Cómo hacer un estudio de mercado en 10 pasos

Si has decidido lanzar un nuevo producto o servicio al mercado es imperativo que conozcas y aprendas cómo hacer un estudio de mercado, ya que este te permitirá descubrir si tu idea de negocio alcanzará el éxito que esperas.

Este tipo de investigaciones son muy útiles al momento de arrancar un nuevo proyecto, especialmente porque te permite evaluar factores importantes, como la viabilidad del negocio, o la factibilidad de llevarlo a cabo.

Además, te ayuda a conocer detalladamente, tanto a tu nicho de mercado, como a tus principales competidores, lo cual es clave para definir estrategias que te generen buenos resultados.

¿Cómo hacer un estudio de mercado?

A lo largo de este artículo te explicaremos los 10 pasos que deberás desarrollar para aprender cómo hacer un estudio de mercado, lo cual te será de gran ayuda si estás pensando promocionar productos o servicios que se conviertan en negocios exitosos el día de mañana.

La idea es que descubras su utilidad y qué tan practico es, y cómo puede ayudarte a triunfar, indistintamente de que vayas a iniciar una empresa familiar, o cualquier otro proyecto importante.

Los pasos para realizar un estudio de mercado:

Al realizar un estudio de mercado podrás anticipar la respuesta que tendrán tanto tus clientes potenciales, como tus principales competidores, al lanzar un determinado producto o servicio al mercado.

Si quieres aprender a realizar un estudio de mercado para tu idea de negocio, o quieres evaluar si ese producto o servicio que tienes puede llegar a convertirse en un negocio rentable, aquí tienes los pasos para determinar la viabilidad de tu idea.

1. Define el objetivo del estudio de mercado:

Para saber cómo hacer un estudio de mercado con éxito deberás definir un objetivo claro y preciso. Pregúntate lo siguiente:

  • ¿Qué quieres lograr tras realizar esta investigación tan exhaustiva?
  • ¿Por qué quieres hacer un estudio de mercado?
  • ¿Cuál será la utilidad de esta investigación?

Una vez que sepas qué quieres hacer será momento de que definas el tipo de investigación que llevarás a cabo: ¿será cualitativa?, ¿cuantitativa?, o ¿mixta?

Por ejemplo, las de tipo cualitativa te arrojarán datos importantes sobre la intención de compra de tu consumidor potencial, así como ciertos valores de calidad de tu producto o servicio.

Generalmente, necesitarás combinar diversos tipos de investigación para alcanzar los resultados más óptimos, pero todo dependerá del objetivo de estudio.

2. Conoce a tu público meta:

La finalidad de este paso es definir a tu cliente ideal para luego darle forma a tu nicho de mercado.

Este último abarca a un segmento, o a un grupo de clientes, que tienen características comunes. Es decir, que comparten gustos, intereses culturales, procedencia, poder adquisitivo y más.

Al identificarlo podrás configurar estrategias y planes de negocio que te permitan captar su atención para que consuman tus productos o servicios sin dudarlo.

Para esto es necesario que segmentes tu mercado para que no se te escape ningún detalle importante –de esa forma cubrirás todas las aristas y tu producto o servicio estará mejor posicionado-

3. Recolecta datos:

pasos estudio de mercado

Los activos más preciados de cualquier estudio de mercado son los datos. En palabras más sencillas: la información es poder, y por lo tanto, debes recabarla con sumo cuidado para alcanzar los resultados esperados, y consecuentemente construir negocios exitosos.

Captar información relevante sobre tu nicho de mercado, o sobre el producto o servicio que deseas promocionar es el punto de partida. A continuación te daremos un par de consejos para completar esta tarea con eficacia.

Consulta la información disponible en Internet:

Si bien no todas las fuentes de información disponibles en Internet son confiables, si aprendes a buscar te aseguramos que conseguirás datos que enriquecerán significativamente tu estudio de mercado.

Además, en la web conseguirás mucha información valiosa, y sobre todo, gratuita, que te resultará bastante útil. Lo ideal es que consigas informes o artículos sobre la situación actual del sector de mercado en el que incursionarás.

Te puede interesar: 20 Negocios innovadores para emprender este 2020

De igual forma, deberás acceder a estadísticas oficiales que te ilustren con mucha precisión cómo está el mercado.

Por lo tanto, debes visitar las páginas de la Cámara de Comercio de tu región, así como los organismos oficiales que regulen tu nicho de mercado, para que sepas a ciencia cierta qué está pasando.

Consulta otras empresas de tu sector:

Visitar las páginas web de tus principales competidores es crucial para evaluar qué están haciendo, y a qué se debe el éxito que están teniendo.

Al hacer una investigación exhaustiva sobre estos portales conocerás su estrategia comercial a profundidad.

Es decir, que determinarás cuáles son sus productos más demandados, cómo es su política de precios, en qué se basa su estrategia comunicativa, cuáles son sus ofertas más atractivas y mucho más.

Consulta información paga:

Hoy en día existen múltiples herramientas de investigación de mercado, pero lo cierto es que las mejores son pagas.

Sin duda, debes invertir dinero en ellas si deseas analizar aspectos de gran relevancia, como palabras clave que te ayudarán a posicionarte mejor en la web, o inclusive, a incrementar tus ventas considerablemente en un mañana.

Por lo tanto, te sugerimos suscribirte a ellas y comenzar a utilizarlas cuanto antes para que no te pierdas ningún detalle relevante que te ayude a consolidar tu estrategia de mercado con mayor eficacia.

Suscríbete a revistas especializadas:

Es común que las consultoras, asociaciones, u organismos, publiquen sus propias revistas especializadas, y en ellas conseguirás información precisa y descriptiva sobre tu sector de mercado.

4. Realiza una observación directa:

Si quieres saber cómo hacer un estudio de mercado es necesario que observes de manera directa lo que está pasando. Para lograrlo, podrías utilizar las siguientes técnicas:

  • Visitar locales de tu competencia.
  • Probar los productos o servicios de tus competidores.
  • Estudiar la intención de compra que tienen los clientes de tus competidores para detectar señales que enriquezcan tu propia estrategia.

5. Haz entrevistas y encuestas:

tecnicas estudio de mercado

Saber cómo hacer un estudio de mercado también implica dominar ciertos conceptos básicos, dentro de los cuales destaca el del público meta.

En esencia, se trata de las personas dispuestas a consumir tus productos o servicios, en lugar de preferir los de tu competencia.

De modo que debes definirlo con antelación: Necesitas saber qué le gusta, atrae, o interesa, para que puedas precisar la viabilidad de tu proyecto satisfactoriamente.

Para ello puedes apoyarte en algunos instrumentos de recolección de datos como las entrevistas o encuestas.

¿Cuál es la utilidad de estos instrumentos?:

Son muy útiles para profundizar en el conocimiento de tu público meta. Te ayudan a predecir sus patrones de comportamiento, a la par de conocer factores importantes como:

  • Sus características socioeconómicas.
  • Características demográficas.
  • Sus opiniones sobre tu producto o servicio, o el grado de información que tienen sobre tu oferta.
  • Su intención de compra.
  • Patrones de consumo: ¿cómo compran tu producto?, o ¿cómo usan tu servicio?, y hasta pudieses saber qué los motiva a elegir tu propuesta en lugar de la de tu competencia.

Principales técnicas de recolección de datos:

– Entrevistas de profundidad:

Puedes hacer entrevistas de profundidad con algún especialista del sector, o con algún cliente interesado en usar tu producto o servicio.

Grupos de discusión:

En los grupos de discusión participan al menos 5 clientes potenciales de tu producto o servicio.

Aprovecha dichos grupos para presentarles tu propuesta, con la finalidad de que puedan ofrecerte una valoración real de tu oferta.

Es decir, que podrás observar y registrar sus reacciones y motivaciones en tiempo real, lo cual será muy favorecedor para tu investigación de mercado.

Encuestas:

Las encuestas son un método de recolección de datos es muy confiable, y por lo tanto, suele ser utilizado con mucha frecuencia.

La buena noticia es que existen muchas plantillas en Internet que te facilitarán todo el trabajo, aunque de más está decirte que deberás personalizar algunas preguntas para captar los datos que realmente te interesan.

Lo ideal es que les realices como mínimo 100 encuestas a tus clientes potenciales para que puedas ponderar la data con mayor precisión y realismo.

Y en caso de que no tengas acceso a tu cliente ideal de forma presencial, puedes contactarlo a través de Internet –así estarás ahorrando dinero y optimizando tus recursos al máximo-

6. Analiza tu competencia:

Analizar a tus competidores es fundamental si realmente te interesa aprender sobre cómo hacer un estudio de mercado. Esta acción cumple dos grandes funciones:

Conocer cuál competidor está triunfando y cuál no: esta información te ayudará a identificar nuevas oportunidades de negocio, así como tendencias de mercado y factores críticos de éxito.

Prever la reacción de tus competidores: lo cual será muy bueno si decides empezar tu propio negocio y al final terminas “quitándole” clientela.

¿Te preguntas cómo puedes estudiar a tus competidores de forma confiable y segura? A continuación te daremos algunos consejos importantes:

  • Visita sus locales y observa a sus clientes potenciales: determina quiénes son, su demografía, nivel socioeconómico, y cualquier otra variable que te resulte interesante.
  • Revisa las redes sociales y las páginas web de tus competidores: puedes utilizar herramientas especializadas para facilitarte el trabajo.
  • Analiza los productos o servicios que lideran tu nicho de mercado.
  • Realiza tablas comparativas, o una matriz FODA, para identificar las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas que pudiese sufrir tu modelo de negocio.
  • Trabaja en el diseño de un modelo canvas.

7. Crea una matriz FODA:

Uno de los secretos para impulsar negocios rentables consiste en realizarle una matriz FODA a tu propio estudio de mercado.

Esta herramienta te permitirá visualizar muy claramente las Fortalezas y Debilidades de tu producto o servicio, así como las Oportunidades y Amenazas del entorno, o del mercado, que podrían jugarte a favor o en contra.

Indudablemente, este es uno de los pasos más complejos, pero debes dominarlo para que no te quede duda de cómo hacer un estudio de mercado.

8. Analiza los datos recolectados:

estudio de mercado idea de negocio

¿De qué te servirá aprender sobre cómo hacer un estudio de mercado si no le darás una utilidad real a sus resultados?

En otras palabras, debes analizar los datos recabados durante tu proceso de investigación, o de lo contrario, tu esfuerzo habrá sido en vano.

Por lo tanto, deberás analizar toda la información obtenida en Internet, de las revistas especializadas, de la observación directa, y por supuesto, de las encuestas o entrevistas realizadas.

De este modo podrás adquirir nuevos conocimientos sobre tu sector de mercado, conocerás mejor a tu competencia y entenderás a tu audiencia a profundidad.

Adicionalmente, puedes utilizar toda esa data para saber cómo administrar un negocio con seriedad, excelencia y profesionalismo.

A final de cuenta, el estudio de mercado te indicará si tu idea de negocio es viable, o si deberías considerar buscar otra idea, o enfocarla de manera diferente.

9. Estudia la viabilidad de tu idea:

Descubrir si tu idea de negocio será rentable dependerá de tres factores básicos:

  • Su grado de relevancia,
  • Sus elementos diferenciadores y,
  • Competitividad de su precio.

Para que tu producto o servicio sea relevante debe satisfacer una necesidad latente de tu cliente, y no solo eso, sino que debe hacerlo de una manera creativa, auténtica y diferente.

En cuanto a los elementos diferenciadores podemos decirte que son cruciales para alcanzar el éxito, pues no se trata de emular lo que ya existe, sino de ofrecerle algo novedoso y exclusivo a tus consumidores.

Finalmente, debes asegurarte de que el precio de tu producto o servicio sea completamente competitivo.

Libros recomendados:

No se trata de que sea más barato, sino de que sea lo suficientemente atractivo como para que tus clientes se sientan cómodos con el.

De hecho, pudieses fijar precios más altos que los de tus competidores, pero si tu producto es mejor, podrás tener la certeza de que tus clientes estarán dispuestos a aceptarlos sin problemas.

10. Elabora el informe final:

Este es el paso final y uno de los más importantes. Consiste en plasmar los resultados de tu estudio, así como las principales conclusiones a las cuales llegaste, en un informe muy bien redactado y organizado.

De esa manera podrás consultar la información que más te interese con facilidad; aunque otro punto a favor de redactar este informe es que podrías anexarlo a tu plan de negocios para complementarlo magistralmente.

A partir de allí, podrás considerar la posibilidad de crear un producto mínimo viable y hacer las primeras pruebas, iteraciones y retroalimentaciones con tus posibles clientes.

Descubre cómo hacer un estudio de mercado:

Con estos pasos que acabamos de compartirte sabrás cómo hacer un estudio de mercado de forma confiable y segura, y de esa forma podrás evaluar si tu idea de negocio prosperará, o si deberías sustituirla por una más atractiva para tu nicho de mercado.

Otra gran recomendación que podemos darte antes de desarrollar nuevos proyectos es la de tomar cursos de emprendimiento que te aporten conocimientos o herramientas útiles y valiosas para alcanzar el éxito.

Por último, recuerda que el paso más importante del estudio de mercado es el de analizar los datos para ejecutar estrategias comerciales, financieras, o de marketing, que te acerquen a tus objetivos de negocio.

Continuar leyendo: Si no sabes qué negocio poner, esta guía de 10 pasos te ayudará

Recibe los mejores contenidos en tu correo. Es gratis.

SUSCRÍBETE A NUESTRO 

BOLETÍN SEMANAL

Send this to a friend