fbpx

Cómo emprender un negocio en 10 pasos sin experiencia


¿Cuál es el paso más importante al momento de definir cómo emprender un negocio? La respuesta corta: Empezar, ejecutar, arrancar, o como quieras llamarle.

Si te interesa saber cómo iniciar un negocio con poco dinero, y sin experiencia, debes tener un plan de acción claro y conciso para evitar cometer errores garrafales. De esto se trata esta guía, de ayudarte en este proceso de la manera más concisa, honesta y práctica posible.

Mi objetivo con este artículo es que te conviertas en un emprendedor exitoso, que maximices tus recursos al máximo, y puedas emprender tu negocio de forma segura y confiable. Si bien esto requiere en gran medida de tu esfuerzo y trabajo, estoy convencido que, con lo que encontrarás aquí, tendrás una base importante para emprender tu negocio.

Así que si me preguntas qué es lo que vas a encontrar en esta guía, mi respuesta es que más allá de aprender cómo emprender un negocio, encontrarás una visión realista para crear una empresa que se ajuste más allá de un plan de negocio tradicional, a tus objetivos específicos de vida.

En pocas palabras, quiero enseñarte a emprender un negocio que se acomode a tus valores, y no al contrario. Quiero que montes un negocio que te genere ingresos haciendo algo que te apasiona.

Razones para emprender un negocio:

Antes de mencionar las razones por las cuales deberías emprender un negocio, primero evaluemos los motivos para no hacerlo:

  • Es, sin lugar a dudas, un camino más difícil que el de trabajar para alguien más.
  • Requiere asumir bastantes riesgos, más de los que la persona común está dispuesta a correr.
  • Requiere de capital inicial para empezar; entre otras variables extras, las cuales podrían considerarse excusas que reflejan el miedo de intentarlo.

Luego de mirar estas dificultades innatas al mundo del emprendimiento, creo que sigue habiendo grandes posibilidades para intentarlo y correr el riesgo. Así que a continuación te dejo algunas razones contundentes que te convencerán de tomar esta decisión tan importante.

Tener autonomía sobre tu vida:

¿Qué mayor placer que el de poder controlar un recurso tan valioso como el del tiempo? Al emprender tu negocio, tú decides tu rutina, tus tiempos de trabajo, descanso y productividad sin que nadie te lo imponga o limite.

Mayores riesgos, mayores recompensas:

No hay dudas que, en muchas ocasiones, tendrás que tomar decisiones difíciles. Estar al mando de un negocio demanda ese tipo de requisitos.

Sin embargo, quien se lleva la mayor parte de las ganancias producto de tus buenas acciones eres tú, y no hay mayor satisfacción que la de ganar en proporción a lo que se da, a diferencia de un trabajo, donde no siempre sucede esto.

Contribuyes a tu comunidad:

Uno de los cambios de mentalidad más grandes que te genera el tener un negocio propio es el entender que la sensación de dar, de contribuir, es una de las más gratificantes, y una fuente indudable de felicidad.

Ver cómo mejoras la situación de las personas, tanto la vida de tus trabajadores como tu impacto con diferentes fundaciones, es algo único que te llenará de emoción.

Desarrollarte como persona:

Cuando te arriesgas y decides aprender cómo emprender un negocio ocurren inevitables cambios en tu mentalidad.

Estar al mando de una empresa exitosa implica te tengas que adquirir nuevos conocimientos y habilidades; tendrás que desarrollar tu inteligencia emocional, aprenderás a negociar, entre otras que te convertirán en una personas completa en todo sentido.

El orgullo crear algo propio:

Saber cómo emprender un negocio y ejecutarlo es, en muchos aspectos, como tener un hijo propio. Muy pocas cosas te llenarán más de orgullo como el ver a tu negocio crecer y desarrollarse.

Cómo emprender un negocio con éxito:

Una vez dejado claro las razones por las cuales debes emprender un negocio, es momento de que empecemos a mirar, detenidamente, los pasos para montar un negocio desde cero, sin experiencia y acorde con tus objetivos de vida.

No es ningún secreto que iniciar una empresa no es una tarea fácil, sin embargo, esto no significa que sea imposible de lograrlo; y menos hoy en día, cuando tenemos a la mano tantas herramientas e información para sacar adelante tu sueño de vida: ser emprendedores exitosos.

¿Qué encontrarás en esta guía para emprender tu negocio?

Creo que es importante aclarar qué es lo que vas a encontrar en este artículo, de esta manera aterrizas un poco tus expectativas y te enfocas en aquellos aspectos importantes del negocio.

Con este artículo aprenderás lo siguiente: 

  • Encontrar tu idea de negocio acorde con tus habilidades,
  • Realizar un estudio de mercado,
  • Definir tu modelo de negocio,
  • Estimar costos y calcular un presupuesto de manera sencilla,
  • Conformar tu equipo de trabajo y,
  • Crear un negocio acorde tu estilo de vida.

Adicionalmente, quiero que tengas en cuenta los enlaces que se encuentran a lo largo de este artículo, pues son complementos necesarios para tu aprendizaje de cómo emprender un negocio exitoso.

Empecemos.

1. Descubre o define tus habilidades: 

Habilidades emprender un negocio

La mayoría de los jóvenes emprendedores no tienen del todo claro lo que quieren hacer, aun cuando quieren aprender cómo emprender un negocio, tienen dudas respecto a qué negocio montar.

De modo que si este es tu caso, y  no sabes a ciencia cierta lo que quieres hacer, el primer paso que debes dar es identificar tus propias habilidades.

Pregúntate ¿para qué eres bueno?, o ¿en qué te destacas? Las respuestas a esas interrogantes te ayudarán a definir un camino a seguir al menos en primera instancia, lo cual es muy importante al momento de definir qué negocio vas a montar.

El objetivo de este primer punto es descartar aquellas ideas de negocio que no sea alinean con tus valores, principios y que requieren determinadas habilidades que no te interesa desarrollar.

Te pongo un ejemplo: Imagina que quieres aprender cómo emprender un negocio de comida rápida, pero nunca te ha llamado la atención la cocina, no sabes cocinar y tampoco te interesa aprender, ¿realmente crees que terminarás apasionándote por este emprendimiento gastronómico? Lo más probable es que no.

2. Como escoger tu idea de negocio:

como emprender un negocio ideas

Antes de compartir contigo un método que te ayude a definir tu idea de negocio, me gustaría contarte una pequeña historia:

Hace algunos años no tenía ni idea qué hacer en mi vida, tal y como lo cuento en el ebook De Cero a Blog, quería hacer algo diferente con mis días más allá de buscar un trabajo estable, sin embargo, no sabía cuál era el camino que debía tomar.

Por esos días, me inscribí a un curso de emprendimiento, y una de las tareas que me asignaron fue crear un blog…

Ese día, recuerdo, fue cuando muchas de mis preguntas encontraron su respuesta, ese día supe que mi camino, sin saber cómo sería el resultado, estaba en crear ese blog y dar lo mejor de mí.

A partir de ese día he trabajo para construir y mejorar Emprendiendo Historias, ha sido un trabajo de mucho aprendizaje, lecciones y satisfacciones, han sido años en los cuales he ido construyendo mi pasión, un negocio y un proyecto de vida.

¿Por qué te cuento esto? Jeff Bezos, el fundador de Amazon plantea que «tú no eliges tus pasiones, sino que estas te eligen a ti».

Creo que en este tema de definir una idea de negocio rentable, debes de estar alerta a aquellas cosas que te interesan, y si te mueven algo en el interior, estar dispuesto a regalarte la oportunidad de intentarlo, ya que nunca sabrás cómo será el resultado.

El reto de definir qué negocio emprender:

Este es quizás el punto que más dificultad genera entre los emprendedores. Seguramente estás pensando cómo emprender un negocio, qué idea desarrollar, o cómo ganar dinero haciendo lo que te apasiona.

No obstante, no logras identificar algo que pueda interesarte. Simplemente quieres seguir tus pasiones, pero tampoco tienes la más mínima idea de cual puede ser la tuya.

Y sí, puede que tengas algunos intereses, pero te da miedo, ya que empezar un negocio alrededor de uno de ellos termine acabando tu gusto por él.

Los sapos en el emprendimiento:

Entonces, ¿qué debes hacer? Simple: Tendrás que besar muchísimos sapos antes de poder encontrar a tu príncipe, o esa idea de negocio reina.

En esta analogía, los sapos son todos esos intereses que puedes desarrollar en tu tiempo libre, y tu príncipe será el trabajo o negocio que amas, la independencia del mundo corporativo y tu libertad financiera.

Debes estar dispuesto a comenzar algo diferente a tu trabajo, o a tu situación actual. Debes estar dispuesto a fracasar, a cometer errores, aprender de ellos y más importante aún, probar diferentes opciones que te ayuden a estrechar tus intereses y vayas construyendo el indicado.

En pocas palabras, el objetivo de esta primera etapa es ayudarte a encontrar eso que realmente te apasione, eso que ames hacer.

Inclusive, si tienes un comienzo tembloroso y lleno de dudas (algo que seguramente va a ocurrir), el simple hecho de iniciar un negocio desde tu puesto de trabajo, te dará la oportunidad de practicar y desarrollar una idea de negocio imperfecta y llena de dificultades.

Algo que es fundamental para cuando llegue el momento de comprometerte con algo que realmente ames.

Método para definir tu idea de negocio imperfecta:

Lo primero que tienes que hacer es olvidarte de encontrar tu idea de negocio perfecta porque no ocurrirá en tu primer experiencia como emprendedor, o seguramente irá cambiando con el tiempo.

Luego de que tengas claro esto, aquí tienes un ejercicio de 20 minutos que te ayudará a encontrar qué negocio poner según tus intereses:

Escribe 5 cosas que te interesen en este momento:

Saca una hoja, abre la aplicación de notas de tu celular o un nuevo documento en Word. Escribe cinco cosas que te interesen en este preciso instante; escribe las cinco primeras que aparecen en tu mente y por favor, no seas genérico.

En vez de escribir comida, sé específico con el tipo de comida como «helado de chocolate», «hamburguesa» o «pizza».

Estas cosas no tienen que haberte interesado toda tu vida, puede ser que te llamen la atención o has estado investigando acerca de ellas recientemente.

¿Estás intentando ser vegetariano? ¿Comer saludablemente? Escríbelo, así pienses que es solamente una etapa en tu vida. Aunque no lo creas, esto te ayudará con tu búsqueda de qué negocio montar.

Construye un tabla:

Dibuja cinco columnas; en la primera vas a escribir tus cinco intereses y el resto serán utilizas para calificar a cada una de ellas.

Es por esto que en la primera fila tendrás cuatro métricas: a.) ideas relacionadas, b.) ideas de negocio, c.) plataformas y d.) grado de interés. Aquí tienes un ejemplo:tabla idea de negocio

Califica cada uno de tus intereses:

a.) Ideas relacionadas:

Haz una lluvia de ideas con cada interés e imagina creativamente ideas relacionadas con cada uno de tus intereses.

Si uno de tus intereses es el «sushi»; podrías pensar en 5 ideas relacionadas como: cómo preparar sushi, cuál es su origen, cómo hacer que el sushi sea perfecto, cuáles son los equipos ideales para prepararlo, los sabores y combinaciones, la información nutricional, cuál es el mejor para ti y cómo ponerle un precio.

Escribe cada una de las ideas que llegan a tu mente cada vez que piensas en tu interés.

b.) Ideas de negocio:

En esta segunda columna debes pensar cómo monetizar o generar ingresos a partir de este interés.

¿Cómo vas a hacer dinero?

Utilizando el ejemplo del sushi; podría ser escribiendo un ebook acerca de los mejores restaurantes de sushi en el mundo, crear un blog de sushi y poniéndole publicidad, vendiendo sushi o enseñándole a la gente a prepararlo.

Durante este ejercicio debes considerar dos cosas: 

1. Tu mercado objetivo: en el ejemplo del sushi; dueños de restaurantes, estudiantes de cocina, viajeros gastronómicos.

2. Ingresos potenciales de este mercado: probablemente los estudiantes de cocina no estén en capacidad de pagarte por tus servicios, y los dueños de restaurante sí, pero difícilmente lo harán.

Lo más importante en esta etapa del ejercicio es ser lo más realista posible, ya que incluir personajes ficticios o consideraciones optimistas no te ayudará de mucho.

Recuerda, la idea es llegar a una respuesta realista a tu pregunta de cómo emprender un negocio basándote en tu estilo de vida.

c.) Plataformas:

En esta columna vas a escribir cada una de las plataformas en las cuales tú crees que tu interés puede encajar. Recuerda algo, por si ya lo olvidaste:

Lo que vas a hacer, lo comenzarás hoy mismo…así que esto no tiene que ser perfecto.

En el ejemplo del sushi, a la hora de considerar ideas de plataforma para tu interés, algo que sería muy alejado de la realidad sería abrir un restaurante; sin embargo, considerar la opción de un blog es mucho más acertado.

Si te gusta escribir considera un ebook, si te gusta hablar de un tema en específico, ¿qué tal un podcast en español?…no te gusta escribir, puede interesarte un canal en Youtube.

Independientemente de lo elijas, comienza hoy mismo y acércate a tu audiencia, construye una y ofrécele algo de valor.

d.) Grado de interés:

En una escala de 1 a 5, ¿qué tanto te interesa cada uno de tus elecciones?

Uno significa que te llama la atención, cinco que respiras, vives, investigas, lees, y tomas todo lo que se cruce en el camino que esté relacionado con este tema.

Entre más te interese es más probable que te llegue a apasionar, y que puedas creer en lo que vayas a hacer.

Luego de este ejercicio, seguramente tendrás un ganador. Habrás encontrado tu respuesta a qué negocio puedo montar.

Comienza hoy mismo. No esperes a mañana, al otro mes, al año que viene. Empieza luego de cerrar este artículo y compartirlo.

3. Enfócate en tu producto o servicio:

enfocate en tu producto

Una vez tengas definida tu idea de negocio es momento de comenzar a trabajar en el desarrollo de tu producto o servicio.

En este punto tendrás que definir el nombre que tendrá, su identidad corporativa o gráfica, cómo será tu estrategia de ventas, cuáles canales de promoción y comercialización se adaptan más a sus requerimientos o particularidades y más.

Para esto puedes utilizar el Modelo Canvas que te servirá para identificar los puntos claves y estratégicos del negocio. Si no tienes idea de cómo desarrollar este punto, este tipo de herramientas te servirá muchísimo.

La ejecución, la clave del emprendimiento:

Si lo piensas, el emprendimiento es algo que se aprende haciendo, así que si tienes dudas de cómo emprender un negocio, el día a día y la ejecución de tu idea te irá enseñando y mostrando las áreas que debes dominar para sacar adelante tu proyecto.

Es importante mencionar en este punto, que lo más importante en un negocio es la ejecución. Es arrancar inmediatamente. No importa si en un principio empiezas con un trabajo desde casa, lo que importa es empezar. Así que define un nombre, un logo y comienza a buscar clientes.

¿Por qué te estoy diciendo esto? Porque la realidad es que muchas personas asumen que están ejecutando su idea de negocio mientras gastan meses diseñando un buen logo, una página web que les parezca linda y haciendo un montón de cosas que no son relevantes en un comienzo, pero que resultan ser una grandiosa manera de postergar las verdaderas decisiones que se necesita en un emprendimiento.

Así que deja de perder el tiempo, y pregúntate qué es lo verdaderamente importante. Por ejemplo, comienza a vender tu producto o servicio, a buscar la rentabilidad lo más pronto posible, a cerrar acuerdos con proveedores para tu negocio, entre otros puntos claves. Así es que se aprende cómo emprende un negocio.

4. Analiza a fondo el mercado:

Realiza un estudio idea de negocio

Una vez que tengas claro cuáles son tus habilidades, tus intereses, tu idea de negocio y los pilares de tu emprendimiento, es momento de estudiar a fondo el mercado al cual vas a entrar.

En palabras más sencillas necesitas saber si existen usuarios o clientes interesados en comprar el producto que desarrollarás, o en contratar el servicio que ofrecerás, ya que de lo contrario tu idea de negocio no tendrá cabida en el mercado.

Esto sucede mucho con los negocios innovadores, recuerda que no solo se trata de tener una idea que nunca antes había sido pensada, sino de tener claro si esa idea realmente resuelve un problema a las personas que son tus clientes potenciales.

Te pongo un ejemplo, si estás pensando en montar un negocio de cuidado de perros en tu casa, sería bueno que investigues cuántos vecinos tienen estas mascotas, y cuán dispuestos estarían de contratarte como cuidador canino.

La importancia de un estudio de mercado:

¿Cómo obtener esta información? Para ello puedes entrevistarlos personalmente, a través del correo electrónico, o de las redes sociales que tengas al alcance.

En el caso de tus vecinos, tómate el tiempo de salir por tu vecindario, caminar, conocerlos y conversar con ellos.

Si después de llevar a cabo tu pequeña investigación de mercado determinas que la mayoría no está dispuesta a poner a sus perros bajo tu cuidado, entonces lo más conveniente es que no sigas adelante con tu proyecto, y consideres otras posibilidades de sacar adelante tu proyecto.

Nadie dijo que emprender era fácil, así que tendrás que enfrentar muchos retos antes de encontrar el producto o servicio por el cual tu mercado objetivo esté dispuesto a pagar.

Ahora bien, sin importar que tengas un negocio pequeño, utiliza las herramientas y metodologías que tienes a la mano. Con esto me refiero al estudio de mercado, el cual te brinda información sumamente valiosa sin importar el tamaño de tu emprendimiento.

5. Trabaja en tu plan de negocios:

Plan de negocios emprendimiento

Cómo emprender un negocio requiere que aprendas, domines y apliques ciertas metodologías que le darán un norte a tu emprendimiento.

Tal y como te expliqué en el punto anterior con el estudio de mercado, un plan de negocios es otra herramienta a la cual le debes dedicar tiempo y recursos.

¿Qué es un plan de negocios y para qué sirve?

En esencia es un plan que describe el negocio que quieres montar, conjuntamente con todas las actividades y operaciones que debes ejecutar para llevarlo a cabo.

Es un documento formal que incluye el análisis del mercado externo, la evaluación de tus competidores directos e indirectos, los objetivos que quieres alcanzar con tu emprendimiento, así como sus costos e ingresos asociados.

No importa que tu idea inicial sea montar un negocio pequeño, o tener un trabajo desde casa, debes elaborar tu plan de negocios porque este será tu guía de trabajo y te ahorrará molestias o errores de un emprendedor innecesarios.

Además es importante que sepas que puede convertirse en la mejor carta de presentación de tu proyecto cuando decidas escalarlo, y captar a los inversionistas, así que mejor lo preparas con antelación y cuidado.

El plan de negocio también es conocido como un plan de empresas y en el debes incluir la estructura ideológica de tu negocio (nombre, misión, visión, valores, competencias, etc), así como su estructura mecánica, financiera, del entorno y de los recursos humanos.

¿Cómo elaborarlo de manera correcta? Aquí te explicamos paso a paso cómo hacer un plan de negocio, el cual incluye un ejemplo que te sirve de base para elaborar el tuyo.

6. Determina tu modelo de negocio:

Propuesta de valor emprender un negocio

El modelo de negocio tiene que ver con la segmentación de tus clientes potenciales, con la creación de la propuesta de valor de tu emprendimiento, con sus posibles fuentes de ingresos, y por supuesto con los canales de distribución y difusión que usarás para darte a conocer entre las masas.

Dentro de tu modelo de negocio debes incluir la estructura de costos de tu negocio, la elaboración de un presupuesto y la estimación de recursos que necesitarás al momento de emprender tu negocio.

Te invito a que revisemos un poco de estos temas en específico:

Los costos de tu emprendimiento:

Creo que he sido bastante enfático en el hecho de que, sin importar el tamaño de tu negocio, bien sea ejecutado desde tu casa o en una oficina en el mejor sector de tu ciudad, es importante aplicar aquellas prácticas que aumentan la viabilidad de tu emprendimiento.

Esto sucede con la estimación de costos, es importante conocer, estimar y proyectar los costos de tu nueva idea de negocio. Cuando lo haces, tendrás claro el panorama financiero; sabrás cuánto capital requieres para empezar y conocerás los costos asociados con tu operación.

Hay muchos emprendedores que concluyen que esto no es importante, por lo cual no están interesados en aprender cómo llevar la contabilidad de su negocio. Grave error ya que estarás privándote información valiosa.

Cuando eres juicioso con la parte financiera de tu negocio sabrás:

  • Los costos asociados con tu trabajo de producción
  • Los costos de la promoción de tus servicios
  • El retorno a la inversión de tus inversiones
  • Las ventas, los ciclos de cobro y deudas pendientes.

A medida que tu negocio vaya creciendo, deberás contratar personas expertas en el asunto, para comenzar puedes revisar algunos libros de contabilidad básica, asistir a cursos de finanzas para no financieros o asesorarte de tal manera que puedas tomar decisiones acertadas en esta área tan importante de tu emprendimiento.

Define un presupuesto para tu negocio:

Saber cómo emprender un negocio implica crear un presupuesto, conocer sus rubros y saber cómo tomar decisiones con base en este.

Un presupuesto te permite saber cuánto dinero necesitas para ejecutar tus proyectos, te dice el dinero que tienes disponible, cuánto está invertido y cuáles son tus compromisos financieros.

En relación con los compromisos financieros, es normal, cuando uno está arrancando un negocio, que las deudas se conviertan en una fuente de financiación de fácil acceso para poner en marcha tu idea de negocio.

No obstante, tal y como sugiere Paul Jarvis en su libro Company of One, debes buscar la rentabilidad lo más pronto posible, desde el primer momento, y esto implica salir de deudas y ser sostenibles sin la necesidad de capital externo.

En un comienzo, los ingresos no serán recurrentes mientras que vas construyendo tu base de clientes. Es por esto que al evitar las deudas, evitas la presión de tener que cumplir con el pago de intereses, los cuales pueden llevarte a tomar decisiones apresuradas debido a la falta de liquidez.

Figura jurídica de tu negocio: 

Sí, cómo emprender un negocio también tiene que ver con aspectos jurídicos, administrativos y legales. Al menos si quieres hacerlo bien.

No voy a negarte que este punto puede agobiarte un poco, especialmente porque estás trabajando por tu cuenta, porque desconoces del tema, o incluso, porque piensas que esto no es importante.

Aquí lo fundamental es que estés bien asesorado, que consultes cuál es la mejor figura que se ajuste a tu modelo de negocio, a tu idea y a tus proyecciones.

Para esto puedes consultar con especialistas, que te aconsejen en el tipo de régimen o sociedad (anónima, una cooperativa, una sociedad civil, entre otras) que más te conviene según los reglamentos y leyes de tu país.

Puede que estés pensando que un comienzo no necesitas esto, y menos si lo que quieres desarrollar es un negocio desde casa. No obstante, y debes tener claro que si esta idea llega a escalar indudablemente necesitarás darle una forma jurídica para evitar contratiempos legales.

Estar preparados para el crecimiento en uno de los secretos para crear negocios exitosos.

Los inversionistas en tu modelo de negocio:

En este punto de la guía debes tener definido qué negocio vas a montar, cuentas con presupuesto, un modelo y un plan para tu empresa. Pregúntate, ¿realmente necesitas inversionistas?

Antes de salir a captar inversionistas, u obtener préstamos para tu negocio, pregúntate si existe la posibilidad de comenzar con recursos propios, así sean escasos, pero que te brinden la libertad de manejar tu negocio según tu criterio.

Si luego de hacer una evaluación objetiva y juiciosa, concluyes que sí necesitas, los expertos recomiendan que les ofrezcas una sociedad a las personas que realmente crean en tu iniciativa, y que estén dispuestas a trabajar arduamente contigo para alcanzar los objetivos de negocio que te has trazado.

Aquí el concepto clave es capital inteligente, es decir, captar dinero de personas que más que dinero, aportarán conocimiento, contactos y proveedores a los cuales tú no tienes acceso.

Si sigues este consejo es muy probable que desarrolles una relación ganar-ganar con tus socios, y consecuentemente tu emprendimiento escalará a niveles inimaginables.

7. Arranca legalmente tu negocio: 

Figura legal de tu emprendimiento

Una vez que hayas definido cómo emprender un negocio, cuál será la figura que la representará, y cuál será tu plan de acción, es momento de poner en orden los trámites mercantiles, legales y tributarios ante los entes competentes.

Estos difieren entre un país y otro, pero en líneas generales son conocidos como la Cámara de Comercio, el Registro Mercantil, etc.

Cada uno de estos organismos te exigirá consignar una serie de recaudos en función de la naturaleza de tu emprendimiento, pero en líneas generales comprenden las patentes, los permisos de aprobación, o la inscripción en el Registro Mercantil.

Sin embargo, las nuevas tecnologías te permiten montar un negocio desde casa con tan solo acceder a los portales en línea de estas instituciones y seguir unos cuantos pasos.

No obstante, si no te sientes preparado para llevar a cabo este proceso por ti mismo, es recomendable que delegues estas responsabilidades en un asesor legal o contable que tenga experiencia en el asunto.

Nota importante: Si bien es cierto que este punto no es un requisito si quieres empezar desde tu casa, o algo en tus tiempos libres, sí es algo que debes tener en cuenta en tu negocio, ya que en algún momento tendrás que hacerlo y esto implica dinero, tiempo y conocimiento.

8. Forma un buen equipo de trabajo: 

Equipo de trabajo idea de negocio

Puede que al inicio seas el único empleado de tu empresa, pero a medida que esta vaya creciendo y diversificándose te irás viendo en la obligación de sumar aliados a tu paso.

Esto significa que necesitarás personas que te ayuden a desarrollar tareas de producción, promoción, ventas o cobranzas, para que tu negocio continúe en ascenso.

En este punto, debes tener cuidado al momento de seleccionar personas que conformen tu equipo de trabajo (este tema necesitaría un artículo completo), ya que de hacerlo a la ligera, o sin tener una bases claras, podrías correr riesgos innecesarios que afecten tu negocio.

9. Trabaja en el crecimiento constante de tu negocio:

Crecimiento de tu idea de negocio

Un emprendedor nunca tendrá un último punto, o una última etapa, ya que si realmente quieres convertirte en un empresario exitoso tendrás que estar constantemente creciendo, aprendiendo, e innovando.

¿Qué quiere decir esto? Que no te conformes con unas ventas iniciales, con unos cuantos ingresos o con tu posición actual.  Hazte preguntas del siguiente tipo:

  • ¿Cómo puedes crecer tu base de clientes?
  • ¿Cómo llegar a tus clientes de nuevas maneras?
  • ¿Qué productos nuevos puedes crear?
  • ¿Cómo mejorar tu servicio al cliente?
  • ¿Cómo innovar en tu canal de ventas?
  • ¿Cómo mejorar tu relación con los proveedores?

Las oportunidades de negocio y crecimiento son realmente inagotables. Tan solo debes valerte de tu creatividad y experticia para lograr las metas que te propongas partiendo del punto que te mostraré a continuación, y es definir cuál es la vida que quieres llevar.

La vida no se trata de tener negocios que te absorban por completo, o peor aun, crear un emprendimiento que a largo plazo no te llene, te estrese y no quieras. Para evitar esto, presta atención al último punto de esta guía.

10. Cómo emprender un negocio acorde con tu proyecto de vida:

Como emprender un negocio segun estilo de vida

Si bien este debería de ser de los primeros puntos de esta guía, lo dejo de último con la intención de que, antes de arranques y emprendas, te cuestiones si lo que tienes definido hasta este punto realmente se ajusta a tu proyecto de vida.

Antes de preguntarte cómo hacer un estudio de mercado, cómo crear un presupuesto, o un plan de empresas, pregúntate:

¿Cómo te gustaría vivir cuando emprendas tu negocio?

Te pregunto esto, porque hoy en día estamos impulsados por la ansiedad y un deseo de triunfar que nos tienta a hacer lo que sea por ganar dinero y supuestamente, «alcanzar el éxito».

Y siéndote sincero, esta guía no solo quiere llevarte a este objetivo, sino que también me interesa la manera (el medio) como llegas a este fin. Es decir, no solo es lo qué logras, sino cómo lo consigues.

Partiendo de esto, quiero dejarte una serie de recomendaciones que te permitirán aprender cómo emprender un negocio acorde con tu estilo de vida:

Establece tu visión:

Tu visión, o propósito de vida, es el mapa que guía el camino que debes seguir, ya que, si no tienes uno, estarás yendo en círculos por la vida. Cuando escribas tu visión, visualízate a ti mismo dentro de esta. Cree y siente tu futuro hasta el punto que si cierras tus ojos puedes olerlo.

Si te estás preguntando cómo vas a saber que vas a querer dentro de 10 años, recuerda que tu visión es un documento con vida que irá cambiando a medida que tú cambias.

Lo importante acá será dejar que este guíe cada día.

Construye objetivos para tu vida:

Todo tenemos la costumbre de fijar objetivos solamente cuando se trata de negocios. Pero ¿qué pasa con tu vida? ¿No deberían ser estos los objetivos primordiales?

Antes de pensar en los objetivos que quieras alcanzar con tu negocio, piensa qué objetivos de tu vida quieres lograr con tu negocio. Comparte en Twitter

Contribuye:

Retribuir es la única manera de agregar valor en el mundo. Cuando damos, esto se nos multiplica. Es garantía que generas más prosperidad cuando das algo de manera desinteresada. Puedes llamarlo karma, o fenómeno de causa y efecto.

Cuando pienses en tu negocio, ten presente aquellas cosas de la sociedad o tu entorno que sientes que merecen cambiar. Busca la manera de ayudar con tu emprendimiento, bien sea apoyando fundaciones, ofreciendo empleo a personas en condiciones vulnerables, aportando parte de tus utilidades a algún movimiento, entre otras.

Encuentra el equilibrio:

Cómo emprender un negocio requiere que hayan largas jornadas de trabajo, exigencia mental, un gran compromiso emocional, entre otras situaciones inherentes a la vida del emprendedor.

Trata de equilibrar estas situaciones con hábitos saludables, relajándote con amigos y, conectándote con la familia y las personas que amas.

Esfuérzate por encontrar ese balance, habrá momentos en los que la presión por una fecha límite de entrega o un compromiso ya adquirido se apoderará de ti y te harán estar por fuera de tu zona de confort por más tiempo del esperado.

Entonces, busca un tiempo de descanso luego de este gran esfuerzo para recargar energías para el próximo empujón.

Si le estás jugando por lo alto a la vida, siempre habrá algo aún más grande esperando por ti, por lo que el equilibro no necesariamente implica bajarle el ritmo a la vida sino estar en contacto cuando sea necesario con lo que recargue tu energía.

La diversión debe ser parte de tus días:

No te olvides de jugar. Haz el compromiso contigo mismo y con tu equipo de trabajo de que, independientemente del negocio, la industria o la responsabilidad, haya un elemento de diversión en todo lo hagan.

Vive con gratitud:

La gratitud y el amor son las claves del éxito. Hazle saber a tus familiares, amigos y empleados cuanto aprecias lo que hacen tantas veces como te sea posible. Tu amor es tu riqueza, no la acumules.

Cuando practicas la gratitud, desarrollas una mentalidad de abundancia que atrae nuevas oportunidades de crecimiento para tu vida.

Libros recomendados:

Por favor, empieza hoy mismo:

Creo que con toda la información que has adquirido en esta guía respecto de cómo emprender un negocio tienes lo necesario para salir y hacer realidad ese sueño que llevas aplazando por tanto tiempo.

Con seguridad que si sigues todas las recomendaciones y pasos que acabas de leer, tendrás lo necesario no solo para emprender un negocio, sino para hacerlo de manera exitosa.

No importa cuántos cursos de emprendimiento tomes, o cuánta bibliografía consumas, al final, no hay mejor maestro en este asunto que las lecciones y aprendizajes que te deja la ejecución en el día a día.

No obstante, la decisión es tuya. Decide si quieres poner en marcha todo ese montón de sueños e ideas que tienes en tu cabeza, recuerda que estás a una sola decisión de cambiar tu vida para siempre.

GANA DINERO DESDE CASA RESPONDIENDO ENCUESTAS

Recibe los mejores contenidos en tu correo. Es gratis.

SUSCRÍBETE A NUESTRO 

BOLETÍN SEMANAL

Send this to a friend