35 Cosas que debes de haber hecho a tus 35 años

Existen ciertas cosas que deberías comenzar hacer más temprano que tarde. No porque sean buenas prácticas, sino porque tu futuro profesional y económico dependen de ellas; además de que estas simplificarían enormemente tu vida.

A continuación tienes una lista de 35 sugerencias que pueden tener un gran impacto sobre tu futuro.

Esto no significa que debas cumplir al pie de la letra cada una de ellas, pero sin lugar a dudas, si a tus 35 años has convertido en hábitos gran parte de ellas, existen buenas probabilidades de que alcances el éxito.

1. Memoriza tu “elevator pitch”:

Puede que con el tiempo cambie, pero la esencia de saber vender tus ideas, lo que ofreces y tu valor permanece. Invierte parte de tu tiempo identificando la manera cómo te quieres mostrar ante los demás. La imagen personal es importante. 

2. Aprende a decir no:

Aquellos que aprenden a decir no tienen la libertad de enfocarse en sus prioridades.

Cuando dices no a aquello que no te interesa, estás siendo coherente con tu proyecto de vida.

No seas como la mayoría que prefiere hacer cosas que no le gusta simplemente para evitar situaciones incómodas. También aprende a ser claro, no divagues con respuestas poco claras como » de pronto», «déjame mirar», «te cuento más tarde»; si hay algo que no quieres hacer, sé coherente desde un comienzo.

3. Conoce tus debilidades:

También debes conocer tus debilidades, no con el objetivo de que te sientas mal, sino para entender de quién te debes rodear. Busca quien complemente tus debilidades y tú dedícate a mejorar tus fortalezas.

Allí radica la importancia de conocer los tipos de inteligencia y cuál es el tuyo. 

4. Aprende a delegar:

No puedes hacer todo y menos todo el tiempo. Si quieres convertirte en un verdadero líder debes aprender a invertir sabiamente tu tiempo. Delegar no siempre será fácil, pero es necesario para seguir creciendo.

5. Conoces tus principios no negociables:

En la vida se te presentarán muchas oportunidades, es tu deber conocer tus valores y principios para saber cuáles aceptar y aquellas que debes dejar pasar. Cuando conoces a dónde quieres ir, sabrás identificar qué es una oportunidad y qué no.

Allí radica la clave para ser feliz en la vida, teniendo claro tus principios y viviendo según estos.

6. Haz algo de lo que realmente te sientas orgulloso:

No solo se trata del salario sino de crear un impacto en el mundo. Algo que te haga sentir feliz porque entregaste lo mejor de ti o porque simplemente era un pendiente que tenías que cumplir en tu vida (tenga que ver o no con tu trabajo).

7. Aprende las lecciones de un fracaso difícil:

¿Recuerdas esa experiencia que pensaste que no ibas a superar, ese despido que no esperaste, esa dificultad que cuestionó todo lo que hacías?

Pregúntate qué puedes aprender de ella y del resto de lecciones de vida que irán apareciendo.

8. Expande tus límites:

Si puedes manejar un equipo de 10 personas, pide el grupo de 25 personas. La única manera de conocer tus límites es rompiéndolos.

Muchas veces no creemos que somos lo suficientemente buenos hasta que llega el momento en que la única opción que tenemos es serlo.

9. Haz algo que realmente te asuste:

¿Qué tal si hablas en la conferencia de tu empresa? ¿Si le pides explícitamente el ascenso a tu jefe? o,  ¿simplemente renuncias a ese trabajo que no aguantas sin un plan de acción?

Los grandes riesgos, cuando son tomados de manera calculada, conducen a grandes resultados. Esto es sinónimo de romper y salir de tu zona de confort.

10. Vuélvete amigo de las críticas:

Esto no significa que debas cambiar con cada crítica que recibas, significa que debes extraer aquellos mensajes que buscan tu crecimiento personal.

Escucha todo lo que dicen, pero aplica aquellas críticas constructivas de quien ha construido algo.

11. Aprende a retroalimentar a los demás:

Es difícil ser asertivo. Desde recordarle a tu jefe tu horario de trabajo hasta explicarle a tus compañeros por qué su actitud está afectando el rendimiento del equipo. La manera como lo dices, es igual de importante que lo que dices.

12. Conoce tu superpoder:

Cada uno de nosotros tiene una habilidad que nos diferencia del resto. Identifícala, invierte en ella y encuentra escenarios donde puedas explotarla. Si quieres vivir de manera diferente, encuentra y construye tu propósito de vida.

13. Ten una red amplia de personas en quien confiar:

Uno de los activos más importantes que tendrás en tu carrera será tu red de contactos.

Como dirán algunos, «ni amigos, ni plata, mejor amigos con plata». Invierte en tu red, no para sacarle ventaja sino para construir relaciones de largo plazo.

14. Ten al menos dos mentores de tu carrera:

Cuenta con dos personas a quienes puedas acudir cuando tengas dudas respecto a tu futuro profesional, a nuevas oportunidades de negocio o cambios que quieras darle a tu vida.

No tienen que ser necesariamente de tu trabajo, pueden ser amigos, familiares o allegados en quien confíes en su criterio.

15. Depura tu presencia en línea:

¿Cuando alguien te busca en redes sociales o Google qué se encuentra? ¿Tus fotos en fiestas? ¿Tus logros profesionales?

No se trata de no tener una vida personal, sino que limites quién la puede ver y quien no. Haz la prueba en Google y mira qué te encuentras.

16. Organiza tu perfil de LinkedIn:

Cuando un cliente, futuro empleado o contacto profesional te busque, el primer lugar donde buscará será LinkedIn, ¿qué tienes allí? ¿Cuando fue la última vez que actualizaste tu perfil?

Asegúrate que la información que tienes allí esté al día, con tus habilidades, experiencias y conocimientos.

El poder de la web es increíble, no solo puedes ganar dinero por Internet, también te permite conseguir trabajo, conectarte con nuevas oportunidades y personas, así que maneja esta herramienta con mucho cuidado.

17. Ten un portafolio con tu mejor trabajo:

Puede ser esa campaña de marketing, esos clientes imposibles que nadie pensó que fueras a conseguir, las páginas web que has diseñado, o cualquiera que sea tu labor, tener un portafolio es importante para que tu jefe, o futuro jefe, tenga un referente tuyo.

18. Aprende a vender y a venderte: 

Si quieres ser exitoso tienes que aprender a vender; desde tus ideas, visión de mundo hasta los productos y servicios que ofreces. No tienes que ser un empresario para saber vender, si quieres triunfar en tu labor, sin importar cuál sea, debes aprender a vender.

Es más, los emprendedores exitosos no son visionarios, son vendedores. Así que empieza a fortalecer tus habilidades de venta.

19. Aprende a negociar:

La vida no siempre te dará lo que tú te mereces, así que debes aprender a negociar para que lo puedas obtener.

Desde un ascenso, un aumento en tu salario hasta los detalles de la venta de tu empresa, conoce los principios básicos para realizar una negociación efectiva.

20. Comunicarte con tus superiores:

Tus jefes no siempre tendrán la razón, así que deberás aprender a comunicarte con ellos para hacerlos entrar en razón y exponer tu punto de vista.

Si logras hacerlo, tendrás una carrera profesional admirable, ya que las personas verán en ti un líder capaz de gestionar diferentes públicos.

21. Saber cómo enviar un correos irresistibles:

Nunca deberías de enviar un correo del cual no te sientas orgulloso. Debes comunicarte de manera eficiente, concisa y considerando en tus correos las posibles respuestas que tú destinatario tiene. La clave de los correos es comunicar lo que más puedas en los menos correos posibles.

22. Dominar tu saludo de mano:

La clave está en los detalles, incluso en un saludo de mano. Todo esto suma a la hora de causar una primera impresión inolvidable.

Hay ejecutivos y empresarios que han llegado a elegir entre dos candidatos basados en actitud que reflejan por medio de su saludo. Así que préstale atención a este tipo de detalles.

23. Encontrar una lista de pendientes que funcione para ti:

A los 35 años debes tener un sistema de actividades pendientes que funciones para ti. Así de simple, debes conocer bajo qué escenarios funcionas mejor, a qué horas del día y con qué personas.

Si realmente quieres aprender cómo ser exitoso, deberás tener definida una manera de trabajar donde se aumente tu productividad y mejore tus resultados.

24. Conocer tus niveles de energía y saber usarlos:

Debes identificar esos momentos en los que no quieres trabajar, al igual que esos donde sientes que tu productividad está por los aires.

Dicho de otra manera, debes saber cuando trabajas mejor y cuando no, además de identificar aquellas cosas (como el café, la compañía y el ambiente) que propician tu rendimiento y te hacen más productivo.

25. Entender cuántas horas de sueño necesitas:

Dormir menos no te hará más exitoso. El sueño es importante para tu mente, para tu productividad y para obtener los resultados que deseas.

Si tu cuerpo no tiene tiempo para recuperarse y descansar, llegará el punto donde podrás seguir. Recuerda que no son las horas las que duermes, sino lo que haces mientras estás despierto

Así que aprende cómo levantarte temprano sin sentirte cansado, y define el horario donde trabajes de mejor manera.

Libros recomendados:

26. Saber manejar el estrés:

Si no identificas qué te genera estrés no podrás manejarlo, y peor aun, podría hasta acabar con tu vida. El estrés es responsable de enfermedades graves, así que gestiónalo inmediatamente.

Aprende cómo quitar el estrés y encuentra esas actividades que te liberan de este mal.

27. Dejar de estar pidiendo disculpas por todo:

No se trata de ser cortés o fortalecer tu reputación, estar pidiendo perdón por todo puede tener el efecto contrario; te hace ver débil y cuestiona tus habilidades.

Más allá de disculparte por tus errores, corrige lo que hiciste mal y asegúrate de que no vuelva a ocurrir.

28. Renunciar al síndrome de «no lo merezco»:

Tus logros son producto de tu resultado y esfuerzo; la posición que tienes hoy en día es el resultado de tu trabajo duro, así que no sientas que no mereces lo que tienes o ganas.

Esto no solo afecta tu autoestima, sino que proyecta una imagen negativa a las demás personas.

29. Tener un plan b profesionalmente:

¿Qué pasaría si pierdes tu trabajo mañana? La pregunta se debe a que, a esta edad, debes tener claro que tu salario no debería ser tu única fuente de ingresos.

Si realmente quieres aprender cómo ser millonario debes tener varias fuentes de ingreso, trabajar para conseguir dinero al igual que saber que el dinero también debe trabajar para ti.

¿Tienes un ahorro para este tipo de eventos? Tienes alguna idea de lo que harás si el peor escenario llegara a suceder?

Recuerda que el éxito se debe en gran parte a cómo asumes las dificultades, y no a las dificultades en sí mismo.

30. Iniciar un proyecto que te apasione:

Utiliza el 20% de tu tiempo para trabajar en un proyecto que te guste; puede ser crear un blog, dar asesorías en un tema que te gusta, vender tus productos en internet, o cualquier otra cosa que te interese.

No solo te puede generar ingresos extras, también te dispersa y aprendes cosas nuevas.

31. Haber empezado a invertir en tu futuro:

Una de las claves para construir tu riqueza consiste en convertir tus ahorros en activos que generen ingresos.

Lo mejor de esto es que estás a tiempo para que la magia del interés compuesto haga efecto, así que empieza a investigar y a invertir tu dinero.

No necesitas ser un experto en finanzas, tener una maestría en finanzas o tener un gran capital para comenzar a invertir. Asesórate, define tu perfil de inversionista y encuentra que activos se ajustan a tus necesidades.

32. Invierte en ti:

La mejor manera de tener una mente joven es nunca dejar de aprender. ¿Cuándo fue la última vez que participaste en un curso de tu carrera, compraste un libro o asististe a un seminario?

Aquellos que piensan que el conocimiento se limita a la universidad están destinados al fracaso. Así que invierte en ti, en tus conocimientos y tu formación. Con seguridad que serás más inteligente.

33. Invertir tu tiempo en los demás:

Bien sea apoyando fundaciones, haciendo un voluntariado internacional, donando libros a quienes le pueden servir o simplemente contribuyendo de la manera más pequeña a crear un mundo más justo y agradable.

Antes de continuar leyendo pregúntate, ¿cuántas personas están siendo impactadas con tus acciones?

34. Saber en definitiva qué no quieres hacer:

La mejor manera de encontrar tu propósito en la vida es identificar todas esas cosas que sabes que no te gustan en absoluto. La metodología del descarte.

A tus 35 años debes tener muy claro que no quieres en la vida, qué campos de tu profesión no te agradan y a qué no estás dispuesto a renunciar.

35. Darte la oportunidad de tener éxito o fracasar haciendo lo que sí quieres hacer:

Por último, la vida es demasiado corta como para no regalarte la oportunidad de intentar algo que te hace feliz. En esta vida tienes cero intentos nuevos, estás gastando la única vida que tienes, así que hazlo de la mejor manera posible.

Nadie te va a garantizar resultados exitosos luego de regalarte esta oportunidad, pero ten la certeza que los aprendizajes y experiencias valdrán la pena.

No vas a querer llegar a tus 35 años con la sensación de que no estás aprovechando al máximo tu vida.

Continuar leyendo: Hábitos de 25 personas exitosas que triunfaron sin importar su edad

Recibe los mejores contenidos en tu correo. Es gratis.

SUSCRÍBETE A NUESTRO 

BOLETÍN SEMANAL

Send this to a friend