Cuando ahorras sin pagar deudas, te toca coger los intereses que te generan tus ahorros para pagar los intereses de tus préstamos. Algo que no tiene sentido.

Ver: 7 Alternativas para vivir como rico y libre de deudas

En pocas palabras le sacarás menos provecho al dinero, así que asegúrate de primero cubrir tus deudas; segundo, no meterte en unas nuevas y finalmente comenzar a ahorrar.

Recuerda que para construir tu imperio, primero deberás tapar todos los huecos que tienes debajo de él. 

Suscríbete!

Recibe las mejores historias de Emprendimiento,

Éxito y Motivación en tu correo. Es gratis.

Gracias por suscribirte. 

"Hazlo, y si de ta miedo, hazlo con

miedo"

Send this to a friend